Sigue a

Bq Aquaris

El primer móvil de la firma española Bq ha llegado a nuestras manos, el bq Aquaris. Estamos ante un teléfono dual-sim de gama media con un precio muy atractivo que seguro tiene tirón en nuestro país. Una buena alternativa a las marcas convencionales con un hardware que acompaña y una experiencia de uso satisfactoria.

Lo más sorprendente del terminal son sus buenos acabados y la experiencia en general. Lo más decepcionante el sistema operativo, todavía Ice Cream Sandwich (4.0.4), aunque desde Bq prometen actualizar próximamente a Jelly Bean (4.1).

Bq Aquaris, acabados físicos

Los acabados del Bq Aquaris no son, desde luego, de un gama alta (exceptuando a Samsung) ya que estamos ante plástico por todas partes. Pero es un plástico con un buen acabado que se hace agradable en la mano. El terminal es blanco por todos los lados y tiene una relación de aspecto algo alargada.

Una de las cosas que más me gustan de su acabado es que los botones tienen algo de recorrido, de profundidad. Se nota cuando tocamos un botón, sobre todo el de encendido. Es algo que hecho de menos en los terminales de gama alta que muchas veces los botones están tan mimetizados con el resto del acabado que apenas se nota cuando los pulsamos.

En la parte superior derecha del terminal tenemos el botón de encendido, si bien algo raro, pues casi todos los terminales lo tienen en el lateral derecho, seguro que los zurdos lo agradecen. En la parte superior izquierda tenemos el conector de audio.

En el lateral izquierdo, en la parte superior, tenemos los controles de volumen, como suele ser habitual. Y en ese mismo lateral, en la parte inferior, tenemos el conector micro-USB para conectar el cargador o para su conexión al PC. Ni en la parte inferior ni en el lateral derecho se encuentra conector o botón alguno.

En la parte frontal, aparte de la pantalla, nos encontramos con el sensor de proximidad, que tiene excesiva visibilidad a mi entender, pues destaca demasiado con el acabado blanco, y la cámara frontal. En la parte inferior tenemos los botones físicos y el micrófono, que no suele verse en casi ningún terminal pero aquí destaca. En la parte posterior nos encontramos con su cámara de 8 megapíxeles, algo escorada a la izquierda y que sobresale en exceso. Veo un punto peligroso que sobresalga tanto, demasiado expuesta a accidentes.
botones con recorrido

Ver galería completa » Bq Aquaris (24 fotos)

Hardware

El bq Aquaris tiene una pantalla de 4,5 pulgadas con tecnología IPS con un angulo de visión de 178 grados y una resolución qHD (540 × 960 píxeles, que, como he comentado antes, forma una pantalla algo alargada). Tiene un procesador de doble núcleo Cortex A9 de 1 GHz (MediaTek MT6577), GPU PowerVR Series5 SGX, 1 GB de RAM y 4 GB de memoria interna (aunque sólo 2,3 GB disponibles) acompañadas con una microSD de 32 GB de serie para ofrecer un total de 36 GB. Mucha capacidad pero a través de una microSD, cosa que es algo molesto.

La conectividad del terminal viene dada por Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0 y GPS. Las dimensiones del Bq Aquaris son de 132 mm x 67 mm x 10,2 mm con un peso de 150 gramos, y su batería de Li-ion es de 1.600 mAh. El terminal cuenta con capacidad para doble SIM, cosa que comentaremos más adelante.

Lo importante: el terminal va muy fluido en su uso habitual. Apenas hay lags, a pesar de llevar Ice Cream Sandwich y me imagino que la experiencia mejorará notablemente cuando se actualice a Jelly Bean con su project butter. El terminal ha sido capaz de mover sin problemas juegos como Dead Trigger, aunque por ejemplo se queda corto para El Caballero Oscuro (va excesivamente lento, no se puede jugar a él).

La cámara trasera, con 8 megapíxeles, tiene una calidad aceptable en exteriores, pero se nota que baja el rendimiento, y mucho, en interiores con menos luz. Y es que no todo son los megapíxeles en una cámara. A continuación podemos ver unas cuantas fotos tomadas con este terminal (redimensionadas para que se vean correctamente aquí).

Ver galería completa » Fotos tomadas por Bq Aquaris (9 fotos)

Hemos sometido al bq Aquaris a dos benchmarks distintos, el AnTuTu y al Quadrant. En ambos vemos como el terminal se encuentra en la gama media, lejos de los terminales más punteros pero con un rendimiento adecuado para su gama.

Benchmark

Dual SIM

Una de las características más atractivas de este terminal es la posibilidad tener Dual-SIM. Es decir, podemos contar con dos números de teléfono en nuestro terminal. En la parte posterior vemos que hay dos slots para tarjetas SIM, siendo el primero UMTS y GSM y el segundo únicamente GSM. Es decir, lo normal es poner en el primer slot la tarjeta que nos dará la conexión de datos y en el segundo una tarjeta sólo para llamar y SMS.

El funcionamiento es muy sencillo. Primero, tenemos que configurar si queremos usar una de las dos tarjetas SIM por defecto para llamar y enviar mensajes o si bien queremos que nos pregunte cada vez. También podemos elegir con cuál de las dos tarjetas se conectará a los datos.

Bq Aquaris

Bq Aquaris

Las llamadas, mensajes, etc. que entren por la primera tarjeta aparecerán con una marca en azul, mientras que el slot 2 aparecerá indicado en naranja. En todo momento podemos ver si nos llaman a un número u a otro por el color, incluso cuando lo que tenemos es una llamada perdida. Su funcionamiento es cómodo e intuitivo.

Bq Aquaris, software

El terminal viene de serie con Android Ice Cream Sandwich 4.0.4. Es una pena pues Jelly Bean añade funcionalidades interesantes, como Google Now, y fluidez general al interfaz de usuario. Aún así desde bq aseguran que el terminal se actualizará próximamente.

Bq Aquaris

Uno de los problemas, a mi entender, que tiene el terminal, es que cuenta con botones físicos. Y uno de estos botones es el de menú, que está siendo eliminado de Android. Además, la tecla de ir hacia atrás está situada en la parte derecha, lo cual va en contra del sitio más habitual (aunque Samsung hace lo mismo).

Una de las cosas positivas del software del equipo es que viene sin apenas personalizaciones. Lo único que trae son unos accesos directos en la parte superior de la barra de notificaciones que son bastante útiles. Aparte de esto, viene con aplicaciones de Google instaladas, incluyendo Google Play para instalar más software.

También viene una aplicación para esuchar la radio FM, una aplicación para actualizar de versión vía OTA y un visor de documentos de ofimática. Son pequeñas aplicaciones útiles para nada molestas, al contrario de lo que suelen hacer algunos fabricantes en sus teléfonos.

Una funcionalidad muy interesante es la capacidad del teléfono para programar una hora de apagado y encendido automático, que puede, además fijarse por días de la semana. Antes de apagarse tenemos 10 segundos para cancelar la acción. Además, la alarma del despertador funciona incluso con el terminal apagado (que nos permite apagar la alarma y encender o que continúe apagado).

Conclusiones

Con el bq Aquaris estamos ante un terminal de gama media bastante atractivo, no únicamente por su precio (179 euros) sino porque sus acabados son razonablemente buenos, el hardware es suficiente para tener una experiencia Android satisfactoria, y la doble SIM puede resultar muy útil.

Sin duda estamos ante un terminal a tener en cuenta en la gama media, si no somos muy exigentes con el hardware y con la cámara de fotos, que me ha decepcionado bastante en interiores.

En Xataka Android | Aquaris, toda la información del primer smartphone Android de Bq

El terminal ha sido cedido para las pruebas por bq. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios