Síguenos

SugarSync

Continuamos con nuestro especial Android en la nube. En la primera entrega os hablamos de Dropbox, uno de los servicios más utilizados. Sin embargo hay vida más allá de la caja azul, existen múltiples alternativas que nos permite disponer de nuestros archivos allí a donde vayamos, estemos en un smartphone, un tablet o en el ordenador.

Hoy nos toca hablar de SugarSync, la nube del colibrí verde se ha consolidado como una propuesta interesante y con una estructura algo diferente a la que ofrecen sus competidores. La aplicación de Android lleva casi tres años en el mercado y desde sus inicios ha evolucionado mucho. Veamos qué nos ofrece.

SugarSync, funcionalidades y uso

Abrimos la aplicación, metemos nuestra cuenta, y llegamos al menú principal. Si venimos de otros servicios en la nube lo primero que nos llamará la atención es la interfaz. En este caso no tenemos la típica lista de carpetas y archivos sino una serie de opciones rápidas: documentos recientes, acceso directo… La nube de SugarSync funciona de forma diferente.

A diferencia de Dropbox, en SugarSync los archivos se ordenan de otra forma. En vez de tener un espacio compartido donde no sabemos muy bien de dónde procede cada archivo, aquí están ordenados según el dispositivo lo cual facilita mucho las cosas: qué archivos sincronizamos desde el ordenador, cuáles desde el móvil…Esto por supuesto no limita el acceso, simplemente lo estructura de otra forma.

SugarSync

En cuanto a la usabilidad la aplicación de SugarSync es muy sencilla. Aunque visualmente no luce tanto como las de otros servicios, aunque para gustos colores, los menús están muy bien ordenados. El menú principal nos permite acceder a cualquier contenido rápidamente. La única pega es que no incluye un buscador.

Además de explorar por las carpetas de los dispositivos sincronizados, podemos abrir los archivos. En principio sólo podemos abrir imágenes desde SugarSync. Para abrir el resto de documentos necesitaremos aplicaciones externas. En este caso, es un poco más limitada que por ejemplo Drobpox que si permite abrir y editar, al menos, archivos txt.

El visor de fotografías es sencillo y cumple su cometido. Podemos ver las miniaturas de las imágenes en el explorador y abrirlas, hacer zoom y pasar de una a otra. Las transiciones de éstas últimas son poco abruptas.

SugarSync

No todo va ser críticas a SugarSync en este aspecto. Una de las principales virtudes es la posibilidad de hacer streaming de música y vídeo desde la propia aplicación. Con archivos mp3 se porta muy bien, el reproductor funciona sin problemas. Con el vídeo le cuesta un poco más, aunque siempre podemos recurrir a uno de los muchos reproductores que hay para Android.

A la hora de subir archivos SugarSync lo gestiona muy bien. Es rápido, aunque como siempre dependerá de nuestra conexión, y no se traba cuando está en segundo plano. Además, podemos seguir el transcurso de la subida en la barra de notificaciones. Al igual que Dropbox, incluye una opción para subir las fotos automáticamente, pero sólo cuando tenemos conexión WiFi. Aunque en este caso la opción es algo más fea estéticamente hablando funciona sin problemas.

Para descargar archivos tenemos dos opciones: o bien exportamos los archivos o los marcamos como accesos directos. Si optamos por la segunda vía siempre los tendremos a mano en el menú principal de SugarSync.

SugarSync

Como hemos visto la nube ordena los archivos según el dispositivo de procedencia. Sin embargo, también existe una carpeta común (carpeta mágica) que nos permite meter archivos al estilo de Dropbox. En el caso de la versión móvil no es tan útil pero en la versión de escritorio sí pues no tenemos que pasar por la aplicación de SugarSync.

Para proteger nuestros archivos, tenemos la posibilidad de establecer un código PIN por si perdemos el móvil y queremos evitar que otros accedan a nuestra información.

Conectividad con el cliente de escritorio y otros sistemas operativos móviles

Como ya vimos en la anterior entrega la interconectividad con otros dispositivos es muy importante. SugarSync cuenta con versión de escritorio, que en realidad es una versión web ya que no cuenta con una integración tan completa como Dropbox. También existe versión para IOS.

La sincronización de los archivos es instantánea y funciona a la perfección en los tres sistemas. Además, el hecho de ver de dónde viene cada uno y elegir qué carpetas compartimos en cada dispositivo es bastante útil. No obstante se echa en falta una mayor integración en la versión de ordenador, aunque tengamos la carpeta mágica para ello.

Sugar Sync, espacio y plan de precios

SugarSync nos ofrece 5GB de espacio gratuito los cuales podemos ir ampliando a través de acciones sencillas como subir archivos, instalar el cliente por primera vez en nuestro Android o a través de referencias en las redes sociales. De salida, eso sí, cuenta con más espacio que Dropbox.

SugarSync Precios

Si queremos más espacio nos toca pasar por caja. 30 GB por 3,8 euros, 60GB por 7 euros, 100 GB 12 euros y si todavía queremos más tenemos planes de 250 o 500GB de almacenamiento por 20 y 30 euros al mes respectivamente.

Conclusiones

SugarSync cumple a la perfección con su cometido: almacenar los archivos de forma eficiente y con un acceso rápido desde cualquier dispositivo. Ordenar los archivos por el dispositivo de origen es bastante útil. El cliente de escritorio no es una maravilla y se echa en falta un buscador en la aplicación para Android. Por lo demás, una opción muy recomendable para almacenar nuestros documentos en la nube.

SugarSync

SugarSync versión 3.4

Código QR
  • Versión de Android: desde 1.5
  • Desarrollador: SugarSync
  • Descárgalo en: Android Market
  • Precio: Gratis
  • Categoría: Productividad

En Xataka Android | Android en la nube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios