Sigue a Xataka Android

Especial ICS - memoria

Ya hemos hablado de las novedades en la interfaz y en las aplicaciones de Google en la nueva versión de Android, así que hoy vamos a continuar con nuestro especial de Ice Cream Sandwich con algo más técnico y que ha generado mucha controversia.

Android 4.0 introduce una nueva gestión de la memoria de almacenamiento, cambiando el protocolo de acceso a la memoria del dispositivo desde un PC. Además, también se ha renovado y mejorado las posibilidades y la interactividad con la multitarea que soporta el sistema de forma nativa.

En este artículo, aunque en parte ya se había tratado en Xataka Android, pretendemos por tanto dar una visión más amplia de cómo Android va a gestionar a partir de ahora nuestra memoria interna, tanto la de almacenamiento como la memoria de procesos.

Memoria interna dinámica, adiós particiones

Google ha querido desde un principio, y así lo demostró comenzando este cambio en Honeycomb, que la percepción del usuario acerca de la memoria fuese de un bloque único y disponible para todo.

Ahora en Android la memoria interna no está particionada como antes, y utiliza indistintamente toda la memoria para cualquier propósito, comportándose así de manera dinámica. Esto quiere decir que tendremos disponible toda la memoria para instalar aplicaciones si lo necesitamos, o podremos llenar nuestro almacenamiento de archivos multimedia sin perder espacio reservado a aplicaciones.

Estos cambios anulan el límite absurdo de la partición dedicada a aplicaciones que tenía Android en versiones anteriores a Gingerbread, lo que significa que ahora los usuarios no dedicarán partes específicas de la memoria a ningún aspecto concreto, sino que ésta se comportará de manera dinámica para guardar cualquier tipo de información en un bloque de memoria único.

Android USB

Nuevo protocolo de conexión USB: MTP (Media Transfer Protocol)

Esta nueva gestión del almacenamiento introduce, además de la mejora evidente en el uso, algunos inconvenientes. A saber a este respecto que al no existir particiones, el espacio de memoria es visto como un todo, lo que no permite que sea montado como unidad de almacenamiento al mismo tiempo que es usado por el sistema operativo.

Si llevamos toda esta teoría al uso práctico, lo que veremos es que un dispositivo Android 4.0 no podrá montar su memoria en un PC como un disco duro externo, ya que el protocolo MSC (USB Mass Storage Class) no admite esa opción. La solución pasa por tanto por un cambio de protocolo, y el elegido a partir de ahora es MTP (Media Transfer Protocol).

Este nuevo protocolo, diseñado para reproductores multimedia, implica ciertas ventajas para los usuarios de Windows, sistema para el que ha sido específicamente creado; aunque también conlleva una menor accesibilidad al no poder usar el dispositivo como una llave de memoria externa al uso, lo que sería compatible con prácticamente todos los ordenadores y sistemas.

Con MTP como protocolo de conexión USB los dispositivos se reconocen como “jerárquicos” por la gestión de recursos del ordenador. Es decir, tendremos el teléfono manteniendo la memoria montada y en uso, y podremos acceder a ella al mismo tiempo para copiar ficheros desde el PC.

MTP Honeycomb

El uso de MTP, como hemos señalado, no supone un problema bajo Windows, dado que el sistema operativo de Redmond incluye soporte nativo a MTP en su explorador de archivos. Linux y Mac OS X, por su parte, no incluyen dicho soporte, por lo que necesitarán un protocolo intermediario llamado Android File Transfer.

En todo caso, y a pesar de que los fabricantes parecen tomar el mismo camino que Google presciendiendo de los lectores de tarjetas integrados, en los dispositivos que disponen de memoria externa, ésta si se podrá desmontar del terminal y utilizarla como una memoria de almacenamiento extraíble en un PC.

Adaptando “webOS Cards” a la multitarea de Android

Además de los cambios en la gestión de la memoria interna, también se ha variado la manera de gestionar la memoria de procesos, implementando una nueva multitarea mucho más potente y útil para los usuarios.

Android ya incluía en anteriores versiones un gestor interno de la memoria RAM que liberaba recursos en modo “bajo demanda”, cerrando aplicaciones a medida que el sistema lo necesitaba. De hecho, no era recomendado por Google utilizar “taskillers” o gestores de tareas externos al sistema, dado que podrían cerrar una aplicación de manera incorrecta aún estando ésta en modo inactivo.

A partir de Ice Cream Sandwich, y a pesar de que el sistema sigue gestionando los recursos de la memoria RAM de manera completamente autónoma, tendremos un nuevo menú de multitarea muy al estilo de “Cards”, la multitarea que Matías Duarte diseñó para Palm webOS en su día.

Ice Cream Sandwich Multitask

Ahora Android tendrá un botón dedicado a este aspecto, y los usuarios podrán cerrar las aplicaciones que no necesiten tener abiertas o pasar de una a otra con simplemente dos “clicks”.

Este nuevo menú es muy accesible e intuitivo, y se podrá abrir desde cualquier aplicación pulsando el botón dedicado, que nos llevará a un menú de tipo lista con previsualizaciones de cada aplicación abierta actualmente. Cerrar aplicaciones será tan sencillo como arrastrarlas fuera de la pantalla, y para cambiar entre aplicaciones de manera rápida sólo tendremos que buscarla en la lista y pulsar en la previsualización.

Esta era sin duda una de las mejoras más necesarias y esperadas tras el fichaje de Matías Duarte, y convierte Android en un sistema completamente multitarea con una gestión sencilla y rápida de esta funcionalidad.

En Xataka Android | Especial Ice Cream Sandwich

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios