Síguenos

Samsung Galaxy SIII

Cada vez que alguna consultora saca sus estudios trimestrales para hablar de las cuotas de mercado de los diferentes sistemas operativo, he de decir que me gusta ver ahí arriba a Android. Sin embargo, al desmenuzar un poco la información me preocupa un poco.

Lo que espero para Android en el 2013 se aleja un poco del sistema operativo para hablar más de los fabricantes. A Samsung le va bien pero en la competencia de fabricantes echo en falta más nombres y quiero que este año todos tengan protagonismo.

Hay vida más allá de Samsung

Millon Samsung

Si nos fijamos en el 2011 y en el 2012, Android ha tenido un nombre propio: Samsung. Los coreanos lo han hecho muy bien, como demuestran sus ventas. También es cierto que es uno de los fabricantes con más capacidad de producción, como demuestran las unidades que distribuyen cada trimestre.

Su hegemonía durante dos años ha sido indiscutible. En ese periodo hemos visto cómo por ejemplo HTC ha pasado de ser el niño mimado de Google con el Nexus One a un fabricante que no termina de encontrar su lugar, con terminales de muy alta gama pero que no han sabido vender bien, palabrita de Peter Chou.

Como decía, su éxito no es baladí. Se ha sabido posicionar bien en la gama alta y en la de entrada. Aquí también hay que destacar, como reconocen algunos operadores, que la capacidad de producción y logística que tiene Samsung es impresionante. Saben llenar el mercado con sus smartphones.

Sony lo ha intentado, y aunque ha tenido dos años con terminales diferentes como el Xperia Arc también ha intentado posicionarse en otros aspectos donde el procesador no lo era todo. Es decir, sus sensores Exmor R para el Xperia S y T. En la gama alta no han ganado la batalla pero este año quieren su trozo con el Xperia Z.

LG ha sido otra de las compañías que ha tenido que recular en su lucha por la gama alta. Tras fracasar con conceptos como el 3D en el móvil ha logrado buenas cifras, según analistas, en la gama media con la serie L. De momento en 2013 no parece claro cuál será el camino. Veremos en MWC.

Dicho esto ¿deseo la caída de Samsung? En absoluto, pero me gustaría ver cifras más ajustadas, fabricantes que se llevan poca distancia en los estudios de mercado y no sólo quieren conformarse con la segunda o tercera posición. Tras dos años de dominio de Samsung, quiero que de verdad le pongan las cosas difíciles.

De momento hemos visto unas pocas pinceladas que sirven para empezar a dibujar el lienzo que se completará en el Mobile World Congress: la hornada de smartphones para el primer semestre del 2013 que esperemos sea igual de abultada que el año pasado. Aunque esperemos que algunos fabricantes como Huawei o ZTE se borren tras puestas en escena fastuosas como las del año pasado.

Frente a distribución y precio ¿con qué armas luchas?

Sony Xperia Z

Ha quedado claro que quiero un mercado más abierto donde la competencia se reparta de forma más proporcionada el pastel. Claro, esto no sería justo sin ningún tipo de motivación para los usuarios por lo que la pregunta es ¿qué tienen que ofrecer otros fabricantes?

Desde una visión idealista, quiero seguir viendo innovación. No sólo en aspectos como el procesador, donde la guerra de los chips ya ha mostrado sus cartas para este año, sino en otros aspectos como las aplicaciones, la cámara o el diseño.

En estas tres cuestiones vimos avances muy interesantes en el 2012: las cámaras mejoraron notablemente, vimos diseños arriesgados y ultrafinos así como suites de aplicaciones para ampliar los usos de Android por defecto o cuestiones que no cubre el ecosistema de Google Play.

Esta es la visión bonita del asunto, la que todo amante de la innovación desea ver. Sin embargo la realidad del mercado es diferente: uno de los componentes principales a la hora de decidir la compra es la oferta de las operadoras. Algunos compramos móviles libres, sí. Pero somos pocos.

Es por esto que fabricantes como Samsung se han posicionado bien, aunque también otros con ofertas agresivas, véase el Xperia U de Sony, han encontrado su lugar. La innovación es importante pero también la comunicación de ésta al gran público y el grado de relevancia que tiene para ellos.

Todavía queda para ver cómo se definen los próximos meses. Recordemos también que Samsung está moviendo ficha con otros sistemas operativos como Tizen pero todo apunta a que este año quieren seguir dominando con mano de hierro en Android y sus cartas las veremos en Barcelona el mes que viene.

Al final, el éxito de un solo fabricante les beneficia a ellos. Google no puede seguir dependiente de Samsung para justificar el éxito de Android y también hace que otros se retraigan, aunque también es cierto que no se les puede dar crédito a aquellos que no han hecho para merecerlo. Pero reconozcámoslo, el mercado no ha sido justo para algunos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios