Sigue a Xataka Android

Nokia y Android

Es un “y si” muy grande, pero en realidad la propuesta no es mía, sino de algunos (probablemente muchos) accionistas de Nokia, que tras la presentación de los resultados fiscales están dejando claro que su paciencia tiene un límite.

Nokia dio un giro radical a su negocio cuando en 2011 su recién estrenado CEO, Stephen Elop (ex-Microsoft) anunció que su compañía basaría todos sus futuros esfuerzos en Windows Phone. Dos años después, y a pesar de las virtudes de la plataforma Windows Phone, lo cierto es que Nokia sigue sin captar el interés del mercado.

Eso pone nerviosos a muchos. A los usuarios de Windows Phone, que no están seguros de hacia dónde se dirige esta plataforma, y a los accionistas de Nokia, que han visto como las acciones han caído un 60% en los últimos años. De hecho, la cosa se agrava si nos vamos aún más lejos. En el año 2000 cada acción valía 65 euros. Actualmente cada acción ronda los 2,75 euros. Hagan Vds. las cuentas.

Y sin embargo, Elop lo dejó claro:

Hemos tomado la clara decisión de enfocarnos en Windows Phone en nuestra familia de productos Lumia. Y es con esa plataforma con la que lidiaremos con competidores como Samsung y Android.

La frase, por muy valiente que resulte, es peligrosa, porque como indicaba uno de los accionistas durante la presentación de resultados:

El equipo ejecutivo lo está haciendo lo mejor que sabe. Pero eso no es suficiente. ¿Se dan cuenta de que los resultados son lo único que importa? La carretera al infierno está llena de buenas intenciones. Por favor, cambien de carretera.

Android no es una carretera, es una súper autopista

Androids

El negocio está en Android. O al menos, eso es lo que demuestran las cifras tanto de esta plataforma como de una Samsung que está probablemente en el mejor momento de su historia gracias a su imparable empuje en este segmento.

De hecho, la posición dominante de Apple podría ser pronto cosa del pasado si se cumplen las expectativas. Unas expectativas que indican que Samsung pasará a tener más cuota de mercado que Apple en este segundo trimestre gracias a dos factores. Uno, el Samsung Galaxy S4. Y dos, su enorme catálogo de smartphones de todos los colores y sabores.

Mientras tanto, el crecimiento de Windows Phone sigue siendo mucho más lento de lo que se esperaba. A pesar de la salida de Windows Phone 8 y de la nueva gama Lumia —que los ingenieros de Nokia han completado de forma muy inteligente con modelos como el interesante 520—, los apoyos de otros fabricantes siguen siendo anecdóticos, y el empuje y los recursos de Microsoft parecen no ser suficientes aun cuando su catálogo de aplicaciones es muy decente.

Nokia podría resucitar realmente con Android

Nokia 920

No me matéis (sé dónde estoy escribiendo), pero ante todo, quiero destacar algo. Windows Phone me parece una plataforma muy interesante, original y con muchas virtudes. Muy adecuada para cierto sector de usuarios, y muy pulida en Windows Phone 8, que además ha integrado con éxito un paradigma visual que es el primero en años realmente innovador en el terreno de la movilidad (que no en el de la informática de escritorio, donde no veo demasiado sentido a Metro UI).

Y sin embargo, si Nokia tomara la decisión de dar el salto a Android se convertiría sin lugar a dudas —creo yo— en una potente firma en el sector. Los últimos terminales de la firma finlandesa han demostrado que se siguen sabiendo hacer muy bien las cosas a nivel de hardware —con especial atención a la captura fotográfica, muy cuidada y que muchos usuarios valoran especialmente— y también a nivel de diseño y materiales.

Así que una conjunción de ese hardware con Android e incluso con una capa software “made in Nokia“ probablemente haría que muchos viejos nokiadictos volvieran al redil. Un redil al que de hecho probablemente muchos desearían volver, y al que también los accionistas parecen querer volver la mirada.

Tomando a HTC como ejemplo

HTC 8X

De hecho, Nokia no tendría por qué acudir al todo o nada. No tendría por qué apostarlo todo a una carta. HTC es un buen ejemplo de ello. Aunque la firma taiwanesa deja claro que su apuesta principal es por Android, sigue apoyando también la plataforma de Microsoft —sí, de forma tímida, pero lo hace— con un terminal como el HTC 8X que es igualmente destacable.

Así pues, Nokia podría mantener buena parte de su apuesta dedicada a Microsoft, y comenzar casi casi a “experimentar con Android“. No habría impedimentos a nivel práctico, pero probablemente si los hay en el terreno de los acuerdos comerciales a los que seguro que Nokia estará ligada tras esa alianza con Microsoft que debe tener mucha chicha de la que ni vosotros ni yo estamos enterados.

Desde luego, ese camino mixto inicial sería a priori la mejor opción para Nokia de poder afrontarlo, pero las palabras de Elop no parecen dejar la puerta abierta a tal posibilidad. Pero quizás los últimos resultados y sobre todo las críticas de los accionistas hayan calado en la directiva de Nokia. Y si es así, puede que esa puerta, que parecía cerrada, al menos quede entornada.

Y tras todo esto, la gran pregunta. De ser así, ¿compraríais un Nokia basado en Android?

En Xataka Android | ¿Nokia con Android? Una de nuestras mayores ilusiones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios