Publicidad

The Dark Meadow

Publicidad

Publicidad

Noticias de The Dark Meadow en Xataka Android

Cuando te llega un nuevo terminal, lo primero que haces es exprimirlo, a ver de qué es capaz. Normalmente tienes dos opciones: software de cálculo en punto flotante, o juegos de última generación. La segunda opción suele ser la más vistosa, así que probé con 'The Dark Meadow', un increíble juego en primera persona, exclusivo para Tegra 3 y que abusa del motor Unreal Engine. Al ver los impresionantes gráficos que se gasta 'The Dark Meadow', y la soltura con los mueve, resulta increíble pensar que estamos ante un juego para un terminal móvil. Los juegos de luces y sombras, la atmósfera opresiva, la sensación de estar en un auténtico hospital del siglo pasado, abandonado y cubierto de maleza... el grado de detalle es una obra de arte. Un argumento típico El protagonista del juego, que nos muestra el mundo en primera persona, abre los ojos en una habitación que le resulta tan desconocida como a nosotros. No está sólo, un anciano en silla de ruedas apenas dedica unos segundos a indicar que no es extraño que no recuerde nada, y que hay una amenaza. Poca información, y preocupante. Así que lo primero es explorar el entorno, rebuscar en cajoneras oxidadas y mirar en antiguos tablones de anuncios en busca de pistas sobre este extraño hospital abandonado, por qué estamos en él y, lo más importante, cómo salir. Controles simples Los controles del juego no tienen ninguna historia.

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios