Compartir
Publicidad
Google Play intensifica su lucha contra las reviews falsas, pero aún hay mucho por hacer
Play Store

Google Play intensifica su lucha contra las reviews falsas, pero aún hay mucho por hacer

Publicidad
Publicidad

Con más de 2,4 millones de aplicaciones disponibles en Google Play, es cada vez más difícil para una aplicación nueva hacerse notar y llegar a posiciones altas en los tops. A no ser que hagas trampa, y de eso hay un rato en Google Play: instalaciones automatizadas, reviews falsas e incentivación a poner una review están a la orden del día.

Google ha anunciado en su blog de desarrolladores que va a mejorar el sistema automatizado por el cual filtra este tipo de abusos del sistema para promover aplicaciones mediante trampas. La publicación no entra en detalles más allá de afirmar que han mejorado los sistemas encargados de combatir estos intentos de manipulación, y resulta innegable que es un movimiento muy necesario.

Admitámoslo, Google Play está lleno de basura

Aunque la publicación de aplicaciones en Google Play se rige por unas estrictas normas sobre lo que se puede y no puede hacer, a la hora de la verdad cada cierto tiempo vemos casos de malware que logra colarse en Google Play. La sensación es que este campo vallado no tiene a nadie controlando en la puerta, o al menos se echa largas siestas de cuando en cuando, dejando entrar a cualquiera.

Dressup Ejemplo de aplicación maliciosa en Google Play

A veces el problema no es estrictamente que la aplicación sea maliciosa, sino que es simplemente engañosa. ¿Cuántas veces te ha pasado que has intentado descargarte una aplicación y has acabado descargándote otra que se llamaba de forma parecida? Nos pasó por ejemplo con Prisma, al poco de aterrizar en Google Play.

Simplemente no había forma de encontrar a Prisma en Google Play. Un montón de desarrolladores habían invocado al poder de la picaresca para llamar a sus aplicaciones igual, usar un icono similar y, en la mayoría de los casos, ni siquiera hacer algo parecido. La aplicación oficial estaba en la posición 50 para la búsqueda de su propio nombre.

Prismaa Encontrar Prisma en Google Play fue una odisea en su día

La cosa se normalizó a los pocos días una vez el cerebro de Google se entrenó con qué Prisma es el que estaban buscando los usuarios, y a día de hoy es el primer resultado para la búsqueda. Es un ejemplo más de la filosofía de los algoritmos de Google. Sí, los algoritmos ayudan, y con tantas aplicaciones son imprescindibles, pero no se puede depender de ellos únicamente, al menos hoy en día. Simplemente no están funcionando.

No nos olvidemos tampoco de las aplicaciones disponibles en Google Play que simplemente son malísimas. Hay muchos ejemplos aunque por no herir sensibilidades no nombraré ninguna en concreto. Con una simple búsqueda podrás encontrar en Google Play cosas tan inverosímiles como un reparador de batería o mil y un potenciadores para WiFi.

Los permisos no ayudan demasiado

El sistema de permisos para controlar a qué tienen acceso las aplicaciones son uno de los mecanismos para mantener a los desarrolladores sin escrúpulos a raya, pero es un sistema que no acaba de funcionar perfectamente por varios motivos.

El primero es la descripción de los permisos. Google lo ha intentado todo, por activa y por pasiva, para que los permisos sean a la vez informativos sin que por ello resulten alarmantes: no lo han conseguido. En un intento por simplificarlos, las descripciones son suficientemente vagas para que la imaginación vuele y te imagines lo peor.

Permisosfacebook Facebook tiene todos los permisos imaginables... y más

De forma predeterminada Android Marshmallow te permite deshabilitar bloques de permisos enteros con nombres no demasiado específicos: Contactos, Cámara, Ubicación... Puedes ver cuáles son los permisos específicos (si encuentras la opción, que está algo escondida) y tan pronto como empieces a leer ya te entrará la paranoia. Por ejemplo, en la captura anterior se lee que "Este permiso permite a aplicaciones maliciosas compartir tus contactos sin tu conocimiento". Vale, pues bien.

No estoy intentando decir con esto que la aplicación de Facebook sea el demonio, al menos en cuanto a permisos se refiere. Está claro que en este caso Facebook usa tus contactos para buscar quiénes están en Facebook y sugerir amistades, pero esta sobredosis de permisos lo que logra es normalizar la aceptación de multitud de permisos.

Estamos tan acostumbrados a decirle que sí a todo que el aviso de los permisos no tiene ninguna oportunidad de llegar a ser procesado por nuestro cerebro. ¿Aparece una ventana emergente cuando intentas instalar una aplicación? Lo mejor es que pulses Aceptar cuanto antes para que se empiece a instalar y te deje en paz.

Bibbleshooter ¿Juego sencillo que necesita mi calendario, ubicación y micrófono?

Así nos pasa que en otras ocasiones los permisos nos muestran algo sospechoso como en la captura anterior y no nos paramos a pensar en ello. ¿Para qué necesita un juego tipo Puzzle Bubble nuestro micrófono, ubicación y calendario? Quién sabe.

Estas aplicaciones son a su vez las que se nos ofrecen para descargar dentro de otros juegos y aplicaciones para ganar monedas, vidas, energía o lo que se te antoje. No necesitas gastar dinero real con compras in-app, sino instalar aplicaciones. ¿No debería haber ningún riesgo en eso, verdad? En un mundo ideal sí, en el mundo real, sin embargo...

Bubbleshooterenmagicpiano Magic Piano incitándote a que vendas tu alma al diablo por seis míseras monedas

Si esto es contra lo que está luchando Google, desde luego que no se han esforzado demasiado. Este tipo de "instalar para obtener algo" lleva años en muchas de las aplicaciones más populares de Google Play, y ahí sigue hoy en día. No necesitas un mejor algoritmo, Google, lo que necesitas es más mano dura y mayor eficacia eliminando las aplicaciones basura o al menos escondiéndolas en las búsquedas.

En Xataka Android | ¿Debería Google controlar más las aplicaciones de Google Play?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos