Compartir
Publicidad

Bq Aquaris 5.7, análisis

Bq Aquaris 5.7, análisis
Guardar
78 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El fabricante español bq sigue su lanzamiento de Smartphones Android con el primer phablet de la familia Aquaris, el bq Aquaris 5.7. Estamos ante un terminal de 5,7 pulgadas, detalle que no pasa desapercibido en su nombre. Hemos tenido tiempo de probar este terminal a fondo y hoy os traemos su análisis.

A modo de resumen podemos asegurar que es un terminal que es una buena alternativa para quienes quieren un phablet y no quieren pagar mucho dinero. Sin embargo no esperemos encontrar acabados excelentes ni un rendimiento superior como acostumbramos a ver en este segmento. Es un móvil grande, sí, pero no es ni mucho menos gama alta.

Bq Aquaris 5.7, acabados físicos

Bq nos tiene acostumbrados a unos acabados discretos, basados en plástico aunque de buena presencia y en esta ocasión no hay muchos cambios. El plástico está presente en toda la parte trasera del terminal, y quizá en un tamaño tan grande destaca en exceso. Hubiera sido recomendable ponerle un borde al teléfono para romper la sensación de plástico, o un acabado con otro tacto, como acostumbra a hacer Samsung.

La parte frontal del terminal es todo pantalla, excepto los marcos. Los marcos laterales son pequeños (no tanto como en el LG G2, claro está) pero el superior e inferior son algo abultados, máxime cuando hablamos de un phablet. Para que fuera más cómodo deberían haber reducido algo estos marcos.

Siguiendo con la parte frontal, en la parte superior se ve la cámara frontal, el altavoz, el sensor de proximidad (apenas se ve al ser negro) y el LED de notificaciones. Este LED está en una posición algo rara, en la parte superior, pero eso no es lo peor. Lo malo de este LED es que tiene unos colores muy básicos (rojo, verde) y es muy intenso. Similar al de ZTE Grand X In y que tanto me disgustó. Para este tipo de acabados prefiero que no traiga LED.

Para que el terminal fuera más cómodo deberían haber reducido los marcos superior e inferior

Todavía en el frontal pero en la parte inferior tenemos los botones físicos, menú, home y atrás. Sigo sin entender muy bien por qué la mayoría de los fabricantes siguen con esta disposición de botones si Android ya los ha dado por superados desde hace bastantes versiones (en realidad sí lo sé, la culpa es de Samsung). Me gustaría que algún fabricante de segunda línea se atreviera a eliminarlos alguna vez, sobre todo el de menú que está más que superado.

Los laterales son redondeados, quizá para intentar dar una sensación de menor tamaño, pero el plástico destaca demasiado. Un borde algo más recto y con un toque metalizado le hubiera dado más elegancia al terminal. El botón de encendido está en la parte derecha y el volumen en la izquierda (botones con un recorrido muy agradable, por cierto), sin sorpresas por aquí. En la parte superior tenemos el conector micro-USB y los auriculares, y en la parte inferior se deja ver el micrófono. Todo correcto.

La parte posterior es lo peor del terminal. Al ser tan grande y en plástico muy sencillo da una sensación de terminal demasiado básico. Además la tapa de la batería no cubre completamente la parte trasera sino que la cámara,flash y altavoz quedan fijos, luego se ve el reborde que separa la parte fija del móvil y la parte extraíble. Desde luego se nota que no es unibody desde lejos.

En definitiva, estamos ante un phablet que queda algo grande en la mano (se podría haber mejorado esta sensación con marcos más reducidos) y tiene algunos detalles que no acaban de gustarme del todo. Pero esto quedará compensado en el precio, claro está.

Rendimiento Hardware

Antes de empezar a analizar el rendimiento de este terminal dual-SIM veamos las especificaciones que nos dejan entrever que el terminal es un gama media.

Bq Aquaris 5.7 : Especificaciones
Pantalla IPS de 5,7 pulgadas, multitáctil 5 puntos, 178º de visión
Resolución FHD 1920×1080 píxeles, 386ppi
Procesador Mediatek MTK MTK MT6589T Quad Core 1.5 GHz (ARMv7)
Procesador gráfico PowerVR SGX 544MP
RAM 2 GB
Memoria 16 GB + microSD
Versión Android 4.2.1 Jelly Bean
Conectividad Wireless 802.11b/g/n, Bluetooth 4.0, Dual SIM
Puertos de expansión MicroUSB (OTG), MicroSD
Cámaras Frontal: 5 Mpx / Trasera: 13 Mpx
Dimensiones 165 × 81,6 × 10 mm
Peso 191 gramos
Batería Batería Li-ion 4000 mAh
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio 259,90 euros

Como podemos ver estamos ante un terminal gama media, algo normal para las marcas que no son de primera línea, con un procesador Mediatek (eso sí, Quad Core). Destaca la memoria RAM de 2 GB. En definitiva, estamos ante un phablet que no es rompedor como lo que vemos en otras marcas, lo cual también se refleja en el precio.

Esta gama media se refleja perfectamente en los benchmarks, como vemos a continuación. No destaca en ninguno, y sí queda algo bajo en el Epic Ciutatel, quizá por el chip gráfico.



Bq Aquaris 5.7, RENDIMIENTO
AnTuTu 15.391 puntos
Quadrant 5.774 puntos
Vellamo HTML 5: 1.558 puntos
Metal: 570 puntos
3DMark Ice Storm (720p): 3.714
Ice Storm Extreme (1080p): 1.840
Ice Storm Unlimited: 2.893
Epic Citadel High performance: 27,0 fps
High quality: 25,6 fps
Ultra high quality: 11,0 fps
BenchmarkPI 310 milisegundos, puesto #6166

En cuanto al rendimiento percibido, ha sido bueno. Todo el terminal va muy fluido y no hemos notado que se atascara en ningún sitio, cosa de agradecer. Jugando quizá no estamos ante el mejor terminal, y por ejemplo en el Asphalt 8, aunque se puede jugar sin problemas, a veces se nota algún tirón.

La pantalla destaca en este terminal. Es lo mejor que hemos visto de bq hasta la fecha. Es full HD y la densidad es muy buena, no se llegan a percibir los píxeles en ningún momento. Una pantalla grande y buena resolución son dos puntos positivos de este teléfono. Aparte de una luminosidad que destaca, con una reproducción del color muy buena.

La cámara mejora lo visto en anteriores versiones de los bq, con un buen comportamiento en exteriores y algo limitado en interiores con poca luz. En esta ocasión podemos decir que puede llegar a sustituir a una compacta para sacar fotos en exteriores sin mucho problema.

La batería es otro de los grandes méritos de este terminal. Estamos ante 4000 mAh y se nota. Es cierto que al tener la pantalla más grande consume más cuando está encendida, pero el tiempo en espera y uso frecuente es muy bueno. Es una de las grandes ventajas de los phablets.

Una de las críticas que suelen tener los SoC de Mediatek es que los GPS no posicionan bien. En las pruebas que hemos hecho el posicionamiento ha sido bastante rápido (incluso sin SIM que use la asistencia por red móvil) y el posicionamiento siempre ha sido con un margen de error pequeño (el círculo que muestra en Google Maps). Sin embargo el error real era mayor, a veces posicionaba a unos metros de distancia cuando con otro terminal realizando la misma prueba (un Nexus 4) la posición era perfecta. Las pruebas las realizamos andando.

También merece la pena destacar el sonido. El volumen de reproducción en altavoces es bastante alto y no se percibe mucha distorsión. Se nota que se ha puesto especial cuidado en el el altavoz trasero, y junto a su pantalla hacen de el Aquaris 5.7 un excelente terminal para multimedia.

Bq Aquaris 5.7, software

El terminal viene de serie con Android 4.2.1. A mi parecer es algo antiguo, máxime cuando ya ha salido desde entonces Android 4.3 y 4.4 (aunque es cierto que sin muchas novedades rompedoras). Eso sí, estaría bien que los terminales de gamas medias y bajas fueran trabajando ya con estas últimas versiones de Android, sobre todo la última, para tener las ventajas que trae cuando las especificaciones son justas.

Una cosa curiosa que me pasó (y es la primera vez que me sucede en Android) es que llegó una actualización OTA que borró todos los datos. Eso sí, avisaba que hiciéramos un backup debido al cambio en la gestión de la memoria interna. Las aplicaciones instaladas se quedaron como estaban pero por ejemplo perdí las fotos almacenadas. Eso sí, después de la actualización tenemos un terminal sin la típica separación de memoria interna y SD interna que tanto molesta. Estamos ante un terminal con 13GB de memoria para aplicaciones, juegos y datos, sin ninguna limitación, más la ranura para microSD. Un gran avance frente a otros terminales de gama media.

Software Bq Aquaris 5.7

Como acostumbra bq, en este terminal no hay personalizaciones de Android ni aplicaciones preinstaladas que no sean necesarias para manejar el terminal. Esto normalmente es bueno, pero echo en falta en un phablet algún sistema multiventana, para aprovechar la gran pantalla.

La opinión de Xataka Android

Con el bq Aquaris 5.7 estamos ante un terminal de gran formato (phablet) con unas características de gama media, tanto en acabados (que me han decepcionado un poco) como en especificaciones (son de gama media, pero el rendimiento es bueno y tiene 2 GB de RAM más presentes en un gama alta).

¿Qué hace muy atractivo este terminal? Un precio muy ajustado para una pantalla muy grande y muy buena (full HD y con gran luminosidad) y con la siempre interesante opción de una doble SIM. Estamos ante un phablet de especificaciones medias al alcance de mucha gente. Ya no es necesario gastarse el dinero de un gama alta si quieres un terminal grande.


6.6



Diseño5.0
Pantalla8.0
Rendimiento6.0
Software6.0
Autonomía8.0

A favor

  • Pantalla
  • Precio

En contra

  • Acabados
  • Software algo antiguo

El terminal ha sido cedido para las pruebas por Bq. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos