Compartir
Publicidad
Google Pixel XL, review con vídeo
Móviles Android

Google Pixel XL, review con vídeo

Publicidad
Publicidad

Este año 2016 podría recordarse, entre otras cosas, por ser el año en el que la familia Nexus fue sustituida por la Pixel, unos smartphones más Google que nunca y más cerca de ser un terminal de un fabricante tradicional que sus antecesores. Como no podía ser de otra forma, los Pixel son móviles de gama alta cuyos precios son elevados.

El Pixel XL, el terminal que nos ocupa, viene a ser el phablet de los dos hermanos que se presentaron, una bestia con el procesador más potente de Qualcomm en la actualidad y esa experiencia que sólo nos pueden brindar los teléfonos de Google (seguro que más de un poseedor de un Nexus sabe de qué hablo).

Google Pixel XL, análisis en vídeo

Un terminal cómodo para su tamaño, pero sin resistencia al agua

Pixel Xl 2

Una de las cosas un tanto llamativas del Pixel XL (al igual que su hermano pequeño) es esa trasera de dos materiales que le da una cierta peculiaridad. Dicha trasera está hecha de cristal en la parte superior, mientras que el resto de la espalda del dispositivo es de aluminio, sin duda una mezcla peculiar.

Gracias a unas esquinas redondeadas, el terminal es cómodo de sujetar en las manos a pesar de su tamaño por culpa, sobre todo, de esos marcos superior e inferior que podrían haberse reducido al no tener altavoces frontales. Un punto a favor de la comodidad está en el sensor de huellas, generoso en tamaño para encontrarlo con facilidad y usar sus gestos.

Algo que se echa de menos en este Pixel XL es la resistencia al agua que si tienen algunos de sus rivales con precios similares e inferiores. Sí, aunque parezca mentira, hay gente que exige este aspecto en un gama alta, y con el precio que tiene este terminal, bien se podrían haber estirado e incluirlo.

Experiencia Google, eso es una de las pocas cosas que no ha cambiado

Pixel Launcher 1

Desde que Google decidió traer al mundo terminales "propios", se ha empezado a hablar de la experiencia Nexus (ahora Google) para hacer notar esa sensación de fluidez extra que viene de un Android limpio a más no poder. En este Pixel XL la cosa no ha cambiado, aunque Android está algo más lleno de apps de Google que sus antecesores.

La fluidez de este terminal es impecable, no hay lag en ningún sitio y sigue dando esa sensación de que las aplicaciones se abren antes que en cualquier otro gama alta reciente. Por supuesto, no puede esperarse menos teniendo en cuenta que cuenta con un hardware a la última, incluido el reciente Snapdragon 821.

A esto se añade Google Assistant y los gestos del sensor de huellas, que nos resultarán familiares al verlos en la gran mayoría de móviles de Huawei. Por ahora ninguna de estas dos características salen de este terminal y su hermano pequeño, pero se trata de una exclusividad temporal, con lo que los usuarios de un Nexus sólo necesitan tener algo de paciencia.

Todo esto, junto al Pixel Launcher, es el conjunto de exclusividades temporales que encontramos en los nuevos móviles de Google. Su precio seguramente sea lo que más espante a los posibles compradores con un precio que parte de los 759€, pero los que se aventuren a adquirir uno, es harto difícil que se arrepientan de ello.

En Xataka | Google Pixel XL, análisis: cámara, el último Android y precio alto para luchar contra los mejores del año

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos