Síguenos

Android 2012

2011 ha sido un buen año para Android. Hemos visto cómo ha crecido a lo largo del mundo, su llegada, en firme, a otros nichos como los tablets y sobre todo a una popularización del sistema operativo entre el gran público. También ha tenido sus momentos bajos claro, actualizaciones que no llegaban, fallos de seguridad…No hay que perder la capacidad crítica desde luego.

Ahora empieza un nuevo año, lleno de ilusiones, de buenos propósitos y sobre todo de proyectos. ¿Cómo será el año para Android? ¿Igual de bueno que el anterior? Ojalá, personalmente no me atrevo a lanzar predicciones pero si que quiero compartir con vosotros mis deseos, realistas claro, sobre lo que me gustaría ver en Android este año.

Un mayor compromiso de los fabricantes con las actualizaciones

Ice Cream Sandwich

Una de las notas negativas del 2011 ha sido el abandono a los usuarios por parte de algunas compañías. Las actualizaciones se han convertido en una ruleta rusa. Compras un móvil sin saber muchas veces el compromiso real que va a adoptar el fabricante y la operadora (si no es libre) de marras.

Es cierto que las compañías van aprendiendo y que con Ice Cream Sandwich Google ha logrado comprometer a los fabricantes a que actualicen siempre que sea posible. Es cierto que existe la vía de las ROMs pero seamos realistas: es un camino que sólo unos pocos utilizamos y muchas veces no es lo más cómodo del mundo.

En resumen, me gustaría que los fabricantes este año, y en vistas al crecimiento de Android, recapaciten y no den la espalda a los usuarios. No estoy pidiendo que actualicen terminales como el HTC Magic a Ice Cream Sandwich pero sí recibir actualizaciones siempre que sea posible y el hardware lo permita.

Un poco de orden en el Android Market

Android Market

La tienda de aplicaciones de Android ha mejorado mucho en el 2011, tanto en su versión web como en la versión móvil. No obstante todavía hay mucho que hacer: entre ellos cribar las aplicaciones fraudulentas. Es cierto que la naturaleza abierta de Android, y por extensión de la tienda, favorece la existencia de este tipo de aplicaciones.

Sin embargo me gustaría poder localizar las mejores aplicaciones de forma sencilla y no tener que estar escarbando entre montones de aplicaciones inútiles que sólo confunden a los usuarios. De este modo, mejorando la visibilidad y que la gente llegue a las aplicaciones buenas es posible que los desarrolladores se animen a seguir creando apps.

Que Android, como sistema operativo, siga creciendo

El 2011 nos ha dejado tres actualizaciones de sistema: Gingerbread, Honeycomb e Ice Cream Sandwich. Cada una ha supuesto un paso más hacia delante, siendo Honeycomb el más espectacular en mi humilde opinión. Se han mejorado muchas cosas pero todavía hay mucho camino que recorrer. Me gustaría ver una mayor fluidez en el sistema sin tener que actualizar mi móvil y tablet cada año con el nuevo procesador de vete a saber cuántos núcleos. Que no se convierta en una carrera por ver quién tiene el Android más potente si no el más eficiente.

Seamos sinceros, Android va bien pero puede mejorar mucho. Especialmente en lo que respecta a los terminales de gama media y baja. Es cierto que los que tenemos dispositivos punteros la experiencia es bastante buena en líneas generales pero no podemos olvidarnos de la base de Android, de todos aquellos que no están dispuestos a gastarse un dineral en un Galaxy Nexus o un Transformer Prime.

Que la batería dure un poco más

Quizá este cuarto deseo sea el menos realista de los cuatro pero por pedir que no falte. Es cierto que la autonomía está supeditada en primera instancia al amperaje pero la gestión que hace el sistema de ella también es importante. Desarrollar baterías con más capacidad, sin que sean de un tamaño enorme, parece un reto para muchos fabricantes.

La verdad es que me gustaría que la batería de mi móvil, con el tablet no tengo quejas, dure un poco más. Hay días que usándolo desde primera hora de la mañana, y de forma no especialmente exhaustiva, acaba sin carga a última hora de la tarde. Veremos con qué nos sorprende pero parece difícil de momento disfrutar de tantas funciones y tener una autonomía más extensa.

Que la comunidad no pierda el espíritu crítico

Android globos

Android tiene muchas virtudes, claro que sí, pero también tiene sus defectos. Podemos defender a nuestro sistema operativo, sea cual sea, pero no perdamos la capacidad crítica. La capacidad para entender que todavía hay margen de mejora, que la competencia no signifique una amenaza si no una oportunidad para aprender y para mejorar, que no para plagiar.

Por ello me gustaría que la comunidad de Android, en su conjunto de los diferentes agentes, sigamos apoyando al sistema. Que no nos arruguemos ante las críticas, que las sepamos encajar y que entre todos (usuarios, desarrolladores, fabricantes, operadores…) consigamos que el 2012 sea un año igual de bueno o mejor que el anterior que acabamos de dejar.

Ahora os pregunto a vosotros. ¿Cuáles son vuestros deseos para el 2012 relacionados con Android?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios