Compartir
Publicidad

Cómo construir nuestro propio Cardboard

Cómo construir nuestro propio Cardboard
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las sorpresas de la presentación del Google I/O de ayer fue Cardboard, un trozo de cartón que nos permitía tener un dispositivo de realidad virtual muy parecido al conocido Oculus Rift. Sin duda una interesante apuesta de Google para conseguir que la realidad virtual sea más accesible a todo el mundo con un móvil relativamente potente.

Por ello, no sería buena idea que este proyecto se quedase cerrado cuando mayormente es un soporte para el móvil con dos lentes, siendo la parte más importe las aplicaciones que tendrá gracias a la investigación con este aparato de bajo coste. Por el momento no está disponible la compra de este conjunto, algo quesería muy interesante para los que no pudieron asistir, pero por fortuna Google nos da las instrucciones claras y concisas para construirnos nuestro propio Cardboard, aunque es algo recomendado solamente para los más manitas y los amantes de las manualidades.

Cómo construir nuestro propio Cardboard

Para construir nuestro Cardborad vamos a necesitar los siguientes materiales.

68.jpg

Cartón: Obviamente se necesita la estructura básica del gadget en cuestión. Necesitaremos una lámina de cartón que mida al menos 22x56 centímetros con al menos 1,5 milímetros de grosor para que sea ligera y a la vez resistente. Debería encontrarse fácilmente en algunas tiendas de suministros o con alguna caja sobrante de una mudanza o una pizza familiar.

Lentes: Esta es la parte más difícil de todas, pues deben ser de medidas específicas. Lo mejor serían unas lentes con 40mm de distancia focal y biconvexas para conseguir los mejores resultados. En concreto usan las lentes Open Dive de Durovis que se pueden comprar en Amazon USA, la parte más cara y que puede echar atrás a muchos.

Disco magnético de neodimio: Esto permitirá interactuar con el dispositivo gracias al magnetómetro de los dispositivos, que interpretará los cambios en el campo magnético al tocar el anillo como pulsaciones. Es necesario este disco magnético y este de cerámica. También puede sustituirse por tiras de cobre.

Velcro: Dos simples tiras de velcro para poder acceder al compartimento para dejar el teléfono y poder cerrarlo de forma segura. No debería ser muy difícil de conseguir.

Goma: Sirve para sujetar el teléfono, nada complicado. Con una goma de al menos ocho centímetros debería bastar.

Etiqueta NFC (Opcional): No es para nada imprescindible, pero nos hará el montaje más sencillo. Hay que ponerle la URL cardboard://v1.0.0 para que abra la aplicación en cuestión al introducir el teléfono.

Una vez tengamos a mano todos estos materiales, hay que cortar el cartón según nos indican en la plantilla. Acto seguido se introducirían las lentes como nos indican y doblar el cartón para tener la estructura formada. Luego nos quedaría introducir el teléfono y asegurarlo e iniciar la aplicación Cardoard si no hemos puesto la pegatina NFC.

Es un proceso tedioso para muchos pero puede ser un buen experimento para el tiempo libre de los amantes de la realidad virtual.

En Xataka Android | Cardboard, el regalo curioso del Google I/O 2014<

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos