Viajar al extranjero con datos de sobra y sin sustos: opciones y consejos para no pagar ‘roaming’ cuando viajas

Viajar al extranjero con datos de sobra y sin sustos: opciones y consejos para no pagar ‘roaming’ cuando viajas
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Cuántas veces nos hemos enfrentado a ello. Cada vez que viajamos al extranjero, sentimos ese miedo a toparnos con cargos en nuestra factura de móvil que ni siquiera aparecían mencionados en la cuenta. Cargos que se sienten como multas porque son un asterisco al fondo de tu contrato. Pero Holafly propone una fórmula claramente distinta, adaptada al mundo globalizado en el que vivimos, presentando una alternativa clara y útil: internet y llamadas en el extranjero a un precio fijo.

Viajar conectado implica hacer algo de inventario y decidir cómo llevarás a cabo esa conexión: ¿recurrirás a puntos wifi gratuitos o contratarás una tarjeta eSIM de datos internacional? ¿Pagarás el roaming sin importante el sobrecoste que imponga tu operadora u optarás por un dongle wifi portátil para conectar varios dispositivos a la misma red? En el siguiente artículo glosaremos todas las opciones clave y cuál es la que mejor se puede adaptar a tus necesidades, ofreciéndote números para que, al fin y al cabo, puedas echar tus propias cuentas.

¿Qué es el ‘roaming’ internacional?

El roaming —o itinerancia en español— es un término que viene a significar lo siguiente: toda operadora ofrece un servicio de red limitado a un área geográfica. Si viajas más lejos de ese área, te quedas sin señal. Por tanto, la única forma de seguir teniendo acceso es conectándote a una red ajena.

Habitualmente, tu operadora realizará esta función de manera automática para que puedas seguir enviando y recibiendo llamadas, mensajes y navegando por internet. Pero, a veces, este servicio está sujeto a un coste que pueden cobrarte. Por esta razón, otras operadoras optan por mantener desactivado el roaming de forma predefinida, para que el usuario elija cuándo y cómo activarlo.

Tarifas del ‘roaming’ para viajeros

Holding Phone Espanol

Pero ojo, esta cobertura no es total, ya que en algunos países tendrás que activar un servicio específico para ese área o región. Dependiendo del destino al que viajes, las coberturas y costes serán distintos. Los operadores de nuestro país habitualmente segmentan estos costes en tres zonas, siendo la zona 1 totalmente gratuita y la zona 3 la más cara:

  • Zona 1: área económica de la Unión Europea —incluyendo Islandia, Liechtenstein y Noruega en la mayoría de casos—.
  • Zona 2: EE.UU, Canadá, Magreb y resto de países de Europa.
  • Zona 3: resto del mundo —desde Latinoamérica hasta Australia—.

Es importante recalcar que quien viaja es quien paga el sobrecoste, ya sea mandando mensajes, audios o vídeos. Por tanto, una vez sales de tu país has de asumir el coste tanto de las llamadas que hagas como de las que recibas desde tu país.

3

‘Roaming’ en Movistar

El roaming de Movistar en zona 2 —a saber: EE.UU, Canadá, Magreb, Andorra y el resto de Europa— es de 1,82 euros más 1,21 euros por establecimiento de llamada tanto en llamadas emitidas como recibidas. En zona 3, el coste se eleva hasta los 3,03 euros por minuto más 1,94 euros por establecimiento de llamada. Todos los mensajes SMS cuestan 1,21 euros, indistintamente de la longitud de los mismos.

‘Roaming’ con Vodafone

El roaming de Vodafone en zona 2 es algo más económico cuando se trata de llamar: de 1,69 euros más 1,21 euros por establecimiento de llamada. El coste por recibir llamadas es idéntico al de Movistar. En zona 3, el coste pasa a ser de 3,03 euros por minuto más 1,69 euros por establecimiento de llamada. Todos los mensajes SMS cuestan 1,21 euros, indistintamente de la longitud de los mismos.

‘Roaming’ con Orange

Por último, si nos fijamos en el roaming de Orange, en zona 2 nos encontraremos con un gasto de de 1,69 euros más 1,82 euros por establecimiento de llamada, tanto para enviar como para recibir llamadas. Y, si miramos los precios de la zona 3, tendrás que abonar 3,15 euros por minuto más 1,82 euros por establecimiento de llamada. Todos los mensajes SMS cuestan 1,21 euros, indistintamente de la longitud de los mismos.

Opciones para evitar pagar ‘roaming’ en tu viaje al exterior

En conclusión, estas tarifas pueden resultar en un montante impresionante a poco que hables un par de días con tus familiares fuera del país. Supón que viajas con relativa frecuencia a México, Colombia o Ecuador, países agrupados en zona 3, y que no has buscado alternativas al roaming tradicional.

Con una tarifa como la de Orange, una llamada de diez minutos equivaldría a 33,32 euros de gasto extra en tu factura. Descargar una simple imagen de Twitter de apenas 1MB de peso cuesta hasta 12 euros. ¿Existen alternativas? Desde luego, y eso vamos a analizar a continuación.

Opción 1: eSIM de datos internacional

Reiseeuphorie2 Holafly

Antes de nada, aclaremos qué es una tarjeta eSIM internacional: la también denominada “SIM virtual” es una evolución de la tarjeta tradicional, ya que se integra con el propio sistema y permite vincular más líneas de teléfono, separadas por perfiles. Si bien en forma es similar a una SIM tradicional, en la práctica es mucho más útil para tener internet y llamadas. Algunas de sus ventajas clave son:

  • No necesitas insertar ningún chip. Ni siquiera necesitas abrir la bandeja de tarjetas de tu smartphone.
  • Puedes activarla con solo leer un código QR.
  • El terminal no necesita un reseteo o tiempo de activación ni tiempos de espera para recibirla. Al ser digital, la entrega es inmediata.
  • Es compatible con cientos de terminales, entre los que destacan todos los iPhone 11, 12, 13 y XS, los Samsung S20, S21, S22 y otros tantos Note y Samsung Fold, todos los Google Pixel a partir de la tercera iteración y otros cientos de terminales como el OPPO Find X5 o toda la familia de Huawei P40.

Opción 2: tarjeta SIM tradicional

Otra opción es optar por una SIM de las de toda la vida. La ventaja es que la adquieres en cada país que visitas y, al fin y al cabo, están sujetas a las tarifas y ofertas de los operadores locales, garantizando que funcionarán. Pero desconoces si son 100 % compatibles con tu terminal y te enfrentas a una brecha idiomática que tendrás que resolver. Es decir, nadie resuelve el problema por ti y eres tú mismo quien, de manera proactiva, debe buscar, elegir y ponderar la compra e instalación de dicha SIM.

Roaming Europa

Opción 3: alquilar un pocket wifi o un wifi portátil

También se puede optar por una solución como un router wifi portátil, usados comúnmente para conectar laptops cuando viajas a EE.UU o Japón.

Esta opción es en realidad un arma de doble filo: al fin y al cabo, llevas a cuestas un aparato extra. Y si lo pierdes, tendrás que pagar la fianza, ya que has alquilado un producto que después no vas a devolver. El mismo resultado tendrás que asumir si el aparato se daña. Y, si bien ofrecen la ventaja de una navegación rápida y descongestionada, además de un servicio de red a más de un dispositivo, no todos son compatibles con los que tengas. En resumen, la penalización puede convertirla en la opción más costosa.

Opción 4: conectarse a los wifi gratuitos de los espacios públicos

Por supuesto, otra alternativa es evitar cualquier gasto o compra de tarjetas y ‘pinchos’ USB y limitarte a comunicarte por internet a través de espacios públicos como aeropuertos, cafeterías, ayuntamientos, bibliotecas, museos, plazas y locales donde encuentres wifi gratuito. Sin embargo, mientras el proyecto WIFI4EU se optimiza, es sabido que el wifi gratis comprende una serie de riesgos importantes. A saber:

  • Sustracción de datos. Cuando te conectas a una red no cifrada o de protección baja —WEP frente a WPA2—, mucha de tu información de conexión es interceptada y puede ser utilizada para vulnerar tu dispositivo y acceder a tus claves privadas.
  • Virus y troyanos. Un dispositivo público puede estar infectado y, con ello, al acceder a su red abierta infectar también tus dispositivos.

Para evitar algunos de estos problemas, puedes hacer uso de un filtrado mediante VPN, pero al final estarás pagando por un servicio adicional que reducirá la velocidad de conexión. Lo barato sale caro. Y todavía tendrías que resolver la posibilidad de realizar llamadas físicas, no recurriendo solo a plataformas de mensajería como WhatsApp.

Nuestro consejo para evitar sobrecostos cuando viajas

Holafly Spain

Por todo ello, es fácil concluir que una eSIM de datos internacional es la alternativa más funcional, automatizada y económica en varios sentidos. ¿Que vas a pasar una temporada en EE.UU y no sabes qué teléfono usar, qué tarifa contratar y demás? Ok, para eso está la SIM estadounidense, con datos ilimitados, navegación 4G y cobertura internacional. Todo por un coste cerrado, sin ataduras ni letra pequeña.

¿Que en cambio vas a pasar unas semanas en Japón viajando por empresas de audio o textiles? Adquieres una SIM japonesa de prepago y listo, con la cobertura de Softbank y la garantía de que pagarás en función de lo que vayas a usar, con un máximo de 90 días, en packs, habitualmente, de cinco, diez, 15, 20, 30, 60 y 90 días. Tú mismo puedes configurar el APN en cuestión de segundos.

Con una nota media de 4,5 estrellas de 5, Holafly va directo al grano: sin roaming, con envío urgente en 24 horas o gratuito en 48 directamente desde la web y con partners de relumbre como son Iberia. Amantes de los viajes, el equipo liderado por Pedro Máiquez y Lidia Hu ha desarrollado un servicio que actualmente oferta tarjetas SIM para más de 70 destinos, desde El Cairo hasta Omán, desde ciudades como Toronto hasta Nueva York.

Seas o no viajero habitual y ya estés desplazándote por cuestiones de ocio o laborales, esta es la mejor alternativa para evitar el roaming internacional y tener la calidad de un servicio local, como en tu país natal, estés allá donde estés.

Fotos principales | Holafly

Inicio