Compartir
Publicidad
¿Volverá Google a decepcionarnos con el precio con los Pixel?
Móviles Android

¿Volverá Google a decepcionarnos con el precio con los Pixel?

Publicidad
Publicidad

Las filtraciones de la nueva gama de teléfonos de Google son muy abundantes. Aunque todavía quedan un par de semanas para el 4 de octubre está casi todo filtrado, incluso las especificaciones. Pero aún queda saber si el precio será rompedor o no.

Hace 4 años Google intentó reventar el mercado con su Nexus 4, un terminal con unas especificaciones brutales para entonces a un precio muy ajustado. De hecho para mi es el nacimiento de lo que ahora denominamos super gama media, terminales con características de gama alta (aunque no todas, siempre hay compromisos) pero a precio de gama media.

Google volvió a repetir al año siguiente con el Nexus 5 pero interrumpió esta estrategia con el Nexus 6. Realmente con ninguno de ellos logró reventar el mercado, los dos grandes fabricantes siempre han seguido siendo Apple y Samsung, aunque está por ver qué hubiera pasado si no hubiera tenido tantos problemas de stock aquel Nexus 4.

Los dos últimos Nexus, el Nexus 6 y el Nexus 6P han pasado desapercibidos. Pero este año vienen cambios. Primero, parece que el nombre de Nexus desaparece, vamos a tener teléfonos Pixel. Segundo, el lema "Made by

Google" deja claro un cambio de estrategia, en esta ocasión HTC hace de fabricante y nada más, no como con los Nexus que había visibilidad de la marca. ¿Qué pasa entonces con el precio?

La eterna duda de Google

Llevamos años oyendo que Google quiere competir de tú a tú con Apple como fabricante de móviles. Parecía que el Nexus 4 era una forma de enfrentarse a ellos de forma más directa o incluso con la compra (temporal) de Motorola. Pero ya sea porque nunca hubo mucho apoyo interno a este tema o porque el resto de fabricantes Android se quejaron (Samsung, sobre todo) la idea no acabó de despegar. Los Nexus quedaron relegados a fans de la marca y a desarrolladores.

Pixel2

Sin embargo el cambio de marca a Pixel dice algo. ¿Quiere Google, de una vez por todas, enfrentarse de tú a tú a Apple como fabricante? Si es así entonces queda otro asunto a resolver y es el precio.

En Android el precio lo es (casi) todo

Lo bueno de la apertura de Android como sistema operativo es que hay terminales para todos los gustos. Desde terminales increíbles que cuestan cerca de los 1.000 euros hasta móviles funcionales por poco más de 100. Y tenemos a un nutridísimo grupo de fabricantes peleando por tener algo diferencial.

Si Google quiere entrar ahí lo tiene realmente complicado. Puede ofrecer un mejor soporte del sistema operativo que el resto, es cierto, pero eso es algo que contentará a un grupo muy específico de usuarios y no mayoritario. Tampoco parece que los terminales Pixel vayan a traer unas diferencias tremendas con lo que hay en el mercado, ni de diseño ni de especificaciones. Por tanto, ¿dónde diferenciarse?

Yo lo tengo claro, en el precio. Ahondando en la estrategia que sorprendió tanto y que algunos (como Oneplus) han copiado tan bien. Creando un terminal de especificaciones punteras a un precio irresistible.

Pero los rumores indican lo contrario. Algunos apuntan a que el Pixel de 5 pulgadas, en su versión más básica, costará 649 dólares, lo cual es una barbaridad. Muchos dirán que es imposible, que Google, esta vez sí, se lanza definitivamente al mercado de consumo con toda su experiencia pasada. Y me gustaría creerlo, pero tengo la impresión de que no va a ser así y, otro año más, Google nos decepcionará con un terminal puntero pero a un precio excesivo, incluso superior a otros terminales del estilo de marcas premium.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos