Compartir
Publicidad
Vernee Mars, análisis: el gemelo perdido del iPhone 6 Plus
Móviles Android

Vernee Mars, análisis: el gemelo perdido del iPhone 6 Plus

Publicidad
Publicidad

Vernee es un fabricante que, si bien no es muy conocido, sí que ha traído recientemente propuestas interesantes a unos precios que podemos considerar justos. Nos encontramos con terminales tan elegantes como nuestro protagonista, el Vernee Mars, pero que, como veremos, no se debe precisamente a su originalidad.

Vernee tiene garantía en España y servicio técnico en nuestro país, lo que significa que, aunque el precio sea algo mayor, tendremos la tranquilidad de estar más o menos cubiertos. En cuanto al terminal en sí, veremos sus puntos fuertes y débiles, pero en un primer vistazo pensaremos que estamos ante un iPhone 6 Plus.

Especificaciones de gama media más que competentes

Nos encontramos con un smartphone cuyas especificaciones encajan en la gama media en muchos de los casos, con lo que podemos suponer que será más que solvente en la mayoría de situaciones. Se puede echar de menos el chip NFC, pero más allá de eso podemos decir que está muy completo. Veamos en la siguiente tabla cómo se las gasta.

Vernee Mars, especificaciones
Dimensiones físicas 151 x 73 x 7.6 mm
161 gr.
Pantalla 5,5 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 401 ppp
Procesador MediaTek Helio P10
Octa-core 1.8 GHz
Procesador gráfico Mali-T860
RAM 4 GB LPDDR3
Memoria 32 GB + microSD hasta 128 GB
Versión Android 6.0.1 Marshmallow
Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n/
GPS con soporte A-GPS
Bluetooth 4.0
Radio FM

LTE
Sensor de huellas
Cámaras Trasera: 13 MP con autofocus, apertura f/2.0, PDAF, flash LED de doble tono, HDR
Frontal: 5 MP
Batería Batería Li-Po, 3.000 mAh, no extraíble
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio de salida 299€

Para ayudar a ejecutar las tareas, este Vernee Mars viene con un procesador de MediaTek, concretamente el Helio P10, un procesador de ocho núcleos Cortex-A53 a 1,8 GHz con arquitectura de 64 bits, como no podía ser de otra manera. A este procesador le siguen 4 GB de RAM LPDDR3 para la multitarea, una cantidad generosa.

Tampoco va cojo en cuanto a almacenamiento, ya que sus 32 GB se antojan más que suficientes para la mayoría, pero si se te quedan cortos, puedes usar una tarjeta microSD de hasta 128 GB sacrificando la segunda tarjeta microSIM. En cualquier caso, opciones no te faltarán para guardar todo lo que quieras en tu teléfono.

Si pasamos a la pantalla del Vernee Mars, nos encontramos con un tamaño de 5,5 pulgadas y resolución FullHD, bastante estandarizado en la gama media, que usa la tecnología IPS. Un poco más adelante hablaremos acerca de su calidad y de la visibilidad tanto en interiores como en exteriores.

De conectividad este dispositivo está bastante completo al contar con LTE (banda 800 incluída), sensor de huellas, radio FM, Wi-Fi a/b/g/n, Bluetooth 4.0 y GPS con GLONASS. Sí que echamos de menos un chip NFC para ayudarnos con los pagos y tranferencias de archivos, pero es prácticamente la única ausencia notable que veremos.

El Vernee Mars es un teléfono con unas especificaciones bastante competentes y una conectividad muy completa, aunque notamos la falta del NFC. En este aspecto tenemos un terminal equilibrado.
Trio Capturas 1

En cuanto a cámaras, tenemos en la parte trasera el sensor IMX258 de Sony, cuya resolución es de 13 MP con apertura f/2.0, autoenfoque con detección de fase (PDAF) y flash de doble tono. En la parte delantera tenemos un sensor de Samsung de 5 MP, una resolución más que suficiente para los selfies.

Si pasamos a la batería, nos encontramos una capacidad suficiente de 3.000 mAh de tipo Li-Po que, sobre el papel, debería de darnos una autonomía estándar en el día a día gracias a la eficiencia del procesador que compensaría el tamaño de la pantalla y su resolución. Más adelante veremos cómo rinde esta pila.

Para concluir este apartado, podemos resumir las características de este terminal como bastante equilibradas, con unas especificaciones más que competentes, una conectividad bastante completa, pero donde, como ya dijimos, nos falta el chip NFC. No obstante, es difícil que esto último descarte por sí solo la posible compra del terminal.

Un diseño que nos recuerda a cierto terminal de la manzana mordida

El Vernee Mars es, sin duda, un smartphone muy elegante, de los que llaman la antención por su diseño. Lo único es que ese diseño ya lo vemos en un teléfono de la competencia como puede ser el iPhone 6 Plus, y es que si no fuera por la ausencia del logo de Apple, pocas cosas más nos sacan de pensar que es el terminal mencionado.

Dejando esto aparte, hagamos su repaso habitual. En la parte trasera vemos su cámara en la esquina superior izquierda, su flash LED de doble tono y, en la parte inferior, el logo de Vernee sobre la información que certifica que ha pasado los controles europeos. El material es aluminio y se siente muy bien en las manos.

En la parte delantera tenemos la pantalla dominando alrededor del 80% del frontal, encima de la cual vemos su altavoz, sensores, LED de notificaciones y cámara para los selfies. Debajo de la pantalla tenemos un marco vacío que quizás podría haber sido más pequeño, pero los escasos biseles laterales compensan este echo ligeramente.

Se trata de un smartphone de gama media cuyo diseño nos recuerda irremediablemente al iPhone 6 Plus, pero eso no quita que sea muy elegante y dé la sensación de ser un terminal mucho más caro de lo que realmente es.
Img 20161106 165600

En el borde superior veremos únicamente el conector de auriculares situado hacia la esquina izquierda, el borde inferior trae tanto el microUSB tipo C como el micrófono y su altavoz. El borde derecho trae los botones de volúmen, de encendido y, justo debajo, el sensor de huellas, prácticamente en el centro de dicho borde.

En el lado izquierdo encontramos únicamente la bandeja para las SIM y la tarjeta microSD que, dicho sea de paso, parece bailar un poco en la posición, aunque no es toda la bandeja, sino sólo el borde que vemos. Los botones de encendido y volúmen son de calidad, con una presión adecuada y sólidos. El de encendido, por cierto, tiene una textura algo diferente.

Es un teléfono muy elegante visualmente y cómodo de llevar en la mano, aunque la comodidad o no de tener el sensor de huellas en el lateral fuera del botón de encendido ya depende de si cada uno es capaz de acostumbrarse. De cualquier forma, se nota que es un terminal cuya construcción es de calidad.

Una pantalla a la altura de las circunstnacias en todas las situaciones

Img 20161106 165210

La pantalla del Vernee Mars es de 5,5 pulgadas IPS con resolución FullHD, más que suficiente para aquellos que no busquen una densidad de píxeles demasiado alta, ya que con 401 ppp debería cumplir las exigencias de la mayoría de usuarios. Pero no sólo de resolución vive esta pantalla, cuya calidad es buena.

Los ángulos de visión de esta pantalla son muy buenos, un poco en consonancia con el resto del smartphone en sí. Es cierto que cuando la miramos muy de lado se puede notar cómo los colores amarillean ligeramente, pero no se pierde detalle alguno para que puedas seguir viendo o leyendo el contenido.

En cuanto al brillo, no hay mucho que decir, con el brillo casi al máximo ya puedes ver la pantalla en exteriores soleados o interiores con mucha luz. El panel táctil, como el resto del apartado de la pantalla, responde sin apenas retraso a nuestros toques, y lo hace con mucha suavidad.

Rendimiento casi impecable y una autonomía en la media

Trio Capturas 2

A modo de recordatorio, el procesador que viene en el interior de este terminal es un MediaTek Helio P10, un octa-core que corre en esta ocasión a 1,8 GHz cuya pareja en este baile es una RAM de 4 GB, lo que, en teoría, nos debería dar un rendimiento excelente en cuanto a la multitarea se refiere.

Cierto que el procesador ni es de gama alta ni el más reciente de la empresa china, pero el hecho de que apenas haya personalización en el software hace que se mueva con total soltura por las pantallas y diferentes menús. Esto evidencia que los procesadores, desde hace un año o dos, son capaces de moverlo prácticamente todo sin mucho problema.

La apertura y carga de aplicaciones es relativamente rápida, y aquí es donde se nota la diferencia con los procesadores de última hornada, ya que aunque los tiempos son bastante decentes, se nota que no es tan rápido en este apartado como en la gama alta, pero sin una comparación directa no lo notarás.

Los juegos los mueve sin problemas en casi todas las situaciones, incluso varios de ellos con las opciones gráficas al máximo de calidad tenía un rendimiento notable, aunque en estos casos puede notarse (en parte también por el material) que el terminal se calienta a unos niveles más o menos normales.

Si miramos su autonomía, quizás para una gran cantidad de usuarios 3.000 mAh de batería teniendo una pantalla FullHD de 5,5 pulgadas se queden un poco justos, pero si bien no es precisamente sobresaliente, te será fácil llegar al final del día con algo de carga para atender a los mensajes de Whatsapp que llevas horas sin leer.

Obviamente, si le das caña a los juegos, puedes esperar que la batería empiece a gastarse como si no hubiera un mañana, pero con aplicaciones ligeras (Whatsapp o Twitter, por ejemplo) la eficiencia del procesador se hace notar al bajar con bastante lentitud el porcentaje de batería restante.

Si fuera necesario, el dispositivo dispone de carga rápida que, aunque no sea de última generación, sí se hace notar respecto a la carga normal. En el día a día hemos conseguido pasar ampliamente de las 3 horas de pantalla, aunque sin llegar a las 4, para tener, antes de poner a cargar el terminal, más o menos un 30% de batería

Duo Capturas 1
Benchmarks Vernee Mars
(Helio P10)
3DMark Ice Storm Unlimited: 10.703
Geekbench 4 Single-Core: 690 puntos
Multi-Core: 2.705 puntos
AnTuTu 24.797 puntos
Epic Citadel Ultra High Quality: 42,4 FPS
Vellamo Chrome Browser: 3.640 puntos
Metal: 1.242 puntos
Multicore: 2.395 puntos
Quadrant 15.759 puntos

Cámara decente, pero que debe mejorar en el rango dinámico

Para recordar un poco las características de las cámaras, detrás tenemos un sensor de 13 MP con flash LED de doble tono, PDAF y apertura f/2.0. En la parte delantera tenemos un sensor de 5 MP para los selfies que nos podamos hacer. No hay flash LED que ilumine las fotos con poca luz en esta cámara.

Durante el día las fotos son bastante buenas, con unos colores fieles y unos niveles de detalle bastante aceptables. Es capaz de captar bastante luz, gracias a su apertura, aunque de día esto no tiene mucho mérito. No obstante, el rango dinámico es el punto más flojo de la cámara de día.

Vemos cómo las partes de sombra quedan bastante oscurecidas o, si enfocas a las sombras, cómo "quema" las partes más iluminadas. De noche la apertura del sensor salva bastante la situación, con un nivel de ruido relativamente normal para una cámara de este tipo. No obstante, el tiempo de enfoque es algo lento en escenarios con poca luz.

Img 20161106 165813

El flash LED de doble tono puede ayudar bastante a salvar una fotografía, con una potencia bastante estándar es capaz de iluminar los objetos sin hacer que la foto quede quemada en ciertas partes, evitando así que la imágen quede estropeada.

Img 20161106 165914

Como sucedía en el Primux Kappa P500, la aplicación de cámara de este terminal nos recuerda bastante a la interfaz que usaban los móviles chinos con Android KitKat y anteriores. Realmente, respecto al teléfono mencionado, no hay demasiada diferencia más allá de que responde mejor a nuestras peticiones.

Android con muy poca personalización

El software del Vernee Mars es Android Marshmallow sin capa de personalización que estropee la experiencia que de por sí ha sido bastante buena. Sí que hay algo que chirría un poco, y es la presencia, otra vez, de un navegador nativo como el que traía Android por defecto en KitKat y versiones más antiguas.

Dentro del software tiene alguna personalización interesante, como la de la barra de navegación, a la que puedes incorporar las opciones de esconderla cuando no quieras verla (la vuelves a sacar al arrastrar desde el borde inferior hacia arriba) o la de bajar la bara de notificaciones.

Más allá de esto tenemos la llamada Descarga Turbo en los ajustes que, como en algunos otros terminales, te permite combinar la conexión Wi-Fi y de datos para que las descargas sean más rápidas. En cuanto a bloatware, podríamos usar los dedos de una mano y nos sobran todavía, pues aparte de dicho navegador y un administrador de archivos, no hay nada más (salvo la radio FM, claro).

Trio Capturas 3

Donde sí hay que darle un pequeño tirón de orejas a Vernee es en el parche de seguridad, pues aún tiene el de abril de este año, y durante los últimos meses se han aplicado correcciones importantes que podrían hacer que el teléfono sea algo más seguro.

En resumen, la experiencia en cuanto a software es positiva, quizás quitando el tema del navegador nativo (que, aunque funciona bien, yo diría que está obsoleto). No ha habido ningún lag en ningún momento al pasar a través de las pantallas de inicio ni los menús de ajustes, en todo momento se ha portado bastante bien.

Vernee Mars, la opinión de Xataka Android

Cuando hablamos de un gama media en el 2016, tanto nosotros, que lo analizamos, como cualquier usuario potencial, espera que sea un terminal solvente, práctico y con cierta calidad. La época en la que fallaban más que una escopeta de ferias, afortunadamente, ya ha pasado como hemos podido ver en otros análisis.

Sin duda, este smartphone es de alta calidad, con un diseño elegante aunque con una identidad clara de iPhone si miramos su parte trasera. En materiales es indudablemente un gran terminal, no por ser aluminio, sino por tener una buena construcción (el material ya queda a gusto personal de cada uno).

Es un móvil bastante completo en especificaciones, con la única falta del NFC. El sensor de huellas lateral, si bien está en una buena posición, es un tanto caprichoso, pero si consigues acostumbrarte a poner el dedo en condiciones es relativamente rápido. Veamos a continuación las calificaciones que hemos dado a este móvil.

7


Diseño7
Pantalla7
Rendimiento7
Cámara6,5
Software7,5
Autonomía6,6

A favor

  • Un diseño muy elegante y atractivo
  • Biseles laterales bastante reducidos
  • Android prácticamente puro, y la poca personalización que tiene, casi toda ella es interesante

En contra

  • Diseño poco original (aunque no deje de ser elegante)
  • Cámara con un rango dinámico mejorable
  • Ausencia de NFC


Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos