Síguenos

Android

El otro día leía en el blog personal de Guillermo Julián, editor de Genbeta y Xataka Windows, una crítica relativamente dura a Android. Su experiencia en el pasado con Android no fue del todo satisfactoria, debido en parte a que usaba un terminal de gama baja, el Samsung Galaxy Spica con Android 2.2.

Después de todo este tiempo ha vuelto a probar Android, esta vez en un tablet de origen español el Bq Edison 2. Siendo Guillermo un apasionado de la tecnología sabía perfectamente que Android ha evolucionado mucho desde su pasada experiencia, pero en esta ocasión se ha vuelto a sentir decepcionado. Valoro mucho su opinión y es muy recomendable leer lo que ha escrito, aunque tengo algunas cosas que comentar.

Rendimiento, el punto flaco de Android

Es cierto. Por mucho que haya evolucionado Android sigue arrastrándose en los gamas medias y bajas. Para tener una experiencia de Android fluida hay que estar en el tope de gama. Pero tiene una explicación. Android está diseñado para ser el nuevo “Windows” de los móviles. No hace falta una adaptación intensiva del sistema operativo al hardware. Esto permite que haya terminales por doquier, pero también que la arquitectura del sistema operativo sea excesivamente dependiente del rendimiento del hardware.

Los fallos que comenta en su artículo no son habituales en terminales bien optimizados. Es cierto que es sorprendente que un dual core a 1.6 GHz se arrastre o que se cuelgue, pero esa experiencia que ha tenido con la tablet Bq no es la que tengo yo con mi Nexus 4. Y estamos hablando de terminales equivalentes en hardware.

Por tanto también tiene que haber cierto trabajo del fabricante para probar que todo va bien, y quizá Bq en este tablet tan novedoso, no ha terminado de hacer este trabajo. Desde luego estoy acostumbrado a probar hardware de gama media y baja y aunque el rendimiento sí es un problema, los cuelgues no son habituales.

En conclusión, es cierto que Android necesita más hardware que iOS o Windows para moverse con igual fluidez, pero también es cierto que si el terminal está bien adaptado la experiencia es bastante buena en estos momentos.

Personalización

Uno de los detalles que comenta es que Android es muy poco personalizable por defecto y hay que instalarle aplicaciones para lograr este objetivo. Es cierto, pero es una de las ventajas de Android. Tenemos un sistema que puede resultar excesivamente sencillo para los usuarios más avanzados, pero podemos cambiar todos los elementos del sistema, desde el Laucher hasta la aplicación para realizar llamadas de teléfono, pasando por el teclado.

Android es mucho más personalizable que, por ejemplo, iOS. Y a mi me parece que la vía de personalizar, a través de aplicaciones, es la correcta, pues permite innovación por parte de terceros y no complica excesivamente la vida a los usuarios que quieren simplicidad en sus terminales.

Incomodidad

La última crítica es que el centro de notificaciones está lleno de “spam” y el escritorio bastante soso. Para mi el centro de notificaciones es una pasada, lo mejor que tiene Android. Me parece que si hay aplicaciones con spam en las notificaciones hay que impedirles que lancen notificaciones ya sea desde la propia aplicación o desde el sistema (en las últimas versiones de Android se puede). Cada uno tiene sus gustos, está claro, pero aquí veo una clara ventaja de Android.

Sobre lo soso del escritorio, será que le faltan widgets. Con los widgets podemos tener información de los correos que recibimos, la agenda, accesos directos a funciones del teléfono, fotos que tenemos almacenadas… las posibilidades son infinitas. Pero sí, reconozco que si únicamente añadimos accesos directos a aplicaciones queda muy soso (demasiado a lo iOS).

Conclusiones

Personalmente Android me parece una plataforma muy productiva, creo que es muy personalizable y que, como venimos diciendo desde el principio, tiene que mejorar el rendimiento (aunque Project Butter fue un gran paso adelante). Las críticas de Guillermo son razonables, aunque no las comparto al 100%, y me ha hecho, al menos, plantearme cómo ve nuestra plataforma favorita un usuario que viene de otro sistema.

Android debe mejorar, sobre todo en rendimiento, pero no creo que sea poco personalizable ni incómodo. Tampoco creo que tenga falta de aplicaciones de calidad, sobre todo en móviles, aunque en tablet le queda todavía por recorrer (el gap se cierra con productos como el Nexus 7 que están popularizando los tablets Android). Esperemos que la próxima vez que Guillermo pruebe Android le quede una mejor impresión.

Vía | Nunca a la primera
En Xataka Android | Así es Android 4.1 Jelly Bean
Imagen | Pittaya

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios