El móvil y el agua: qué pasa si se moja mi móvil y cómo saber si es resistente
Móviles Android

El móvil y el agua: qué pasa si se moja mi móvil y cómo saber si es resistente

Llevamos el móvil encima a todas partes, así que por qué no llevarlo también a zonas en las que hay agua. Mucha agua. Zonas en las que el riesgo de que acabe estropeado e inservible es algo. Pero algunos móviles están preparados para esto, al menos en el momento en que salen de la caja, y conviene saber qué nivel de protección tienen y cómo averiguarlo.

Es interesante saber también que aunque algunos fabricantes anuncian a bombo y platillo que sus móviles resisten X minutos bajo el agua, después su garantía no cubre este tipo de daños. Así que veamos qué ocurre cuando se moja nuestro móvil y cómo podemos saber si es resistente.

La resistencia al agua de los teléfonos móviles

Agua

Casi todos los teléfonos cuentan con algún tipo de resistencia al agua, aunque sea mínima, aunque algunos se construyen de forma específica para resistir todo lo posible ante la presencia de agua. Sin embargo, es recomendable saber que el agua siempre encuentra un sitio por el que entrar en el teléfono, y todo el que tiene una vivienda sabe lo problemática que es una fuga cuando no se localiza.

Por eso, que un teléfono móvil esté construido para soportar el agua no quiere decir que pueda resistirla para siempre. Para ello, los teléfonos tendrían que estar construidos como un monobloque sin ningún tipo de fisura y no es así. Además, incluso los teléfonos a prueba de agua van perdiendo resistencia con el tiempo pues el sellado de las uniones entre las piezas se desgasta, ya sea con el tiempo o por golpes y rozaduras.

Para poder estimar la resistencia al agua de los teléfonos, los fabricantes los envían a laboratorios especializados que establecen su nivel de aguante, y este nivel de aguante se certifica con lo que se conoce como la certificación IP. Esta certificación IP va acompañada de dos números, siendo el primero el que establece el grado de resistencia al polvo y el segundo el que especifica la resistencia al agua. Los números van de menor a mayor y van de 0 a 6 en el caso del polvo y de 0 a 9 en el caso del agua.

Resistencia al polvo

  • IP0X: sin protección especial.
  • IP1X: protegido contra los objetos sólidos >50 mm de diámetro.
  • IP2X: protegido contra los objetos sólidos >12,5 mm de diámetro.
  • IP3X: protegido contra los objetos sólidos >2,5 mm de diámetro.
  • IP4X: protegido contra los objetos sólidos >1 mm de diámetro.
  • IP5X: protegido contra el polvo; entrada limitada (sin depósitos dañinos).
  • IP6X: protección completa frente a polvo.

Resistencia al agua

  • IPX0: sin protección especial.
  • IPX1: protegido contra el agua vertida.
  • IPX2: protegido contra el agua vertida cuando está inclinado hasta 15 grados con respecto a su posición normal.
  • IPX3: protegido contra el agua rociada.
  • IPX4: protegido contra las salpicaduras de agua.
  • IPX5: protegido contra el agua en chorros a presión.
  • IPX6: protegido contra chorros a alta presión.
  • IPX7: protegido contra los efectos de la inmersión a 1 metro durante 30 minutos.
  • IPX8: protegido contra inmersión a cierta profundidad, especificada por el fabricante (típicamente hasta los 3 metros) y más de 30 minutos.

Así, un teléfono con IP00 no es capaz de resistir ante la presencia de polvo ni agua de ningún tipo, y un móvil con IP69 debe estar preparado para aguantar el límite máximo de las pruebas. ¿Y estas pruebas en qué consisten? Pues se proyecta agua contra los teléfonos en distintas intensidades, se les sumerge y se realizan otro tipo de procesos para ver cuándo el agua (y el polvo) traspasa los sellos. Y en función de lo que haya resistido, se certifica uno u otro nivel de protección.

Comprobando la resistencia al agua de nuestro móvil

Para comprobar la resistencia al agua de nuestro teléfono móvil existen tres métodos, uno de los cuales no es demasiado recomendable pues significa que lo ponemos en contacto con el agua y esperamos a ver qué pasa. Fuera de bromas, existen dos métodos para comprobar si nuestro móvil es o no resistente al agua. El primero de ellos consiste en consultar la documentación del teléfono, pues en el apartado de especificaciones técnicas debe especificarse esta certificación IP que os comentábamos antes.

Un teléfono con IP52, por ejemplo, significa que resiste sin problemas a las salpicaduras de agua. Por ejemplo, si lo apoyamos en el lavabo y le caen gotas de agua mientras nos lavamos los dientes. O si estamos por la calle usándolo y empieza a llover. Es más que probable que no se estropee ante esas circunstancias, aunque mejor apartarlo del agua lo antes posible. Si el teléfono es IP68 ó IP69, deberíamos poder sumergirlo. Llevarlo a nadar, por ejemplo. Aunque debéis saber que bajo agua las pantallas táctiles se inutilizan, así que si queréis tomar fotografías acuáticas deberéis configurar el teléfono para fotografiar con los botones físicos.

Algunos móviles proclaman ser sumergibles, pero bajo el agua la pantalla no funciona y la garantía no suele cubrirlo si se daña

Si nuestro teléfono no especifica esta certificación en su documentación, lo mejor es que lo mantengáis lejos del agua porque el fabricante ni tan siquiera lo ha sometido a pruebas. Tal vez resista las gotas, tal vez no. Tal vez sea sumergible (raro), tal vez no. Pero si el fabricante ha preferido no ponerlo a prueba, es preferible que vosotros sigáis su ejemplo. Aquí se acaba la consulta de documentación, que también podéis consultar online, por ejemplo, en nuestra Cacharrería en la parte de 'Resistencia al agua'.

Otra opción, la segunda, es emplear una aplicación. La que os recomendamos en Android es 'Water Resistance Tester' y lo que hace es emplear el barómetro del teléfono para comprobar las diferencias de presión internas del teléfono en base a una serie de pulsaciones que hemos de realizar. Si hay diferencias de presión notables es que existe una salida de aire y, por tanto, hay posibilidad de que entre el agua. Así que o bien nuestro teléfono no es resistente, o bien el sello se ha roto. La pega con esta app es que nuestro móvil ha de ser compatible con ella y contar con barómetro. No ocurre con todos los modelos.

La posición de los fabricantes frente a los daños por agua

Thumbs Down 6110175 960 720

Como hemos comentado anteriormente, los sellos que protegen a los teléfonos frente a la entrada de agua se deterioran con el tiempo, el uso y por otros factores. Incluso los fabricantes que presumen de su máxima protección suelen recomendar no ponerla a prueba. Podemos encontrarnos con casos en los que se venden teléfonos con resistencia máxima al agua y al polvo, IP69, y los daños por agua y por polvo no están cubiertos por la garantía. Sí, mi teléfono es sumergible pero si lo sumerges y se daña, allá te las apañes. Básicamente es eso. Así que no los pongáis a prueba, pues el sellado puede fallar.

Así pues, vamos a contarte la posición de algunos de los mayores fabricantes de teléfonos móviles al respecto de los daños por agua, estén sus modelos certificados o no:

  • Samsung: "Todo va a depender al resultado de la evaluación técnica que tenga el equipo. Si el equipo muestra señales de golpes o daños cosméticos, es muy probable que una caída o golpe rompan el sello hermético que tienen los productos, por lo cual al ser expuesto al agua esta ingresará por las secciones que hayan sido expuestas. Siempre en la evaluación técnica se entregará evidencia de los motivos del rechazo de garantía..

  • Apple: "Si un iPhone o iPod resulta dañado por un líquido (por ejemplo, café o un refresco), el servicio de ese daño por líquidos no está cubierto por la garantía limitada de un año de Apple, pero es posible que tengas derechos según la ley de defensa del consumidor. El iPhone y la mayoría de los dispositivos iPod fabricados con posterioridad a 2006 llevan incorporados indicadores de contacto con líquidos (LCI) que muestran si el dispositivo ha estado en contacto con agua o con algún líquido que contenga agua."

  • Huawei: "A efectos aclaratorios, esta Garantía Comercial de Reparación cubre las faltas de conformidad que no permiten funcionar de manera correcta al dispositivo y que se considera por Huawei un defecto de fábrica o de funcionamiento responsabilidad del fabricante excluyendo a título enunciativo y no limitativo: Aquellas en las que el daño venga producido por el uso indebido, golpes, manipulación, fuego, contacto con líquidos, o la total o parcial alteración del producto. Se entenderá incluido dentro del uso inadecuado o mal uso del Producto aquel que sea distinto al especificado en la documentación y/o instrucciones provistas por Huawei en relación al Producto.".

  • Sony: "Esta garantía no cubre ninguno de los supuestos siguientes: Accidentes, incendios, líquidos, productos químicos, otras sustancias, inundaciones, vibraciones, calor excesivo, ventilación inadecuada, sobrecargas eléctricas, tensión o suministro de voltaje excesivo o incorrecto, radiación, descargas electroestáticas incluyendo rayos, otras fuerzas externas e impactos."

  • Motorola: "La presente Garantía Limitada no cubre lo siguiente, a menos que se produzcan debido a un defecto en los materiales o la mano de obra: Daños causados que escapan al control razonable de Motorola, incluidos los daños causados por (i) accidentes, abuso o uso incorrecto; (ii) el manejo del Producto fuera de los usos permitidos o previstos definidos en el Manual del usuario, Guía de inicio rápido, Tutoriales en línea y demás documentación del Producto que se le haya proporcionado, [incluido el uso de los mismos para fines comerciales [alquiler]]; (iii) el almacenamiento incorrecto (por ejemplo, al exponer el Producto a temperaturas extremas), abuso o negligencia (por ejemplo, la rotura/deformación/ausencia de clips/sujeciones/conectores); daño por golpes (por ejemplo, por la caída del producto) (iv) el contacto con líquidos, agua, lluvia, humedades extremas, transpiración excesiva u otros tipos de humedad; arena, comida, suciedad o sustancias similares (excepto para los Productos vendidos como resistentes a tales sustancias y en ese caso, sólo en las situaciones en las que el daño no fuera causado por el uso incorrecto de los elementos protectores del teléfono o la exposición del Producto a condiciones que rebasen los límites o especificaciones mencionados) o (v) incendios, inundaciones, terremotos, tornados u otras causas de fuerza mayor que escapen al control razonable de Motorola."

  • Realme: "Restricción de garantía: El dispositivo ha excedido la duración estándar de la garantía. El dispositivo / producto está dañado por líquidos o hay humedad / corrosión"

  • Xiaomi: "Mi teléfono se ha caído al agua y tiene certificación IP. ¿Puedo aplicar la garantía? No.

Temas
Inicio
Inicio