Compartir
Publicidad

Wiko Ridge 4G, análisis

Wiko Ridge 4G, análisis
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos tiempos el mercado de la telefonía móvil no ha hecho más que demostrar una evidente saturación, sobre todo si hablamos de las gamas más económicas del catálogo Android, donde infinidad de fabricantes se han intentando repartir un trozo cada vez más pequeño del pastel.

En esta tesitura, sin embargo, siempre ha llegar la excepción para confirmar la regla, personificada esta vez por la firma francesa Wiko, un fabricante con personalidad irreverente, ideas frescas y el camino para triunfar muy claro.

Después de haberse convertido en la gran sorpresa del MWC 2014, los chicos de Wiko llegaron a Barcelona preparados para poner en liza los nuevos Highway Pure y Highway Star, así como una sorpresa en forma de reloj cuantificador, un inesperado Wiko Watch que llegó para iniciar su catálogo de wearables.

Wiko acaba de lanzar el nuevo Ridge 4G, un smartphone con buenas credenciales y diseño atractivo, que además llega por sólo 199 euros

Lo hemos dejado para el final, pero es evidente que no vamos a olvidarnos del Wiko Ridge 4G que hoy os analizamos a fondo en Xataka Android, un terminal interesante por concepción y precio que se presentó en febrero, pero que llegaba oficialmente a los mercados de forma contemporánea a la feria barcelonesa.

Diseño

Los chicos de Wiko siempre han tenido muy claro que mantener a raya los precios de sus dispositivos no estaba reñido con el diseño y los acabados de éstos, y que hay muchos usuarios que priman la búsqueda de un terminal con precio contenido y un buen trabajo en la mesa de diseño.

Quizás por ello, Wiko ha cuidado al máximo desde su nacimiento el diseño, los materiales y los acabados finales de sus terminales, casi por encima del hardware y otros aspectos considerados más diferenciadores, lo que les ha otorgado el derecho de ser reconocidos como uno de los fabricantes con el catálogo de terminales más cuidados en cuanto a diseño y construcción.

P1020420

Con estas premisas seguro que a nadie le extrañará la afirmación directa de que el diseño nos trae la mejor parte del Wiko Ridge 4G, un terminal que como veremos está bastante bien compensando en todos sus apartados, pero que destaca a primera vista y al primer contacto.

Hablamos de un smartphone a priori "grande" -su pantalla es de 5 pulgadas-, pero Wiko ha cuidado un detalle que suele escaparse en los terminales más económicos: el tamaño. Este Ridge 4G es un smartphone muy cómodo, con un volumen contenido gracias a sus 143 x 72 milímetros y, sobre todo, a un grosor de sólo 7.5 milímetros.

Buen diseño y buenos materiales: cristal Gorilla Glass 3, chasis con marco metálico y, alrededor, la carcasa plástica con una atractiva textura aterciopelada

También sorprende en mano, primero por su ligereza, pesa 125 gramos, y después por su tacto, muy conseguido a pesar de -o más bien gracias a- los materiales plásticos, que con un acabado extrañamente aterciopelado otorgan una gran sensación de agarre y firmeza.

Un diez para el trabajo de Wiko con los plásticos, defenestrados por la crítica pero que tienen todavía recorrido si se utilizan bien. Para completar un diseño excelente, Wiko ha conseguido mantener alejadas las huellas dactilares, y la carcasa redondeada en torno a un marco de aluminio casi da la sensación de una construcción unibody aunque la trasera pueda quitarse.

P1020415

No todo es bueno a pesar de ello, pues aunque la trasera es extraíble no lo es su batería, y sólo podremos acceder al puerto microSIM y al otro puerto, compartido por la expansión de memoria microSD y una segunda nanoSIM.

Por su parte, el cristal frontal es un Gorilla Glass 3 de Corning que ocupa prácticamente toda la superficie, enmarcado por la carcasa plástica y sin botonera capacitiva ni ninguna otra utilidad para la parte inferior.

En cuanto a la colocación de los puertos y botones, configuración típica con las botoneras de sonido y encendido compartiendo el lateral derecho, el audio-jack de 3.5 milímetros en la parte superior y el puerto de carga y sincronización microUSB 2.0 en el marco inferior. Mención negativa merece el altavoz principal, colocado en la trasera.

No hay más aderezos en un terminal de diseño sencillo, que cuenta con unos acabados exquisitos sobre todo para su rango de precios, así como una comodidad en mano muy conseguida y buena robustez gracias a su marco metálico.

Un notable alto para Wiko en este apartado, que podréis apreciar mejor en la galería fotográfica completa del dispositivo:

Pantalla y hardware

Que la firma francesa ponga toda la carne en el asador con los acabados no significa que descompense de forma notoria otros aspectos de sus dispositivos.

De hecho, aunque en un smartphone que se venderá a un precio de salida de 199 euros no debemos esperar demasiados alardes en sus especificaciones, lo cierto es que el Wiko Ridge 4G llega primando la experiencia de usuario incluso por encima de su precio de mercado.

Para ello, Wiko ha dispuesto un corazón de origen Qualcomm con arquitectura de 64 bits, acompañado de un buen elenco de componentes que no desmerecen para nada sus buenos acabados, y que animarán un panel IPS de 5 pulgadas y resolución HD 720p con el que empezaremos el apartado de hardware.

P1020362

Bueno es empezar con un primer plano de una pantalla que nos parece más que suficiente para un terminal de gama media actual, y que con sus 295 píxeles por pulgadas asegura una buena nitidez aunque no se supere la barrera psicológica de los 300ppp.

Wiko no ha querido arriesgar, así que ha apostado por lo seguro con la tecnología IPS acompañada de sus bondades y defectos, pero creemos que ha acertado con este panel, que cuenta con un precio atractivo y compensa el nivel de rendimiento del chipset al no subir en exceso la cantidad de píxeles.

La reproducción de colores es muy natural, aunque menos vistosa que en las pantallas AMOLED también está menos saturada, algo que gustará a muchos. Los blancos son perfectos, pero lo cierto es que los paneles IPS todavía deben mejorar a la hora de reproducir los negros, inigualablemente buenos en los paneles AMOLED.

P1020382

En cuanto al brillo, un suficiente, pues aunque en exteriores el terminal es completamente usable gracias a la tecnología Full Lamination, seguramente la visión con luz solar podría mejorarse todavía más.

Con todo, es bueno afirmar que Wiko acierta con un panel que compensa sobremanera el dispositivo, con calidad contrastada gracias a la tecnología IPS y un buen nivel de experiencia de usuario. Sin embargo, es de ley reconocer que hoy en día este panel es lo mínimo exigible para un dispositivo de gama media.

Tras haber analizado por separado la pantalla, quizás el componente que mayor impacto tiene en la mencionada experiencia del usuario, tenemos que pararnos ahora en detallar la plataforma de hardware elegida por Wiko, así que como es habitual, empezaremos por la tabla de especificaciones para luego ir desgranando sus posibilidades y rendimiento:

Wiko Ridge 4G, especificaciones
Dimensiones físicas 143 x 72 x 7.5 milímetros
125 gramos
Pantalla HD IPS 5 pulgadas
Resolución 1.280 x 720 píxeles, 295 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 410 MSM8916
Quad-core 1.2 GHz
Procesador gráfico Adreno 306
RAM 2 GB
Memoria 16 GB + microSD hasta 64 GB
Versión Android 4.4 KitKat
Wiko UI
Conectividad LTE dual-SIM (microSIM+nanoSIM)
Wi-Fi 802.11 b/g/n, hotspot
aGPS y GLONASS
Bluetooth 4.0 LE
Radio FM
Cámaras Trasera: 13 MP con auto-enfoque, flash LED, filtro IR, HDR y vídeo FullHD a 30 fps.
Frontal: 5 MP
Batería Batería Li-ión, 2.420 mAh
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio de salida 199 euros
Otros datos Puerto de carga y sincronización microUSB 2.0 (no OTG)
LED de notificaciones
Corning Gorilla Glass 3
Tecnología de pantalla Full Lamination

Vista ya su hoja de ruta, hablemos ahora de posibilidades, pues aunque el Wiko Ridge 4G es un terminal de marcado corte económico, lo cierto es que sus capacidades contentarán prácticamente a todo tipo de usuarios, no a los más exigentes del lugar, pero sí a la gran mayoría.

Sin caer en los brazos de MediaTek era bastante complicado traer al mercado terminales que bajasen de los 200 euros, aunque parece que Qualcomm se ha puesto las pilas este 2015 para suplir sus carencias en las gamas más económicas.

Así pues, Wiko ha optado por la plataforma Snapdragon 410 del fabricante norteamericano, un SoC que incorpora procesador de cuatro núcleos a 1.2 GHz y arquitectura de 64 bits acompañado de una GPU Adreno 306.

P1020369

Es evidente que su rendimiento no está a la altura de la gama alta, pero lo cierto es que el Snapdragon 410 cumple con creces las necesidades de un terminal dirigido al usuario medio, y además nos ha sorprendido gratamente por su buena gestión de la energía.

Sufre a la hora de reproducir gráficos 3D exigentes, pero en cuanto a capacidad de proceso está más que a la altura, superando ampliamente a su predecesor el Snapdragon 400, a la mayoría de la gama MediaTek de cuatro núcleos e incluso a los Intel Atom por los que apuestan algunos fabricantes como Asus.

Además, ayuda sobremanera el disponer de 2 GB de memoria RAM, más que suficientes para mover Andorid 4.4 KitKat de forma solvente, mientras que el almacenamiento interno sube a los 16 GB con posibilidad de ampliación.

Cabe destacar, para los amantes de los números, que la memoria RAM disponible de fábrica para aplicaciones está en torno a los 1.400 MB, mientras que el almacenamiento interno cuenta con algo más de 12 GB de espacio para el usuario.

P1020397

En las dos semanas de uso que hemos dado al Wiko Ridge 4G no hemos advertido fallos importantes con el rendimiento del terminal, ni tampoco lags excesivos a pesar de que Wiko ha optado por una personalización bastante intrusiva que asemeja al concepto de MIUI.

Estamos ante un smartphone completamente solvente para el uso de prácticamente cualquier usuario, así que no debemos dejarnos engañar por precio ni por su piel de cordero.

No cabe duda de que Wiko también lo ha hecho bien a la hora de compensar el apartado hardware, buscando sobre todo una experiencia de usuario con pocas fisuras

Para completar la reseña, no debemos olvidar que el Ridge 4G cuenta con conectividad completa hasta LTE -su propio nombre lo deja muy claro-, ni tampoco la batería habitual de conexiones inalámbricas de la que se cae esta vez el chip NFC, contando con WiFi, aGPS y GLONASS, Bluetooth 4.0 LE y una radio FM cada vez menos empleada

También está presente la mayoría de sensores habituales -giroscopio, brújula digital, proximidad, luminosidad- aunque su precio no deja lugar a otros menos habituales como los sensores de salud o el lector de huellas dactilares.

Rendimiento y autonomía

Ya hemos comentado que el Wiko Ridge 4G es un smartphone de corte económico que cumple perfectamente en la parte del hardware, pero dejemos a un lado ya las especificaciones sobre el papel y pasemos a hablar de rendimiento en uso del terminal.

En este aspecto es bueno recordar las premisas básicas del fabricante, en este caso primar la experiencia de usuario, así que ya sabemos donde habrá buscado Wiko los puntos de mejora: uno en la memoria RAM, necesaria hoy en día si queremos una multitarea fluida, y otro en el chipset, que debe rendir bien respecto a la densidad de píxeles del panel y también debe asegurar una respuesta postventa eficaz para futuras actualizaciones de Android.

En este caso el fabricante francés opta un Snapdragon 410 que no habíamos probado todavía, pero que nos ha sorprendido muy gratamente porque funciona notablemente bien, sin alardes pero sin problemas, y además consume muy poca energía.

Screenshot 2015 02 19 22 49 26

Parece que Qualcomm por fin ha dado con la tecla de un SoC capaz de contentar a la gama media, con un precio atractivo, capacidades adecuadas, conectividad LTE nativa y un mejor rendimiento energético que la mayoría de su competencia. Esto probablemente hará convertirse al Snapdragon 410 en el chipset estrella para dispositivos económicos en este 2015, al menos los destinados a nuestros mercados.

Buen trabajo de Qualcomm y buena elección sin duda del fabricante francés, que seguramente haya penalizado su margen de beneficios al no apostar por hardware de MediaTek.

Evidentemente, no nos hemos olvidado de los amantes de los datos, así que os dejamos ahora con nuestra habitual batería de fríos números con las pruebas de rendimiento que hemos realizado al Wiko Ridge 4G:

Pruebas de rendimiento Wiko Ridge 4G LG G3 S Asus Zenfone 5 Moto G 2014
AnTuTu Estandar: 21.018 puntos
Antutu X: 20.544 puntos
Estandar: 17.488 puntos
Antutu X: 17.668 puntos
Estandar: 21.933 puntos
Antutu X: 17.185 puntos
Estandar: 17.429 puntos
Antutu X: - puntos
Quadrant 11.642 puntos 8.647 puntos 8.454 puntos 8.708 puntos
3DMark Ice Storm v1.2: 5.358 puntos
Ice Storm Extreme v1.2: 2.645 puntos
Ice Storm Unlimited v1.2: 4.456 puntos
Ice Storm v1.2: 5.591 puntos
Ice Storm Extreme v1.2: 2.831 puntos
Ice Storm Unlimited v1.2: 4.647 puntos
Ice Storm v1.2: - puntos
Ice Storm Extreme v1.2: - puntos
Ice Storm Unlimited v1.2: - puntos
Ice Storm v1.2: - puntos
Ice Storm Extreme v1.2: - puntos
Ice Storm Unlimited v1.2: - puntos
PCMark Work perfomance: 3.201 puntos
Work battery life: 6 h. 41 min.
Work perfomance: - puntos
Work battery life: -
Work perfomance: 3.730 puntos
Work battery life: 4 h. 57 min.
Work perfomance: - puntos
Work battery life: -
Epic Citadel
@1.280x720px
High Performance: 58.5 FPS
High Quality: 56.8 FPS
Ultra High Quality: 33.0 FPS
High Performance: 58.1 FPS
High Quality: 53.6 FPS
Ultra High Quality: 33.7 FPS
High Performance: 59.9 FPS
High Quality: 59.5 FPS
Ultra High Quality: 50.2 FPS
High Performance: 57.5 FPS
High Quality: - FPS
Ultra High Quality: - FPS
BenchmarkPI 267 milisegundos 439 milisegundos 338 milisegundos - milisegundos
Vellamo HTML5: 2.045 puntos
Metal: 848 puntos
Multicore: 1.215 puntos
HTML5: 1.693 puntos
Metal: 749 puntos
Multicore: 1.121 puntos
HTML5: 1.957 puntos
Metal: 816 puntos
Multicore: 1.041 puntos
HTML5: 1.935 puntos
Metal: - puntos
Multicore: - puntos

Ya hemos dado una vuelta a la fuerza bruta del Ridge 4G, así que tocará ahora centrarse en aspectos más básicos y mundanos que siempre solemos pasar por alto en los análisis, y que no son otros que el uso habitual del terminal, su respuesta en llamada, el sonido, el digitalizador táctil del panel o, mucho más importante, la autonomía.

Respecto a su conectividad, nada que objetar, la respuesta a la hora de usar tanto redes LTE como el WiFi es perfecta, y no hemos notado una bajada de cobertura con respecto a otros terminales.

Buen rendimiento general y una autonomía por encima de la media, extraño en un terminal con sólo 7.5 milímetros de grosor que tiene mucho que agradecer al Snapdragon 410

Las funciones telefónicas tampoco tienen objeción de ningún tipo, con buen volumen en el altavoz de llamada y doble micrófono para cancelación de ruido. No hemos advertido problemas tampoco con el sensor de proximidad, ni quejas de nuestros interlocutores en las llamadas.

En cuanto al sonido del altavoz principal podemos decir que es aceptable, pero evidentemente éste está penalizado por su colocación en la trasera, perdiendo calidad y volumen con el dispositivo posado sobre una superficie plana. A pesar de ello, hemos de reconocer que Wiko ha pensado en ello colocando una minúscula protuberancia que levante el altavoz al posar el dispositivo.

Screenshot 2015 02 21 16 05 36

Terminando ya con el apartado de rendimiento nos quedan dos temas, uno el de la respuesta general de los sensores, con poco que comentar en cuanto al autobrillo -que funciona bien- o al digitalizador táctil -capaz de reconocer hasta 10 pulsaciones simultáneas-; y otro el de la autonomía, que siempre solemos realizar a parte dada su importancia.

No es la parte con más luces de la mayoría de smartphones, pero en este caso tenemos que decir que Wiko ha conseguido de nuevo muy buenos resultados con la autonomía del Ridge 4G.

Primero pudiendo introducir una batería de iones de litio con 2.420 mAh de capacidad en un volumen tan pequeño, y luego compensando el hardware para que no se dispare el consumo energético.

Seguramente se podría haber mejorado un poquito más disponiendo de un panel AMOLED, pero el precio final habría subido sensiblemente, y la mejora tampoco hubiese sido demasiado apabullante.

Por poner cifras, el Wiko Ridge 4G es capaz de funcionar en uso continuado hasta seis horas y media aproximadamente, algo que hemos podido comprobar usando el terminal pero que cifra de forma concreta la prueba de autonomía de PCMark en las 6 horas y 41 minutos.

Es un dato muy bueno, sobre todo si lo comparamos con la competencia -por ejemplo el LG G3 S con chipset Snapdragon 400-, y aunque la autonomía baja sensiblemente si jugamos mucho a juegos exigentes, lo cierto es que en uso normal hemos podido llegar al final del día con hasta un 60% de capacidad restante.

No queremos con ello asegurar que el Wiko Ridge 4G pueda aguantar dos jornadas de uso normal, sino más bien que no tendremos ningún problema para llegar al final del día con el teléfono vivo incluso usándolo de forma intensiva.

P1020364

Cámara

Iniciamos ahora el repaso a las capacidades multimedia del Wiko Ridge 4G, empezando por su cámara, que sobre el papel debería rendir bien gracias a su sensor de 13 megapíxeles con flash LED, autoenfoque, filtro IR y HDR.

Por su parte, no nos olvidamos del frontal, donde encontraremos una cámara de 5 megapíxeles más que suficiente para videoconferencias o autofotos casuales.

La respuesta de la cámara es más que aceptable para un smartphone de su rango de precios, sobre todo en condiciones de luz favorables y con HDR activado, aunque también podemos decir que responde bien en interiores e incluso con un flash que suele quemar las fotos en la mayoría de smartphones.

A plena luz del día podemos apreciar la mejora evidente que supone activar el HDR, aunque ello conlleve una toma un poco más lenta, así como una ampliación que muestra el nivel detalle al que es capaz de llegar el Wiko Ridge 4G, quizás su punto más débil:

Camera Sample Wikoridge4g
Izquierda: Toma sin HDR. Derecha: Idéntica toma con HDR. Centro: Ampliación al 100%.

En interiores con poca luz vemos que sí se introduce un cierto nivel de ruido, pero el flash es capaz de salvar la toma a un nivel aceptable:

Camera Sample 2

Tampoco debemos olvidarnos de las complicadas tomas en exterior con condiciones de luz muy variables, donde el Ridge 4G rinde a buen nivel, a pesar de que se aprecia cómo quema ligeramente la fotografía en la zona directamente iluminada por el Sol:

Img 20150308 133543

Con objetos en movimiento, en este caso el mar en una tarde con condiciones adversas -se ve claramente como las farolas ya están encendidas-, vemos que también es posible realizar buenas tomas:

Img 20150223 190257

La cámara fotográfica no es evidentemente la mejor del mercado, pero está en sintonía con las que se montaban en la gama alta en anteriores temporadas, y puede sacarnos del paso de forma efectiva en muchas situaciones.

Como solemos hacer, aquí os dejamos una completa galería fotográfica con tomas realizadas por el Wiko Ridge 4G en diferentes condiciones, a tamaño completo y sin retocar:

Software

Wiko no ha escatimado con su apuesta por Android, y con un catálogo de dispositivos bastante poblado ya en el mercado, lo cierto es que los franceses continúan sorprendiendo por su carácter irreverente, al estilo OnePlus, y sus claras ideas.

El Ridge 4G llega en su nacimiento con la versión 4.4 KitKat del sistema operativo móvil de Google, aunque la firma francesa ha prometido la actualización a Lollipop para antes del verano.

En cuanto a la interfaz, de nuevo vemos una personalización que en este caso sí es bastante intrusiva, con reminiscencias a MIUI debido a su apuesta por las aplicaciones directamente colocadas en escritorios, sin el habitual lanzador de aplicaciones de Android.

Screns Wikoridge4g

No es algo que nos guste en exceso, pero hemos de reconocer el buen gusto de los chicos de Wiko a la hora de elegir su paleta de colores y el diseño de iconos, animaciones e interfaz, muy plana y vistosa, buscando ser minimalista pero llamativa al mismo tiempo.

No vamos a premiar una personalización excesiva que, sin embargo, busca diferenciarse de forma clara entre la poblada gama media Android con un resultado aceptable y diferente.

Además, Wiko tampoco ha obviado el software propietario que cubra las necesidades básicas de los usuarios, con un gestor de ficheros, otro de actualizaciones del sistema, reproductores multimedia, la habitual linterna, el teclado TouchPal X o la innecesaria aplicación Clean Master que intentará mantener limpias las memorias del terminal.

Wiko Ridge 4G, la opinión de Xataka Android

Cada vez se hace más complicado elegir un smartphone de gama media en el saturado catálogo de la plataforma Android, aunque la firma francesa Wiko ha traído consigo un soplo de aire fresco que necesitábamos y agradecemos.

No es fácil llegar a un mercado como el de la telefonía inteligente y posicionarse bien donde otros campaban a sus anchas desde hacía meses, pero Wiko lo ha hecho gracias a sus ideas claras y a un carácter joven y sorprendente que nos gusta.

Sus dispositivos se caracterizan por los precios contenidos, sí, pero no por ello Wiko ha dejado de trabajar con el diseño y la construcción de sus smartphones, seña de identidad de la marca y un buen punto de partida para diferenciarse entre smartphones muy parecidos en aspecto y hardware.

P1020390

El Wiko Ridge 4G ha supuesto un paso más en la buena senda del fabricante, que ha optado por una plataforma de hardware compensada y solvente, sin problemas para el día a día, montada sobre un diseño de calidad, con buenos acabados y una sensación en mano sublime.

Lo consigue gracias a un chasis con marco metálico rematado con cristal Gorilla Glass 3 y una carcasa plástica de tacto aterciopelado, poco amiga de las manchas y bien trabajada sabiendo obtener del plástico todas sus ventajas: ligereza, maleabilidad y variedad en el acabado.

¿Que si nos ha gustado el Wiko Ridge 4G? Sí, mucho, sobre todo teniendo en cuenta que ya está disponible en el mercado a un precio de sólo 199 euros, convirtiéndose directamente en una de las mejores opciones entre los terminales de gama media.

7.8


Diseño8.25
Pantalla7.5
Rendimiento7.75
Cámara7.5
Software8
Autonomía8.25

A favor

  • Gran diseño y acabados
  • Bien compensado en rendimiento/autonomía
  • Relación calidad/precio

En contra

  • Rendimiento gráfico justo
  • No hay NFC

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Wiko Mobile España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos