Compartir
Publicidad
Móviles con cámaras de 48 megapíxeles, ¿por qué está volviendo la guerra de la resolución?
Móviles Android

Móviles con cámaras de 48 megapíxeles, ¿por qué está volviendo la guerra de la resolución?

Publicidad
Publicidad

Que la fotografía móvil ha cobrado una increíble relevancia en los últimos años no es un ningún secreto. Los fabricantes han apostado muchas de sus fichas a este apartado implementando más cámaras y, más recientemente, sensores más grandes. En concreto, Huawei ha lanzado su Nova 4 con el sensor IMX586 de 48 megapíxeles firmado por Sony, y Xiaomi ha hecho lo propio con el nuevo Redmi Note 7 y el sensor ISOCELL GM1 de Samsung, también de 48 megapíxeles.

Parece que volvemos a la olvidada guerra de los megapíxeles, una batalla que actualmente se resume en una palabra: zoom. ¿Por qué llegan ahora estos sensores? ¿Qué ventajas ofrecen con respecto a los actuales? ¿Cómo afectarán a la fotografía? Arrojemos algo de luz.

En 2019, la guerra de los megapíxeles es la guerra del zoom

Zoom Uno de los puntos fuertes del Huawei P20 Pro es su teleobjetivo, que permite sacar fotos de lejos sin perder calidad.

Tener más megapíxeles nos da una ventaja y es que las fotos resultantes tendrán un tamaño mayor. Con 48 megapíxeles, la foto medirá aproximadamente 8.000 x 6.000 píxeles. Si de esta imagen recortamos un fragmento de 4.000 x 3.000 megapíxeles, este seguirá teniendo un tamaño equivalente al que obtendría una cámara de 12 megapíxeles, es decir, 1/4 de la foto original.

¿Qué significa eso? Que podríamos seguir viéndola en la mayoría de pantallas sin que pierda calidad. En la práctica es como hacer zoom pero sin recurrir a un sistema de lentes. De hecho, cuando hacemos zoom en un móvil sin telefoto lo que estamos haciendo es exactamente eso, recortar un trozo de la imagen. Por eso se pixela si el sensor no tiene una resolución alta.

Unir píxeles para conseguir más calidad

Quad Bayer Mediante la combinación de píxeles adyacentes, Sony consigue aumentar la sensibilidad del disparo, convertir virtualmente píxeles pequeños en píxeles más grande y captar más luz, es decir, más detalle.

Los nuevos Sony IMX586 tienen una superficie de media pulgada, píxeles de 0,8 micrómetros y 48 megapíxeles. A pesar de que no son los sensores más grandes, se valen de técnicas mejoradas de conversión fotoeléctrica y recolección de luz para que, aunque el tamaño del sensor no sea el más grande, no repercuta en la calidad final y no afecte al tamaño de la imagen final.

La fotografía móvil actual se basa en combinar píxeles pequeños en píxeles más grandes para captar más luz

Una de estas técnicas es el filtro de color Quad Bayer, mediante el cual se combinan dos píxeles (RGB) adyacentes para que tengan el mismo color, aumentando así la sensibilidad del disparo, igualándola a la de los píxeles de 1,6 micrómetros. De esa forma se consigue más luz en escenas nocturnas y hasta cuatro veces más rango dinámico. Algo similar hacen los ISOCELL GM1 de 48 megapíxeles de Samsung, que se valen de la tecnología pixel binning, aunque la firma coreana la ha bautizado como tecnología Tetracell.

Básicamente, lo que estos sensores hacen es combinar píxeles más pequeños para crear píxeles lo más grandes posibles. Esto es lo que hace Huawei con la tecnología Light Fusion, que combina (virtualmente) cuatro píxeles en uno, consiguiendo un tamaño de 1,55 micrómetros y permitiéndoles captar más luz.

La solución hasta ahora era poner más lentes

Camaras Galaxy A9

Estos sensores llegan justo cuando las empresas han llegado a implementar hasta cuatro cámaras en un mismo dispositivo. El impulso vino con Apple y la doble lente del iPhone 7 Plus (lo que no quiere decir que no hubiera otros modelos antes), Huawei subió la apuesta a tres con el Huawei P20 Pro y Samsung añadió una más en su Galaxy A9. Hasta Nokia parece estar trabajando en un Nokia 9 con cinco cámaras en la espalda.

La idea de ofrecer tanta cámara era sencilla: darle al usuario la posibilidad de sacar una foto normal o hacer zoom sin perder calidad mediante un teleobjetivo. Ahí tenemos a Huawei con el zoom óptico x3 del Mate 20 Pro o el iPhone XS con sus dos aumentos. La razón de ser de los sensores de 48 megapíxeles radica en que se puede conseguir un buen nivel de detalle al hacer zoom con una sola lente.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio