Publicidad

Google Nest Mini vs Google Home Mini: así es la evolución del mini-altavoz inteligente

Google Nest Mini vs Google Home Mini: así es la evolución del mini-altavoz inteligente
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer hubo día de hardware en las oficinas de Google, y se presentaron varios de sus futuros dispositivos. Entre ellos, un Pixelbook Go para seguir expandiendo el uso de Chrome OS, su sistema operativo de escritorio, y los nuevos Pixel 4 y Pixel 4 XL, la siguiente generación de teléfonos de la marca. Por supuesto, tuvimos auriculares, los Pixel Buds.

Pero la división más enfocada al hogar también tuvo presencia y llegó la esperada renovación del Google Home Mini. Esta vez bajo el apellido de su al fin unificada marca, Nest, el nuevo Nest Mini ofreció bastantes detalles de cómo funciona su interior y queremos aprovechar para enfrentarlo al modelo anterior. Veamos en qué se diferencian el Home Mini del Nest Mini.

Pocos cambios en el diseño

Nest Mini

Observando atentamente el nuevo Nest Mini de Google resulta bastante complicado diferenciarlo del anterior Google Home Mini. Los dos dispositivos son prácticamente idénticos tanto en diseño y forma como en tamaño. Dos dispositivos gemelos, o mellizos como poco, con la misma cubierta de tela y el mismo panel de cuatro leds para indicarnos que está en funcionamiento y obedeciendo nuestras instrucciones.

Idénticos en diseño, el nuevo Nest Mini está más concienciado con el cuidado del medioambiente

Se mantienen los controles capacitivos para controlar la reproducción y también sigue ahí el interruptor físico para activar y desactivar el micrófono del Mini, a fin de que pueda dejar de escucharnos siempre que lo deseemos. La diferencia entre ambos llega desde el apartado de la construcción, pues Google ha puesto especial énfasis en el uso de materiales reciclados para armar su nuevo Nest Mini.

Por ejemplo, la rejilla de tela está completamente construida con botellas de plástico recicladas que también encontramos en el cuerpo del dispositivo, aunque aquí únicamente en una proporción del 35%. Por mantenerse, se mantienen hasta los colores originales aunque se añade un nuevo, el azul claro que Google denomina Sky.

Y muchos en interior y sensores

Pero si destripamos el nuevo Nest Mini, sí que encontramos cambios sustanciales con respecto al modelo anterior, el Home Mini. De entrada, Google nos avisa de la instalación de una nueva tecnología de ultrasonidos que activarán los controles de reproducción cuando estemos cerca. El Nest Mini emite ondas y percibe su rebote, de forma que sabe cuándo nos acercamos a él y pone más sencillo que controlemos el audio de forma manual con los controles capacitivos.

En el nuevo Nest Mini también podemos pausar y activar la música tocando la parte superior del altavoz, y si lo deseamos podemos montarlo en la pared, evitando así que ocupe sitio colocado sobre algún mueble y permitiendo que juguemos con él gracias a su elegante aspecto, el mismo que el de su predecesor, el Google Home Mini.

Nueva función de intercomunicador, posibilidad de colgarlo en la pared y ultrasonidos para detectar cuando estamos cerca

Otra diferencia es la nueva característica que introduce el Nest Mini (y que suponemos llegará a los Home Mini en forma de actualización) y que nos permite usarlo como si de un intercomunicador se tratase. Podemos hablarle y que otro altavoz en otro punto de la casa emita nuestra voz. Una función útil si vamos a tener varios distribuidos por la casa. El gritar se va a acabar.

El sonido también varía entre ambos dispositivos, y es que la propia Google habla de que el Nest Mini tiene más potencia en graves que el Google Home Mini, todo ello gracias a un controlador de 40 milímetros diseñado ex profeso para cumplir esta función. Por cierto, ahora se puede colocar un Nest Mini al lado de otro para crear un sonido estéreo real. Otra mejora sobre el Home Mini y que acerca este Nest Mini a los Amazon Echo Dot.

Nest Mini

El nuevo Nest Mini pasa a tener un conector de 15W en lugar de los 9W del Home Mini, y se puede conectar a redes WiFi 5, además de a dispositivos con Bluetooth 5.0. Frente a su predecesor, el nuevo Nest Mini incorpora un tercer micrófono para mejorar la captura de sonido y permitirle ser más preciso ante nuestras peticiones. Peticiones que seguirá procesando gracias a Assistant y su inteligencia artificial pero con algo que cambia: un nuevo chip físico que permite realizar tareas en local, hasta 1 teraOPS de potencia de cálculo, para no tener que enviarlo todo a la nube. Ganamos en velocidad y potencia.

En cuanto a precios, no hay cambios entre el modelo anterior y el nuevo. Al igual que el Google Home Mini, el nuevo Nest Mini llegará a nuestro país a 59 euros aunque nos quedaremos sin los colores salmón y azul, llegando únicamente en gris y negro. Una pena, veremos si en el futuro tenemos disponibles todas las opciones de diseño del Nest Mini.

Más información | Blog de Google

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir