Compartir
Publicidad
BQ Aquaris X5 Plus, análisis: Un gama media más que equilibrado
Análisis

BQ Aquaris X5 Plus, análisis: Un gama media más que equilibrado

Publicidad
Publicidad

El fabricante español BQ lleva, desde hace un tiempo, una trayectoria bastante buena en cuanto a terminales de gama media, especialmente desde que empezaron a abandonar los procesadores de MediaTek que echaban para atrás a varios de los futuros compradores. El más reciente terminal de la compañía es el BQ Aquaris X5 Plus, un terminal con un equilibrio casi perfecto.

Uno de los puntos que más ha valorado la gente de los terminales de BQ es su software, Android puro a excepción de un par de aplicaciones propias de la firma española que no van a empeorar la experiencia de uso. Como demostraremos en este análisis, veremos bastantes más virtudes que defectos, y es que me ha costado sacarle pegas a este Aquaris X5 Plus.

Un gama media-alta en casi todas sus especificaciones

En este caso nos vamos a encontrar con un terminal compacto en cuanto a tamaño de pantalla, perfecto para aquellos que no quieren un phablet. En la inmensa mayoría de aspectos veremos que, a nivel de especificaciones, es capaz de competir cara a cara con la competencia, y todo ello con un precio razonable.

BQ Aquaris X5 Plus, especificaciones
Dimensiones físicas 145 x 70 x 7,7 mm
145 gr.
Pantalla 5 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 441 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 652
Octa-core 1.8 GHz
Procesador gráfico Adreno 510
RAM 2/3 GB
Memoria 16/32 GB + microSD hasta 256 GB
Versión Android 6.0.1 Lollipop
Conectividad LTE, NFC, Wi-Fi 802.11 b/g/n/ac (dual band - 2,4 GHz / 5 GHz), WiFi Direct
GPS + GLONASS + GALILEO
Bluetooth 4.1
Radio FM
Dual-SIM
Cámaras Trasera: 16 MP con apertura f/2.0, autofocus con detección de fase, flash LED de doble tono, HDR y vídeo 4K, disparo en RAW
Frontal: 8 MP, apertura f/2.0, vídeo a 1.080p
Batería Batería Li-Ion, 3.200 mAh
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio de salida 279,90€

A este smartphone no le falta prácticamente de nada, por el precio de 279,90€ tienes un móvil con un hardware más que decente, características que se están estandarizando como el lector de huellas, una batería y unas cámaras que, sobre el papel, pintan bastante bien para el precio del terminal.

Si empezamos a meternos con el corazón de este Aquaris X5 Plus, nos encontramos con el Snapdragon 652, un octa-core que se mueve a una frecuecia máxima de 1,8 GHz y que tiene arquitectura big.LITTLE. A este procesador se le unen 2 GB de RAM que a estas alturas puede parecer algo justo, pero existirá una versión con 3 GB de RAM para los más exigentes.

En cuanto a almacenamiento, nos encontramos con una versión básica de 16 GB (que para algunos se quedará corto) y otra de 32 GB para un futuro, espero, muy cercano. No obstante, de todas formas tienes una ranura para tarjetas microSD de hasta 256 GB para ampliar el almacenamiento.

Pasando ahora a la pantalla, tenemos un tamaño contenido de 5 pulgadas con resolución FullHD. En BQ presumen de las cualidades de esta pantalla, pues su brillo máximo llega a 620 nits. La tecnología es IPS con Quantum Color+ para hacerla más vistosa y está protegida por un cristal Dinorex en lugar del típico Gorilla Glass.

En cuanto a conectividad no vamos a echar de menos nada, pues tenemos NFC, Radio FM, LTE, Dual-SIM, lector de huellas en su parte trasera, GPS con GLONASS y compatibilidad con GALILEO para un futuro que se espera muy próximo. En definitiva, prácticamente lo tiene todo, no ha quejas al respecto.

El BQ Aquaris X5 Plus es un terminal de gama media muy completo, quizás pueda achacarse que su versión más básica va algo justa de RAM y almacenamiento, pero no resulta nada alarmante y queda muy compensado por otras características
Trio Capturas 1

En el apartado fotográfico nos encontramos con una cámara trasera de 16 MP (sensor Sony IMX298) con apertura f/2.0, flash de doble tono, auto-enfoque con detección de fase y grabación en vídeo 4K. Además, esta cámara puede disparar fotos en formato RAW. Delante nos encontramos con una cámara de 8 MP (IMX218) con apertura f/2.0 y vídeo a 1.080p.

En batería, al menos sobre el papel, tampoco va flojo con sus 3.200 mAh, lo cual, teniendo en cuenta su pantalla de tamaño contenido, puede dar unos resultados más que decentes. Más adelante te explicaremos cómo ha sido finalmente el rendimiento de esta generosa batería.

Creo que las únicas pegas que le podemos sacar a nivel de hardware, y poniéndonos muy quisquillosos, es su RAM y almacenamiento en la versión más básica, y ni siquiera es algo que deba preocuparnos. Todo lo demás, al menos sobre el papel, está a la altura de la competencia viendo el precio de salida que tiene.

Análisis del BQ Aquaris X5 Plus en vídeo

Un diseño práctico y bastante cómodo

Aquarisx5 2

No nos vamos a engañar, el Aquaris X5 Plus no entra en ese relativamente segmento de la gama media premium debido a su parte trasera de plástico. Ahora bien, gracias a ser de plástico en su parte trasera tenemos un terminal muy cómodo en cuanto a peso se refiere, y para nada es un móvil feo.

Los bordes que rodean la pantalla no son compactos precisamente, pero en el caso del borde inferior es muy perdonable gracias a que ahí se alojan los botones capacitivos. Los laterales están en la media, y quizás en la parte superior podría haberse recortado un poco ese espacio (muy poco, diría yo), pero no tiene unos bordes del tamaño de los Sony Xperia.

El terminal en sí resulta muy cómodo de agarrar y llevar. Si bien se nota que la trasera es de plástico, no es de mala calidad para nada, permite agarrarlo con firmeza gracias a sus bordes metálicos y ese curioso "efecto 2.5D" que los demás colocan en la pantalla, pero que BQ lo ha puesto detrás. En definitiva, es muy práctico y cómodo para el día a día.

Pasemos a hacer un repaso de cómo están situadas las cosas. En la parte delantera nos encontramos su pantalla de 5 pulgadas dominando, debajo de la cual tenemos sus 3 botones capacitivos, y encima el altavoz, sensores, LED de notificaciones, cámara, etc. Esta parte delantera está ligerísimamente hundida en relación a los bordes (para evitar rayaduras al dejarlo boca acabjo, supongo).

El diseño del BQ Aquaris X5 Plus no es de los más elegantes, pero sí es muy práctico y cómodo para el día a día. Quizás su botón de encendido está demasiado en el centro, pero acabas por acostumbrarte a ello, todos los botones tienen un recorrido prácticamente perfecto.
Aquarisx5 9 1

En la parte trasera vemos, en la esquina superior izquierda, la cámara con su flash LED de doble tono, el sensor de huellas , el logo de BQ centrado, y abajo la típica información de que tiene el certificado europeo y, por tanto, es un producto legal. Como decía, el material es plástico de buena calidad, bastante sólido y no muy resbaladizo.

En el borde superior vemos un micrófono de cancelación y el mini-jack de 3,5 mm. Abajo tenemos el conector microUSB, el micrófono a la izquierda del conector, y a la derecha el altavoz. La parte izquierda está dedicada a la bandeja para las nano-SIM, mientras que la derecha tiene la bandeja para la microSD, los botones de volúmen y, muy centrado, el de encendido.

En lo referente a los botones de volúmen y encendido, cabe destacar que están perfectamente integrados, no presenta ninguna holgura, sobresalen lo suficiente como para distinguirlos sin problemas y tienen un recorrido perfecto. No resultan demasiado blandos ni demasiado duros para usarlos a diario.

En el apartado de diseño, BQ ha apostado por ser más prácticos que elegantes, pero sin descuidar el aspecto visual. Sus marcos, si bien no son demasiado pequeños, tampoco nos podemos queja, aunque sí que es más alto que el LG G2 (5,2 pulgadas de pantalla), pero en general es tan cómodo para el día a día que no tendrás problemas.

Una pantalla más que digna para el día a día, incluso en exteriores

Antes de nada, tenemos que recordar que se trata de una pantalla IPS de 5 pulgadas con resolución FullHD y que cuenta con la ayuda de Quantum Color+ para mejorar la intensidad de los colores. Si hablamos de un móvil de menos de 300€, este es un dato positivo, un tamaño aceptable para muchos y una resolución más que suficiente.

Los ángulos de visión de esta pantalla son excelentes, como en cualquier pantalla de buena calidad, apenas pierde brillo a medida que la vamos observando más desde un lateral, por no decir que no pierde nada. La respuesta táctil es bastante buena y rápida, no hay imprecisiones a la hora de detectar nuestros toques.

Cabe mencionar que la pantalla tiene un recubrimiento antihuellas que, por cierto, funciona a las mil maravillas, tras dos semanas y pico de uso, la pantalla no refleja ninguna de mis huellas. La visibilidad en exteriores es bastante buena gracias, sobre todo, a su brillo máximo de 620 nits, que hace que puedas ver contenido en plena época veraniega en la calle.

Por último, si bien el brillo máximo es más que decente, el brillo mínimo es, quizás, algo bajo, aunque si vas a mirar la pantalla en plena oscuridad, es mejor esto que dañarte los ojos por tener un brillo mínimo demasiado alto. No es nada alarmante, pues en interiores que no tengan demasiada luz verás todo sin problemas.

Rendimiento y autonomía por encima de la media

Trio Capturas 2

Con un procesador Snapdragon 652 y 2 GB de RAM será muy difícil encontrarse con un mal rendimiento del teléfono. Sí que es cierto que para los más exigentes 2 GB de RAM se les quedarán cortos y que a día de hoy es muy fácil ver terminales de gama media con 3 GB de RAM, pero ya adelanto que no flaquea en prácticamente nada.

Con la GPU Adreno 510 en el terreno de los videojuegos, al menos en teoría, no debería tener problemas de fluidez en casi ninguno, y que aquellos que son medianamente exigentes los moverá sin apenas despeinarse. Siendo un teléfono de menos de 300€, un hardware así permite que el usuario pueda respirar.

Y durante el tiempo que lo he usado, en la práctica es como se espera, se mueve sin problemas por las páginas web, por las diferentes aplicaciones que instales y, por supuesto, por los videjuegos. Lo he machacado con Asphalt 8, AVP Evolution y Vector 2 y ha cumplido sin complicaciones. El calentamiento del terminal es el normal, nada que deba asustarte.

Montando una batería de 3.200 mAh en un terminal de 5 pulgadas de pantalla, el resultado debería de ser más que decente, y es que tiene una capacidad que podemos considerar por encima de la media, sobre todo si hablamos de terminales de este tamaño. En reposo ya aviso que gasta bastante poco gracias, sobre todo, al modo Doze.

Un detalle que quiero mencionar es que no incluye el adaptador de corriente (intentando minimizar el impacto medioambiental), así como tampoco trae auriculares. Por lo tanto, las veces que lo he puesto a cargar no he podido disfrutar de la carga rápida al no tener un adaptador compatible con esta tecnología.

He llegado a tener una autonomía de dos días enteros con un total de algo más de 4 horas de pantalla cuando me limitaba a gestionar redes sociales, correos electrónicos, chat y limitaba a media hora (más o menos) de juego con alguno de los títulos mencionados más arriba, lo cual considero algo bastante bueno.

Es posible (y quizás no muy difícil) llegar incluso hasta las 5 horas de pantalla, según el perfil de usuario y, sobre todo, dependiendo no sólo del uso que se le de sino de cómo gestionas las diferentes conexiones (datos, Wi-Fi, NFC, Bluetooth...). Todo ello, sumado al modo Doze, puede hacer que consigas una autonomía muy por encima de la media.

Otro detalle que no queremos dejar de lado es que si bien la pantalla con el brillo al máximo tiene buena visibilidad en exteriores, el brillo al 50% o menos es un tanto bajo, algo que sin duda afectará positivamente a la batería del terminal, sobre todo teniendo en cuenta que es la pantalla la que más batería gasta.

Pcmark
Benchmarks BQ Aquaris X5 Plus
(Snapdragon 652)
3DMark Ice Storm Unlimited: 17.820
Geekbench 3 Single-Core: 1.407 puntos
Multi-Core: 4.463 puntos
AnTuTu 63.193 puntos
Epic Citadel Ultra High Quality: 54,5 FPS
Vellamo Chrome Browser: 4.531 puntos
Metal:2.086 puntos
Multicore: 2.203 puntos
Quadrant 31.218 puntos

Buena cámara de día y de noche

En cuanto a especificaciones BQ, al menos en teoría, tampoco ha escatimado en ponerle cosas interesantes. En la parte trasera nos encontramos con un sensor IMX298 de Sony de 16 MP y apertura f/2.0, a lo que hay que añadir un auto-enfoque con detección de fase, disparo en formato RAW, flash LED de doble tono y 6 lentes Largan.

Para la parte delantera nos encontramos con el sensor IMX218 (también de Sony) de 8 MP con apertura f/2.0. En esta ocasión no nos encontramos con un flash frontal para esos selfies en la penumbra. La experiencia en este caso es más que suficiente, si bien yo no soy de hacerme selfies.

En cuanto a la cámara principal (a la que sí suelo dar uso), nos encontramos con unas fotos impecables para un terminal de casi 280€, con un rango dinámico decente, enfoque muy ágil y disparo rápido. La calidad de las imágenes, sin duda alguna, dejará satisfechos a todos aquellos que busquen una cámara decente.

Img 20160807 091954

A la hora de captar imágenes de objetos muy cercanos, si éste es bastante pequeño incluso estando bastante cerca, el enfoque puede jugarte una mala pasada de vez en cuando enfocando el fondo y dejando el objeto desenfocado. No obstante, cuando consigues enfocarlo y fotografiarlo con éxito, la calidad es buena.

De noche las fotos tienen una calidad decente, sin meter demasiado ruido en las imágenes. La apertura f/2.0 de su cámara facilita la entrada de luz en la penumbra y, aunque los detalles de la imágen no sean los que muestran los móviles de gama alta, tampoco tendremos fotos que podamos calificar de malas.

Si te encuentras en la situación en la que lo que quieres fotografiar no recibe la suficiente luz, el flash LED de doble tono hace un buen trabajo al no quemar en exceso las fotos, y su potencia es la suficiente como para permitirte alejarte un poco y que el flash ilumine correctamente.

En cuanto a la interfaz de la cámara es bastante sencilla e intuitiva. Tanto es así que la inmensa mayoría de las opciones que más se usan las tienes muy a mano y, en el peor de los casos, a dos toques. Puedes acceder muy sencillamente al modo manual, a cualquier modo de escena, modo vídeo, panorama, etc.

Img 20160728 013418
Img 20160806 145618

Android puro con un par de detalles

Como no podía ser de otra forma, en este Aquaris X5 Plus nos encontramos con Android 6.0.1 Marshmallow sin capa de personalización alguna debajo. De este apartado no va a haber que decir demasiado ya que se trata de Android puro que BQ lleva usando ya algunas generaciones, únicamente cambia el fondo de pantalla y alguna que otra aplicación personalizada.

La única aplicación preinstalada del fabricante es BQ Plus, mientras que la cámara y la galería de fotos están personalizadas al estilo del fabricante. En el apartado de ajustes, por su parte, únicamente nos encontraremos, como variación de Android puro, la opción de programar encendido y apagado.

Trio Capturas 3

Otra parte personalizada es, dentro del menú de pantalla, la posibilidad de añadir la barra de navegación y decidir el tiempo de retroiluminación de los botones capacitivos (desactivado, 8 segundos o siempre que la pantalla esté encendida). Más allá de estos pequeños detalles no hay variación alguna de la que nos podemos encontrar en Android stock.

Teniendo esto en cuenta, de los 16 GB que trae el terminal que estamos analizando, nos quedan libres 10,6 GB que, además, puede ampliarse con tarjetas microSD si se nos queda corto ese espacio. En resumen, es un terminal con Anroid stock con un par de cosas personalizadas, lo que te garantiza un alto grado de fluidez.

Un detalle que consideramos interesante es que, a pesar de que se nos prestó el teléfono a finales de julio, éste ya vino de fábrica con el parche de seguridad de agosto, el último disponible actualmente.

BQ Aquaris X5 Plus, la opinión de Xataka

Durante el tiempo que lo he estado usando, me ha sido bastante difícil sacarle pegas a este terminal, y es que las pocas cosas que se le pueden reprochar quedan compensadas por sus virtudes. Se trata de un gama media-alta capaz de ejecutar casi cualquier aplicación sin inmutarse y tiene una autonomía por encima de la media.

Es cierto que no es el terminal más bonito y elegante del mercado y que se le puede reprochar que a estas alturas un gama media tenga 16 GB de almacenamiento y 2 GB de RAM, pero en estas dos semanas que lo he usado ha demostrado ser un teléfono práctico para llevar en el bolsillo y tiene potencia de sobra para cualquier aplicación que quieras usar.

A fin de cuentas, por menos de 300€ tenemos un móvil muy equilibrado, con un sensor de huellas que funciona con cierta rapidez, un sonido bastante decente con una aplicación de música adecuada (Play Music no termina de convencerme). Si bien su almacenamiento y RAM puede ser lo peor del terminal, creo que lo mejor es su más que buena autonomía.

Probablemente, si buscas gastarte "poco" dinero en un móvil y buscas una cámara decente y una buena batería con Android puro, el BQ Aquaris X5 Plus puede convertirse fácilmente en uno de tus candidatos. Teniendo todo esto en cuenta, aquí te dejamos nuestras valoraciones.

7,63


Diseño7
Pantalla7,5
Rendimiento7,5
Cámara7,25
Software8.5
Autonomía8

A favor

  • Pantalla con buena visibilidad en exteriores
  • Cámara decente en todas las condiciones
  • Autonomía

En contra

  • El botón de encendido quizás está demasiado centrado
  • Almacenamiento y RAM algo justos en estos tiempos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos