Sigue a Xataka Android

Chrome

Empezamos con esta entrada una serie sobre los navegadores para Android. Y como no podía ser menos, comenzamos con Chrome, el navegador oficial de Google que viene de serie en la mayoría de los teléfonos Android. Nos vamos a centrar en móviles, por tanto no vamos a hablar de Chrome para Honeycomb.

Nos imaginamos que este es el navegador que todo el mundo ha usado alguna vez, y es de sobra conocido. A ver si logramos descubrir alguna característica o al menos que sirva de referencia para comparar el resto de navegadores.

Facilidad de uso

Una de las mayores ventajas del navegador por defecto para Android, Chrome, es que se pueden visualizar sin ningún problema las webs pensadas para pantallas más grandes. El renderizado es perfecto, como si estuvieras en un PC de escritorio, aunque claro, todo se ve muy pequeño. Pero con un suave doble click sobre la zona de interés tenemos un zoom a un nivel mucho más práctico, y el texto sufre un “refluido” para poder leerlo simplemente bajando, sin necesidad de movernos también lateralmente.

Para los que prefieren el zoom multitáctil, es decir, hacer el gesto de agrandar o disminuir con dos dedos, también está disponible (no para todas las versiones de Android, eso sí), adaptándose el texto al espacio que queremos visualizar.

Todo esto permite navegar cómodamente por páginas pensadas para ser vistas en un ordenador. Las webs especiales para móviles, aunque son cómodas, no son necesarias si usamos este navegador. Aunque esto es algo general para la generación actual de navegadores para teléfonos móviles.

Marcadores

La gestión de marcadores es excesivamente sencilla. Chrome permite tener una lista de marcadores que se visualizan con miniaturas. Los marcadores son de fácil acceso, bien con el botón a la derecha de la barra de direcciones, bien pulsando el botón de menú y luego el de marcadores. Añadir webs es también muy sencillo, dentro del menú de marcadores.

Lo malo es que no se puede hacer mucho más con los marcadores. No se pueden etiquetar, no se pueden clasificar por carpetas, no se pueden tener accesos directos a estos marcadores en ningún otro sitio (bueno, al escritorio sí, pero no dentro de la aplicación)… es decir, si disponemos de muchos marcadores la gestión es complicada.

También se echa en falta la sincronización de estos marcadores con algún servicio en la nube. No existe esta posibilidad. ¿Por qué, si Chrome de escritorio sí lo permite? Realmente es que este Chrome está muy limitado, debe compartir con el de escritorio el motor de renderizado y poco más.

Barra de direcciones

Una de las cosas que me gusta de la barra de direcciones es que cuando bajas para ver la parte inferior de la página, ésta desaparece, dejando más espacio para mostrar la web. Sin embargo, simplemente con subir arriba del todo o pulsando la tecla de menú, la barra vuelve a aparecer.

La barra de direcciones tiene cierta inteligencia. Es decir, mientras escribimos en ella vemos resultados sugeridos por estar en nuestros marcadores, en nuestro historial, o por sugerencias de Google. En esto se parece mucho al Chrome de escritorio que tanto éxito ha tenido.

Gestión de ventanas

En Chrome para Android no existen las pestañas, sino las ventanas. Esto quiere decir que están un poco ocultas. Más de uno se ha llevado una sorpresa después de bastante tiempo usándolo al descubrir que se podían tener abiertas varias páginas al mismo tiempo. Y es que para ver las ventanas abiertas hay que ir a Menú, y luego a Ventanas. Ahí podremos ver una lista de las ventanas abiertas y a veces nos sorprendemos porque al ir haciendo click en algunos enlaces nos abre una nueva ventana y no lo sabíamos.

El navegador tiene un límite de ventas abiertas, y cuando llegamos a él, no nos deja abrir nuevas ventanas e incluso nos da un error si hacemos click en un enlace que debería abrir una nueva ventana. Un incordio que hay que solucionar dando a Menú, Ventanas, y cerrando algunas de las que tuviéramos abiertas.

Rendimiento

Personalmente, a veces el tiempo de renderizar las páginas me parece algo lento. Es cierto que hay por ahí webs muy pesadas y que siempre está la opción de las webs para móviles que se cargan muy rápido, pero muchas veces queremos ver una web completa y se hace un poco pesado su carga.

Lo bueno que tiene Chrome es que permite deshabilitar los plugins por defecto, y activarlos sólo cuando nos interesa en una página concreta. Estoy hablando, como no, del plugin de Flash, que nos permite ver vídeos y juegos directamente en el navegador. Una de las ventajas de Android respecto a otros sistemas operativos para dispositivos móviles.

Conclusiones

En general Chrome es un navegador que cumple su función de representar las páginas web y permitirnos navegar por ellas de una forma cómoda, olvidándonos de las limitaciones de una pequeña pantalla, pero que ofrece poco más. La barra del navegador es buena, pero la gestión de marcadores y ventanas es deficiente, así como la capacidad de extender el navegador y automatizar tareas.

Creo que existen mejores alternativas ahora mismo en el mercado, y lo único malo es que es complicado deshacerse de este navegador que ocupa un espacio considerable en la memoria del teléfono. A veces da pereza instalar otro, pero esperamos que las próximas entradas os animen al menos a probar alguno.

Ver galería completa » Chrome para Android (9 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios