Síguenos

The Dark Meadow

Cuando te llega un nuevo terminal, lo primero que haces es exprimirlo, a ver de qué es capaz. Normalmente tienes dos opciones: software de cálculo en punto flotante, o juegos de última generación. La segunda opción suele ser la más vistosa, así que probé con ‘The Dark Meadow’, un increíble juego en primera persona, exclusivo para Tegra 3 y que abusa del motor Unreal Engine.

Al ver los impresionantes gráficos que se gasta ‘The Dark Meadow’, y la soltura con los mueve, resulta increíble pensar que estamos ante un juego para un terminal móvil. Los juegos de luces y sombras, la atmósfera opresiva, la sensación de estar en un auténtico hospital del siglo pasado, abandonado y cubierto de maleza… el grado de detalle es una obra de arte.

Un argumento típico

El protagonista del juego, que nos muestra el mundo en primera persona, abre los ojos en una habitación que le resulta tan desconocida como a nosotros. No está sólo, un anciano en silla de ruedas apenas dedica unos segundos a indicar que no es extraño que no recuerde nada, y que hay una amenaza. Poca información, y preocupante.

Así que lo primero es explorar el entorno, rebuscar en cajoneras oxidadas y mirar en antiguos tablones de anuncios en busca de pistas sobre este extraño hospital abandonado, por qué estamos en él y, lo más importante, cómo salir.

The Dark Meadow

Controles simples

Los controles del juego no tienen ninguna historia. Tan sólo hay que arrastrar la vista y pulsar dos veces sobre el objeto que queramos recoger, abrir o usar. Para desplazarnos, lo mismo, pulsar dos veces en la dirección en la que queramos avanzar. Un único botón, situado en la parte superior, da acceso al menú, inventario, mapa, y estadísticas.

Para usar el armamento (que habrá que usarlo, esto no es ninguna sorpresa) aparecen controles en pantalla de forma automática, bastante fáciles de entender.

El sonido ambiente es perfecto para crear atmósfera de terror. Por defecto, los diálogos en ingles se muestran con subtítulos en castellano.

El guardado de la partida es automático, y el juego permite gestionar varias partidas. En el menú hay anuncios nada intrusivos, y opciones premium (compra de objetos y de monedas para comprar ítems en el juego).

Lo que menos me gusta es que si cambias de aplicación sólo un momento, o incluso si la pantalla se apaga por cualquier motivo, tendrás que volver a cargar la partida. Si además estás en la primera habitación, te toca esperar a que el anciano te vuelva a contar toda la historia.

Jugabilidad, eso ya al gusto de cada uno

Como he dicho, mi intención con este juego era probar las capacidades del terminal. Por desgracia, no he podido probar a fondo el juego. Este tipo de shooters en primera persona son incompatibles conmigo. Y no es ninguna manía… más de cinco minutos jugando, con ese movimiento de cámara que simula los pasos del protagonista, y mi estómago empieza a revolverse.

Así que tras varios intentos para hacer capturas decentes, estas son las mejores que he podido conseguir antes de tener mal cuerpo. Si os va (y podéis disfrutar) este tipo de juegos, os lo recomiendo, aunque sea sólo por el apartado gráfico.

Eso sí, necesita casi un gigabyte de espacio libre, lo que no suele ser un problema en el tipo de terminales que son capaces de ejecutar una bestialidad como esta.

Ver galeria completa » The Dark Meadow (12 fotos)

The Dark Meadow

The Dark Meadow Versión 1.1.29

Código QR
  • Versión de Android: desde 2.3.3
  • Desarrollador: Phosphor Games Studio
  • Descárgalo en: Google Play
  • Precio: Gratis (opciones premium)
  • Categoría: Terror, primera persona

En Xataka Android | Gameloft trabaja en su primer juego para Android con Unreal Engine

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios