Síguenos

Mucho hemos vivido desde que allá por febrero Samsung dejase ver con una patente su intención de lanzar una cámara para la familia Galaxy. Evidentemente, esto implicaba sistema operativo Android, y aunque ya vimos en el pasado intentos como el Altek Leo o más recientes como Android Coolpix de Nikon, era reseñable ver un sistema operativo como Android en una cámara diseñada por un fabricante con la experiencia de Samsung.

Finalmente las espectativas se han cumplido, y los coreanos han soltado la sorpresa en el IFA 2012 con la que será su primera “smart-camera”, la Samsung Galaxy Camera, que con Android como aliado infatigable intentará acercar la experiencia de una cámara compacta y un smartphone en un mismo dispositivo.

¿Una cámara gestionada por Android?

Para salir de dudas, y antes de que olvidemos el aliciente principal de este dispositivo, lo mejor es hablar primero de los datos técnicos de la cámara, así que comenzaremos por las especificaciones de su sensor.

Éste será un CMOS BSI de 16 megapíxeles de origen Samsung, con un zoom óptico de 21 aumentos. Sobre el papel, no parece una cámara muy mala, sobre todo contando con los buenos resultados que ofrece la gama WB de Samsung, de hecho, nos parece una cámara bastante potente.

Hablar de potencia evidentemente nos lleva directos al hardware que le da vida, que en este caso será un procesador quad-core a 1.4 GHz, acompañado de 8 GB de memoria interna ampliable mediante un puerto microSD.

La pantalla será de 4.8 pulgadas y con tecnología HD SLCD, y además, encontraremos en la conectividad uno de los elementos que más le diferencia positivamente de su competencia directa, puesto que contará con conexión 3G además de WiFi.

Todo ello, una gran capacidad de potencia, una buena pantalla táctil y las aplicaciones de Android le aseguran posibilidades de edición o una rápida vía de compartición para nuestras capturas.

Como notas extrañas en una cámara, quizás los usuarios se esperen un lector SD convencional, pantallas más pequeñas o menor conectividad, pero no estamos ante una cámara normal sino ante lo que pretende llegar a ser una “smart-camera”.

La versión de Android no será un inconveniente, y es que la Galaxy Camera se estrenará directamente con Android 4.1 Jelly Bean asegurando compatibilidad completa con toda la gama de aplicaciones disponibles para el sistema operativo de Google.

Samsung se asegurará además que el software no se quede atrás, dotando su cámara androide con un gestor de contenidos como el que ya disfrutan los usuarios del Samsung Galaxy SIII, contando con reconocimiento de caras en el album, WiFi Direct para compartir imágenes y una aplicación de cámara mucho más completa que la de cualquier smartphone, algo que se hace mucho más que necesario.

Contará con funciones como grabación a cámara lenta a 120 frames por segundo, y además permitirá usar comandos por voz al más puro estilo Galaxy SIII.

Otra cosa será la ergonomía, y es que su uso como cámara será indiscutible, aunque para utilizarla a modo de smartphone en las aplicaciones igual se convierte en un dispositivo extraño.

Disponibilidad y precios

Desde la empresa coreana no se ha soltado prenda en la presentación, así que no disponemos de datos sobre lanzamiento ni precios de venta.

Si sabemos que llegará antes de finalizar el año, probablemente para la campaña navideña, y que Samsung pretende, además de venderla como una cámara más, aprovechar su conectividad 3G para incluira en el catálogo de alguna operadora.

A medida que sepamos más información, la iremos publicando.

En Xataka Android | Samsung confirma la Samsung Galaxy Camera, su cámara digital bajo Android

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios