Publicidad

Samsung Galaxy S20 Ultra, análisis fotográfico: así es la experiencia con la cámara más ambiciosa de Samsung
Móviles Android

Samsung Galaxy S20 Ultra, análisis fotográfico: así es la experiencia con la cámara más ambiciosa de Samsung

Publicidad

Publicidad

La carrera por ofrecer la mejor cámara en un móvil es cada vez más exigente y en Samsung han hecho un sprint con su último gama alta. Tras una temporada con pocos avances en este campo, la compañía coreana dio un golpe en la mesa con el Samsung Galaxy S20 Ultra, el más completo de la nueva generación S y el que ofrece la cámara más ambiciosa de la firma hasta la fecha.

Más lentes, más resolución, más zoom... Más de todo. El año pasado Samsung lo hizo bien en el terreno fotográfico, pero la competencia aprieta y se había quedado algo atrás en apartados como el del zoom, algo que han solucionado con creces con el nuevo S20 Ultra y su zoom digital de hasta 100 aumentos. Hemos pasado dos semanas con el Galaxy S20 Ultra para ver qué tal es la experiencia fotográfica con el nuevo buque insignia de Samsung.

Datos técnicos de la cámara del Galaxy S20 Ultra

LENTE PRINCIPAL

108 megapíxeles
1/1,33 pulgadas y 0,8 µm
26 mm, f/1.8
PDAF
Estabilizador óptico

TELEOBJETIVO

48 megapíxeles
1/2 pulgadas y 0,8 µm
103 mm, f/3.5
Zoom 10x (óptico híbrido)
PDAF
Estabilizador óptico

ULTRA ANGULAR

12 megapíxeles
1,4 µm
13 mm, f/2.2
Zoom 0.5x

SENSOR TOF

0,3 megapíxeles (VGA)
f/1.0

MODOS DE DISPARO

Captura única, Enfoque dinámico, Pro, Noche, Vídeo dinámico, Vídeo profesional, Cámara lenta, Superlenta, Cámara rápida

VÍDEO

8K @24fps, 4K @30/60fps, FullHD @30/60/240fps, HD @960fps

CÁMARA SELFIE

40 megapíxeles
0,7 µm
26 mm, f/2.2
PDAF
Vídeo 4K, FullHD

Samsung Galaxy S20 Ultra 5G - Smartphone 6.9" Dynamic AMOLED (12GB RAM, 128GB ROM, cámara 108MP gran angular, Octa-core Exynos 990, 5000mAh batería, carga ultra rápida) Cosmic Black [Versión española]

Samsung Galaxy S20 Ultra 5G - Smartphone 6.9" Dynamic AMOLED (12GB RAM, 128GB ROM, cámara 108MP gran angular, Octa-core Exynos 990, 5000mAh batería, carga ultra rápida) Cosmic Black [Versión española]

Antes de empezar a ver los resultados que consigue la cámara del S20 Ultra creo que conviene hacer una aclaración. Seguramente muchos ya sabéis que España, como muchos otros países, se encuentra en estado de alarma por la pandemia provocada por el Covid-19, más conocido como coronavirus. Me habría gustado incluir una mayor variedad de imágenes, pero debido a que la orden de permanecer en casa llegó cuando apenas acababa de recibir el móvil, casi todas las fotos han sido tomadas en (y desde) interiores. Dicho esto, vamos a ver qué tal funciona la apuesta fuerte de Samsung para ganar el trono de la fotografía móvil.

App de cámara: una vieja conocida, ahora con nuevas opciones

Samsung Galaxy S20 Ultra

Primero detengámonos un momento en revisar la aplicación de cámara. Samsung mantiene la estructura que ya conocemos, pero le añade un extra derivado de las propias características de la cámara del S20 Ultra: el control de zoom. Justo encima del carrusel de modos de disparo tenemos los ya clásicos botones de zoom: el primero para el angular, el segundo para la lente principal y el tercero para el teleobjetivo, que en este caso llega a los 5 aumentos (aunque solo hay zoom óptico hasta los 4 aumentos).

Si pulsamos en uno de estos botones, además de cambiar de lente, se abre un nuevo menú con botones para los distintos niveles de zoom: 0,5x, 1x, 2x, 4x, 10x, 30x y 100x. De esta forma podemos ir seleccionando con un simple toque.Se agradece que hayan integrado esos botones con mucha variedad de pasos de zoom ya que con todas las focales que ofrece resulta más sencillo navegar entre las opciones, pero si queremos elegir un punto concreto simplemente hay que deslizar de izquierda a derecha.

Samsung Galaxy S20 Ultra

En la app de cámara tenemos varios modos de disparo accesibles deslizando hacia los lados, pero si vamos al final, donde pone 'Más', encontramos más opciones disponibles. Samsung permite editar qué modos aparecerán en el carrusel y en qué orden, por lo que podemos personalizarlo a nuestro gusto con aquellos que usemos más a menudo. Sobre el menú ajustes, hay bastantes opciones editables como el optimizador de escenas o el selfie panorámico inteligente, pero se echa en falta que el control de HDR sea más accesible. Además, en este caso no podemos elegir forzarlo y la única opción es desactivarlo o dejarlo en automático.

Lente principal

El Galaxy S20 Ultra tiene tres cámaras (cuatro si contamos el ToF), pero hay una que destaca sobre las demás. Como suele ocurrir en prácticamente todos los móviles de cámaras múltiples, el sensor principal es el que tiene más resolución, más superficie y la lente de mayor apertura, por lo que también es el que mejor rinde y al que más le podemos exigir. Veamos como se comporta.

Fotografía diurna

Samsung Galaxy S20 Ultra

Decir que los mejores resultados se consiguen con luz abundante y la lente principal es una obviedad, pero eso no cambia el hecho de que sea cierto. Buen trabajo con la representación del color y rango dinámico, aunque el HDR es algo agresivo en la foto de la izquierda, donde teníamos el sol de frente y tuvo que rescatar bastante detalle en toda la zona del muro, pero el resultado final no queda excesivamente artificial. Y hablando de detalle, resuelve muy bien elementos y texturas complejas, pero si sacamos la lupa en los planos más alejados vemos como pierde ligeramente.

Las dos fotos anteriores fueron tomadas en automático y en el modo de 12 megapíxeles, resolución que viene activada por defecto. Lo que hace el sensor principal del S20 Ultra, de 108 megapíxeles, es fusión 9 píxeles en uno para, en teoría, ofrecer imágenes con un detalle más rico.

Samsung Galaxy S20 Ultra Imagen de 108 megapíxeles

Teniendo esto en cuenta, cabría esperar un detalle menos profundo al usar todos los píxeles sin hacer ninguna fusión, pero lo cierto es que con buena luz cumple con nota. El contraluz hace que el HDR tenga más trabajo para recuperar el detalle de la mano y lo resuelve muy bien.

Samsung Galaxy S20 Ultra 03 Recorte al 100%

Los 108 megapíxeles permiten que nos acerquemos muchísimo al sacar la lupa e incluso ahí la nitidez es bastante buena (hay un ligero desenfoque pero solo se aprecia al ampliar al máximo). Lo malo de este modo es que el disparo es algo más lento y la imagen resultante no solo es más grande, también pesa más. Esta imagen pesa 12 MB, mientras que la misma toma en el modo de 12 megapíxeles pesa tan solo 2 MB. Los 108 megapíxeles vienen especialmente bien si la intención es recortar un detalle concreto de la imagen, que por cierto es una opción que nos da la app de cámara al ampliar una foto (algo así como hacer zoom a posteriori). Personalmente no lo he usado más que en ocasiones puntuales ya que, si quiero hacer zoom, lo hago en el momento de la toma y no después, pero rinde bastante bien.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Si sacamos la lupa en el modo de 12 megapíxeles, seguimos teniendo una gran definición incluso cuando hay una amalgama de elementos y texturas muy complejos como es este caso, siempre y cuando la iluminación sea generosa, si escasea aparecen ciertas debilidades.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Por ejemplo, esta imagen fue tomada en interior con luz natural abundante. El detalle es bueno, pero no está tan marcado y áreas de pelo aparecen mucho menos definidas. Mención especial al desenfoque natural que consigue el sensor principal sin necesidad de aplicar el modo retrato que trataremos más adelante.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Otro ejemplo de como la falta de luz afecta al detalle. Aquí estábamos en el exterior (aunque era última hora de la tardee, sobre las 19:00), cuando nos acercamos vemos como se ha perdido mucha nitidez. Con condiciones así también es muy fácil que las fotos salgan borrosas si nos movemos. De hecho, de esta serie se salvaron pocas por este motivo.

Fotografía nocturna/luz artificial

Samsung Galaxy S20 Ultra

Volvemos al modo de disparo de 108 megapíxeles, esta vez con una escena tomada en interior con luz artificial, para ver tanto el nivel de detalle que podemos conseguir como la diferencia de tamaño con la misma escena tomada con el modo de 12 megapíxeles. Como decía antes, esta opción es muy interesante de cara a poder cortar una porción de la imagen y seguir teniendo un archivo de tamaño considerable. Además, no se aprecia una caída muy drástica en el detalle pese a que no hace esa fusión de píxeles de la que hablaba. Eso sí, aquí juega con cierta ventaja porque usé trípode.

Samsung Galaxy S20 Ultra

En esta escena interior no usé trípode y el gato no paraba de moverse, pero finalmente se quedó quieto un instante y pude capturarlo. Insisto en esto porque, cuando hay poca luz, es muy fácil perder el foco o que haya trepidaciones. Sin embargo, si afinamos el pulso y no hay movimientos en la imagen, se pueden conseguir resultados bastante buenos. En este caso ha resuelto muy bien todas las texturas del pelo en primer plano y el desenfoque del fondo queda muy natural (no, no es modo retrato).

Samsung Galaxy S20 Ultra

De noche, el ruido hace acto de presencia fácilmente, pero no es algo malo ya que no resulta exagerado en el plano general (se aprecia más en el cielo) y ayuda a que el detalle aparezca más marcado. Bien de balance de blancos y rango dinámico. Del modo noche ya hablaremos más adelante, pero lo hace bastante bien con el disparo "normal", aunque la pérdida de detalle es obvia, sobre todo si nos fijamos en los extremos de la imagen.

Ultra angular

El gran angular se ha convertido en un 'must' en cámaras móviles. Casi todos intregran uno y también casi todos consiguen una calidad más pobre que el sensor principal. ¿Es el caso con el Galaxy S20 Ultra? Vamos a ver algunos ejemplos para comprobarlo.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Igual que hemos visto con el sensor principal, el angular se luce especialmente con luz natural. La deformación no es exagerada y consigue una paleta de colores fieles. El rango dinámico es amplio, pero no tanto como con la lente estándar y en situaciones algo complejas como el contraluz de la derecha se aprecia un extra de contraste algo agresivo.

Samsung Galaxy S20 Ultra

En interior con luz artificial abundante no hay grandes diferencias al enfrentarlo al sensor principal y ambos quedan bastante igualados en términos de exposición y paleta de color. Veamos qué pasa si ampliamos.

Samsung Galaxy S20 Ultra

El angular no sale tan bien parado cuando hacemos la prueba de la lupa. El ruido es fácilmente visible en áreas planas como la pared. El detalle de las vetas de la mesa es bastante bueno, pero no llega al nivel de lo que consigue el sensor principal.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Otra prueba de detalle en interior, esta vez con una luz más tenue. El ultra angular vuelve a quedar un poco por debajo, pero no es un cambio tan dramático. En este caso, la diferencia entre las lentes no es muy exagerada.

Teleobjetivo

Ahora le toca el turno al teleobjetivo, que en el caso del S20 Ultra usa un sistema de periscopio para poder ampliar la imagen sin que haya pérdida de calidad. Del mismo modo que con el angular, toca ver si hay muchas inconsistencias entre ésta y la lente principal.

Samsung Galaxy S20 Ultra Imágenes tomadas con zoom 5x

Hay un detalle curioso en el tratamiento del teleobjetivo por parte de Samsung y es que, mientras que el zoom óptico máximo es de cuatro aumentos, el botón de acceso directo al zoom nos lleva a una vista de cinco aumentos. No hablamos de un zoom mucho más largo (es sólo 4x vs 5x) y el resultado es bueno, pero es importante tenerlo en cuenta porque aquí ya estamos tirando de ese zoom híbrido del que habla Samsung.

El teleobjetivo cumple muy bien en colorimetría, nitidez y, aunque el rango dinámico no es tan amplio como con la lente estándar, generalmente da un resultado más natural que el angular.

Samsung Galaxy S20 Ultra
Samsung Galaxy S20 Ultra

Aquí comparamos la foto de la lente estándar (izquierda) con el telefoto ajustado a 4 aumentos. Hay coherencia tanto en exposición como en representación de los colores, pero sí vemos algunos cambios, como ese muro en primer plano casi desenfocado en la foto de la derecha.

En este caso, el detalle ampliado queda más o menos igual en los dos casos. Justo en esta toma el resultado es algo pobre, con acuarelas muy marcadas para una escena en la que teníamos luz de sobra.

Samsung Galaxy S20 Ultra
Samsung Galaxy S20 Ultra

Cuando cae la noche, se aprecia una menor nitidez en el teleobjetivo que al ampliar se hace más evidente. Las dos tomas tienen ruido, pero lógicamente se ve más al ampliar esos cuatro aumentos. En general, los resultados son bastante más consistentes y equilibrados en el caso del teleobjetivo que con el angular.

Zoom

Samsung Galaxy S20 Ultra 27

Ya hemos visto como rinden las tres lentes por separado, pero el zoom que podemos hacer va mucho más allá de los cuatro aumentos del teleobjetivo. ¿Qué pasa si subimos a 10 o 30 aumentos? ¿Y a 100?

Samsung Galaxy S20 Ultra

Hasta 10 aumentos la calidad suele aguantar relativamente bien y conseguimos imágenes aprovechables. No obstante, si queremos conservar detalle al máximo es preferible hacer un disparo en el modo de 108 megapíxeles y después recortar una porción.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Aunque Samsung publicita el zoom híbrido hasta los 30 aumentos, lo cierto es que parece ser un zoom más digital que otra cosa. Esta foto se tomó de día con luz abundante y el ruido y las acuarelas son más que evidentes.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Si subimos a 100 aumentos, el resultado es prácticamente una mancha. En esta foto era de día, pero cuando cae la luz empeora todavía más, aunque parezca mentira.

Enfoque selectivo

Como no podía ser de otra forma, el modo retrato es uno de los modos disponibles en la cámara del S20 Ultra, o mejor dicho 'Enfoque selectivo' como lo llama Samsung. A saber: funciona tanto con personas como con objetos o animales, permite hacerlo con el sensor principal o haciendo zoom, ofrece distintos efectos para el desenfoque y éste se puede editar a posteriori.

Samsung Galaxy S20 Ultra

El retrato de Samsung es bastante intuitivo en el sentido de que no da problemas de activación. Por ejemplo, nos dice que mínimo un metro o metro y medio, pero en la mayoría de casos no da guerra y se activa. El resultado en automático puede quedar algo artificial por la cantidad de desenfoque, pero ajustándolo a mano se consigue un look más natural. Sobre el recorte, como ya es habitual se lía un poco en zonas de pelo, pero generalmente lo resuelve bien.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Con poca luz también consigue buen resultado y el recorte es bueno (aunque hay zonas en las que el desenfoque se "come" parte de las figuras), lo malo es que la calidad de la toma desciende y ya no hay tanta nitidez.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Como decía, el enfoque selectivo también funciona con objetos y además muy bien. De hecho, en estos casos suele dejar que nos acerquemos más que cuando se trata de personas. Eso sí, algunos efectos de fondo nos piden que haya una cara en la foto, pero tampoco es ningún drama porque suelen dar resultados demasiado artificiales.

Modo noche

Por supuesto no podía faltar el modo noche que tanto se ha popularizado en los últimos dos años. No necesitamos trípode para usarlo, pero sí que hay que mantener el móvil lo más quieto posible mientras se realiza el disparo, cuyo tiempo varía dependiendo de la cantidad de luz que tenga que rescatar.

Samsung Galaxy S20 Ultra

El resultado depende en gran medida del tipo de escena, pero generalmente lo que obtenemos son imágenes con un detalle mucho más marcado y mayor exposición. La contrapartida es que el efecto resulta algo artificial, sobre todo si hay fuentes de luz de color que aparecen bastante sobresaturadas.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Una cosa muy interesante es que el modo noche funciona con todas las lentes, desde el angular hasta el teleobjetivo, incluyendo el zoom híbrido de 10 aumentos, cuya calidad mejora bastante en tomas nocturnas como esta.

Vídeo

Pasamos al apartado de vídeo y aquí una de las particularidades de la cámara del S20 Ultra es que puede grabar en resolución 8K. Sin embargo, esta opción no está exenta de limitaciones ya que sale bastante mal parada en cuanto a estabilización y solo nos deja hacer zoom hasta 6 aumentos.

En este primer vídeo se puede ver la comparación de cómo estabiliza el terminal en distintas resoluciones. El modo 'superestable' es accesible desde la app de cámara, pero solo funciona en FullHD a 30 fps y no nos deja hacer zoom, solo podemos pasar de angular a normal. El resultado es muy bueno a la hora de minimizar temblores, pero a costa de menor resolución. EN 4K a 60fps, la estabilización es bastante buena cuando la luz abunda, pero en 8K los temblores son más que evidentes.

Siguiendo con el rendimiento de la grabación en 8K, sobre estas líneas he recopilado varios clips grabados a máxima resolución. En el primero, grabado en interiores, se aprecia bastante bien una caída general en la calidad, así como una estabilización bastante mejorable. Para sacar el máximo partido a este modo es mejor optar por grabar en exteriores con mucha luz o usar un trípode.

También se puede ver una prueba de zoom, que recordemos solo permite ampliar un máximo de 6 aumentos, y un clip nocturno donde se aprecia claramente esa pérdida de calidad cuando hay falta de luz.

Con respecto al zoom, hay distintos rangos dependiendo de la resolución. Si grabamos en FullHD podemos aprovechar la lente angular e ir hasta los 20 aumentos, pero si subimos a 4K se pierde el angular y solo nos deja ir hasta 10 aumentos. Como decía antes, en el caso del 8K el máximo que tenemos son seis aumentos.

El control de zoom es bastante cómodo ya que nos deja modificarlo tanto usando los botones de acceso directo como de forma manual deslizando con el dedo. Eso sí, se nota bastante el paso de una lente a otra, especialmente el salto entre el angular y la lente estándar.

Por último, dos clips de dos de las funciones adicionales que nos permite el S20 Ultra. El primero es la cámara superlenta a 960 fps, que por cierto mejor aprovecharla con luz natural ya que en interiores da bastante mal resultado. El segundo es el vídeo con desenfoque de fondo, una opción que también funciona mucho mejor con buena luz, no solo porque detecta mejor el borde para hacer el recorte, también porque hace que la calidad general caiga mucho.

Cámara selfie

Samsung Galaxy S20 Ultra

Para terminar, toca hablar de la cámara delantera. Aquí nos encontramos con menos opciones que en la trasera en cuanto a zoom, pero sí una buena variedad de modos que incluyen el modo noche y enfoque dinámico entre otros. Con buena luz consigue muy buenos resultados, tanto de color como de rango dinámico. Además, comentar que lleva enfoque automático, algo que no siempre tenemos en la cámara frontal.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Cuando la luz es más escasa la calidad cae de forma drástica y las imágenes se tornan más planas. Con respecto al zoom, lo que nos ofrece Samsung es un modo angular o un plano más cerrado, pero ojo porque es un recorte sobre la imagen original, por lo que el resultado es más pequeño. Por cierto, si queremos también es posible aprovechar la máxima resolución del sensor, que en este caso son 40 megapíxeles.

Samsung Galaxy S20 Ultra

Como decía, el modo retrato también está disponible en la cámara selfie, aunque con resultados algo menos precisos a la hora de recortar las figuras, especialmente en zonas irregulares como el pelo. De nuevo, poder editar la cantidad de desenfoque ayuda a disimular estos detalles.

La opinión de Xataka Android

Samsung Galaxy S20

Decía al principio que la competencia en fotografía móvil aprieta cada vez más y Samsung se había quedado atrás. El Samsung Galaxy S20 Ultra es la respuesta a un panorama cada vez más reñido en el que el zoom se ha convertido en el arma más potente. Samsung va con todo y nos ofrece un zoom de hasta 100 aumentos, pero tras probarlo todos estos días, me ha quedado claro que lo del "zoom 100x" es únicamente un reclamo que queda muy bien en el módulo de cámara.

El zoom funciona muy bien en esos cuatro aumentos ópticos y sigue dándonos imágenes aprovechables hasta los 10 aumentos, más allá de eso, la pérdida de calidad es más que evidente. Sin embargo, tenemos un modo de 108 megapíxeles que nos deja recortar una porción de la imagen y en mi experiencia da mejor resultado. Lo malo es que cuando quiero hacer zoom, lo hago al tomar la foto y no después, como creo que hará casi todo el mundo.

La cámara del S20 Ultra es la apuesta fotográfica más ambiciosa que Samsung ha hecho hasta la fecha, pero todavía tiene deberes pendientes si quiere alzarse como la mejor del mercado.

La calidad de la lente principal está a la altura de lo esperable en un gama alta, pero tampoco supone un cambio radical con respecto a lo que veníamos observando en generaciones anteriores. El gran angular es el sensor que peor parado sale en cuanto a calidad, observándose una caída muy drástica sobre todo cuando hay poca luz.

La cámara del S20 Ultra es la apuesta fotográfica más ambiciosa que Samsung ha hecho hasta la fecha y sin duda es un salto importante, tanto para para la familia Galaxy S como para el resto del parque móvil. Sin embargo, aunque como primer paso es más que reseñable, todavía tiene deberes pendientes si quiere alzarse como la mejor cámara del mercado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios