Síguenos

Muchos nos hemos preguntado cuánto de actualizado está un terminal, tanto a su salida al mercado como actualmente, provocando la conocida fragmentación cuando un terminal no recibe un soporte oficial por parte del fabricante para tener la última versión.

Bien por causas de hardware, unas razones totalmente plausibles y coherentes, o por desidia del fabricante, arriesgándose futuras compras por parte de los usuarios más exigentes. ¿Qué empresa es mejor o peor en las actualziaciones? ¿Qué terminales han recibido más mimos? ¿Cuales salieron desfasados?

cropped-1.jpg

En esta infografía recuperada de nuestra página hermana que es Genbeta, podemos ver de un simple vistazo qué terminales han sido realmente una muestra de cuidado y cuales han sido una advertencia de por dónde no hay que seguir. Se pueden ver el tiempo que estuvo a la venta y cuánto dispuso de soporte oficial.

Como se puede ver, solamente recaba datos de terminales hasta la mitad del año pasado, pero su función es analizar de un vistazo cómo se actualiza un terminal. Se puede ver que Apple, una de las cosas buenas que se puede decir de ella es que siempre tiene actualizados sus terminales a la última versión, aunque juega con ventaja, ya que son ellos mismos los que deciden a qué terminales va y los supervisan constantemente.

Se puede apreciar que no muchos empezaron con buen pie, viendo un HTC Hero que se desfasó rápidamente y que durante muy poco tiempo estuvo al día para luego pasar al olvido, o el Motorola Cliq, que rápidamente se hizo viejo. En 2010 las cosas meroraron un poco con el Nexus One, aunque no fue hasta el HTC EVO 4G que se empezaría a ver un plano más serio. Ahora nos encontramos con muchas buenas intenciones con Ice Cream Sandwich, aunque nos permitimos dudar de las fechas.

Y es que no es lo mismo crean un sistema operativo solamente para terminales que pides tú mismo (recordemos que el fabricante de Apple es Samsung) que hacer un sistema operativo que todo fabricante que lo desee pueda implantar y hacer modificaciones según le venga en gana. Esto da más mercado y variedad, pero no asegura que una versión más novedosa llegue a todos los temrinales, y menos los más antiguos

¿Es esto una estrategia equivocada para Google? No, ya que su principal negocio es promover el uso de aplicaciones de Google para así dar más publicidad, su principal negocio, y es que el encasillarse en un único tipo de mercado no es la estrategia adecuada si quieres que cuanta más gente use tus servicios.

Mi compañero Guillermo Juián ha enfocado el problema a que Google haga un mayor control sobre las actualizaciones de los fabricantes, pero esto puede suponer un problema, ya que muchos se han subido al carro del androide por su libertad, por no tener un control férreo y tener algo fácil

¿Qué sugeriría yo? Más que obligar a actualizar, propondría unas bonificaciones en forma de acceso temprano al código a aquellas empresas que se aseguren de hacer buenas prácticas con sus usuarios asegurándose la última versión del software siempre que sea posible

Vía | Genbeta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios