Compartir
Publicidad

Microsoft Office 365 para Android, análisis

Microsoft Office 365 para Android, análisis
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cómo cambian los tiempos. Aquí ando, escribiendo una reseña de Microsoft Office. No es un PC con Windows sino en un MacBook Pro, con la aplicación de Office 365 para posteriormente revisar el documento en la aplicación móvil de un Samsung Galaxy Note 2, que tiene Android como versión del sistema operativo.

Los tiempos cambian y Office se transforma. Hace tiempo aparcó su arrogancia para saltar a más plataformas y ahora se da cuenta que tiene que hacer lo propio en dispositivos móviles. Esta es nuestro análisis de Microsoft Office 365 para Android. Una nueva incursión de los de Redmond en el sistema operativo de Google.

Tus documentos en el móvil, con limitaciones

Empiezo a escribir el documento en el portátil y a mi lado tengo el móvil. Aparto un momento la vista del primero para empezar a escribir en el teclado virtual de Android estas líneas. Cierro la frase, guardo el documento. Vuelvo a las teclas físicas de Mac. Un texto que va al mismo sitio, la nube, que se puede leer en diferentes pantallas.

Funciona bien, la sincronización entre los dos dispositivos no da ningún problema. Los cambios se guardan al momento y no se interrumpe el ritmo de trabajo. Es cierto que no se suele trabajar así, pero para empezar un documento es una buena idea empezar con unas cuantas líneas en un archivo de Word.

La interfaz de la aplicación es sencilla, nada de adaptaciones a Android o Holo. Microsoft lo tiene claro: esto es una aplicación hecha por ellos, con su interfaz, con sus patrones de diseño, como los de Windows 8 y Windows Phone. Nada que objetar, todo es muy acertado y navegar por las diferentes carpetas es sencillo.

Empezamos a movernos por las carpetas y vemos que hay diferentes opciones: consultar documentos, crear desde cero con plantillas. El editor es sencillo. Obvio, tenemos las opciones más básicas: escribir, movernos por las diferentes líneas del documento, en caso de Word, y añadir notas a palabras o frases. También tenemos algunas opciones de formateo de texto, las justas y necesarias en mi opinión.

Probamos a abrir una hoja de cálculo de Excel. Nos encontramos con menús muy sencillos de nuevo. Las celdas, tres botones de opciones y un uso bastante rápido. Podemos tener documentos con diferentes pestañas, cambiar el valor de las celdas y utilizar las fórmulas sin ningún tipo de problema. Si las ponemos manualmente también las coge sin problema.

Office 365

Creamos un documento en blanco en Skydrive y empezamos a editar en Android. Las opciones son bastante más limitadas que en las otras aplicaciones de la suite. Podemos añadir texto, visualizar las diapositivas y listo. Eso sí, a nivel de diseño hay un detalle bastante feo: cuando escribimos un texto nos saltará a otra venta, no hará la edición encima del diseño.

Es algo estético, pero la sensación que da es de inconsistencia si tenemos en cuenta cómo se ha creado la etapa de edición en el resto de aplicaciones de Office 365. Microsoft, de nuevo nos deja un mensaje muy claro con esta serie de limitaciones. Usa tu móvil para revisar documentos.

¿Qué pasa con los tablets?

Resulta difícil llamar a Office 365 una suite de ofimática en sí. Tiene las aplicaciones, se sincroniza con la nube pero tiene una serie de limitaciones que dejan claro cuál es el objetivo de Microsoft con su aplicación para Android. Estar presente, permitirnos revisar y leer documentos y poco más. No esperes tener un Office completo, de momento.

La aplicación funciona bien, de hecho a nivel de interfaz y experiencia es bastante mejor que muchas alternativas que hay en Google Play. Sin embargo, la realidad es que si queremos hacer algo más nos encontramos con una aplicación realmente limitada pero, claro, ¿vamos a hacer eso normalmente en un smartphone?

Si necesitamos tomar notas rápidas hay aplicaciones que lo hacen mucho mejor: Evernote, la propia OneNote o incluso otras más sencillas para ideas rápidas. Office 365 lo hace bien, dentro de sus limitaciones pero si esperábamos un poco más por parte de Microsoft siento deciros que no es la aplicación que estáis buscando.

Eso nos hace pensar un poco y acordarnos de los tablets. ¿Qué pasa con ellos? Que Microsoft no ha querido adaptar la aplicación para ellos. ¿Por qué? Si algunos de ellos ofrecen teclados físicos o fundas que permiten usar el virtual de forma más cómoda. Además son grandes, es más fácil usarlos o conectar un teclado Bluetooth.

Pues no, Microsoft se ha enrocado y la postura es comprensible desde una perspectiva comercial: si quieres Office en el tablet tendrá que ser con Windows 8. Este ha sido uno de los caballos de batalla de los de Redmond para posicionar a Surface y sus socios frente al crisol de tablets Android y el iPad. Se guardan la exclusiva.

Ahora bien ¿merece la pena utilizar Office 365 para Android? Sólo si tenemos ya la suscripción al servicio y no tenemos un Windows Phone. En otros casos, existen mejores alternativas y además económicas porque para almacenar documentos, en la memoria interna o en la nube, y hacer ediciones no merece la pena tanta molestia. Sólo es un añadido para quienes lo tienen, no una forma de atraer nuevos usuarios.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos