Compartir
Publicidad
Alcatel A5 LED, análisis: luces explosivas al primer vistazo, te contamos todo lo que hay detrás
Análisis

Alcatel A5 LED, análisis: luces explosivas al primer vistazo, te contamos todo lo que hay detrás

Publicidad
Publicidad

El mercado de la gama media y de entrada es bastante duro por la cantidad de dispositivos que se presentan, contando con unas especificaciones más que suficientes para nuestro día a día. Con tanto móvil dentro de este segmento del mercado, a menudo los usuarios no saben qué elegir, pues en muchas ocasiones hay varios terminales casi calcados que apenas se diferencian en alguna característica.

No obstante, de vez en cuando un fabricante se esfuerza en ofrecer algo diferente sin tener que encarecer su producto. Este es el caso de Alcatel, que se ha liado la manta a la cabeza y ha sacado el A5 LED, un teléfono que no es para los amantes de la discreción, y es que su característica más diferencial es su carcasa trasera, que es capaz de iluminarse. Veamos hasta dónde es capaz de llegar este terminal.

Alcatel A5 LED, análisis en vídeo

Alcatel A5 LED, especificaciones técnicas

Este Alcatel A5 LED es un teléfono de gama media-baja y cuenta, en general, con unas especificaciones bastante equilibradas para estar situado en este segmento. Tal como mostraremos en la siguiente tabla, contamos con casi todo lo que un usuario medio necesita para llevar a cabo las tareas del día a día.

Alcatel A5 LED, especificaciones
Dimensiones físicas 146 x 72,1 x 10,2 mm (7,7 mm con la otra carcasa)
Pantalla 5,2 pulgadas
Resolución 1.280 x 720 píxeles, 282 ppp
Procesador MediaTek MT6753
Octa-core 1,3 GHz
Procesador gráfico Mali T860 MP2
RAM 2 GB
Memoria 16 GB + microSD hasta 128 GB
Versión Android 6.0 Marshmallow
Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n
GPS con soporte A-GPS

Bluetooth 4.2
NFC (sólo la versión que no es Dual-SIM, la 5085Y)
LTE
Radio FM
Cámaras Trasera: 8 MP con apertura f/2.0 y flash LED de doble tono
Frontal: 5 MP con flash LED
Batería Batería Li-Po, 2.800 mAh, no extraíble
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio Amazon: 210euros
Simyo: 149 euros
Jazztel: Desde 3€/mes
Orange: 199 euros libre

En cuanto a los datos que arroja este terminal, empezamos por su pantalla IPS, que tiene un tamaño de 5,2 pulgadas que sentará muy bien al público que prefiere paneles contenidos, y una resolución HD que nos deja con una densidad de 282 píxeles por pulgada.

En cuanto a su cerebro, contamos con un procesador MediaTek de ocho núcleos, el MT6753, que alcanza una frecuencia de reloj máxima de 1,3 GHz. Le acompañan 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento que puedes ampliar otros 128 GB con tarjetas microSD.

El Alcatel A5 LED es un smartphone de gama de entrada equilibrado, aunque echamos de menos el chip NFC y el sensor de huellas

En cuanto a la conectividad, si bien no lo tiene todo, sí cuenta con lo más esencial, como es LTE Cat 4, Bluetooth 4.2, A-GPS, Dual-SIM; y hasta una radio FM. No obstante, a la versión que analizamos le falta el NFC, ya que el modelo 5085D (Dual-SIM) no dispone de él, mientras que el 5085Y sí. Lo que más puede echar para atrás a uno, el sensor de huellas, sobre todo cuando hay móviles más baratos, como el Xiaomi Redmi 4X, que sí lo incluyen.

Pasando al apartado fotográfico tenemos un sensor trasero de 8 megapíxeles que viene acompañado de un flash LED de doble tono y uno delantero de 5 megapíxeles que también cuenta con un flash LED, aunque en este caso no es de doble tono. La batería, por su lado, es de 2.800 mAh, no extraíble, y no hay tecnología de carga rápida presente.

Trio Capturas 1

En cuanto al software, nos tendremos que conformar con Android 6.0 Marshmallow con su propia capa de personalización para añadirle color y algunas funciones de las que hablaremos más adelante. En líneas generales es un teléfono equilibrado en cuanto a especificaciones, aunque la ausencia de sensor de huellas echará a más de uno para atrás.

Un diseño llamativo por su carcasa trasera con LEDs

Img 0387

Uno de los puntos mas destacables de este Alcatel A5 LED es, sin duda, su parte trasera, mientras que en el resto de elementos es más bien un teléfono estándar. Está claro que aquí el fabricante francés ha puesto empeño para diferenciarse, y es que no sólo ha dado un aspecto visual algo diferente, sino que le ha dado una función para destacar aún más.

Pero vamos a ir por orden y empezaremos por su parte delantera, cuyos bordes son relativamente normales, aunque en el superior quizas podemos criticarle que es algo más grueso de lo normal. Por suerte el borde inferior aprovecha su espacio con unos botones capacitivos que se retroiluminan al pulsar sobre ellos con la pantalla encendida.

Img 0341

La parte trasera del dispositivo consta de una carcasa de plástico negro con un patrón de puntos transparente que son los encargados de mostrar la iluminación. Es este elemento el responsable del grosor del terminal, aunque en este caso es extraíble para poder poner una carcasa más discreta que viene en la caja y que hace adelgazar bastante al teléfono.

El borde superior del terminal aloja el conector mini-jack y un micrófono de cancelación de ruido. En el borde inferior encontraremos el conector microUSB rodeado por dos rejillas, una de las cuales corresponde al altavoz, mientras que la otra es para el micrófono para llamadas.

El diseño del Alcatel A5 LED destaca especialmente por su carcasa trasera, la cual se ilumina para realizar determinadas funciones

El borde izquierdo está totalmente limpio (podremos acceder a las tarjetas quitando la carcasa), mientras que el derecho aloja los botones de volumen y encendido, teniendo este último una textura diferente para diferenciarlo claramente. Su recorrido y dureza es perfecta para cualquiera, aunque la situación de los de volúmen lo mismo resulta algo alta para los que tengan las manos más pequeñas.

La sensación en la mano es de un teléfono algo grueso, donde sus 10,2 mm se notan bastante, aunque su grosor se reduce a los 7,7 mm si usas la otra carcasa. Más allá de eso es bastante cómodo y se siente robusto, aunque, como decíamos, los botones de volumen podrían estar un poco más abajo para estar a la altura perfecta.

Pantalla con buena visibilidad en la mayoría de situaciones

Img 0381

Si bien hace unos años era difícil encontrar pantallas buenas entre los smartphones económicos, con la evolución y el abaratamiento de este componente ahora lo difícil es encontrar pantallas de mala calidad. En el caso del panel del Alcatel A5 LED, como veremos, tiene una buena calidad, aunque está lejos de ser perfecta.

Estamos ante una pantalla HD de 5,2 pulgadas que, para los usuarios no muy exigentes, debería de ser suficiente. La tecnología usada para este panel es IPS y, en general, se comporta bastante bien en la mayoría de situaciones. En cuanto a su ángulo de visión podemos estar contentos, pues apenas se percibe pérdida de detalle, si bien los colores más claros tienden a amarillear ligeramente.

La pantalla del Alcatel A5 LED tiene un visibilidad decente en exteriores gracias a un brillo algo más alto de lo que se puede ver en la competencia.

Disponemos, para adaptar los colores a nuestro gusto, de la conocida tecnología MiraVision, que nos permite configurar un modo Vivo para una mayor saturación o un modo personalizado para que ajustemos los parámetros uno por uno según nuestras preferencias. Por supuesto, también tenemos el modo estándar, que es el que viene por defecto.

En exteriores, como sucede en muchos teléfonos de su rango, la cosa empeora, aunque sí que se nota que tiene un brillo máximo algo mayor que nos permitirá consumir contenido de forma relativamente satisfactoria en exteriores. Los reflejos, eso sí, nos jugarán alguna mala pasada según dónde y cómo nos situemos.

En cuanto al táctil, sin ser de los más rápidos, sí que responde con bastante agilidad y precisión. No nos hemos encontrado con problemas graves, aunque en algunas ocasiones no respondía a los toques más breves, como cuando pulsas sobre el icono de una app y esta no se abre. No obstante, esto ha sucedido muy pocas veces y con pulsaciones muy breves.

Suficiente en rendimiento y autonomía

Trio Capturas 2

Para cumplir con las instrucciones que le demos, contamos con un procesador MedaTek MT6753, un octa-core que corre a 1,3 GHz y que se apoya en 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento ampliable con tarjetas microSD. Estas características le sitúan dentro de la parte baja de la gama media, aunque, como veremos, no habrá demasiados problemas.

En la interfaz veremos cómo se mueve con bastante fluidez, sin apenas lag o retraso. Lo mismo sucede en aplicaciones básicas como puede ser la de correo electrónico o algunas propias como Light Flow, donde podemos estar satisfechos de no tener retrasos ni cierres forzados.

En el Alcatel A5 LED nos encontramos con un rendimiento suficiente, aunque si se le empieza a exigir notaremos algunos retrasos.

Si nos vamos a aplicaciones más complejas, notaremos que sí que hay que esperar algo más de lo habitual, donde llegaremos a notar cierto retraso a la hora de iniciarse la app o juego, como nos ha sucedido con Asphalt 8 y Robot Unicorn Attack 3. Una vez dentro, hay una fluidez bastante decente, pero por debajo de otras propuestas de gama media.

Alcatel A5 LED

XIAOMI REDMI NOTE 4X

MOTO G5

WIKO U FEEL PRIME

SAMSUNG GALAXY J5 (2016)

PROCESADOR

MediaTek MT6753

Snapdragon 625

Snapdragon 430

Snapdragon 430

Exynos 7870

RAM

2 GB

3 GB

2 GB

4 GB

2 GB

ANTUTU

36.096

61.454

45.741

43.704

44.817

GEEKBENCH SINGLE/MULTI

580/2.397

822/3.034

628 / 2.557

626/2.052

1.394 / 3.352

Si nos vamos al apartado de la autonomía, teniendo en cuenta que el terminal cuenta con una carcasa llena de LEDs, 2.800 mAh se nos antojan algo cortos, sobre todo si hacemos uso de las funciones especiales para iluminar la espalda del dispositivo, de las cuales hablaremos un poco más adelante en su propio apartado.

Por suerte, contar con una pantalla relativamente contenida y resolución HD hace que la autonomía de este dispositivo no sea mala. Si le damos un uso moderado, podremos llegar al final del día con unas 5 horas y media de pantalla, siempre y cuando no le demos mucha caña a la carcasa LED. Si renunciamos a ella podremos llegar incluso a las 6 horas de pantalla.

Para llegar a esa cantidad de horas de pantalla, hemos estado usando aplicaciones en su mayoría básicas (correo, alguna red social, navegación), así como alrededor de media hora de juego a los títulos mencionados más arriba. Si eres un usuario intensivo, lo mejor es que te lleves el cargador, pues posiblemente lo vayas a necesitar a mitad de la jornada.

La autonomía del Alcatel A5 LED está más o menos en la media de sus rivales, aunque unos cuantos miliamperios más no hubieran estado mal para compensar el pequeño gasto de la carcasa trasera.

Si el uso que le das al teléfono es más bien escaso y administras bien la conectividad, es posible que llegues al día y medio antes de tener que enchufarlo. Por desgracia no contamos con ninguna tecnología de carga rápida, lo que hace tarde alrededor de dos horas y media en cargarse por completo desde un 20% aproximadamente.

La carcasa LED supone un gasto de batería menor del esperado, aunque si abusas de su uso notarás una bajada importante de autonomía. Si sólo quieres que la carcasa se ilumine al encender la pantalla y en ciertas notificaciones, no consumirá más de 3% del total (dependiendo de cuánto tiempo se esté iluminando la tapa durante las notificaciones)

En este apartado, claramente, no estamos ante algo revolucionario, pero tampoco es un desastre, podríamos situarlo en la media tanto en rendimiento como en autonomía, aunque en este último apartado hubiéramos preferido contar con una batería algo mayor para afrontar el uso de la carcasa LED.

Duo Capturas 2

Carcasa LED: iluminación trasera para notificaciones y multimedia

Img 0404

Si hay un elemento que diferencia a este Alcatel A5 LED del resto de smartphones es su carcasa trasera, la cual contiene un total de 35 LEDs que se iluminan en ciertas situaciones. Esta parte puede extraerse para acceder a las tarjetas SIM y microSD o cambiarla por otra carcasa, esta vez normal, que viene incluida en la caja.

Para poder acceder a controlar todo lo que tiene que ver con esta carcasa LED, tenemos la aplicación Light Show, donde podremos configurar, para empezar, el tema de iluminación, pudiendo elegir entre diez opciones diferentes. Cada una de ellas muestra una animación en la parte trasera, que reproduce diferentes colores según el tema elegido.

Trio Capturas 3

La carcasa LED puede iluminarse durante las reproducciones musicales y las notificaciones. En el primer caso se iluminará con el tema elegido, mientras que en el último usará el color del icono de la app y su inicial (por ejemplo, se reproducirá una 'f' azul si recibes una notificación de Facebook o una 'w' verde si se trata de Whatsapp).

Si no estás conforme con los temas que hay en la propia aplicación, puedes crear tus propios efectos de animación desde la segunda pestaña (que es un mando de videconsola). Aquí se te muestran varios cuadros de diferentes colores y, al pulsar el icono superior derecho, podrás empezar a tocar las baldosas.

En este caso es importante la zona del cuadro que toques, pues al reproducir la animación se iluminará esa parte de la carcasa. Si arrastras, por ejemplo, de la parte superior de una baldosa a la inferior, en la reproducción las luces se encenderán de arriba hacia abajo. Una vez termines puedes guardar la animación y recurrir al historial para verlo o configurarlo como un tema.

Color Catcher es una app que usa una fotografía que tomes para hacer un tema con los colores predominantes y que la carcasa trasera se ilumine con ellos al encender la pantalla.

Color Catcher es otra app que tiene que ver con la tapa trasera, pero en este caso lo que hace es permitirte tomar una foto y, una vez guardada, podrás elegir un tema cuyo color predomine en la imagen. De esta manera, cada vez que enciendas la pantalla, la carcasa se iluminará con el color de ese tema.

En general, todo lo que tiene que ver con la carcasa LED funciona muy bien, no nos hemos encontrado con ningún problema y, además, todas las ideas a este respecto están bastante bien implementadas. Ahora bien, este no es un elemento que vaya a resultarnos especialmente útil, podría decirse que es más una curiosidad que algo que vayamos a agradecer que exista.

Un software con bastante personalización y poco bloatware

Trio Capturas 4

En cuanto al software, en este caso nos tendremos que conformar con Android 6.0 Marshmallow, algo que todavía sigue siendo algo habitual en móviles de precios relativamente económicos. En cuanto a su personalización, vemos que básicamente se limita a cambiar el aspecto visual (iconos, fondos de pantalla, etc) y a alguna función extra.

Más allá de las aplicaciones Light Show y Color Catcher, apenas hay algo de bloatware que no sean las apps de Google. Encontraremos una aplicación para cambiar temas, Facebook, Messenger e Instagram. Esto hace que, de los 16 GB con los que cuenta el dispositivo, se nos queden libres algo más de 10 GB que, a estas alturas, a muchos nos resultan insuficientes, aunque podremos tirar de tarjeta microSD para aliviar el problema.

Buena parte de la personalización en este terminal es estética, lo que hace que la fluidez del sistema sea bastante buena.

Por suerte, el hecho de que la gran mayoría de la personalización sea puramente estética, hace que no afecte al rendimiento del teléfono y que el movimiento por la interfaz sea bastante fluido. No hemos notado ningún lag ni reinicio del launcher durante estos días, con lo que podemos decir que un usuario medio no va a encontrarse con problemas en este aspecto.

No hay casi funciones diferentes de las que podríamos encontrar en cualquier teléfono con Android puro, simplemente tenemos un gesto para hacer captura de pantalla al arratrar con tres dedos y un modo simple muy similar al que pudimos ver en el análisis del Xiaomi Redmi 4X.

Una cámara suficiente para situaciones cotidianas

Img 20170525 162757

En cuanto a las cámaras, en la parte trasera tenemos un sensor de 8 megapíxeles con apertura f/2.0 y flash LED de doble tono. mientras que en la delantera tenemos una cámara de 5 megapíxeles con su propio flash LED. Eso sí, puedes subir la resolución hasta los 13 y 8 megapíxeles respectivamente, pero estos estarán interpolados.

Pasando a las imágenes, durante el día, como es habitual, las fotos cumplen sobradamente para la mayoría de usuarios, los colores se representan bien y con un nivel de detalle suficiente. Como suele pasar en los smartphones económicos, además, el rango dinámico de esta cámara es bastante pobre, dejando zonas muy oscuras o quemadas, según el lugar al que enfoques.

Si haces uso del modo HDR este problema se va a solventar en buena medida, aunque no faltará alguna escena en la que sigamos viendo alguna zona demasiado oscura o quemada. Cuando las condiciones de la escena sean las idóneas (sin demasiado contraste ni exceso o falta de iluminación), las fotos pasarán el corte sin problema alguno.

Compahdr 1

Durante el día, tanto el enfoque como la captura de la imagen son bastante rápidos, pero hace falta tener un buen pulso, pues no sería muy raro encontrarse con que te sale algo borrosa porque tus manos tiemblan un poco.

En interiores la cámara se comporta bastante bien en casi todo momento en el que la iluminación es la adecuada, aunque sí vemos que en alguna ocasión el sensor se lía un poco y comete algún error con los colores. Por ejemplo, en la foto que verás a continuación se ve que emite una luz azulada, pero en realidad era completamente blanca. No obstante, en la mayoría de ocasiones la calidad es bastante buena y no hay demasiado ruido.

Img 20170523 014542

De noche, a su rango dinámico pobre tendremos que añadir el ruido típico de las fotos con poca iluminación. En las zonas bien iluminadas no encontraremos demasiados problemas, pero a medida que la escena se oscurece vemos cómo el ruido hace acto de presencia y los objetos pierden mucho detalle (o no aparecen si la luz es muy escasa). La velocidad de captura, tanto con HDR como sin él, es más o menos similar a las fotos de día.

Img 20170523 162005

La interfaz de la cámara, sin ser la más limpia del panorama Android, es lo bastante intuitiva como para hacerse con ella en apenas un par de minutos. Las partes más importantes y que más uso tendrán están muy a mano, como el HDR, el modo nocturno o el flash. En el botón de ajustes podrás controlar varios parámetros más, como la resolución, la estabilización o la calidad del vídeo.

Screenshot 20170525 162927

El funcionamiento de la interfaz es bastante fluido, aunque al deslizar para cambiar del modo foto a alguno de los otros modos, puede tardar un segundo de más en mostrar los diferentes iconos. Se echa de menos, eso sí, un modo manual que nos permita controla el ISO o la velocidad exposición, con los que aquellos que gustan de controlar estos elementos lo mismo se decepcionan un poco.

Alcatel A5 LED, la opinión de Xataka Android

Durante alrededor de una semana hemos podido analizar este Alcatel A5 LED, desde su aspecto físico hasta la calidad de su cámara o la fluidez del sistema. Estamos ante un teléfono con unas especificaciones humildes, pero que en general funciona correctamente para un terminal que ronda los 200€.

Se trata de un teléfono bastante equilibrado, sin grandes virtudes, pero sin defectos que lo conviertan en un mal smartphone. Sin duda, algo bastante original es su carcasa LED, a la que Alcatel le está dando tanta publicidad. Es un elemento realmente curioso y cuyas funciones están muy bien implementadas.

El Alcatel A5 LED tiene unas especificaciones bastante equilibradas, pero la falta de un sensor de huellas puede echar para atrás a más de uno.

Ahora bien, esto no es algo para los amantes de los teléfonos discretos ni para los que busquen una autonomía sobresaliente. Esta tapa trasera hará que el móvil llame la atención en más de una ocasión y, además, supone un gasto de batería extra, si bien es menor de lo esperado cuando no estás usando los LEDs a cada momento.

Dado que no todo el mundo encontrará esta tapa trasera útil, por lo menos tienes una suplementaria más normal que, además, adelgazará el terminal. Esta carcasa LED, aunque es algo diferencial, no es algo que vaya a resultar imprescindible en tu día a día, no ser que tengas como hábito dejar el móvil boca abajo. Eso sí, por lo menos podemos decir que las funciones están muy bien implementadas.

El Alcatel A5 LED no es un teléfono para los que quieren ser discretos debido a su caracasa trasera que, por fortuna, puedes retirar para optar por una más discreta

Lo peor de este teléfono es que no posee sensor de huellas, y eso es algo que a día de hoy muchos usuarios no perdonarán, sobre todo cuando hay smartphones más baratos que ya lo traen, y lo tienen bien implementado. Este es un punto que desde hace un tiempo debería de ser un estándar, y no traerlo va a echar para atrás a más de uno.

En definitiva, tenemos en el Alcatel A5 LED un buen smartphone, bastante equilibrado en general, pero que no es apto para los que quieren ser discretos. Si te apetece llamar la atención de cualquier persona que pase cerca de ti, sin duda este es tu terminal, pero si vas a usar las capacidades de la tapa trasera, llévate el cargador encima en caso de que vayas a estar muchas horas fuera de casa. A continuación te dejamos nuestras valoraciones para que decidas tú mismo si te compensa o no comprar este móvil.

6,8


Diseño7
Pantalla7
Rendimiento6,5
Cámara6,5
Software6,75
Autonomía7

A favor

  • Pantalla con buena visibilidad en exteriores para su rango de precios
  • Las funciones de la carcasa LED están bien implementadas
  • Cómodo en la mano

En contra

  • La cámara tiene un rango dinámico algo pobre
  • Sin carga rápida
  • Ausencia de NFC (en el modelo 5085D)
  • Sin sensor de huellas

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Alcatel. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio