Compartir
Publicidad
ZTE Axon 7, review con vídeo
Móviles Android

ZTE Axon 7, review con vídeo

Publicidad
Publicidad

ZTE es un fabricante que sigue, a su manera, la estela de Huawei, tratando de hacerse un sitio entre los más grandes de la actualidad. Para tratar de llegar a dicha meta sacan dispositivos con una relación calidad-precio que, sin ser la mejor, es bastante aceptable. La apuesta más reciente del fabricante chino en la gama alta es el ZTE Axon 7.

A pesar de que ya pudimos echarle el guante hace algunos meses, esta vez ha llegado el momento de ponerlo a prueba como es debido y comprobar hasta qué punto es una buena alternativa a otros móviles de gama alta el mercado. Tiene puntos a destacar, como su cámara o su buen diseño, pero mejor veámoslo con un poco más de calma.

ZTE Axon 7, análisis en vídeo

Un terminal compacto para su gran pantalla, elegante y relativamente cómodo

Zte Axon 7 4

Cuando hablamos de un phablet ya sabemos que va a ser casi incompatible con el uso a una mano en la mayoría de los casos. En este caso hablamos de un smartphone de 5,5 pulgadas, pero aunque no deje de ser grande, gracias a unos marcos contenidos tenemos un terminal relativamente compacto.

Casi cada milímetro del frontal tiene una razón de ser, y es que aparte de la pantalla nos encontramos unos botones táctiles y altavoces frontales como espacio adicional ocupado. Alrededor de la pantalla tiene un ligero marco negro, pero muchos usuarios podrán perdonar este aspecto al tener la inmensa mayoría el frontal ocupado con algún elemento.

La pantalla ocupa, de hecho, un 72,2% del frontal, una cifra positiva para un móvil de este tamaño. Su diseño es otro punto fuerte de este terminal, pues además resulta elegante y, sobre todo, cómodo gracias a la ligera curvatura en los laterales de la parte trasera, a que no es muy resbaladizo y la sensación de ligereza para sus 175 gramos.

Una buena cámara que destaca en el modo macro

Zte Axon 7 5

Si bien no es de las mejores cámaras el mercado, sí podemos decir que es bastante solvente en casi todos los escenarios posibles. En su parte trasera dispone de un sensor de Samsung de 20 MP y apertura f/1.8 con el ya casi estandarizado en la gama alta estabilizador óptico de imágen, un hardware que, de por sí, promete.

Tanto en condiciones de luz favorables como cuando ésta escasea, la cámara es capaz de comportarse correctamente, y además ofrece un modo manual que puede mejorar aún más los resultados. Pero es con el modo macro cuando las fotos tienen una calidad más buena, ya sea en condiciones de mucha o poca luz, destacando el control manual.

La aplicación de la cámara es bastante completa, contando además con el mencionado modo manual que tantas satisfacciones puede dar a los que les guste toquetear los ajustes o aplicar ciertos efectos a sus fotos. Aunque algunos elementos de la app podrían estar mejor situados, en general es cómoda e intuitiva.

En resumen, se trata de un buen smartphone en líneas generales con algunos puntos que son más subjetivos, como el software con una capa bastante invasiva, pero que en general rendirá gracias a su gran potencia, será cómodo de sujetar para ser un phablet y hará unas fotos bastante decentes en casi cualquier momento, todo ello a un precio bastante competitivo de 449€.

En Xataka | ZTE Axon 7, análisis: ¿ha hecho ZTE el mejor teléfono en calidad/precio del año?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos