Síguenos

Boceto de un momento del juicio

El mayor de los litigios de la guerra de patentes va camino de su final, y tras el veredicto del jurado, es Samsung la que se ha llevado el mayor golpe. ¿Pero de qué ha sido declarada culpable por los miembros del jurado? Echemos un vistazo a las patentes en cuestión, para ver cómo puede afectar al mundo Android.

Es llamativo que Apple vaya recibir menos de la mitad de la cantidad solicitada como compensación por los daños (1050 millones de dólares frente a los 2500 millones reclamados). El motivo es que el jurado ha considerado que Samsung no es culpable de todas las acusaciones de Apple.

Resulta que el Galaxy Tab no es copia

Esta, para mi, ha sido una pequeña sorpresa. Los nueve miembros del jurado han considerado que las Galaxy Tab no incumplen la patente ’899, relativa al diseño del iPad. En palabras llanas, el diseño de las Galaxy Tab no ha sido considerado suficientemente parecido al iPad como para confundir a los consumidores.

Precisamente, era uno de los parecidos que más cantaba a la vista. Siempre me pareció un error que Samsung hubiera diseñado su tableta de 10.1 pulgadas con un aspecto demasiado similar al iPad. Este veredicto no quiere decir que no sean parecidos, sino que la patente del diseño del iPad no ha sido infringida, lo que coincide con una sentencia en Reino Unido.

iPad y Galaxy Tab

¿He oído bien? ¿Patente de diseño?

En efecto, en Estados Unidos se puede patentar un invento, un software y también un diseño. Apple se agarraba a una de estas patentes para recomendar cómo no tenía que ser un dispositivo para que no se pareciera a un iPad o a un iPhone (la famosa frase de “forma rectangular con esquinas redondeadas“).

Y justo esto es una de los aspectos por los que ha sido considerada Samsung culpable: de infringir patentes de diseño. No de hacer dispositivos demasiado parecidos (aunque lo sean), sino de no respetar un diseño registrado como patente por parte de Apple. Que si el sistema te permite patentarlo no te queda otra que hacerlo, así que nada que reprochar a Apple en ese sentido.

En concreto, Samsung ha infringido las siguientes patentes:

  • ’087, sobre el diseño de la parte trasera del terminal. El jurado considera que Samsung ha incurrido en “Trade dressing”, diseñar o empaquetar un producto de forma tan similar a otro existente y muy reconocido, para que el cliente se confunda y compre uno pensando que es el otro. Aquí han caído el i9000, Galaxy S, Galaxy S 4G y Vibrant.
  • ’305, sobre el diseño de la interfaz del terminal. En esta patente, agárrense, se incluye el diseño de una interfaz con un dock inferior y los iconos de las aplicaciones ordenadas en cuadrículas, por el mismo motivo de “trade dressing”. Lo que en Android es la lista de aplicaciones, no el escritorio. Y no es que antes no hubiera ningún sistema operativo con una barra fija abajo y un montón de iconos arriba, claro. Los terminales infractores son Captivate, Continuum, Droid Charge, Epic 4G, Fascinate, Galaxy S 4G, Gem, Indulge, Infuse 4G, Mesmerize y Vibrant. Se libra Windows 95 porque las esquinas de los iconos han de ser redondeadas.
  • ’677, sobre el diseño de la parte frontal del terminal. Con la justificación del trade dressing también, se infringe por su parecido con el diseño del iPhone. Los dispositivos afectados son Fascinate, Galaxy S 4G, Galaxy S II, Epic 4G Touch, Skyrocket, Showcase, Infuse 4G, Mesmerize y Vibrant.

¿Que algunos terminales de Samsung eran parecidos a los de Apple? Pues sí. Y de otros fabricantes también. Pero que le hayan concedido a Apple la patente por colocar las aplicaciones en cuadrícula con un dock debajo… eso es de traca. Es un síntoma de un sistema de patentes que no sirve para proteger la innovación, y que las concede a pesar de existir arte previo o de ser absolutamente genérico.

Boceto de un momento del juicio

Patentes de software, el gran riesgo

Si absurdas pueden llegar a ser algunas patentes de diseño, cuando llegamos a las de software todo se desmadra. Y aquí es donde está el verdadero peligro para el resto de plataformas, no sólo para Android. Tan sólo hay que ver las infracciones que el jurado ha considerado que Samsung ha cometido:

  • ’163, que describe la acción tap para hacer zoom en el navegador. Es decir, que Apple ha podido patentar el que al dar un toque en la pantalla, el navegador haga zoom en esa zona. Si alguien quiere implementar eso, tiene que llegar antes a un acuerdo con Cupertino. ¿Hay que añadir algo más? Según el jurado, Droid Charge, Epic 4G, Exhibit 4G, Fascinate, Galaxy Ace, Galaxy Prevail, Galaxy X, Galaxy S 4g, Galaxy S II, Galaxy Tab, Galaxy Tab 10.1, Infuse 4G, Mesmerize y Replenish violan esta patente. Yo añado: y cualquier otro smartphone.
  • ’381, que describe que al llegar al final de una lista, se visualice un “efecto rebote”. Es uno de esos detallitos visuales tan llamativos que Apple cuida en incluir en sus interfaces, y que el resto de dispositivos no tendría por qué copiar. Hay muchas formas de mostrar que has llegado al final de una lista de forma vistosa. Aunque a pesar de ello, sigue siendo absurdo que se pueda patentar esto. Los dispositivos infractores son Captivate, Continuum, Droid Charge, Exhibit 4G, Galaxy Ace, Prevail, Galaxy S 4G, Galaxy S II, Galaxy Tab, Gem, Indulge, Infuse 4G, Mesmerize, Nexus S, Replenish y Vibrant. Mi HTC One X tiene un efecto que quizás pueda también infringir esta patente, o no, quién sabe.
  • ’915, que describe la tecnología para hacer zoom con dos dedos y scrolling con uno al navegar por la interfaz. De nuevo algo tan genérico que es incomprensible que sea una patente. Los terminales que han de pagar royalties son Captivate, Continuum, Droid Charge, Epic 4G, Exhibit, Fascinate, Galaxy Prevail, Galaxy S 4G, Galaxy S II, Galaxy Tab, Galaxy Tab 10.1, Gem, Indulge, Infuse 4G, Intercept, Mesmerize, Nexus S, Transform y el Vibrant. Es más, casi cualquier cosa con una pantalla táctil. ¿Se podría pretender cobrar con efecto retroactivo?

Samsung también reclama… y pierde

Samsung también reclamó que Apple infringía patentes suyas, pero en este caso el jurado ha considerado que no, que los productos de la manzana no vulneran ninguna de ellas. Así que nada de compensación económica.

Por cierto, no hay por qué ocultarlo, las patentes de Samsung eran del mismo palo que las de Apple: estándares de comunicación 3G, metodología para transmisión de correos electrónicos, cambiar entre modos vista de foto y vista de galería, y reproducción de música en segundo plano. De nuevo aspectos tan genéricos que no deberían ser patentables.

Quizás las más delicadas sean las de comunicación 3G y de transmisión de correos electrónicos, puesto que hacen referencia a mecanismos de optimización sobre el procedimiento del estándar. En cualquier caso, Apple no ha sido declarada infractora. No me disgusta, por simple coherencia de opinión.

El problema de seguirle el juego a Apple

Lo he dicho en anteriores ocasiones, no es buena la estrategia de Samsung de compararse tanto con Apple. Ni tampoco lo fue la de realizar diseños excesivamente similares al iPhone (y me refiero al exterior, no al sistema operativo).

Eso sí, ¿de verdad alguien cree que los que compraban un Samsung de estos listados, lo hacían confundidos pensando que era un iPhone, o porque se parecía a un iPhone sin serlo? ¿O que todos los beneficios de Samsung Mobile son por infringir patentes de diseño de Apple?

En cualquier caso, Samsung erró en los diseños externos de estos terminales. Se puede diseñar un smartphone que no se parezca nada externamente a un iPhone, más allá de que tenga una pantalla táctil grande. Sony, HTC, LG o Nokia no dejan de demostrarlo. El Galaxy SIII, de hecho, es una buena prueba de ello.

Galaxy SIII

Sí, creo que Samsung se lo ha buscado. Por no ser más imaginativa en los diseños de la primera familia Galaxy. Por haberle inflado las narices con la contrapublicidad a Apple. Pero no me gusta el mecanismo por el que va a pagarlo, porque las consecuencias que puede traer son demasiado perjudiciales para el resto de fabricantes.

Las patentes de software

Lo que realmente me preocupa es que se haya considerado que Samsung haya infringido patentes en cuanto a gestos táctiles y a la distribución de los iconos de las aplicaciones en filas y columnas. Es algo tan básico, que no debería concederse un patente sobre ello y, de hacerlo, no debería tenerse que responder ante un tribunal por un tema así.

Es algo que no ha inventado Apple, sino una innovación como tantas otras con las que ha acertado. Por llevar algo que ya existía en el escritorio a un móvil, por unir dos ideas que ya se usaban en un sólo aparato, no deberías obtener un mecanismo para frenar a la competencia. Por muchas razones que te hayan dado para querer vengarte, como puede ser el caso.

¿Tienen que pedir permiso todos los fabricantes de smartphones a otro, antes de poder usar gestos táctiles en la interfaz? Esto es lo preocupante de sentencias como esta. Demuestran que el sistema de patentes norteamericano no sirve para fomentar la innovación.

Insisto que no es Apple la única implicada en este Juego de Tronos, y que es muy peligroso no solicitar este tipo de patentes: otro podría registrarlas y usarlas en tu contra. También le tocará a Apple pasar por caja en más de una ocasión, porque otros fabricantes tienen su propio surtido de patentes de diseño y software. Motorola, sin ir más lejos.

Es más, si alguna vez pretenden sacar un iPhone con tecnología LTE, adivinad con quién va a ser el primero con el que tengan que hablar. Pista: es de Corea, fabrica casi de todo, y acaba de perder un importante caso de patentes.

En Xataka Android | Declaran a Samsung culpable por infringir varias patentes de Apple

En Xataka | Samsung ha copiado a Apple, el jurado condena a los coreanos en la guerra de patentes

En Xataka Móvil | Guerra de Patentes: Apple gana, Samsung deberá pagar más de mil millones de dólares

En Applesfera | El veredicto final del juicio: Samsung es declarada culpable por infringir varias patentes de Apple

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios