Compartir
Publicidad

Vídeo en Instagram, lo probamos. ¿Posibilidades frente a Vine? Muchas

Vídeo en Instagram, lo probamos. ¿Posibilidades frente a Vine? Muchas
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de días Instagram presentaba la funcionalidad de microvídeos en su red social móvil, que se suma a la apuesta de Twitter con Vine por dar el paso algo más allá de las imágenes estáticas. Con ellos podemos crear, más que vídeos, una suerte de gifs con sonido que reducen la complejidad de edición a su mínima expresión.

Y como una imagen vale más que mil palabras y para enseñar fotos utilizamos fotos, traemos este análisis con un pequeño videoresumen de qué nos ofrece Instagram con esta nueva característica, contrastando con qué vemos de la mano de Vine.

Instagram Video y Vine, iguales pero diferentes

La aplicación se mantiene, podríamos decir que intacta, a nivel de interfaz. La integración de esta nueva característica no podía pasar más desapercibida. No es hasta que entramos en la cámara cuando vemos que hay un pequeño scroll lateral que nos lleva a la opción de vídeo. En él tenemos el botón de grabar - a diferencia de Vine que graba pulsando la imagen - pudiendo grabar pequeñas tomas que se suceden con un máximo de 15 segundos - frente a los 6 de la opción de Twitter, con grabación más ágil - , y teniendo la posibilidad de eliminar la última añadida.

INSTAGRAM: MAS DURACION, USUARIOS Y MAS Y MAS OPCIONES
Otra de las grandes diferencias es la posibilidad de aplicar filtros, entre un abanico de 13, la función de estabilización - que no está todavía disponible en Android - y la capacidad para seleccionar la portada del vídeo, características de las que Vine carece.

A la hora de compartir, y a pesar de la actualización de esta mañana, Vine se queda con Twitter y Facebook, mientras que Instagram sube la apuesta con Tumblr y Foursquare, además de la opción de añadirlo a su propio mapa de imágenes. A cambio los clips de Vine son embebibles.

Insta-Vine

Otra diferencia que llama bastante la atención es la reproducción en bucle de los vídeos de Vine, mientras que Instagram se queda sin ella. En ambas plataformas los vídeos se reproducen automáticamente, aunque sólo en Instagram podemos deshabilitarlo.

VINE: BUCLES, VIDEOS MAS AGILES Y EL 'EFECTO WHATSAPP'
Hay un par de pegas que afectan a ambas aplicaciones. La primera es que no podemos desactivar el sonido en la grabación, ni tienen soporte a vídeos que ya tengamos en nuestro móvil. Y la segunda y más importante es la cantidad de fallos y errores que da cada una.

La de Twitter 'funciona' a partir de Android 4.0. A cambio, algunas funciones que están en el iPhone no están en su aplicación para Android, como el soporte a la cámara delantera; o tenemos una aplicación terriblemente lenta y con cuelgues varios, con una valoración media que no alcanza el tres. Instagram sube el requisito a Android 4.1, dejando a dos de cada tres usuarios del sistema fuera. Por suerte su cartera de 130 millones de usuarios les da para sumar 5 millones de vídeos en sus primeras 24 horas.

A priori da la sensación de que Instagram se posiciona fácilmente por encima en varios aspectos uno tras otro. Una base de usuarios consolidados con un buen producto - e incluso un posible esbozo de monetización - que pasan a tener una buena funcionalidad frente a ésta implementada en un servicio dedicado con el beneficio del 'yo llegué antes'.

En Xataka Android | Vine llega a Android | Instagram se actualiza con subida de vídeos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos