Sigue a Xataka Android

Samsung Galaxy SIII Mini

Hace ya unos meses que se presentó el hermano pequeño del buque insignia de Samsung, el Samsung Galaxy SIII Mini. Hemos tenido ocasión de probar a fondo este pequeño gran smartphone Android. Un Samsung Galaxy SIII más pequeño, tanto en pantalla (lo cual es estimado por mucha gente) pero también recortado en especificaciones. Y que desde luego es un terminal a tener en cuenta para gama media-alta.

Os traemos hoy el análisis de este estupendo terminal que da la talla en casi todos los aspectos, excepto quizá en los juegos más exigentes, que es cómodo en la mano y tiene un diseño muy acertado. Y también diría que a un precio muy interesante si el Nexus 4 no hubiera roto el mercado a precio (a costa de no haber existencias).

Samsung Galaxy SIII Mini, materiales y acabados

Lo primero que destaca del teléfono son las formas curvas que definen a su hermano mayor. El terminal tiene un tacto agradable. Como todos los Samsung, el plástico es el material principal, pero con muy buen acabado. En esta ocasión hemos tenido oportunidad de analizar un Samsung Galaxy SIII Mini de color azul “pebble”, que es, a mi parecer, el más bonito de los tres disponibles.

La parte frontal, como todos los Samung, está formada por el cristal, el logo en la parte superior, el tan característico altavoz, y el botón físico frontal, que acompaña a la forma general del teléfono. Los botones a derecha e izquierda del botón central están ocultos y sólo se iluminan cuando pulsamos sobre ellos. La cámara frontal y los sensores de cercanía están situados en la parte superior izquierda.

El borde del terminal es el que tiene el color azul más claro y que más destaca. Por supuesto se aprecia esa distinción cuando se mira de frente al terminal, sobre todo en la parte inferior, pero para apreciar esta banda azul mate es necesario mirarlo de lado. En la parte derecha tiene el botón de encendido y en la izquierda el volumen, como casi todos los móviles Android. Estos botones destacan por su comodidad y lo agradables que son al tacto, al contrario que otros terminales de gama media. El conector de carga micro-USB está en la parte inferior y el jack de audio 3,5 mm en la parte superior derecha.

La parte trasera del Samsung Galaxy SIII Mini es también muy elegante. Como siempre, estamos hablando de plástico, pero en esta ocasión lleno de curvas, con cierto brillo, azul oscuro, y con el logo de la marca debajo del flash y de la cámara de fotos.

Resumiendo, es un terminal con unas curvas muy llamativas, muy bien acabado, con unos materiales que son básicamente plástico pero de agradable tacto, con un peso muy adecuado para que su manejo sea a la vez cómodo y que no se nos escape de las manos.

Ver galería completa » Samsung Galaxy SIII Mini (28 fotos)

Samsung Galaxy SIII Mini, hardware

La primera impresión del Samsung Galaxy SIII Mini es que de aspecto es muy parecido a su hermano mayor, el Samsung Galaxy SIII. Las formas redondeadas pueden llevar a engaño, ya que no es únicamente un terminal más pequeño, todo el hardware es inferior.

Lo más llamativo, siempre comparando con el SIII original, es su pantalla de 4 pulgadas. Un tamaño muy cómodo en la mano, que cabe en cualquier bolsillo, pero que personalmente me parece pequeño después de haber usado móviles más grandes. La experiencia de navegar es siempre más satisfactoria en patallas grandes. La pantalla del modelo Mini es una super AMOLED (no plus) con resolución WVGA (800×480). Se ve bastante bien, pero se nota que la resolución podría ser más alta.

La batería del dispositivo tiene una capacidad de 1500 mAh. En nuestras pruebas podemos comprobar que es suficiente para aguantar el día, pero no esperemos milagros. Si le damos mucho uso al terminal se queda corto. Es una batería adecuada pero podrían haber estirado un poco su capacidad.

El procesador del terminal es un DualCore a una frecuencia de reloj de 1GHz, siendo el modelo concreto STE U8420. La memoria RAM de este terminal es 1GB. Este hardware hace que el móvil va fluido en un uso normal (correo, twitter, navegación, etc.) pero para juegos que demandan mucha capacidad o ciertas acciones a veces va lento. Estamos ante un gama media-alta, no ante un tope de gama.

La cámara trasera tiene 5 megapíxeles y la cámara frontal VGA. Los resultados no están mal, pero tampoco esperemos maravillas (sobre todo en interiores con iluminación artificial). A continuación mostramos ejemplos de las fotos tomadas tanto en interior como en exterior.

Ver galería completa » Fotos tomadas por el Samsung Galaxy SIII Mini (33 fotos)

Software y sistema operativo

Samsung Galaxy SIII Mini

El sistema operativo que trae el Samsung Galaxy SIII Mini es Jelly Bean, 4.1.1. De hecho nada más encenderse se actualizó a esta versión. Echo en falta que meses después del lanzamiento de Jelly Bean 4.2 todavía no haya llegado, aunque podría ser peor. Al menos tiene Android 4.1.1 que es más de lo que pueden decir muchos terminales que se venden en la actualidad.

Por supuesto, lo que tenemos en este terminal no es una experiencia Android pura, sino que trae la personalización de Samsung. Los acabados de esta personalización son bastante buenos en cuanto a efectos, suavidad, fluidez y aspecto en general. Destaca S-Voice, el asistente por voz de Samsung, aunque todavía le queda camino por recorrer (por ejemplo, no es capaz de mandar un email).

Dentro de las aplicaciones personalizadas me disgusta que la aplicación de la cámara de fotos no sea tan buena como la que trae Jelly Bean de serie. Quizá son manías mías (soy muy fan de Android puro), pero me parece que la aplicación que tiene Samsung para la cámara en Jelly Bean sigue siendo la misma (o de aspecto muy parecido) a lo que había en Gingerbread. Es hora de evolucionar.

Samsung Galaxy SIII Mini

También vienen otras aplicaciones de Samsung, como la tienda de aplicaciones, ChatOn, Video Hub y otras. Personalmente no me parece que estén nada mal, aunque por ejemplo tampoco me gusta mucho la aplicación de contactos. Sigo apostando por lo que viene en Jelly Bean de serie.

Uno de los problemas del terminal es que sigue viniendo con botón físico central, cuando Jelly Bean está pensado para no tener botones físicos. Además sigue trayendo el triplete menú, home y atrás, cuando el botón de menú se quitó para añadir el de multitarea. Para poder usar la funcionalidad de multitarea hay que dejar pulsado un segundo el botón físico central. Es una pena que un terminal tan moderno siga usando las convenciones antiguas de Android y no apueste por las novedades que ofrecía Ice Cream Sandwich hace más de un año.

Samsung Galaxy SIII Mini, opinión de Xataka Android

En su conjunto me parece que el Samsung Galaxy SIII Mini es un excelente terminal de gama media-alta para los usuarios que buscan un terminal compacto. El acabado es exquisito, al nivel de un gama alta. El hardware está bien, aunque por supuesto no es el tope de lo que podemos tener en Android. Y el software que trae de serie está bien, aunque no me acaban de convencer las personalizaciones de los fabricantes.

El precio que tiene este terminal, entorno a los 315 euros libres para el modelo de 8 GB, es bastante ajustado si no tenemos en cuenta el Nexus 4 (claro, que sin stock). Hace unos meses habría dicho que el precio era muy bueno; justo después del lanzamiento del Nexus 4 hubiera dicho que está fuera del mercado; hoy en día no sé qué opinar, ya que los problemas de stock de LG y Google vuelven a reestrablecer en parte lo que teníamos antes.

Mi opinión es que quien esté buscando un terminal compacto o subvencionado por operador no se equivocaría para nada eligiendo el Samsung Galaxy SIII Mini. Acabado de gama alta, especificaciones algo inferiores, tamaño muy interesante y precio ajustado. ¿Qué más se puede pedir de un gama media-alta?

En Xataka Android | Samsung presenta oficialmente el Galaxy SIII Mini

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios