Compartir
Publicidad

Samsung lo vuelve a hacer: el Amoled de los Galaxy S6 es todavía más eficiente

Samsung lo vuelve a hacer: el Amoled de los Galaxy S6 es todavía más eficiente
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los esfuerzos de Samsung por mantenerse en la cima a nivel técnico no caen en saco roto. Como nos tiene acostumbrados DisplayMate, ya tenemos el análisis de las nuevas pantallas del Galaxy S6 y S6 Edge en profundidad, y no trae otra cosa que buenas noticias para los coreanos.

El primer detalle que sorprende es que Samsung ha conseguido, en la tercera generación de pantallas curvas sobre tecnología Amoled, arrojar los mismos resultados que su homóloga plana. Y el resto de datos no son peores.

Lo que nos encontramos es, yendo al grano, una pantalla que vuelve a consumir menos. Atrás han quedado los años donde Amoled era sinónimo de grandes consumos en los blancos.

Galaxy S4 Galaxy S5 Galaxy S6 y S6 Edge
Brillo máximo con imagen media 0.82 vatios
313 nits
0.82 vatios
385 nits
0.65 vatios
371 nits
Brillo máximo en pantalla completamente blanca 1.50 vatios
287 nits
1.50 vatios
351 nits
1.20 vatios
348 nits

Como vemos el consumo ha mejorado notablemente en las últimas dos generaciones, y no solo reduciendo el gasto energético, sino manteniendo los brillos máximos y aumentando el pico en modo automático:

Galaxy S4 Galaxy S5 Galaxy S6 y S6 Edge
Brillo máximo con imagen media 251 nits 386 nits 371 nits
Brillo máximo en pantalla completamente blanca 287 nits 351 nits 348 nits
Brillo máximo en modo auto 475 nits698 nits 784 nits

Vemos que el Galaxy S6, en sus dos versiones, llega con unos picos de brillo sensiblemente más altos que versiones pasadas. Hay que tener en cuenta, eso sí, que estos picos se alcanzan únicamente cuando las condiciones lo requieren (el teléfono lo sabrá por el sensor de luz) y cuando la porción iluminada de la pantalla es relativamente pequeña.

Por lo demás, las pantallas en el Galaxy S6 y S6 Edge vuelven a ser tremendamente precisas en términos de color, ángulos de visión e incluso brillos mínimos. Vuelven con los modos habituales de Samsung, según le dejemos adaptar el contenido o prefiramos su modo Foto.

Se trata de unas cifras que ya se acercan al LCD en cuanto a consumos, aunque su punto débil sigue siendo iluminar grandes áreas de la pantalla. De hecho si comparamos cifras de la propia Display Mate, podemos ver que esta pantalla ya gasta menos que la del iPhone 6, si tenemos en cuenta su mayor área. Eso sí, esta nos arroja un brillo uniforme de 558 nits (frente a los 348 de los S6) para el consumo dado.

Más información | DisplayMate
En Xataka Android | DisplayMate: "el Galaxy S5 tiene la mejor pantalla que hayamos probado nunca"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos