Síguenos

AOKP

El otro día os informábamos del lanzamiento de la nueva versión de una de las ROMs más populares, AOKP. Con el build 1 AOKP da el salto a Jelly Bean y no queremos dejar pasar esta oportunidad para hacer un análisis de la ROM.

Lo primero que hay que apuntar es que la estabilidad de la ROM es envidiable. Nada de reinicios, cuelgues o cosas que no funcionan bien. Todo va como la seda, al menos sobre Galaxy Nexus, que es el terminal en el que hemos probado esta estupenda ROM.

AOKP, sobre todo Jelly Bean

Lo primero que destaca de esta nueva versión de AOKP es que estamos, aunque sea de perogrullo decirlo, ante Jelly Bean, con todas sus mejoras. Es una delicia actualizar de ICS a JB aunque las mejoras parezcan pequeñas. Nada más lejos de la realidad.

Lo primero en destacar es el Project Butter. Todo va mucho más fluido ahora. Es como darle una nueva vida al teléfono. Ya no se notan lags en transiciones, animaciones ni al lanzar la multitarea. Es una gozada.

Lo que también maravilla es la reforma completa del sistema de notificaciones, sobre todo con Gmail que lo exprime al máximo. Ahora podemos ver el título de los correos sin leer directamente desde la barra de notificaciones, sin necesidad de abrir la aplicación. Esperemos que en breve todas las aplicaciones se pongan las pilas en este sentido.

También destaca Google Now, que ya hace de las suyas mostrando tarjetas con información que considera relevante. Lo más sorprendente es que acierta mucho. Sabe de nuestros hábitos y la verdad es que es útil.

Sobre Google Voice Search, sólo puedo decir que es impresionante, pero para hacer que funcione el teléfono tiene que estar configurado en inglés. No sólo el idioma de búsqueda de Google Voice, sino todo el teléfono. Esperemos que pronto lo traigan a otros idiomas o que al menos valga con configurar la aplicación en inglés.

AOKP y ROM Control

La mayoría de las novedades que introduce AOKP a Jelly Bean se encuentran bajo el menú ROM Control en Ajustes. Ahí podemos tocar las configuraciones más importantes de nuestra flamante ROM. Desde cómo queremos que sea nuestro icono de la batería hasta el overclocking del procesador.

La primera impresión que produce esta versión de AOKP es que faltan opciones respecto a lo que estábamos acostumbrados en Ice Cream Sandwich. Por ejemplo, no se puede modificar el menú de apagado del teléfono. Yo ya estaba acostumbrado a realizar las capturas de pantalla desde ahí o a encender el flash como linterna, pero ya no existen esas opciones. Tampoco se puede ver el tiempo al desplegar la barra de notificaciones (quizá sea un bug, ya que el menú de el tiempo sigue existiendo, aunque no dice explícitamente que sea para verlo en las notificaciones).

Tampoco se pueden mostrar y ocultar los switches que se colocan en la parte superior del panel de notificaciones. Ahora esos accesos directos están siempre visibles, y en mi caso he optado por reducir su número para que no ocuparan mucho espacio. Por cierto, la parte de estos accesos directos sigue siendo muy configurable, una pasada.

AOKP

Las opciones para mostrar la batería siguen siendo excelentes, incluso mejoradas, así como las opciones del LED de notificaciones. Las opciones para cambiar el reloj de la parte superior también siguen siendo amplias. Sorprende también la posibilidad de ver contadores sin leer en la barra de notificaciones, viendo de un vistazo el número de correos sin leer, sin necesidad de desplegar la barra.

También tenemos bastantes opciones para la barra de navegación (los botones software que hay en la parte inferior). Podemos añadir más botones o cambiar los existentes, así como configurar acciones para pulsaciones prolongadas de cada uno de ellos. Así que los que odiéis el botón de multitarea y queráis tener de nuevo el botón de menú o de búsqueda, aquí existe la posibilidad.

También tenemos opciones para configurar el sonido, como tener un panel de configuración de volumen más extenso cuando toquemos las teclas de volumen o silenciar el teléfono cuando recibimos una llamada y le damos la vuelta.

No faltan opciones tampoco en la pantalla de desbloqueo, aunque desde luego menos que la versión de Ice Cream Sandwich donde se podían añadir más accesos directos al desbloquear. De momento aquí sólo tenemos aspectos estéticos como mostrar el tiempo y cambiar la foto de fondo.

Donde más opciones tenemos es a la hora de hacer overclocking o cambiar el voltaje del teléfono. Estos menús han sido rediseñado profundamente y ahora están más cuidados los detalles estéticos. Antes había demasiadas opciones para estar en un único panel. Aún así sigo recomendando tocar esta parte con cuidado, nunca se sabe cómo reaccionará el terminal.

AOKP, algunas opciones fuera del ROM Control

No todo va a estar en ROM Control, claro está. Existen algunas opciones en el resto de configuraciones. Por ejemplo, en la configuración de la aplicación para sacar fotografías existe la opción de asociar el botón de apagado del teléfono con la acción de sacar una foto. Con esto ya tenemos un botón hardware para sacar fotos.

En la parte de ajustes de sonido tenemos la opción de quitar el sonido al hacer fotos, aunque advierten que esto puede ser ilegal en algunos países. Y tenemos también fondos de escritorio basados en el tema AOKP que vienen por defecto cuando queremos cambiar un fondo.

Rebuscando seguro que aparecen opciones curiosas, que nos permiten configurar y exprimir al máximo nuestro teléfono. Esta es la magia de las ROMs en Android, que nos permiten hacer todo lo que queramos con nuestro terminal.

AOKP, conclusiones

Al cambiar de AOKP de Ice Cream Sandwich a AOKP Jelly Bean estamos, ante todo, dando un salto en versión de Android. Algunas de las capacidades de configuración se pierden, y esperamos que esto esté subsanado en futuras versiones de AOKP. Hay que tener en cuenta que han empezardo con Jelly Bean de cero, no queriendo mezclar códigos.

Por tanto en cuanto a configuración perdemos. ¿Merece la pena pasar de AOKP con Ice Cream Sandwich a AOKP con Jelly Bean? Sí, sin dudarlo. Las características que ofrece Jelly Bean son muy buenas. Sólo por la mejora del panel de notificaciones merece la pena cambiar. Y no hablemos de la fluidez.

¿Y merece la pena pasar de una ROM sin ROM Control (o de Stock) Jelly Bean a AOKP? Pues creo que también. Ahora mismo AOKP ofrece todo lo que viene de serie en Jelly Bean más muchas capacidades de configuración que seguro van creciendo en el futuro. Desde luego me ha dejado un gran sabor de boca.

En Xataka Android | AOKP lanza su primera ROM Jelly Bean | AOKP, una de las mejores ROMs 4.0

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios