Compartir
Publicidad

Un día a día sólo con Android es más que posible: una realidad

Un día a día sólo con Android es más que posible: una realidad
Guardar
43 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cinco años y tres meses han pasado desde que Google lanzase la primera versión del sistema operativo Android y desde entonces ha recorrido mucho camino.

Tanto es así que puedo confirmar, de manera personal, que puedes pasar tu día a día con Android sin tener que recurrir a un sistema operativo de sobremesa, léase Windows, GNU/Linux o Mac. Android 4.4 KitKat es más que suficiente para la gran mayoría de personas como un sistema operativo para su día a día.

Estoy prácticamente seguro de que muchos de vosotros pensáis lo mismo (otros lo contrario) y os animo a que nos dejéis vuestra visión sobre la necesidad de los ordenadores dual-boot (Windows / Android) como ASUS Transformer Book Duet o el todo en uno de Lenovo que hemos visto en CES 2014.

La llegada de Android, un poco de historia

Érase una vez un ecosistema de teléfonos móviles plagado de un sistema operativo llamado Symbian y el gran impulsor de los teléfonos inteligentes junto con un sistema operativo conocido como Windows Mobile. Había otra serie de teléfonos, enfocados a usuarios empresariales con BlackBerry OS y entonces, año 2007, llegó Apple con iOS, iPhone y su revolución táctil capacitiva.

Android

Desde entonces hasta hoy día, 6 años después, ha cambiado totalmente el panorama. Veamos qué rumbo tomaron los fabricantes y el ecosistema móvil como para dar lugar a que Android naciera y haya cuajado tanto en el mercado.

  • Symbian, sistema operativo utilizado por Nokia para sus teléfonos avanzados, está viviendo un renacimiento gracias a su apuesta por la evolución natural de Windows Mobile. Sin embargo perdieron la tracción de años atrás después del lanzamiento de Nokia N95 y el empecinamiento de la compañía en adaptar la interfaz Symbian a la tendencia táctil en lugar de plantearse un nuevo sistema.

    Intentaron hacerlo, aunque tarde, con Symbian Belle y también con un respetuoso acercamiento a una plataforma nueva (Meego). Finalmente Nokia puso toda la carne en el asador apostando por Windows Phone para smartphones y Asha como featured phones, que recuerdan a los teléfonos de 2006.

  • BlackBerry OS, la compañía canadiense que por aquel entonces se conocía como RIM tuvo un comportamiento similar a Nokia evolucionando ligeramente su propio sistema operativo hasta el renovado BlackBerry OS 10. Sin embargo este movimiento ha llegado tarde, muy tarde, tanto que no está claro el porvernir de BlackBerry en el mercado, con cuotas cada vez más pequeñas.
  • Windows Mobile, el sistema operativo de Microsoft evolucionó ligeramente tras la llegada de iOS y vimos el lanzamiento de Windows Mobile 6 pero no tuvo el éxito esperado y no fue hasta 2009 cuando vio la luz Windows Mobile 6.5 optimizado para pantallas táctiles. Microsoft supo reaccionar al lanzar un sistema completamente renovado y enfocado a interfaz táctil que destacaba sobre el resto de plataformas por su sencillez y fluidez. Hablamos de Windows Phone que vio la luz a finales de 2010, como Windows Phone 7.

    A día de hoy tenemos en el mercado Windows Phone 8 y el mercado ha respondido positivamente a la apuesta de Microsoft aunque aún queda mucho camino por recorrer.

  • Como se puede ver, parece que iPhone de Apple y su interfaz táctil capacitiva pilló por sorpresa al resto de fabricantes y desarrolladores de software quienes se tomaron con escepticismo este tipo de solución móvil y su lenta reacción generó un vacío en el sector que bien supo aprovechar Google con Android.

    En esencia la primera versión de Android hacía gala de una interfaz simple, enfocada a un uso táctil, con un cajón de aplicaciones, barra de notificaciones y escritorios personalizables. Llegaba como sistema operativo libre basado en Linux por el que muchos fabricantes apostaron vista la ausencia de alternativas a la "revolución táctil" que trajo consigo iPhone.

    La evolución de Android desde 2008

    El sistema operativo de Google vio la luz oficialmente en el terminal que se conoció como HTC Dream en octubre de 2008 y tras él vimos como muchos fabricantes se dejaron enamorar por la magia del sistema operativo Android.

    De hecho, la naturaleza abierta y la tienda de aplicaciones con un precio y tasas mucho menores que las de Apple a la vez que precios mucho más económicos que los elitistas iPhone sirvió como reclamo tanto para los desarrolladores de aplicaciones como para los usuarios finales.

    Android ha ido año tras año ganando tracción en todos los mercados hasta situarse, según países, como la opción más popular.

    Evolución Android
    Evolución Android

    La evolución del sistema operativo ha sido notable y vamos a hacer un breve repaso de la misma destacando las novedades principales de cada nueva versión. ¿Sabías que la primera versión de Android requería el uso de un teclado físico porque no existía teclado en pantalla?. Echa un ojo a nuestro resumen:

    Evolución Android
    Clic en la imagen para ver la historia Android

    Actualmente hemos llegado a la versión Android 4.4.2 (ver mejoras) y parece que los chicos de Google aún tienen mucho que aportar al ecosistema Android.

    Sistemas dual-boot: ¿qué son y para qué sirven?

    Estamos viendo últimamente una tendencia en el mercado que promete las bondades de Windows y Android en un mismo dispositivo. Hablamos de los equipos dual-boot que pueden ejecutar Windows y Android y como hemos visto en CES 2014 no es sólo un fabricante el que apuesta por ello.

    Android dula boot

    Antes de nada queremos aclarar que estos equipos dual-boot que anuncian no disponen de ambos sistemas operativos instalados como tal. El caso general es que disponen de un sistema operativo Windows y sobre él se corre una versión emulada o virtualizada de Android. Esto implica que no se obtiene todo el rendimiento posible y que para correr Android, tendremos que correr Windows primeramente, lo que implica un consumo energético mucho mayor que sólo Android.

    Un equipo dual-boot permite trabajar sobre Windows o Android de manera independiente

    Sin embargo hay multitud de aproximaciones, equipos tipo portátil en el que tenemos un sistema operativo y hardware corriendo Windows en la parte del teclado y hardware dedicado en la parte de la pantalla desmontable corriendo Android de manera que puedes llevarte el tablet y funcionar con Android sin problema e incluso acceder vía escritorio remoto a Windows desde el tablet.

    También tenemos equipos que hacen uso de Bluestacks como sistema para ejecutar aplicaciones Android como si fuesen aplicaciones nativas de Windows, pero, volvemos a lo mismo, no es más que una emulación aplicación a aplicación y no tenemos la libertad de instalar o ejecutar las aplicaciones que queramos, sino las que están disponibles.

    La idea básica es esa, un equipo que ejecuta Windows de manera nativa y permite hacer uso del sistema operativo de Google y sus aplicaciones. Intel ha anunciado en CES 2014 un sistema que puede cambiar de un sistema a otro con sólo pulsar un botón, pero, de momento no hay más detalles al respecto.

    Android ha evolucionado lo suficiente como para ser tu único S.O.

    Si me hicieran la pregunta de si podría pasar con Android mi día a día hace unos años, diría claramente que no, pero es cierto que hoy día el sistema ha evolucionado hasta un punto que prácticamente cualquier tipo de usuario podría trabajar sobre Android en su día a día de navegación web, ofimática (recordamos el soporte de impresión nativa) y juegos.

    Está claro que es interesante el poder elegir entre un par de opciones según el uso que le des a un equipo pero, en el caso de los equipos dual-boot Windows/Android, creo personalmente que se parte de una base errónea.

    Los dispositivos están día a día más enfocados a la movilidad y si bien antes había muchas ataduras hacia tu equipo portátil o de sobremesa por falta de aplicaciones y ciertas funcionalidades en Android, la gran mayoría de esos problemas han desaparecido.

    Android puede con todo

    Disponer de un equipo dual-boot sería únicamente interesante si y sólo si pudieras gestionar los mismos datos desde ambos sistemas operativos, es decir, acceder a tus mismas fotografías, vídeos, archivos en local en tiempo real y poder cambiar de estar utilizando Windows a Android para retocar una fotografía porque de manera táctil con SnapSeed lo haces en un periquete para volver a Windows a seguir trabajando como hacer de manera tradicional, o saltar a Windows de manera temporal para seguir trabajando con Android tras ello.

    Los sistemas dual-boot de hoy día son un quiero y no puedo, buena idea pero no bien pulida, son realmente dos sistemas operativos por separado a los que no se les acaba de encontrar un nexo de unión para poder trabajar de manera conjunta. ¿Qué implica ello? pues que tenemos carga extra innecesaria en nuestro equipo.

    Para qué queremos un portátil dual-boot cuyo diseño implica un mayor tamaño y peso que un sistema Android nativo. ¿Para usar Windows o para "por si tengo que utilizarlo"? No os engañéis eso es un sobrecoste innecesario y un peso extra que agradeceréis al quitaroslo de encima.

    Android es un sistema operativo muy completo y capaz. De hecho, la mayoría de gente que utiliza un smartphone no es capaz de sacarle todo el rendimiento que es capaz de ofrecer. Hoy día podemos conectar nuestro Android a una TV vía MiraCast (o con cable MHL/SlimPort) y vía Bluetooth conectar un teclado y ratón y utilizarlo como equipo de sobremesa/portátil.

    Linux Android
    Claro, muchos diréis, "ya ¿y el espacio para mis películas y música?". Android tiene soporte USB OTG, lo que implica que podrías conectar tu pendrive o disco duro USB y acceder a esos datos si así lo prefieres.

    Aunque, a día de hoy, es más común y más útil disfrutar de un NAS donde centralizar todo y al que puedan acceder todos los dispositivos de la familia.

    Con Android puedes jugar, de hecho hay consolas Android, puedes ver películas (XBMC, Plex, MX Player), trabajar con documentos ofimáticos, escuchar música, navegar por Internet (con y sin Flash) y estar en contacto con todos tus amigos vía redes sociales y WhatsApp.

    ¿Qué aún hay cosas que no puedes hacer con tu Android? Seguro que sí, pero no podréis negarme que a día de hoy con tu tablet o smartphone Android podrías pasar días sin utilizar ese equipo sobremesa, cada día más en desuso.

    Sólo usos muy concretos hacen necesario un ordenador

    Sólo usos muy concretos hacen necesario un ordenador como por ejemplo software diseñado a medida (léase software empresarial, juegos de PC, programa PADRE de la declaración de la Renta), profesiones que requieren edición de vídeo o audio de calidad, composición musical, es decir, tareas que requieren gran potencia de cálculo y que están desarrolladas de manera tradicional para este tipo de plataformas Windows / Mac.

    En estos casos así como también en los casos de usuarios profesionales que tengan que lidiar con software para su trabajo desarrollado exclusivamente para ello o software CAD/CAM estaríamos en una encrucijada, pero no porque Android no sea capaz sino porque no hay software desarrollado para ello ya que chips ARM como Snapdragon 800 han demostrado una potencia fuera de serie.

    Android, al igual que GNU/Linux, está tomando día a día una estética muy familiar, similar al escritorio tradicional de Windows y es algo que muchos usuarios podrían utilizar de manera natural sin siquiera saber qué S.O. utilizan.

    Conclusión

    En la mayoría de casos podrás vivir tu día a día habitual con Android a tu lado y es sólo cuestión de tiempo que Google acabe cubriendo esos flecos que quedan en ciertas situaciones en las que no queda más lugar que recurrir a un PC, bien sea físicamente o bien mediante escritorio remoto.

    Seguro que muchos de vosotros estará pensando que no es posible, pero, antes de nada, por favor, hacer un examen de conciencia del uso que hacéis día a día del PC y ver qué no podríais hacer en Android y probablemente de manera más cómoda y sencilla.

    Tras eso, os animamos a que compartáis con nosotros vuestras impresiones sobre el mundo dual-boot o si podríais vivir sólo con Android en los comentarios.

    En Xataka Android | ¿Dual boot Android y Windows? Buena idea En Xataka | ¿Por qué Android en un ordenador?

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad

    Ver más artículos