Sigue a

Destinia


Soy un apasionado de los RPGs clásicos, y en Android he encontrado un filón de estos juegos. Voy saltando de uno a otro a medida que los voy acabando (si todo va bien) o me van cansando (si el juego resulta ser un desastre). Por ahora, ‘Destinia’ encaja en el primer grupo.

Como podéis ver en la imagen de arriba, ‘Destinia’ no exprime ni mucho menos la potencia de los nuevos procesadores Tegra. Para nada. Sprites de baja resolución, 16 bits que a veces parecen incluso menos. Pero eso es lo de menos, lo importante es zambullirse en el espíritu de los juegos de rol clásicos.

A donde vamos no necesitamos argumento

El argumento de ‘Destinia’ es tan manido como cabe esperar, así que no voy a aburriros. De hecho el juego es bastante lineal, lo que es su principal fallo. El esquema es el habitual de misión principal y sub-misiones opcionales que te dan más experiencia y objetos mágicos. Por desgracia, esas misiones opcionales no te desvían del curso de los acontecimientos y son sólo de dos tipos: matar un tipo de bicho concreto, u obtener un objeto que se consigue al matar un tipo de bicho concreto.

Como resulta que esos bichos te los cruzas de camino que vas a la misión principal, no tiene sentido no hacerlas: de todas formas vas a tener que matar esos bichos para llegar, ¿por qué renunciar a experiencia y objetos extra? Ni siquiera tienes que dedicarle tiempo.

Destinia, argumento manido donde los haya

De hecho, el juego se parece bastante a otro del que ya hablé, ‘Inotia III: Children of Carnia’, aunque los gráficos de aquel eran mejores. A cambio, prefiero el sistema de alquimia de ‘Destinia’. Cualquier objeto puede combinarse con otro de su mismo nivel mágico para obtener otro que, con un poco de suerte, es más potente.

Tesoros, magia y alquimia

Además, los objetos tienen un nivel que debes alcanzar para poder usarlos. También pueden reforzarse gracias a orbes mágicos que encontraremos por el camino. Con los pergaminos podremos identificar las propiedades mágicas de los tesoros que consigamos.

Por último, podemos crear nuestros propios objetos sobre la marcha, si damos con los ingredientes necesarios. La pena es que los ingredientes para fabricar los objetos más útiles son casi imposibles de encontrar, y esos objetos no son tan caros en las tiendas.

Con los avances de nivel obtenemos habilidades mágicas, que podremos reforzar con puntos especiales. Es una pena que todas estas habilidades sean tan parecidas y con iconos casi imposibles de distinguir. Al final terminas usando dos o tres al azar y pasando del resto.

Otra curiosidad son los títulos. Se obtienen matando enemigos, cumpliendo misiones, combinando objetos… Cada título da bonificaciones a dos habilidades, y podemos cambiar de título en cualquier momento, según convenga. Cada cierto tiempo nos ofrecen una especialidad, que no podemos cambiar, y que también aporta bonificaciones especiales.

Destinia, gráficos de última generación (de la última generación del siglo pasado)

Es retro hasta en los controles

Lo más incómodo del juego son sus menús. A ver, señores de Gamevil, que tenemos una pantalla táctil… ¿por qué me obligáis a usar los cursores para desplazarme por los menús? Te terminas acostumbrando, pero me parece totalmente estúpido.

El juego además tiene cierta tendencia a quedarse colgado durante los diálogos. Da un poco igual porque no aportan demasiado, pero como suelen suceder justo después del combate con el jefe de fin de misión, y no te dejan grabar hasta acabar al diálogo, no es habitual tener que repetir el combate. Por suerte se evita pulsando el botón de “Skip”.

Hay opciones premium, pero no hacen falta

El juego ofrece la posibilidad de pagar por créditos, que sirven para obtener objetos mágicos especiales. Sinceramente, no hacen falta para nada. Casi todo lo que hay a la venta es innecesario, o lo puedes obtener durante el juego.

Un ejemplo son los pergaminos de resurrección, que permiten volver a la vida en el momento, incluso en mitad de un combate con un jefe de final de misión. Pero si mueres, tan sólo tienes que empezar de nuevo el combate, así que…

Ah, he dado con un truco que te dará pociones ilimitadas. Tan sólo tienes que conseguir dos “mystic leaf”, que dejan varios enemigos al ser derrotados. Con estos ingredientes puedes crear “Mediocre HP potion” y “Mediocre MP potion”... pero por un fallo del juego no se consumen los ingredientes, así que puedes crear la cantidad de pociones que quieras, para usarlas o para venderlas.

Destinia logo

Destinia Versión 1.0.5

Código QR aplicación Destinia
  • Versión de Android: desde 2.1
  • Desarrollador: Gamevil
  • Descárgalo en: Android Market
  • Precio: gratis
  • Categoría: Juegos de rol, RPG

Un RPG clásico en el que interpretamos a Duke, que trata de acabar con un imperio malvado, rescatar a su amada, hacer turismo por mapas plagados de enemigos, y el resto de tópicos de este tipo de juegos.

Ver galería completa » Destinia (11 fotos)

En Xataka Android | Otro RPG clásico, The Chronicles of Inotia III: Children of Carnia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios