Publicidad

Vsmart Active 1+, análisis: un gama media equilibrado con sabor a BQ
Móviles Android

Vsmart Active 1+, análisis: un gama media equilibrado con sabor a BQ

Publicidad

Publicidad

A finales del año pasado, Vingroup, un conglomerado empresarial originario de Vietnam, se hacía con el 51% de la marca española BQ. De esa forma, los móviles BQ se despedían para dejarles sitio a los cuatro nuevos Vsmart. Estos terminales llegan bajo dos líneas de producto, Joy (gama baja) y Active (gama media), siendo el máximo exponente el Vsmart Active 1+.

Hemos tenido ocasión de echarle el guante para someterlo a nuestras pruebas y, así, poder sacar conclusiones en este, su análisis. El Vsmart Active 1+ se configura como un dispositivo de gama media con el que Vingroup/BQ quieren competir en un segmento que, por un lado, está altamente capitalizado por un par de empresas y en el que, por otro lado, es difícil destacar sin dar lo mejor de lo mejor a un precio reducido. ¿Lo consigue? Solo hay una forma de salir de dudas.

Ficha técnica del Vsmart Active 1+

VSmart Active 1+

Dimensiones y peso

156,1 x 76 x 7,95 mm
180 g

Pantalla

IPS/LCD de 6,18 pulgadas
Resolución FullHD+ (2.246 x 1.080 píxeles)
Relación de aspecto 18:9
Gorilla Glass 5

Procesador

Qualcomm Snapdragon 660
GPU Adreno 512

Memoria

6 GB

Almacenamiento

64 GB ampliables con tarjetas microSD hasta 256GB

Batería

3.650 mAh
Quick Charge 4+

Cámara trasera

12 MP + 24 MP, f/1.8
Flash de cuatro LEDs

Cámara frontal

20 MP, f/2.0, Flash LED

Software

Android 8.1 Oreo

Conectividad

Dual 4G, WiFi ac, Bluetooth 5.0, GPS, USB-C, jack 3,5 mm

Otros

Lector de huellas, radio FM, audio Qualcomm aptX

Precio

299 euros

VSmart Active 1+, 6.18" LCD IPS, FHD+, Snapdragon 660, 6 GB RAM, 64 GB, Dual Camera, Negro

VSmart Active 1+, 6.18" LCD IPS, FHD+, Snapdragon 660, 6 GB RAM, 64 GB, Dual Camera, Negro

Diseño: cómodo en mano y acabado en cristal

Vsmart 9

Empezamos, como marca la tradición, por el exterior. El Vsmart 1+ tiene un diseño sencillo, con unas curvas tanto en las esquinas como en los cantos que hacen que sea cómodo de usar. La trasera está acabada en cristal y, en el caso de nuestra unidad, en color azul degradado. Lo cierto es que por detrás (ojo al matiz) es bastante bonito y, dicho sea de paso, en mano se siente bastante premium, pero claro, tiene el problema de todos los móviles hechos de cristal: las huellas se quedan muy, muy marcadas.

En cuanto a los elementos que podemos encontrar en el dispositivo, la parte trasera es el hogar del módulo con la doble cámara (de la que hablaremos en su apartado), el lector de huellas en una posición realmente cómoda, el flash LED y el logo de la marca, que podemos encontrar justo debajo del sensor. Si echamos un vistazo a los laterales, en el derecho tenemos el botón de bloqueo y los dos de volumen, en el izquierdo el slot para la tarjeta SIM, en el superior uno de los dos micrófonos y en el inferior... hablemos del inferior.

Usb Mal ¿Por qué?

Quizá sea un detalle sin importancia para algunos usuarios, pero es nuestra labor destacarlo. En el canto inferior tenemos el jack de 3,5 mm, el altavoz y el USB tipo C para cargar la batería y pasar datos al ordenador. Todo normal, hasta que ves que el puerto USB y el jack no están perfectamente alineados al centro, sino más abajo, lo que rompe completamente la simetría del terminal. Insisto, es un detalle sin la menor importancia en el día a día, pero son los pequeños detalles los que hacen que un diseño pase de ser bueno a ser excelente.

A pesar de que los puertos inferiores no están alineados, el Vsmart Active 1+ es bonito, se siente cómodo a la mano y el cristal le da un toque premium

Dejando el TOC de lado, el Vsmart Active 1+ tiene unas dimensiones de 156,1 milímetros de alto, 76 milímetros de ancho y 7,95 mm de ancho, algo más si contamos el módulo de la cámara de la parte trasera que sí, sobresale. Por ello, cuando lo dejamos encima de una mesa y tocamos una de las esquinas se tambalea. Pesa 180 gramos y, aunque esté hecho de cristal, se siente robusto y equilibrado. No es pesado, pero sí pesa lo suficiente para que la sensación sea agradable.

Pantalla

Altura (mm)

Anchura (mm)

Grosor (mm)

Peso (g)

Ratio

Batería (mAh)

Vsmart Active 1+

6,18"

156,1

76

7,95

180

81.4%

3.650

Redmi Note 7

6,3"

159,2

75,2

8,1

186

81,4%

4.000

Honor 10 Lite

6,21"

154,8

73,64

7,95

162

83.1%

3.400

Huawei P30 Lite

6,15"

152.9

72.7

7.4

159

84.2%

3.340

Samsung Galaxy A9 2018

6,3"

162,5

77

7,8

183

80.1%

3.720

Si le damos la vuelta al móvil y observamos la parte delantera, veremos la pantalla y ese notch no en forma de gota, no en forma de agujero en la pantalla, sino un notch estilo iPhone X que rompe la simetría y, francamente, se antoja del todo innecesario. Entiendo que es para colocar la cámara delantera, el altavoz y el LED de notificaciones, pero se podría haber optado por una solución menos invasiva más en la línea de los diseños que vemos actualmente. Tampoco se salva la parte inferior, donde tenemos una generosa barbilla de casi un centímetro de grosor.

En definitiva, el Vsmart Active 1+ es un terminal bonito, pero pierde puntos cuando te fijas en ciertos detalles. Los puertos no están bien alineados, el notch y la barbilla son generosos y, al ser de cristal, se llena de huellas. Este último punto se soluciona con una funda, pero los otros dos no. Por otro lado, se siente premium, robusto y cómodo a la mano y es relativamente fácil de usar con una sola mano.

Pantalla: una LCD correcta, pero algo raro pasa

Vsmart

Pasamos a hablar de la pantalla, donde nos encontramos con algo peculiar. Estamos ante un panel IPS/LCD de 6,18 pulgadas de diagonal y resolución FullHD+ de 2.246 x 1.080 píxeles, pero cuando hacemos una captura de pantalla nos encontramos con un tamaño de 2.260 x 1.080 píxeles, un poquitín más, por lo que la relación de aspecto no es 2:1, sino 2,09:1.

A esto hemos de sumarle que la barra de navegación (donde están los botones para ir atrás, abrir la multitarea y volver a la pantalla de inicio) está metida hacia abajo. Me explico. Del límite superior de la barra de navegación a la parte superior del icono "Home" (el redondo) hay dos milímetros, pero de la parte inferior del icono "Home" al marco inferior hay solo 1 milímetro, por lo que los iconos están más abajo de lo normal. Es como si la pantalla continuase por debajo de la barbilla, lo que explicaría ese desfase en la resolución de la pantalla. Como decíamos antes, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia.

Barras Mal Las dos bandas rojas son del mismo tamaño. Teóricamente, el botón "Home" debería quedar completamente centrado, pero como puedes comprobar la mitad inferior es más pequeña que la mitad superior.

Tenemos un brillo de 500 nits y un calibración correcta, con unos colores bien saturados de la mano de la tecnología Quantum Color+, aunque sin llegar a la estridencia de un panel AMOLED. Los ángulo de visión son correctos (no hay brillos verdes o morados cuando miras la pantalla de lado) y, en líneas generales, no hemos tenido problema en ninguna situación. El brillo máximo es suficiente para usarlo con luz directa y el brillo mínimo es lo suficientemente bajo para poder usarlo de noche sin mayor problema, aunque habría agradecido que lo fuese un poquito más.

Pantalla

Al ser Android Puro no tenemos opción para calibrar el panel y calentar o enfriar los blancos, aunque sí contamos con la posibilidad de activar el brillo adaptativo (a.k.a. brillo automático), que funciona sorprendentemente bien, y la luz nocturna, que pone una capa naranja sobre la pantalla para mejorar su uso por la noche. Asimismo, desde los ajustes se puede activar la opción para despertar la pantalla con dos toques, un atajo bastante útil y que echas de menos cuando no lo tienes.

El panel del Vsmart Active 1+ está bien calibrado y los colores tiene un buen nivel de saturación, pero el notch y la barbilla rompen por completo la simetría

La experiencia es buena, sin duda, aunque la barbilla inferior y el notch hacen de las suyas. El desfase de píxeles que comentábamos antes no influye de ninguna manera en el uso que hacemos de las apps en el día a día, pero es de esas cosas que una vez has visto, cual spoiler de Juego de Tronos, no puedes sacarte de la cabeza. El notch, por su parte, provoca que cuando usamos una aplicación en horizontal se añada una banda negra en la zona lateral, lo que unido a la barbilla hace que el consumo de contenido o videojuegos no sea tan inmersivo como podría ser.

Sonido: se podría haber hecho más, aunque tiene jack

Vsmart 11

Y ahora que hablamos de contenido multimedia, no está de más repasar el rendimiento del altavoz. El Vsmart Active 1+ tiene un solo altavoz colocado a la derecha del canto inferior, y eso ya supone el primer problema: se tapa con una facilidad tremenda al coger el móvil en posición horizontal, ya seas zurdo o diestro. Eso provoca que se obture y se oiga peor.

En cuanto a la calidad, lo cierto es que el sabor es más bien agridulce. El Vsmart Active 1+ se escucha muy alto, pero cuando lo ponemos al máximo volumen el sonido suena enlatado, distorsionado y llega a ser hasta desagradable en según qué canciones y qué vídeos. Cabría esperar que se solucionase bajándolo un pelín como sucede en otros gama media, y sí, suena menos estridente, pero se sigue oyendo enlatado y con una profundidad más bien escasa.

Al sonido le sobra potencia y le falta claridad y rotundidad, no se disfruta demasiado a no ser que te pongas los auriculares

Por fortuna, el Vsmart Active 1+ cuenta de jack de auriculares y, si no tienes, la empresa ha tenido a bien añadir unos en la caja, por lo que, al menos, podrás poner solución al problema. Además, Android Puro tiene sus ventajas, pero también sus desventajas, y una de ellas es que no tiene un apartado para configurar el sonido a nuestro gusto.

Rendimiento: el Snapdragon 660 sigue cumpliendo pese a ser ya mayor

Vsmart 16

Seguimos con el rendimiento, un apartado en el que el Vsmart Active 1+ opta por una configuración conocida. En el motor del dispositivo tenemos 6 GB de memoria RAM y el procesador Snapdragon 660, un chipset por todos ya conocido que, si bien ha demostrado seguir siendo competente, tiene ya dos añitos de vida. Este cuenta con cuatro núcleos Cortex A73 a 2,2 GHz y cuatro Cortex A53 a 1,8 GHz, así como con la GPU Adreno 512.

El almacenamiento interno es de 64 GB ampliables con tarjetas microSD hasta los 256 GB, de los cuales podremos acceder a unos 48,4 GB. Salvo que seas un usuario que descargue muchas películas en Netflix, guarde infinidad de canciones offline en Spotify y no use la nube de Google Fotos (que es la galería por defecto del terminal) para subir sus fotos y vídeos, que te quedes sin espacio en el terminal será bastante complicado.

El Snapdragon 660, los 6 GB de memoria RAM y Android Puro consiguen que la experiencia global con el dispositivo sea muy positiva

En cuanto al rendimiento, no hemos tenido mayor problema. El Snapdragon 660 se comporta y Android Puro ayuda a que la sensación al usar el móvil sea de fluidez y de que todo va como tiene que ir. No hemos tenido ningún problema al usar aplicaciones del día a día como WhatsApp, Telegram, Spark o Twitter. Lo mismo podemos decir con aplicaciones algo más pesadas como Instagram o Facebook, donde el Vsmart Active 1+ saca pecho y planta cara a sus rivales directos. Para los amantes de los benchmarks, aquí tenéis una pequeña comparativa.

Vsmart Active 1+

Redmi Note 7

Huawei P Smart 2019

Motorola Moto G7 Plus

GALAXY A9 2018

bq Aquaris X2 Pro

Procesador

Snapdragon 660

Snapdragon 660

Kirin 710

Snapdragon 636

Snapdragon 660

Snapdragon 660

RAM

6 GB

4 GB

3 GB

4 GB

6 GB

4 GB

AnTuTu

142.641

147.046

130.026

116.035

141.346

141.558

GEEKBENCH 4.0 (SINGLE/MULTI)

1.626 / 5.875

1.627 / 5.823

1.531 / 5.149

1.317 / 4.723

1.584 / 5.772

1.642 / 5.763

PCMARK WORK

6.061

6.335

5.853

6.230

5.977

6.085

Cuando hablamos de aplicaciones más pesadas, como juegos, es verdad que no podemos pedirle peras al olmo, pero el dispositivo es capaz de mantener la compostura. Si eres aficionado a juegos tipo Clash Royale, Clash of Clans, Brawl Stars y demás títulos más o menos livianos, no vas a tener ningún problema. Nosotros hemos podido jugar sin mayor dificultad, sin tirones y sin lag. También da la talla en juegos pesados como Asphalt 9, Vainglory o PUBG Mobile, si bien en ellos la caldera exige un poco más de carbón. En resumen, puedes jugar sin problemas, siempre y cuando seas consciente de que estás usando un gama media.

Vsmart 12

Conviene hablar de la biometría. El Vsmart Active 1+ no tiene desbloqueo facial (aunque hueco tendría en el notch, desde luego), pero sí cuenta con lector de huellas en la parte trasera. No es el más rápido del mundo, pero funciona correctamente. Está colocado en una posición cómoda, de forma que el dedo índice cae justo encima. Combinando con el doble toque para despertar la pantalla, lo cierto es que no se echa en falta el desbloqueo con la cara.

Terminamos hablando de la conectividad. El terminal cuenta con dual 4G, WiFi de doble banda (por lo que se puede aprovechar la banda 5 GHz si tu router la soporta), Bluetooth 5.0, GPS, USB tipo C y jack de 3,5 mm, lo que sumado a la radio FM hace una mezcla bastante interesante que algunos usuarios agradecerán. No tenemos NFC, por desgracia, por lo que si eres de los que pagan con el móvil (como un servidor), ten presente que con el Vsmart Active 1+ no vas a poder.

Autonomía: bien, pero sin destacar

Bateria

Seguimos hablando de la autonomía, que en el caso del Active 1+ depende de una batería de 3.650 mAh, una cifra correcta que se encarga de ofrecer alrededor de cinco horas de pantalla activa al día de media, un poquito menos si le aprietas. Si el uso que haces del terminal es mensajería, redes sociales, alguna partida puntual y el correo, llegarás al final del día sin mayor dificultad.

Si la batería te sabe a poco, al menos podrás cargarlo rápidamente al 100% con el cargador que trae en la caja

Aun así, si vas a exigirle un poquito más, a hacer muchas fotos, ver películas, etc., puede que para las ocho de la tarde tengas que cargarlo. Y es cuando lo cargamos cuando nos encontramos con una agradable sorpresa: el dispositivo se carga al 50% en una media hora y al 100% en una hora y media, minuto arriba, minuto abajo, por lo que puedes conseguir un chute de energía de urgencia conectándolo unos minutos.

Eso es gracias a que cuenta con Quick Charge 4+ y a que en la caja viene un cargador Quick Charge 3.0. que le aporta 18W de potencia, suficiente para sacarle provecho y cargar el teléfono rápidamente. Así pues, resumiendo el apartado de la batería, podemos decir el Vsmart 1+ da la talla y se comporta cuando lo usamos sin abusar, aunque no destaca en duración.

Software: con Android Q a la vuelta de la esquina, seguimos con Oreo

Vsmart 17

En el momento en que se escriben estas líneas estamos a tan solo un par de semanas de que llegue la tercera beta de Android Q. Android 9 Pie lleva en el mercado bastante tiempo y, aun así, el Vsmart Active 1+ sale al ring con Android 8.1 Oreo. Puro, sí; con pocos (casi ningún) añadido, sí; pero Android Oreo al fin y al cabo.

Ha sido una sorpresa agridulce por dos cosas: agria, porque no viene de fábrica con la última versión de Android y eso se traduce en que no tenemos algunas ventajas como los gestos. Dulce, porque BQ tiene una buena trayectoria actualizando sus dispositivos. El BQ Aquaris X2 Pro se actualizó a Pie hace poco, por lo que cabe esperar que el Vsmart Active 1+ lo haga más pronto que tarde.

Sistema Operativo

Dicho lo cual, cuando nuestros compañeros de Xataka analizaron el dispositivo dijeron haber encontrado algunos fallos en el software que provocaban que el WiFi dejase de responder, que las apps crasheasen y que, en algunas ocasiones, era necesario reiniciar el terminal. En nuestro caso, nada más encender el móvil recibimos una actualización de 95 MB que parece haber solucionado estos puntos, así que no es algo que hayamos sufrido durante nuestras pruebas.

Android Puro tiene sus más y sus menos. Es un sistema operativo sencillo, sin grandes alardes, pero con una excelente fluidez, unas animaciones cuidadas y un rendimiento correcto, y en el Vsmart Active 1+ no ha sido menos. La sensación, si nos ceñimos estrictamente al rendimiento, es muy positiva y no podemos tener quejas. Ahora bien, no debemos dejar de lado el pequeño bug de la barra de navegación que comentábamos en el apartado de la pantalla, algo que debería corregirse.

Android Puro es un software sencillo sin añadidos, tanto para lo bueno como para lo malo

Sin embargo, no tenemos opciones añadidas como tenemos en MIUI, EMUI o One UI, sacrificando así cosas como el modo oscuro, la calibración de la pantalla, el ecualizador de audio, el sistema de gestos, las dobles aplicaciones, etc. Tampoco tenemos bloatware más allá de una app de cámara propia y la grabadora de voz.

En resumen, tenemos un software que, tras haber sido actualizado por la empresa, ofrece una experiencia positiva. No contamos con la última versión de Android, pero al menos lo que hay funciona correctamente. Todo se mueve rápido, la multitarea es excelente (se notan los 6 GB de memoria RAM) y los tiempos de apertura son más que correctos. Si no eres un heavy user y buscas algo simple y funcional, Android Puro es la opción a elegir.

Cámara: la doble lente trasera aprueba de día y de noche

Vsmart 4

Nos vamos acercando al final y toca hablar de la cámara. El Vsmart Active 1+ cuenta con dos cámaras en la parte trasera y una sola lente en el notch para los selfies. En el caso de la trasera, tenemos un sensor Samsung S5K2L8SX de 12 megapíxeles con apertura f/1.8 y un sensor secundario Samsung S5KX7SP de 24 megapíxeles con apertura f/1.8 y píxeles de 0.9 micras. La delantera, por su parte, monta un sensor de 20 megapíxeles Samsung S5K2T7 con apertura f/2.0 y flash LED.

En lo referente a la cámara, el terminal hereda la misma aplicación que ya vimos en los BQ, una app sencilla con las opciones justas y necesarias para el usuario medio. Entre ellas tenemos modo retrato trasero y delantero, grabación en cámara lenta, modo manual y la posibilidad de sacar fotos en RAW. Eso, unido al zoom óptico x2, nos deja como resultado una app correcta que, aunque funciona un chispitín lenta cuando usamos el HDR, aprueba el examen.

App Camara

Los accesos importantes, como el disparador, el botón para cambiar del cámara o para pasar al modo de vídeo, se han colocado en la parte inferior, dejando la zona superior para los botones del flash, los ajustes, el HDR, el temporizador o la opción para activar y desactivar las fotos animadas. Eso hace que sea fácil de usar con una sola mano, lo que se agradece a la hora de sacar fotos en formato vertical.

Foto Trasera

Dicho lo cual, pasamos a los resultados. Cuando es de día y la luz acompaña, el dispositivo ofrece un resultado correcto, nítido, con unos colores acertados aunque un rango dinámico escaso. Las sombras quedan ligeramente oscurecidas y el detalle de las zonas con luces más altas se pierde casi por completo. Aun así, los bordes están bien conseguidos y la escena, en términos generales, sale bien, aunque se notan los puntos flacos al ampliar ligeramente.

Foto Noche

Cuando es de noche, la cámara saca pecho y arroja unos resultados sorprendentemente buenos. El sensor es capaz de gestionar bien el ruido y, aunque la ISO es alta, apenas se aprecia si no haces zoom. Evidentemente, al acercar un poco la imagen se nota que la nitidez se reduce y aparece el efecto acuarela. Sea como fuere, los amarillos propios de las farolas y luces nocturnas no son tan estridentes como en otros terminales y la escena sale bastante bien.

Selfie Dia A la izquierda la foto sin HDR a 20 MP de resolución; a la derecha, la foto con HDR a 5 MP de resolución.

Con la cámara delantera, y antes de hablar del resultado, decir que por defecto, aunque el sensor sea de 20 MP, la app viene configurada por defecto para que la foto sea de 2 MP. ¿Motivos para ello? No se me ocurren, pero así es. Decir también que el modo HDR solo funciona cuando tomamos una foto de 2 o 5 megapíxeles, pero no cuando la sacamos a 20 megapíxeles, por lo que tienes que elegir entre un resultado con más nitidez en el sujeto, pero los fondos quemados, como el de la izquierda; o algo menos nítido pero con más color y detalle en el fondo, como el de la derecha.

Selfie Noche

De noche, el sujeto sale bien iluminado pero las luces altas del fondo tienden a salir algo quemadas. El nivel de detalle en el pelo, la barba, las gafas y la cara es correcto, aunque como puedes observar, de la nitidez del fondo nunca más se supo (fíjate en la señal de "Prohibido el paso"). Aun así, el resultado es correcto y la sorpresa al ver que el selfie sale bien es agradable. Eso sí, cuidado con el pulso. Dijimos antes que la cámara es un poco lenta, por lo que cuidado con las escenas nocturnas y la velocidad de obturación baja.

Modo Retrato Trasera Dia

El modo retrato diurno, en resumen, es bueno. La nitidez, color y exposición del sujeto es excelente y el desenfoque, si bien falla en algunas zonas puntuales y complicadas como el pelo, suele ser correcto y a aplicarse de forma gradual. No tiene sensor ToF, por lo que el bokeh se aplica a posteriori mediante inteligencia artificial. El rango dinámico es bueno, aunque el HDR se desactiva cuando accedemos a este modo, por lo que las luces altas del fondo tienden a salir quemadas.

Modo Retrado Delantera Dia

La cámara delantera también se comporta cuando usamos el retrato. El sujeto sale bien iluminado, con un nivel de detalle correcto (recuerda cambiar la resolución a 20 MP, si lo dejas en 2 MP te saldrá una foto muy pixelada) y un recorte bastante conseguido. El bokeh se aplica de forma progresiva, pero si tienes una luz de fondo demasiado fuerte, los detalles del fondo o el cielo se perderán. Sin embargo, el resultado es llamativo y, para ser un gama media, tampoco podemos pedirle más.

Modo Retrato Trasera Noche

De noche la cosa cambia. Cuando usamos el modo retrato podemos ver que el sujeto sigue saliendo bien definido, aunque dependiendo de cómo de cerca tengas la fuente de luz saldrá con más o menos grano. Es de noche cuando se nota la falta de un sensor dedicado a medir la profundidad, ya que como puedes ver el recorte no es tan preciso y aparecen dientes de sierra en algunas zonas alrededor de la cara. Tiene margen de mejora, sin lugar a dudas.

Modo Retrato Delantera Noche

Y con la cámara delantera más de lo mismo. El nivel de detalle se reduce bastante y el sujeto, si bien sale iluminado correctamente, no termina de estar del todo nítido. Un punto a tener en cuenta es que la cámara no deja hacer el retrato si hay poca luz (en ambas cámaras, no solo en la delantera), por lo que sí o sí o tendrás que ponerte cerca de una zona luminosa para poder sacarte la foto. Sea como fuere, cuando se cumplen todas las condiciones, la foto se salva, y eso es lo importante después de todo.

Un aspecto a tratar es el HDR+, una función que permite iluminar las zonas más oscuras de las fotos y recuperar más detalles. La cámara funciona muy bien en automático y activa el HDR cuando tiene que hacerlo, y se nota. Para que lo puedas ver por ti mismo, aquí tienes algunos ejemplos. Verás que son todos de día, y el motivo es sencillo: de noche no se aprecia el cambio entre una foto con HDR y una normal.

Hdr 1 A la izquierda la foto sin HDR; a la derecha la misma foto con el HDR+ activado.
Hdr 2 A la izquierda la foto sin HDR; a la derecha, la misma foto con el HDR+ activado.
Hdr 3 A la izquierda la foto sin HDR; a la derecha, la misma foto con el HDR+ activado.

También es interesante hablar del zoom óptico de dos aumentos. No es tan impresionante como los que estamos viendo recientemente en la gama alta, pero tampoco estamos ante un gama alta. Con esta función, se pueden sacar fotos de elementos lejanos sin que haya pérdida de detalle. Funciona muy bien tanto de día como de noche, y el resultado habla por sí mismo.

Zoom 1 A la izquierda la foto son zoom; a la derecha, detalle obtenido con el zoom óptico de dos aumentos.
Zoom 2 A la izquierda la foto son zoom; a la derecha, detalle obtenido con el zoom óptico de dos aumentos.
Zoom 3 A la izquierda la foto son zoom; a la derecha, detalle obtenido con el zoom óptico de dos aumentos.

Terminamos hablando del vídeo. El Vsmart Active 1+ es capaz de grabar en 4K a 30 fotogramas por segundo y en FullHD a 60 fotogramas por segundo. De día, el resultado es correcto, el sonido se recoge bien y la calidad general es buena, aunque se echa en falta algo de estabilización. De noche la cámara hinca un poco la rodilla y muestra algo más de ruido, aunque el clip se salva. Aquí tienes algunas muestras, todas ellas grabadas andando a paso normal sujetando el móvil con dos manos.

Vsmart Active 1+, la opinión y nota de Xataka Android

Vsmart 2

El Vsmart Active 1+ es un dispositivo bonito, cómodo en mano y que se siente robusto, aunque tiene algunos aspectos del diseño que se podrían haber pulido para hacer que el conjunto fuese más redondo. La trasera le da un toque premium y al tacto es agradable, aunque esa buena vibración se reduce cuando le das la vuelta y echas un vistazo a la pantalla, o más bien, al notch y su centímetro de barbilla.

La pantalla, salvando que la barra de navegación parece estar metida hacia abajo, se ve bien, tiene un nivel de brillo correcto y unos colores bien saturados. Tampoco tenemos quejas en el rendimiento, donde encontramos un motor ya conocido que sabemos que funciona a pesar de que tenga su tiempo. El Snapdragon 660 es un procesador avalado por su trayectoria, y los 6 GB de RAM le sientan de escándalo.

Eso, unido a un software que parece haberse pulido con las últimas actualizaciones, dan una experiencia global correcta. No quita, sin embargo, que seguimos teniendo Android 8.1 Oreo y habría agradecido que un terminal de nueva hornada hubiera apostado por Android 9 Pie desde el momento cero, más aún cuando sus hermanos firmados por BQ lo tienen ya.

El Vsmart Active 1+ es un terminal equilibrado que, desgraciadamente, no destaca sobre sus competidores en ningún apartado

En el apartado de la autonomía, no destaca en exceso en duración, pero sí saca pecho en cuanto a velocidad de carga. Los 3.650 mAh de batería nos permiten llegar al final del día con un uso normal, dándonos unas cinco horas de pantalla activa, algo que puede ser suficiente para usuarios, digamos, normales, y escaso para los que le pidan un poquito más. Por suerte, Quick Charge 4+ hace su trabajo y permite darle una dosis extra de batería en media hora.

La cámara, por su parte, ofrece unos resultados correctos, sobre todo cuando hablamos de la trasera. Es solvente y se desenvuelve en casi todas las situaciones, aunque tiene margen de mejora, sobre todo en el recorte del modo retrato. Sea como sea, podemos decir que no es una cámara que vaya a sacar la mejor foto del mundo, pero al menos no va a dejarte tirado.

Y hablemos de dinero. El precio del Vsmart Active 1+ es de casi 300 euros euros, y eso es un problema porque es complicado justificarlo. Es cierto que el terminal ofrece una experiencia equilibrada en todos sus apartados, pero no destaca por encima de sus competidores en ninguno de ellos. No tiene una cámara mejor, una autonomía sobresaliente, un diseño rompedor e innovador ni un rendimiento que destaque. Está, como se suele decir, en la media, y eso vale cuando compites en el rango de los 200-250 euros, pero si hablamos de 299 euros (y teniendo en cuenta que se lanzó a 349 euros), hay que ofrecer algo más, y este dispositivo no lo hace.

8.2

Diseño8.25
Pantalla8.0
Rendimiento8.5
Cámaras8.0
Software8.0
Autonomía8.25

A favor

  • El rendimiento es bueno en todas las situaciones
  • La cámara se comporta tanto de día como de noche.
  • La pantalla se ve correctamente y está bien calibrada.
  • Sienta bien a la mano y se siente robusto a la par que ligero.

En contra

  • La barbilla, el enorme notch y los elementos fuera de su sitio como el puerto de carga.
  • Aunque el software se ha corregido, sigue siendo Android 8.1 Oreo
  • Por ese precio no habría estado de más incluir NFC.
  • No destaca en ningún apartado si lo comparamos con su competencia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir