BlackBerry Messenger y su salto a Android ¿más vale tarde que nunca?

Sigue a Xataka Android

BBM

Dice el refrán, que más vale tarde que nunca pero a veces de tanto esperar, se pierde la ilusión. Los más románticos no creen así y es que si de verdad amas algo, no importa el tiempo que tarde. Dejando de lado este tipo de debates, lo cierto es que BlackBerry Messenger y su salida en Android son el ejemplo perfecto de este caso.

Ahora bien, sabiendo que la aplicación está a la vuelta de la esquina, vamos a repasar un poco dónde está BlackBerry Messenger ahora mismo y qué ofrece como herramienta de mensajería frente a sus principales competidores. ¿Ha merecido la pena la espera? Vamos a ver si es verdad o no.

BlackBerry Messenger, de ser un servicio cerrado a la necesidad de abrirse

Hace unos años, las cosas iban muy bien para BlackBerry. Tenían un buen sistema operativo que se convirtió en una referencia dentro del mundo empresarial. Esto le valió no sólo un montón de contratos y acuerdos sino también la aceptación, y posterior, romance por parte de estos trabajadores.

Se creo incluso un estereotipo, el del ejecutivo pegado a su BlackBerry. Siempre conectado, leyendo el correo y siendo productivo gracias a ese pequeño teclado físico QWERTY que tan bien funcionaba, y lo sigue haciendo en la Q10. Eran otros tiempos y aunque no era un ordenador portátil solucionaba a la perfección muchas gestiones.

BlackBerry Q10

BlackBerry iba viento en popa y tenía un gran aliado: su servicio de mensajería. BlackBerry Messenger, una herramienta donde toda esa red, cada vez mayor, de dispositivos podía chatear, compartir archivos e incluso hacer llamadas de voz en la versión 7.0

De hecho, si lo comparamos con algunas de las aplicaciones de mensajería que hoy en día utilizamos vemos que a pesar de los años ya tenía muchas opciones: comprobación de recepción de mensajes, poder enviar archivos a varias personas, las llamadas de voz, agenda y longitud de mensajes ilimitados.

Sin embargo, el panorama fue cambiando: iPhone iba ganando territorio en el ambiente profesional y un tal Android, en forma de un montón de teléfonos, llegaba al gran público. Mientras, BlackBerry era un bastión de los ejecutivos…y del público joven, que vio en los móviles de teclado físico una forma estupenda de escribir, mejor que los teclados virtuales.

De hecho, era habitual ver en redes sociales como compartían sus códigos de BBM, la forma en la que se registran e identifican estos dispositivos. Incluso se podían crear QRs para ponerlos en tarjetas de visita y agregar a nuevas personas de forma más rápida. Todo eso cambió.

Poco a poco fue perdiendo popularidad en todos los sitios, incluso entre su público más reciente: los adolescentes. Fueron migrando a otras plataformas, hasta dejarnos escenarios como el actual en España, donde la cuota de mercado de Android es simple y llanamente apabullante.

Esto le hizo a BlackBerry reflexionar, lanzó un nuevo sistema operativo en 2013 y también cuatro terminales. Una renovación necesaria, y salvo un escaso catálogo de aplicaciones bastante acertada en mi opinión. Sin embargo, ¿qué pasaba con uno de sus productos más populares?

¿Cuál era el futuro de BlackBerry Messenger ante este cambio de escenario? Lo lógico era pensar que tarde o temprano tendrían que abrirse: WhatsApp empezó hace tiempo a quitarles protagonismo como herramienta de mensajería gratuita. Quedarse cerrados, ante la huída de tantos usuarios, no parecía buena idea.

El tiempo pasó y BlackBerry fue actualizando su aplicación, permitiendo llamadas de vídeo en VoIP, mejorando notablemente la gestión de grupos… En resumen, perfeccionando su herramienta de mensajería, pero sólo para su grupo. Al final, tuvieron que replantearse sacar la aplicación para más plataformas.

BlackBerry Messenger

Lo cierto es que desde el dicho, su anuncio, al hecho, su lanzamiento, ha pasado mucho tiempo y han apurado hasta el máximo. También es cierto que no se les puede acusar de mentirosos, dijeron que llegarían en verano y así va ser, pero en el último minuto. Mañana día 21 de septiembre.

Será entonces cuando podamos evaluar si la adaptación es buena. Lo que parece que queda claro, a estas alturas, es que llegan tarde a la cita. Habrá quienes desempolven su cuenta de BlackBerry Messenger, como el que mira fotos de cuando era joven. Para otros será una buena oportunidad de chatear con quienes todavía siguen utilizando BlackBerry Messenger.

Lo que está claro es que con Whatsapp reinando en la mensajería, parece imposible que recuperen ese trono. Ni fichando a Leo Messi, como hizo WeChat, o apostando fuerte por la publicidad y las funciones extras, como está haciendo Line. El tiempo lo dirá pero el futuro de la compañía, con un recorte de plantilla del 40% al caer parece negro, black.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios