Sigue a

El Phablet como instrumento de trabajo

Benjamin Robbins, co-fundador de la empresa Palador, ha relatado una interesante experiencia personal, en la cual ha demostrado que se puede centrar todo el flujo de trabajo en un único dispositivo, y no precisamente un portátil o un PC, sino un smarthone, o más concretamente, el Samsung Galaxy Note, el primer phablet de esta empresa.

Robbins explicaba en su blog cómo este dispositivo con pantalla de 5,3 pulgadas ha sido todo lo que ha necesitado durante todo un año para desarrollar su trabajo, algo que demuestra que es posible el cambio a un entorno desde un mundo que, confiesa este ingeniero, no echa en absoluto de menos.

Lo confirmaba en una entrevista reciente en CITEworld, donde explicaba que “los humanos son criaturas de costumbres. Me he creado una serie de costumbres alrededor de la movilidad a los que no puedo imaginar renunciar ahora“.

Robbins lo dejaba claro en su resumen de su experiencia:

Las primeras semanas fueron realmente duras, pero todo está cambiando a tal ritmo y las prestaciones se expanden tan rápido, que no puedo imaginar volver al PC como mi dispositivo principal.

Obviamente, no siempre trabajaba de forma óptima, pero no por culpa suya: algunos de los sistemas o plataformas con las que tenía que lidiar simplemente aún no están preparadas para el salto a dispositivos móviles, comoes el caso de SharePoint, lo que le hizo depender cada vez más de servicios como Box o Dropbox.

Otro de los inconvenientes, confesaba Robbins, era el de los tradicionales sistemas de ficheros: “como ya pensaba en formato móvil, tenía una estrategia para eso [mover ficheros de un lado a otro]. Pero si no haces, si únicamente almacenas ficheros en sistemas de ficheros y en carpetas compartidas —haciendo lo que ha hecho la gente durante los últimos 20 años— tendrás que hacer un cambio. El sistema de ficheros es todo un reto“.

Para este directivo, el ordenador ideal sería un dispositivo que pudiera conectarse a pantallas de múltiples tamaños y con teclados allí donde tuvieran sentido esos periféricos. Y probablemente muchos de nosotros pensemos igual. Si no lo hacemos ahora, puede que lo hagamos en muy poco tiempo.

Más información | Remotely Mobile
Vía | Ars Technica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios