Sigue a

HTC Sense 5

El nuevo HTC One es un terminal realmente competitivo, y a sus interesantes prestaciones hardware se le une un componente esencial en todos los productos de este fabricante: la nueva capa HTC Sense 5 (también llamada “New Sense”) que es la iteración más importante de esta interfaz desde que HTC comenzara a implantarla en sus terminales.

La filosofía Open Source de Android ha sido vital para su éxito, pero también ha permitido que prácticamente todos los fabricantes acomoden el desarrollo de Google a sus necesidades, integrando todo tipo de componentes que no se encuentran disponibles en el código fuente matriz de este desarrollo. En ese sentido, las capas que añaden una interfaz de usuario distinta a la original son las que más se han prodigado, y HTC Sense ha sido uno de los ejemplos más claros de este esfuerzo de los fabricantes por diferenciarse de sus competidores en el mundo Android.

HTC Sense ha sido con sus luces y sus sombras un claro exponente de la libertad que Android ofrece a los fabricantes, y en la presentación del HTC One que tuvo lugar ayer pudimos comprobar la relevancia que el fabricante taiwanés le da a su software. De hecho, el nuevo HTC Sense 5 es un componente clave de estos terminales en el que HTC ha despositado buena parte de sus esperanzas: la revolución de su interfaz es total y toma en cuenta muchas de las tendencias actuales en el segmento de la usabilidad y las interfaces de usuario.

Menos es más

HTC One

Una de las sorpresas que nos depara el nuevo Sense es la vocación por simplificar. Aunque es posible crear diversos paneles, el nuevo HTC Sense 5 solo presenta 2. En el primero y más importante nos encontramos con BlinkFeed, el componente estrella de Sense 5 del que hablaremos más adelante. En el segundo, situado a su derecha, tenemos el tradicional escritorio con una matriz de aplicaciones de 4×3 que podemos cambiar a 5×4 sin problemas. Por defecto esa matriz presenta el widget de la hora y el tiempo en la primera fila, para luego ofrecer 9 iconos de aplicaciones muy clara y elegantemente presentados gracias, entre otras cosas, a la brutal densidad de píxeles que ostenta el nuevo HTC One, pero que no debería desmerecer demasiado en dispositivos con resoluciones de pantalla más modestas.

Esa rejilla de 4×3 (o 5×4) aplicaciones es un recurso imprescindible para mantener un paradigma de uso al que todos los usuarios de móviles ya están acostumbrados, y de hecho se puede convertir en el escritorio por defecto si desactivamos BlinkFeed (algo que podremos hacer si no nos convence) para volver a un modelo de uso más convencional en el que, por supuesto, podremos crear más paneles.

Sin embargo HTC no anima a ello, y durante la presentación de su HTC One explicó por qué. Según estudios internos de la compañía, el 80% de los usuarios estudiados hacen uso de 3 o menos paneles en sus smartphones, pero hay un dato aún más concluyente: el 35% de los usuarios utilizan un solo panel en el que agrupan las aplicaciones a las que realmente acceden en el día a día. Sin más.

BlinkFeed: obsesión por las baldosas

BlinkFeed

El componente clave de la nueva interfaz Sense 5 es sin duda BlinkFeed, que presenta en el escritorio principal una serie de actualizaciones de redes sociales y servicios web (tales como Twitter, Plurk, LinkedIn, Flickr, Zoe Share, entre otros) que tienen la ambición de convertirse en la pasarela perfecta a todo tipo de información de esos servicios. Y aquí es importante destacar el uso de la palabra “información”. BlinkFeed apuesta por el acceso a ese tipo de fuentes de noticias y actualizaciones, pero atención, la idea no es la de que en esa pantalla se muestren los últimos mensajes de correo o alertas del calendario.

Puede que eso cambie en el futuro: HTC pondrá a disposición de los desarrolladores un SDK en el que podrán hacer que sus aplicaciones se integren con BlinkFeed. A bote pronto parece inevitable que clientes de correo o de lectores de noticias RSS puedan publicar ciertos contenidos a través de BlinkFeed, pero no es algo que HTC haya querido impulsar, al menos en esta versión inicial.

El diseño de BlinkFeed es su otra gran novedad, aunque en realidad no sea nada sorprendente. HTC ha copiado sin despeinarse la interfaz de Flipboard, la conocida aplicación de lectura de noticias, y lo ha hecho con un modelo que también toma prestadas ideas de la interfaz Metro (aunque ahora se conozca como Modern UI) de Windows 8 y Windows Phone 8. La conclusión es la misma: las baldosas o ‘tiles’ funcionan, y lo hacen porque su propia naturaleza invita a implantarlas en pantallas táctiles. La idea es válida para un modelo como el que propone HTC con BlinkFeed, y sin ser nada especialmente nuevo (veremos si las apps pueden aprovecharlo realmente) es una característica que sin duda ayudará a hacer más atractivos estos terminales.

¿Qué impacto tiene BlinkFeed en la batería? Prácticamente ninguna, según sus responsables. La actualización de los contenidos que se muestran en ese escritorio se realiza cada dos horas si estamos conectados a redes de datos móviles, y algo menos (no se especificó la cifra, y no sabemos si es algo que se puede personalizar) si estamos conectados a redes Wi-Fi.

Controla tu televisión desde Sense TV

HTC Sense TV

Otra de las novedades del nuevo HTC Sense 5 es la inclusión del llamado Sense TV, un sistema que se aprovecha del puerto de infrarrojos de sus terminales (en principio, el HTC One) y que nos permitirá controlar la televisión desde nuestro móvil.

La aplicación desarrollada por Peel dispone de integración Blinkfeed, y en principio es compatible sobre todo con servicios de TV en EEUU y Reino Unido. En Sense TV se incluyen un buen montón de códigos IR para poder dar soporte a multitud de televisores, y una vez activada la aplicación, podremos acceder a los controles básicos y los canales recientes desde la bandeja de notificaciones, pudiendo usar los controles incluso en la pantalla de bloqueo.

Mucho nos tememos que su capacidad en otros países (incluido España) vaya a ser mucho más limitado: los servicios de televisión a través de Internet brillan por su ausencia, y eso hace que Sense TV tenga especial relevancia allí donde Hulu o Netflix están disponibles, para convertirse casi en una anécdota (ya existen aplicaciones que permiten controlar la TV desde el móvil desde hace años) en nuestro país. Aún así, la capacidad de controlar los elementos básicos de la televisión incluso desde el menú de notificaciones de los HTC es una opción que puede ser útil en diversos escenarios.

Conclusiones

HTC One con Sense 5

El nuevo HTC Sense 5 es sin duda un esfuerzo interesante del fabricante taiwanés por seguir esas tendencias de diseño y usabilidad que sistemas operativos como Windows Phone 8, servicios web como Instagram o aplicaciones como Flipboard han puesto en primera línea: BlinkFeed es un componente singular si uno valora especialmente la actualidad y la consulta continuamente desde su teléfono. Echamos de menos esas notificaciones igualmente importantes en forma de avisos de correos electrónicos o calendario (algo a lo que sí han prestado atención, y mucha, en Microsoft), pero es probable que ese apartado quede resuelto con un SDK que seguramente los desarrolladores aprovechen para sacarle más partido a BlinkFeed.

Sí que es especialmente destacable el gusto por la simplicidad por el que apuesta el nuevo Sense 5, que ha hecho buenos los datos de sus estudios sobre la verdadera forma de usar sus terminales que tienen sus clientes, y que apuntan a ese gusto por la claridad y la simplificación. La inclusión de elementos como Sense TV y de mejoras a otras áreas (el reproductor de música también se ha visto mejorado) sin duda hacen de esta nueva versión de la capa visual de HTC un elemento al que como mínimo darle una buena oportunidad.

En Xataka Android | HTC One, toda la información del nuevo Android de HTC | HTC One, lo probamos en Londres
En Xataka Móvil | Así es el nuevo HTC Sense: BlinkFeed, Sense TV

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios