Compartir
Publicidad

64 bits en Android, aún queda camino por recorrer

64 bits en Android, aún queda camino por recorrer
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las últimas semanas se ha dejado entrever una nueva arquitectura llamada AArch64 como la que utilizarán los SoCs ARM de 64 bits y es algo que se ha podido ver incluso en el repositorio GitHub.

Sin embargo esto no quiere decir que tengamos que ver "obligatoriamente" Android de 64 bits en breve ya que son muchos los jugadores que hay en el tablero lo que implica más dificultad para dar el salto. Intel anunció su trabajo en una versión de Android 4.4 para sus chips Atom Bay Trail pero, como bien sabemos, no los dispositivos con estos chips no tienen gran cuota de mercado a día de hoy.

Es cuestión de tiempo que veamos avanzar Android 64 bits pero probablemente no será antes de 2015 cuando llegue al mercado en dispositivos de consumo. Veremos qué novedades nos presentan en Mobile World Congress de este año, pero todo parece indicar que los 64 bits no están "a la vuelta de la esquina" en Android.

¿64 bits: moda o realmente necesario?

El ecosistema de desarrollo de Android y los desarrolladores de aplicaciones no podrán adoptar los 64 bits hasta que el ecosistema ARM lo haga. Una vez tengamos hardware 64 bits, entonces será el momento para plantearnos el salto de software y no al revés. Esta fue la misma ruta que seguimos en PC cuando AMD presentó su primer chip de 64 bits, año 2003, y desde entonces se ha recorrido un largo camino hasta hoy.

Disponer de tecnología de 64 bits a día de hoy en el móvil no es una característica esencial y probablemente no vayamos a sacar un gran partido de la misma tal y como pasó en los primeros años de los 64 bits en PC, sin embargo una de las mejoras que llegan con los 64 bits es la posibilidad de gestionar más de 3 GB de RAM y teniendo en cuenta que los smartphones tope de gama ya lo montan (Galaxy Note 3), estamos en el límite.

A día de hoy no es esencial ni imprescindible disponer de tecnología 64 bits en móvil

Con el soporte de 64 bits en ARM, tenemos las instrucciones ARMv8 que son mucho más eficientes que las incluidas en todos los chips actuales ARMv7 de 32 bits, hablamos de casos concretos en los que en aplicaciones que hacen uso intensivo de las nuevas instrucciones pueden doblar en rendimiento a un chip que funciona a igual frecuencia sobre 32 bits.

A esto hay que sumar la mejora inherente del uso de arquitectura de 64 bits, algo que se ha podido comprobar en iPhone 5S con su chip Apple A7, se consiguen mejoras de rendimiento de aproximadamente un 33% frente a la misma aplicación corriendo en 32 bits. Teniendo en cuenta que los chips ARM actuales se están encontrando con barreras térmicas y de consumo.

Obviamente el hardware ARM de 64 bits no es realmente una característica necesaria a vida o muerte a día de hoy, pero sí que ofrece unas características y posibilidades de crecimiento en rendimiento y características deseables.

A la espera de los nuevos chips ARM de 64 bits

El siguiente paso en la carrera hacia los 64 bits en Android es la llegada del hardware y entonces pasaremos a ver cómo empieza a llegar software optimizado para la misma. ¿Pero cuándo?.

Según conocemos, Qualcomm lanzará Snapdragon 805 durante la segunda mitad de año, los núcleos ARM Cortex A53 y A57 de 64 bits no llegarán hasta esas fechas, por lo que, hasta entonces la única compañía que dispondrá de chips ARM de 64 bits será Apple.

Ya tenemos noticias de un chip Qualcomm gama media de 64 bits, Snapdragon 410, y también uno tope de gama con 8 núcleos. Por otro lado se espera ver una versión de 64 bits de Tegra K1 para finales de año. Existen rumores sobre un chip de 64 bits Exynos de Samsung, aunque no ha sido confirmado por la compañía surcoreana.

También conocemos que la cada día más popular Mediatek y la compañía Allwinner están trabajando en chips 64 bits y podríamos confirmar que entre Qualcomm y Mediatek cubrimos gran parte del parque de terminales Android disponibles en el mercado. Por lo que probablemente no sea hasta que empecemos a ver chips de ambas compañías cuando se popularicen los 64 bits.

Una vez llegue el hardware propiamente dicho, tendrá que pasar a formar parte de dispositivos que a su vez tendrán que adaptar su software para sacar partido de los 64 bits. Le duela a quien le duela, Apple va por delante en la carrera de los 64 bits, hay que admitirlo ya que no será hasta finales de 2015 cuando veamos dispositivos Android llegando al mercado de consumo.

64 bits en Android, ¿más fragmentación?

Una de las grandes lacras de Android es la fragmentación y el sistema de actualización que cada fabricante toma individualmente para sus dispositivos, últimamente parece que Jelly Bean 4.1 - 4.3 concentra el gran grueso de usuarios, pero aún tenemos una nueva versión Android 4.4 que va creciendo en número de usuario y alguna anterior que espera actualizaciones.

¿Supondrá la llegada de los 64 bits otra grieta de fragmentación en Android? La respuesta a esta pregunta no es tan sencilla ya que si bien Android está diseñado para poder compilar aplicaciones de 64 bits de manera nativa bien vía JIT en Dalvik VM o bien vía AOT con ART, los desarrolladores deberían optimizar sus aplicaciones para sacar todo el partido de las mismas.

El paso de 32 a 64 bits será una transición lenta y difícil porque, como decimos, hay muchos jugadores en la partida. Primero hardware, luego Google, luego fabricantes y por último los desarrolladores. Para hacer una comparación, que sí que son odiosas, a día de hoy 11 años después de la introducción de los 64 bits en el mundo de los PCs todavía hay software que sólo corre correctamente en 32 bits y hardware que sólo tiene soporte en esa arquitectura y no hay motivo para pensar que en smartphones vaya a suceder algo distinto.

Los smartphones de 64 bits seguirán siendo compatibles con software ARM de 32 bits pero es trabajo de todos los afectados que signifique una gran brecha en cuanto a fragmentación o no ya que si la transición va a ser un paso que veremos sí o sí en el tiempo Android de 64 bits llegará trabajando sobre una nueva generación de dispositivos no antes de 2015 - 2016, por lo que tendremos que ver cómo gestiona Google la situación.

A día de hoy, 11 años después de la aparición de los 64 bits en PC, Microsoft sigue ofreciendo nuevas versiones de Windows en versión 32 y 64 bits, por lo que no tendría por qué ser un hecho que indique fragmentación en Android más allá de lo que sería a nivel software - aplicaciones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos