Nokia explica por qué ha decidido apostar por Windows Phone y no por Android

Sigue a Xataka Android

Nokia y Android

Desde hace mucho tiempo, una de nuestras mayores ilusiones ha sido que Nokia decidiese introducir Android sus terminales para poder seguir con el que fué uno de los líderes en la telefonía móvil. Ya nos lo hemos preguntado muchas veces cómo sería ver un terminal de la compañía con Android.

No han sido pocos los toques de atención desde diversos medios y analistas para que dejen de apostar únicamente por Windows Phone para sus smartphones alegando a que Android les daría más beneficios. Ahora ya sabemos la historia desde el punto de vista del CEO, y la causa la tiene una empresa rival: Samsung.

Era el año 2010 y Android estaba subiendo en su cuota, aunque lejos de estar en los niveles de hoy en día. En Nokia se vieron con la necesidad de apostar por un nuevo sistema operativo para sus smartphones porque Symbian les costaba demasiado para los pocos beneficios que les daban. Cual escena de las pastillas de Matrix se encontraron con dos opciones: Android y Windows Phone.

El mejor de entre menos

Apostar por Android significaría estar luchando contra todas las empresas que usan este sistema operativo, que no son pocas, pero principalmente contra una: Samsung. No tenían tanta presencia como la tienen hoy en día, pero ya apuntaban maneras y los de Nokia no se veían capaces de luchar contra todas las compañías, reafirmando su opinión en 2011 diciendo que todos los smartphones con Android eran iguales.

En Windows Phone vieron lo que estaban buscando: ser líderes en un sector mucho más pequeño, pues apenas tienen competencia directa en el mercado de terminales con Windows Phone. Esto les valió para conseguir esa diferenciación que estaban buscando y por el momento les debe estar funcionando, pues están más vivos que nunca con sus próximos terminales.

El tiempo dirá si deciden cambiar su estrategia a una que apueste por incluir a Android en algunos terminales de gama alta, pero con las pruebas que tenemos, no parece ser así. Mucho tiene que cambiar la mentalidad de la empresa para que finalmente podamos ver cumplida una de las ilusiones de muchos consumidores que no ven en Windows Phone una buena decisión.

Vía | The Guardian

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios