Compartir
Publicidad
Nokia 1, análisis: Android Go y el reto de vivir con 1 GB de RAM en 2018
Análisis

Nokia 1, análisis: Android Go y el reto de vivir con 1 GB de RAM en 2018

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Android

La vieja Nokia se caracterizaba por móviles compactos, resistentes y con una gran batería. Ahora la nueva Nokia nos presenta el Nokia 1, un gama de entrada muy barato que quiere mantener ese ADN pero donde lógicamente se han tenido que hacer varias concesiones para lograr rebajar su coste. Hemos estado probándolo durante unas semanas y aquí os traemos nuestro análisis del Nokia 1, el móvil más básico de la marca finlandesa que este año llega con Android GO.

¿Merece la pena? ¿Es suficiente este Nokia 1 para los usuarios que buscan un móvil básico? Vamos a verlo. Ya avisamos que no estamos ante un móvil puntero. Es un gama de entrada con unas especificaciones muy humildes, un diseño resultón y un software muy limpio con el sello de Google. Un móvil para quienes añoran la antigua Nokia pero quieren lo último de Android.

Nokia 1: características técnicas

NOKIA 1

PANTALLA

4,5 pulgadas
854 x 480 píxeles, 218 ppp

PROCESADOR

Mediatek MT6737M
Quad-core Cortex A53 1,1 GHz
GPU Mali T720

RAM

1 GB LPDDR3

ALMACENAMIENTO

8 GB + MicroSD hasta 128 GB

CÁMARA TRASERA

5 megapíxeles, flash LED

CÁMARA FRONTAL

2 megapíxeles

CONECTIVIDAD

LTE Cat4, WiFi, Bluetooth 4.2, GPS/A-GPS, minijack, MicroUSB, Dual SIM

BATERÍA

2.150 mAh, extraíble

DISEÑO

133,6 x 67,78 x 9,5 mm
131 g
Colores: rojo o azul oscuro
Protección contra salpicaduras IP52

SOFTWARE

Android 8.1 Oreo edición 'Go'

PRECIO

89 euros

El diseño de los Nokia mantiene su ADN

Nokia 1 Diseno

Para quienes estamos acostumbrados a los smartphones actuales, tener el Nokia 1 entre manos es en cierta manera volver al pasado. Es un móvil pequeño, de esos que caben en cualquier bolsillo y no pesan casi nada. Un smartphone con una pantalla de 4,5 pulgadas que se nos antoja muy pequeña pero todo el Nokia 1 va en la misma dirección.

Sobre los marcos no podemos decir que sean precisamente pequeños. Tanto el superior como el inferior son enormes y hoy en día que las pantallas 18:9 ya son la norma incluso en la gama baja, tener estos marcos en el Nokia 1 es difícil de justificar. El móvil tiene un aspecto amigable, con el logo de Nokia en la parte superior frontal y también detrás. No vaya a ser que se nos olvide. Alrededor de la parte frontal tenemos un borde en color blanco pero también se aprecia parte de la carcasa trasera extraíble, que en nuestro caso es de un color rojo chillón que crea un buen contraste.

El Nokia 1 es un móvil de gama baja como los de antes: diseño simpático, carcasa extraíble y un tamaño muy manejable. Pero estamos en 2018 y la diferencia de este Nokia 1 frente a la mayoría de smartphones es enorme.

El objetivo de Nokia parece ser ofrecernos un móvil llamativo, con colores vivos que destaquen a primera vista y un tamaño para quienes todavía piensan que los móviles son tan pequeños. Las esquinas son muy redondeadas y el Nokia 1 realmente es muy agradable de utilizar. Aquí ya no entramos en la optimización del espacio y ni siquiera en si el diseño es más o menos premium.

Con el Nokia 1 debemos valorar aspectos como la nostalgia que nos genera un móvil con este aspecto, si es suficiente atractivo para quien busca un móvil sencillo y si tiene la personalidad suficiente para destacar cuando lo ponemos en una línea junto a otros móviles de menos de cien euros. Y creemos que sí la tiene. No sabríamos justificarlo numéricamente y de hecho pierde en casi todas las comparativas con por ejemplo un Xiaomi Redmi, pero no nos extrañaría encontrar personas que lleguen a la tienda y les haga más gracia el amigable Nokia y no un móvil que al final acaba siendo prácticamente idéntico a todos los demás.

Diseno Nokia 1 Partes

Aquí os dejamos la tabla comparativa del Nokia 1 frente a algunos de sus rivales, donde todos ellos ya apuestan por pantallas de cinco pulgadas.

Nokia 1

Nokia 2

Xiaomi Redmi 5A

Samsung Galaxy J3 2017

Motorola Moto C

Huawei Y6 2017

Pantalla

4,5" WVGA

5,0" HD

5,0" HD

5,0" HD

5,0" WVGA

5,0" HD

Porcentaje frontal

61.6 %

67.4%

69.1%

68,5%

64.3%

66,6%

Dimensiones

133.6 x 67.8 x 9.5 mm

143.5 x 71.3 x 9.3 mm

140.4 x 70.1 x 8.4 mm

143.2 x 70.3 x 8.2 mm

145.5 x 73.6 x 9 mm

143.8 x 72 x 8.4 mm

Peso

131 g

161 g

137 g

142 g

154 g

150 g

Dicho esto, pasemos a describir los componentes del Nokia 1. En el frontal tenemos unos marcos enormes en color negro, donde también encontraremos la cámara frontal, un LED de notificaciones y los auriculares. El logo de Nokia no se aprecia a simple vista pero también está ahí. La parte inferior es lisa salvo un pequeño agujero, colocado de manera asimétrica y justo en el borde del dispositivo aunque fuera de la carcasa. Es el micrófono de cancelación de ruido pero está colocado de una manera tan extraña que parece que el móvil se haya dado un golpe.

Bateria Extraible

La carcasa trasera es extraíble y nos deja ver los componentes internos. Ay, tanto tiempo ha pasado. La doble nanoSIM y la microSD se pueden insertar extrayendo la batería, un gesto que creíamos olvidado pero que Nokia recupera. Sinceramente, no encuentro ninguna razón más allá de ahorrar costes de apostar por la batería extraíble. Si queremos simplicidad, lo último que busco es tener que hacer fuerza para sacar la cubierta trasera 'Xpress-on'. Por otro lado, sí es cierto que tiene un punto interesante y es la posibilidad de cambiar la cubierta por una de otro color o más llamativa.

El Nokia 1 tiene personalidad y está bien construido, pero la carcasa es de plástico, los altavoces no tienen potencia y los marcos son enormes. Un buen trabajo pero digno de otra época.

No tenemos lector de huellas, no hay NFC y por supuesto tampoco USB tipo C. Pero el Nokia 1 no lo necesita. Es un móvil básico pero en mano se siente cómodo y sólido. No resbala y es muy muy ligero. Tampoco es extremadamente grueso. En el lateral derecho tenemos los botones de volumen y apagado/encendido con un recorrido bueno. El lateral izquierdo es completamente liso. En el superior tenemos el jack de 3.5mm y abajo únicamente el puerto microUSB.

La carcasa extraíble está fabricada para que tenga la menor cantidad de agujeros. Es lisa y fabricada en policarbonato con espacio para mostrar la cámara trasera junto al flashLED y un pequeño agujero para el altavoz trasero, situado en la esquina inferior derecha. El sonido no se bloquea aunque dejemos el móvil boca arriba pero no tiene suficiente potencia. Por otro lado, Nokia nos incluye unos sencillos auriculares en la caja.

Una pantalla sin brillo ni contraste

Comparativa Pantalla Nokia 1 Nokia 1 (arriba) vs Xiaomi Redmi 5 (abajo)

El Nokia 1 llega con un panel IPS LCD de 4,5 pulgadas con resolución WVGA de 854 x 480 píxeles. En total tenemos una densidad de 218 píxeles por pulgada, lo que está muy por debajo de lo deseado. Para hacernos una idea, los paneles HD de unas 5 pulgadas nos ofrecen una densidad alrededor de 300ppp. Y lo cierto es que se nota. La pantalla del Nokia 1 es muy básica.

La pantalla del Nokia 1 es decepcionante: sin nitidez, brillo ni intensidad en los colores.

Además de la falta de nitidez, también tenemos un problema con el brillo. Si colocamos el brillo automático es insuficiente para exteriores pero es que incluso en interiores tampoco nos deslumbrará. Con el brillo al máximo sí se solventa la situación, pero cuando incide la luz directamente tendremos problemas para ver con facilidad.

Después está la falta de viveza de los colores y el contraste. En general todo se aprecia bastante apagado, con negros grisáceos y colores sin fuerza. Si este Nokia 1 tuviera un panel más actual, la perspectiva general del dispositivo habría mejorado enteros ya que la sensación ofrecida habría sido muy distinta. En su favor comentar que sí tiene una buena respuesta táctil y no tenemos ni toques involuntarios ni falta de respuesta.

Pantalla Exterior

Un problema de calidad de imagen que además no podremos mejorar a través del software, ya que al contar con Android GO no tenemos ningún ajuste adicional para calibrar la temperatura o los tonos.

El ratio de pantalla es del 61,6%, un dato también alejado de lo que ofrecen hoy en día la mayoría de móviles. Pero no es algo que nos moleste. Quien compra un móvil como el Nokia 1 ya sabe que los bordes no son los mejores, pero quizás sí esperábamos ver un panel con mejores prestaciones.

Procesador MediaTek y 1GB de RAM

Juegos Nokia 1

Vamos con el apartado del rendimiento, aunque esta vez más que nunca deberíamos fusionarlo con el del software. En el interior del Nokia 1 tenemos un procesador MediaTek 6737M, un chipset que fue renovado a mediados del año pasado pero tenemos la primera versión fabricada en 28 nanómetros y con cuatro núcleos Cortex A53 a 1,1GHz. Se trata de un procesador muy básico y que estamos viendo en otros dispositivos con Android GO.

En cuanto a la GPU nos acompaña una Mali T720, totalmente insuficiente no solo para juegos sino incluso para aplicaciones pesadas como Google Maps e incluso algunas páginas web. Utilizar el Nokia 1 para realizar tareas pesadas es complicado, en todo momento el sistema va ralentizado y el lag está muy presente en transiciones, apertura de apps y tareas triviales como abrir el cajón de aplicaciones.

Para comprobar el rendimiento, hemos probado Subway Surfers. Se trata de un juego de arcade con un peso bastante ligero y de hecho sale recomendado en la propia Google Play. El resultado ha sido aceptable. Alguna ralentización puntual pero es jugable. Lo mismo pasa al probar títulos como Fruit Ninja, Candy Crush o Slither.io. Con los minijuegos no hay problemas. ¿Qué ocurre con títulos más pesados? Pasan dos cosas: por un lado la falta de espacio y es que únicamente tenemos 8GB de los cuales tenemos libres 5,3GB. Después está la falta clara de potencia. Sí funcionan y en alguna que otra pantalla parece que va bien, pero cada poco rato se colapsa y los frames son muy bajos.

Nokia 1 Llamando
El Nokia 1 es un móvil útil y fiable para llamar o navegar, pero tener únicamente 1GB nos condiciona a utilizar únicamente aplicaciones poco pesadas y tareas puntuales.

A todo esto, únicamente tenemos disponible 1GB de memoria RAM. A priori no es un problema pero porque te acostumbras a cerrar inmediatamente todas las apps que vas dejando atrás. No te queda otra, porque si te despistas lo acabas notando.

El Nokia 1 es un móvil para hacer tareas básicas y para ello funciona relativamente bien. Si nos ajustamos a las aplicaciones GO o vamos de aplicación en aplicación pues puede servir. Pero si queremos utilizar el smartphone de la misma manera que lo hacemos en móviles más caros, mejor olvidémonos. Aquí os dejamos la tabla comparativa de los benchmarks más populares, comparando el Nokia 1 con otros dispositivos de su rango de precio.

Nokia 1

Nokia 2

Xiaomi Redmi 5A

Samsung Galaxy J3 2017

Motorola Moto C

Huawei Y6 2017

Procesador

Mediatek MT6737M

Snapdragon 212

Snapdragon 425

Exynos 7570

Mediatek MT6737M

Mediatek MT6737T

RAM

1GB

1 GB

2 GB

2 GB

1 GB

2 GB

AnTuTu

29.450

25.210

32.000

35.669

25.338

40.981

Geekbench 4

489 / 1.243

429 / 1.162

660 / 2.014

634 / 1.893

450 / 1.254

680 / 1.903

Móvil pequeño, buena autonomía

Nokia 1 Bateria

El Nokia 1 llega con una batería de 2.150 mAh y cuando lo vimos por primera vez nos supo a poco. Sin embargo hemos acabado notando que su autonomía es bastante mayor de lo que preveíamos. Entendemos que es una combinación de varios factores, tales como el pequeño tamaño de la pantalla y el bajísimo consumo en reposo.

Lo habitual es que consigamos unos dos días de autonomía. ¿Cómo es posible? Principalmente porque el uso que hemos hecho de este Nokia 1 no es tan intensivo como por ejemplo el de un gama media o un gama alta. No tenemos Spotify constantemente sonando, no vemos tantos vídeos de Youtube, no aprovechamos tanto la cámara y tampoco jugamos al PUBG. Y si hay algún ganador en este punto es la batería.

Conseguimos entre 5 y 6 horas de pantalla, pero al hacer un uso menos intensivo el Nokia 1 nos durará fácilmente dos días.

Cuando miramos los datos de Gsam Battery Monitor obtenemos unas 22 horas de uso activo y alrededor de 5 horas de pantalla. No son números tan llamativos pero el Nokia 1 aguanta muy bien. Es la clásica situación que cuando la mayoría de móviles ya te piden que los cargues, el Nokia 1 sigue aguantando. Por comparar con otro dispositivo reciente, el Redmi 5 y su batería de 3.300 mAh nos da una autonomía similar. Aunque en este caso el uso que le dimos era más grande.

A través del puerto microUSB y con el cargador de 5V/1A que se incluye, podremos cargar el Nokia 1 en casi dos horas y media. No son datos muy sorprendentes y de hecho es un tiempo bastante elevado para la poca capacidad que tiene la batería.

Haciendo milagros: Android 8.1 Oreo 'GO Edition'

Nokia 1 Android Go

El apartado del software es el más importante del Nokia 1. Condiciona todo el dispositivo y es que básicamente si no fuera por Android GO no estaríamos ahora hablando de este gama de entrada. Uno de los problemas de los móviles más económicos es que suelen llegar con versiones muy anticuadas, lo que al cabo de un tiempo se convierte en un problema que agrava la experiencia ofrecida. Es decir, si un móvil de gama baja ya da problemas, si el software no acompaña es todavía peor.

Aquí es donde entra en juego Android GO pero no estamos ante un software milagroso. Es simplemente Android 8.1 Oreo sin capa de personalización y donde las aplicaciones preinstaladas ocupan y consumen menos. A nivel de seguridad contamos con el parche de abril, lo que nos indica que se mantiene actualizado.

Software Nokia 1

Dicho esto, ¿hay algún cambio más? Realmente no. Es el Android puro que todos conocemos pero las aplicaciones de Google son más sencillas. El problema radica en que una vez instalamos una app estándar, toda la 'magia' de Android GO se disipa y salen a relucir las carencias del dispositivo. Para paliarlo, Google Play nos sugiere una sección con aplicaciones recomendadas para Android GO. Allí tenemos desde juegos como Subway Surfers hasta aplicaciones como WhatsApp, Facebook Lite, Instagram o VLC. Podemos instalar también juegos pesados y cualquier aplicación, pero únicamente contamos con 8GB y se nos quedarán cortos rápidamente pese a que tengamos microSD.

Android GO ofrece fluidez, estabilidad y un menor consumo de datos y batería. Pero en ningún momento puede servir como excusa para seguir ofreciendo dispositivos con características propias de hace años.
Software Go Nokia 1

Utilizar el Nokia 1 con Android GO es agradable. Afortunadamente la experiencia diaria es buena y aunque sí notamos lag debido a la falta de potencia, la fluidez es propia de móviles de gama media. Abrir el cajón de aplicaciones, moverse por la multitarea, iniciar Google Play... notamos que al móvil le cuesta procesar esas pantallas pero en todo momento tenemos sensación que el software está bien diseñado, es estable y no hay errores inesperados. Android GO no puede convertirse en una excusa para abaratar costes, pero sí es cierto que ha puesto sobre la mesa la importancia de un software limpio para que la gama baja funcione como debería cualquier móvil.

¿Qué diferencia hay entre las aplicaciones GO y las normales? Los menús están simplificados, se han eliminado algunas funciones y han desaparecido la mayoría de animaciones. Más allá de eso, el núcleo de la aplicación es accesible. Para hacernos una idea, las aplicaciones GO son básicamente como las versiones web móvil de los distintos servicios.

Android Go Aplicaciones

Google Assistant GO es prácticamente idéntica, Files GO está diseñada de base como una app Lite, Gmail GO es muy parecida pero reduce su peso de 70.59MB a 31.18MB. Google Maps GO es la aplicación más importante que ha sido modificada y aquí sí se nota verdaderamente el cambio. Funciona mucho más ligera y lo realmente importante que perdemos por el camino son los mapas offline y la navegación con el coche. Finalmente tenemos Google GO, una alternativa ligera donde la barra de búsqueda es más plana, no tenemos recomendaciones personalizadas ni tampoco Google Now con tarjetas de información.

En cuanto a los menús, son los mismos que en Android puro. Los ajustes tienen hasta las recomendaciones personalizadas, los ajustes rápidos están calcados y el launcher es casi el mismo salvo porque es menos colorido y algunos iconos no tienen animaciones. Sí cambia la multitarea, donde tenemos cuadrados que no se solapan entre ellos y tampoco tenemos activada la multipantalla. Para todo lo demás, Android GO es un trabajo en la buena dirección pero se nota que acaba de arrancar.

Una cámara como las de antes

Camara Nokia 1

El Nokia 1 incorpora una cámara de 5 megapíxeles con flashLED, modo HDR y apertura f/2.4. Como podéis anticipar por los números, el apartado fotográfico no es precisamente lo más destacable de este dispositivo. La cámara está ahí y nos sacará de algún apuro pero la calidad de las imágenes está muy lejos de lo que hoy en día son capaces de ofrecer muchos móviles.

La aplicación de cámara del Nokia 1 también es bastante básica, aunque dispone de algún que otro añadido que pasamos a describir. En la pantalla principal tenemos los ajustes en la esquina superior izquierda, además del botón para capturar imágenes y un par de iconos para el flash, el temporizador y el modo HDR.

Desde los ajustes accederemos a las opciones de panorámica, modo belleza, ajustes y un modo manual muy básico que permite modificar el tono del flash y el balance de blancos.

Camara Nokia 1 App

Al deslizar iremos al modo vídeo, donde el Nokia 1 nos permite grabar con la cámara trasera hasta 720p y 30fps. Lo hemos probado y más allá del sonido que es muy hueco, el vídeo es bueno. Siempre dentro de lo esperable para esa resolución.

Calidad de imagen

La cámara del Nokia 1 nos recuerda a las cámaras que teníamos hace varios años. Se trata de un sensor con muy poca resolución y eso se nota en casi todos los puntos. Cuando hacemos imágenes de día es fácil apreciar cierto nivel de ruido incluso aunque hagamos una foto en primer plano. Una imagen que la mayoría de cámaras no tienen ningún tipo de fallo, en esta podemos apreciar que no termina de ser precisa.

Recorte Imagen

Si nos vamos a fotos de día con buena iluminación, nos damos cuenta que los colores son muy pobres. Es cierto que no es la mejor fruta de la ciudad pero los tonos son bastante apagados y sin fuerza. A su favor comentar que no tiende a sobreexponer y el rango dinámico en proporción nos ha parecido bueno. Hemos visto más o menos la misma cantidad de zonas quemadas que su competencia ligeramente más cara, una que sí mejora muchísimo en detalle y tonos respecto al Nokia 1, pero no tanto en el juego de luces.

Detalle

Si nos vamos al modo HDR notamos que sí mejora las zonas claroscuras pero a costa de perder todavía más en detalle. Las imágenes salen demasiada granuladas y creemos que no compensa aplicarlo excepto si queremos conseguir un cielo con mejor degradado o darle un poco de luminosidad a una zona oscura complicada.

Hdr

Cuando la escena es más complicada o de noche, las imágenes salen muy desenfocadas. De hecho es hasta complicado sacar una foto mínimamente decente. Muchas que pensábamos que estaban bien realizadas, al mirar la galería hemos descubierto que han salido borrosas y van directamente a la papelera.

Noche

El Nokia 1 tiene una cámara para hacer imágenes puntuales, pero no nos servirá para llevárnosla de viaje. No ya de noche, de día también tiene problemas para lograr imágenes mínimamente decentes para publicarla en redes sociales. Otro apartado decepcionante y donde pese a que la aplicación de cámara funciona bien y el procesado no nos parece malo, las limitaciones de la cámara son más que evidentes.

Cámara frontal

Camara Selfie

La cámara frontal monta un sensor de 2 megapíxeles con una lente de apertura f/2.4. Aquí el ruido de las imágenes se aprecia a simple vista y aunque nos servirá para realizar algún selfie puntual, la calidad de las imágenes es básica. Además tenemos enfoque fijo, por lo que no podemos elegir que se enfoque en un punto concreto.

Modo Belleza Fotografía estándar (izquierda) vs modo belleza (derecha)

También disponemos de modo belleza, aunque al contrario que en otros dispositivos, en el Nokia 1 el modo belleza se aplica después de realizar la foto, por lo que no podemos ver los resultados en directo. Tampoco podemos configurar ningún aspecto. Es hacer la foto y abrir la galería de imágenes para ver cómo ha salido. Y bueno, qué decir. Consiste en difuminar el rostro para ocultar las arrugas y la barba y estrechar ligeramente el rostro.

Nokia 1, la opinión y nota de Xataka Android

Conclusiones Nokia 1

Primero se ríen. "Qué guay, parece de juguete". Luego es un "Ah, pues no va tan mal". Seguidamente hablamos del precio y entonces es cuando por un poquito más tienes opciones mucho mejores. El Nokia 1 tiene un precio oficial de 89 euros pero por sus características debería estar cerca de los cincuenta.

Android GO nos permite tener una fluidez digna de la gama media, pero cuando lo forzamos a tareas pesadas salen a relucir todas sus carencias. Entendemos que el Nokia 1 es la gama más básica y poner el listón más alto habría sido casi contraproducente pero sí esperábamos algo más de la cámara o de la pantalla. Del rendimiento y el software no hay nada que objetar. El móvil va lento y tiene problemas con juegos y apps pesadas, pero hemos visto dispositivos más caros con los mismos problemas. En este aspecto el Nokia 1 sí que es un paso adelante.

El Nokia 1 es un móvil con un diseño simpático pero muy básico, una cámara desastrosa y una batería solvente. Android GO aporta ese punto de fluidez pero no es milagroso y para recomendar un gama baja en 2018 nos hace falta algo más.

Nokia nos ofrece un móvil muy apropiado para Android GO pero con un precio fuera de lugar. Que sea un móvil de gama baja no significa que el diseño tenga que ser aburrido ni que no se pueda poner énfasis en el software. Por otro lado, este Nokia 1 sí es un atraso en cuanto a calidad de componentes y apartado fotográfico. Dos aspectos que quizás no necesiten los que busquen un móvil sencillo y que vaya bien.

6.7

Diseño6.5
Pantalla5.5
Rendimiento6
Cámaras6
Software8.5
Autonomía7.75

A favor

  • Android GO es el camino a seguir en la gama baja
  • Buena autonomía
  • Diseño carismático y ligero en mano

En contra

  • Pantalla sin brillo ni contraste
  • Una cámara de bajo nivel que nos recuerda otras épocas
  • Potencia insuficiente para tareas pesadas

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Nokia. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio