Compartir
Publicidad
'Batterygate', un vistazo al problema que ha detenido las ventas del Samsung Galaxy Note 7
Móviles Android

'Batterygate', un vistazo al problema que ha detenido las ventas del Samsung Galaxy Note 7

Publicidad
Publicidad

Cuando algo puede salir mal, saldrá mal... es Ley de Murphy. Probablemente esto esté en la cabeza de alguno de los dirigentes de Samsung ahora mismo, y es que aunque parecían haber olvidado los problemas de juventud de sus dispositivos estrella después de las muertes súbitas de los Galaxy S3 o el fallo de diseño con el S-Pen del Galaxy Note 5, parece que el Samsung Galaxy Note 7 no se ha librado de problemas en su lanzamiento.

El ruído con las primeras reclamaciones empezaba hace un par de días, pero hemos sido cautos hasta que la noticia se ha hecho oficial, hace unos minutos. El flamante Samsung Galaxy Note 7 va a detener sus ventas a nivel global por un problema con las baterías.

Suele suceder aunque en tiradas limitadas y lo cierto es que pocas veces trasciende, pues es sencillo que algunas unidades de un dispositivo recién fabricado salgan defectuosas. Sin embargo, todo parece indicar que esta vez es algo serio, pues se trata de una retirada global sin precedentes de un dispositivo tope de gama de un fabricante puntero en el mercado -tan sólo recordamos una retirada similar del LG Watch Urbane 2 con LTE en el mercado estadounidense-.

Casi ningún fabricante se libra de problemas de juventud, limitados y fáciles de solucionar. Lo que es más complicado es ver la retirada global de un dispositivo puntero de un fabricante importante, y es que de este Galaxy Note 7 parece que Samsung ha distribuido un buen número de unidades defectuosas

De momento poco se sabe a ciencia cierta sobre el problema que ha hecho a Samsung retrasar el lanzamiento global de su smartphone más importante para este ejercicio 2016, aunque sí se sabe que es un fallo con algunas unidades de batería defectuosas, un problema detectado y acotado que sin embargo es de solución complicada dada la construcción unibody del Galaxy Note 7.

1366 2000 1

Samsung reconoce el problema y responderá

Algunos medios muy cercanos a Samsung como Yonhap News han podido contactar con responsables de Samsung, que reconocen el problema afirmando que se han detectado algunas unidades de un componente defectuoso, y que han empezado a moverse para conocer la situación de todos los usuarios del Galaxy Note 7.

Los afectados recibirán una nueva unidad sin coste alguno, y de momento Samsung afirma que es un problema puntual y mínimo, habiendo detectado tan sólo 24 unidades defectuosas de alrededor del millón de unidades distribuidas.

De hecho, ha sido Koh Dong-jin, el jefe de Samsung Mobile, quien se ha apresurado a lanzar un comunicado oficial:

Desde el 1 de septiembre, un total de 35 reclamaciones han sido registradas por los servicios de Samsung. De ellas únicamente 24 unidades, de un millón producidas, están afectadas por el problema de la batería defectuosa.

Como prioridad principal tenemos la seguridad de los clientes, por esto, se han parado las ventas del Galaxy Note 7, ofreciendo el cambio a los clientes que ya se hicieron con uno.

Sin duda una buena noticia que Samsung haya detectado el problema y lo haya podido acotar, también que esté respondiendo ante sus clientes ofreciendo un recambio, algo lógico; pero lo que es seguro y sí será un problema mayor para el gigante coreano será la retirada del dispositivo de las tiendas y un evidente retraso en su llegada a los mercados globales -de momento sólo había iniciado ventas en 10 países-.

Samsung fabrica sus propios componentes y esto a veces es un problema

La capacidad de fabricación de Samsung siempre ha sido su mayor virtud, y de hecho el fabricante de smartphones más importante del mundo es el único que puede permitirse el lujo de ensamblar sus dispositivos prácticamente con todos los componentes de manufactura propia.

La propia Samsung a través de sus diferentes divisiones se encarga de fabricar los paneles AMOLED, las memorias, las baterías, los chipsets y muchos otros componentes clave de los smartphones diseñados por Samsung Mobile, lo que por un lado les otorga un control magnífico sobre el diseño y construcción interna de los terminales, así como una visión clara sobre stock y producción.

Muchas ventajas que, a veces, se traducen en problemas derivados de un componente específico como en este caso la batería. Por norma general, un proveedor realiza pruebas a sus componentes que luego el ensamblador doblará por seguridad. Si hubiese un fallo, es responsabilidad del proveedor, y aquí parece que es donde Samsung parece haber errado en los procesos de seguridad.

Sea como fuere, no hagamos de un grano una montaña, pues de momento sólo son 24 unidades de un millón de Galaxy Note 7 fabricados, y además se trata de un problema detectado y que el gigante coreano ya se dispone a solucionar.

Entonces... ¿en qué nos afectará? Pues probablemente en nada más lejos de un retraso en la llegada del dispositivo a España, prevista para la semana próxima y que ahora se queda sin fecha. Estaremos atentos a los movimientos de Samsung.

Galaxy Note 7, primeras impresiones en vídeo

En Xataka | Samsung detiene las ventas del Galaxy Note 7 y cambiará las unidades defectuosas: la culpa está en las baterías
Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos