Sigue a

HTC One S análisis en mano

Poco más de un año, eso es lo que ha durado el soporte de actualizaciones para el HTC One S, gama media de HTC en 2012 y posiblemente el terminal más vendido por la marca el año pasado gracias a su mejor relación calidad/precio.

Era algo inesperado, y es que las últimas versiones de Android han demostrado no tener problemas para ejecutarse en terminales con hardware menos potente, aunque HTC acaba de confirmar que su One S no recibirá más actualizaciones de Android.

Así pues, el HTC One S se quedará para siempre con Android 4.1 Jelly Bean, al menos de manera oficial, y a pesar de que probablemente sí sea capaz de soportar Android 4.2. Quizás el problema esté en HTC Sense 5, una capa que a HTC siempre le ha costado colocar en terminales menos avanzados, y que en su quinta versión introduce BlinkFeed haciendo un consumo bastante grande de memoria RAM.

El comunicado que HTC ha enviado a los medios no deja lugar a suspicacias:

Podemos confirmar que el HTC One S no recibirá más actualizaciones de Android OS y que permanecerá en su actual versión de Android y HTC Sense. Somos conscientes de que esta noticia será recibida con desilusión por algunos, pero nuestros clientes pueden estar seguros de que hemos diseñado el HTC One S para ser optimizado con nuestras increíbles experiencias de cámara y audio.

Ya lo dice HTC, vemos hordas de usuarios descontentos, aunque siempre quedará darse una vuelta por los foros de desarrollo de xda-developers para ver por donde avanza la comunidad.

En Xataka Android | HTC confirma la actualización a Android 4.2.2 para el One
Vía | Engadget

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios