Compartir
Publicidad
Publicidad
Moto G5S y Moto G5S Plus, primeras impresiones: el rey de la gama media no es sólo uno, son cuatro
Análisis

Moto G5S y Moto G5S Plus, primeras impresiones: el rey de la gama media no es sólo uno, son cuatro

Publicidad
Publicidad

Escasos seis meses, este es el tiempo que Lenovo ha esperado para lanzar su renovación de la mítica línea Moto G con los Motorola Moto G5S y G5S Plus. La nueva pareja de gama media de Motorola llega antes de lo previsto, y lo hace aportando una renovación más bien continuista en la que las novedades se reducen a unos pocos apartados. La más importante sin duda es la doble cámara del Moto G5S Plus, la primera de gama asequible de la firma.

A los Moto G5 y Moto G5 Plus los conocimos en la pasada edición de la feria Mobile World Congress y ha sido en otra feria, la IFA de Berlín, donde hemos podido conocer los nuevos Moto G5S y G5S Plus. ¿Ha valido la pena la renovación? Os lo contamos en nuestras primeras impresiones.

Diseño mejorado y pantalla más grande

Moto G5s Plus El Moto G5S Plus y su chasis de aluminio unibody.

Conociendo de sobra los Moto G5, la verdad es que el diseño de los Moto G5S no aporta grandes cambios a simple vista. Lenovo mantiene el mismo lenguaje visual que hemos visto en toda su gama Moto de 2017, con esa forma de esquinas redondeadas, el lector de huellas ovalado en la parte delantera y la cámara sobre esa pieza redonda tan característica.

El estilo es el mismo, pero la construcción ha mejorado mucho en estos Moto G5S.

Pero aunque a simple vista parezca que hay pocos cambios, la sensación en mano ha mejorado mucho, y es que ahora tenemos un diseño de aluminio unibody en lugar de la combinación de plástico y metal de los modelos anteriores. Ahora se sienten mucho más sólidos en mano y transmiten sensación más premium. La desventaja es que en el caso del modelo normal ya no podemos acceder a la batería, pero el plus de calidad es más que evidente y compensa.

Moto G5s El Moto G5S también estrena nuevo traje de aluminio.

Lo que no se ha mejorado a nivel de diseño es que la cámara sigue sobresaliendo del chasis. Parece un detalle sin importancia, pero suele resultar bastante molesto al apoyar el móvil sobre la mesa ya que da la sensación de que la lente va a acabar rayándose.

Además de ese diseño más resistente, los dos modelos crecen en tamaño, pero es un aumento bastante discreto. El Moto G5S se queda en unas manejables 5,2 pulgadas, mientras que el Moto G5S Plus crece hasta las 5,5 pulgadas, una diagonal bastante amplia que sin embargo no afecta demasiado al tamaño total con respecto al modelo anterior.

Las pantallas crecen hasta 5,2 pulgadas en el Moto G5S y 5,5 pulgadas en el modelo Plus. Eso sí, siguen manteniendo la resolución FullHD.

Con respecto a la calidad de imagen, los dos modelos siguen apostando por paneles IPS de resolución FullHD y la verdad es que ambos ofrecen una muy buena experiencia visual dentro de la gama media. Las imágenes son nítidas, hay buena visión desde los ángulos y la respuesta táctil se siente fluida. Habrá que esperar a analizarlos a fondo para ver qué tal se comportan en el uso diario, pero a priori nos dieron buenas sensaciones.

La cámara doble llega a la gama media, pero sólo si eres 'Plus'

Moto G5s Plus cámara doble

Pero la novedad más destacada de esta pareja de smartphones no es la pantalla o el diseño, es la cámara, concretamente la del Moto G5S Plus. Las cámaras dobles llegaron al catálogo de Lenovo de la mano del Moto Z2 Force y la firma no ha esperado para extender esta idea por otros modelos, incluyendo la gama media.

La cámara del Moto G5S Plus monta dos sensores de 13 megapíxeles con lente f/2.0 y su función estrella es (cómo no) el modo retrato. Pero Lenovo va más allá y, además de permitirnos obtener fotos con el fondo desenfocado, también nos deja sustituir el fondo como si de un croma se tratase y aplicar otros efectos como el fondo en blanco y negro. Sin embargo, durante nuestra prueba nos centramos en el modo de desenfoque que como decíamos es la opción más popular de las cámaras dobles.

Moto G5s Plus Después de hacer la foto podemos elegir la cantidad de desenfoque y qué plano queremos mantener enfocado.

Al hacer fotos con este modo, el Moto G5S Plus nos permite elegir la cantidad de desenfoque que queremos aplicar al fondo una vez hecha la foto. Aquí el consejo habitual: si nos lo llevamos al máximo suele quedar excesivamente artificial, es mejor elegir una cantidad media.

Moto G5s Plus El recorte entre figura y fondo está bastante bien conseguido a pesar de que la iluminación era mejorable, aunque no se libra de algún fallo.

El recorte entre figura y fondo suele ser el punto débil de este modo de desenfoque y el Moto G5S Plus consigue salvar la foto bastante bien, sólo en las zonas irregulares como el pelo se notan algunos fallos, aunque no son nada escandaloso y se notan sobre todo al ampliar.

En algunas fotos, notamos que se confundía con los distintos planos de profundidad, pudiendo detectar solamente dos planos diferenciados e ignorando los intermedios, pero esto es algo que esperamos poder probar más en profundidad para emitir un juicio claro.

Adiós a los 16 GB, por fin

Moto G5s

Si nos fijamos en la hoja técnica de los nuevos Moto G5S y G5S Plus, los cambios con respecto a la generación anterior son más bien sutiles. Tenemos los mismos chips Snapdragon 430 y 625, por lo que la experiencia de uso está al mismo buen nivel que ya pudimos probar en su día.

Las especificaciones apenas cambian, tenemos el mismo procesador en los dos modelos, pero hay un cambio muy necesario: el modelo base abandona los 16 GB y pasa a 32 GB.

Eso sí, aquí tenemos una mejora en la memoria del modelo normal, que apuesta por 3 GB de RAM de base y capacidad de 32 GB. Sin duda la memoria interna era una de las principales carencias del Moto G5, por lo que este cambio es más que bienvenido. Con respecto al Moto G5S Plus, habrá un modelo con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad, pero estará reservado a unos pocos mercados y parece que España no será uno de ellos.

En cuanto a la autonomía, obviamente no pudimos extraer conclusiones pero destaca que el Moto G5S haya aumentado hasta 3.000 mAh, habrá que ver si la autonomía sale beneficiada o ese aumento de pantalla hace que se quede al mismo nivel que su antecesor. El Moto G5S Plus se queda con los mismos 3.000 mAh.

Cuatro Moto G en un año ¿era necesario?

Esta es la pregunta que nos hicimos al conocer los Moto G5S en su anuncio oficial, y la sensación se mantiene tras esta primera toma de contacto. La serie Moto G ha sufrido un cambio drástico en términos de estrategia a lo largo de este año, y es que Lenovo ha pasado de un único modelo a dos en 2016 y nada menos que cuatro en 2017.

La serie Moto G ha pasado de contar con un sólo modelo al año a dos en 2016 y nada menos que cuatro en 2017.

Siempre se habla de que el Moto G era el rey de la gama media, el móvil que todos recomendábamos a nuestros familiares por su excelente relación calidad precio. Los Moto G de Lenovo siguen siendo excelentes terminales, pero con esta estrategia resulta mucho más difícil elegir ese smartphone ideal. Dar opciones al consumidor está bien, pero ofrecer tantas, con tan pocas diferencias entre sí y demasiado seguidas en el tiempo transmite falta de coherencia dentro del propio catálogo de la marca. Además de que los que compraron un Moto G5 en su día han visto llegar dos modelos mejorados en apenas medio año.

Viendo los cambios entre los G5 y los G5S, nos parece que no hacía falta renovar esta serie tan pronto, sino que hubiera sido más lógico esperar al ciclo anual habitual y presentar los Moto G6. Con todo, es una interesante propuesta que esperamos probar a fondo, sobre todo ese Moto G5S Plus con cámara doble.

En Xataka Android | Moto G5s vs Moto G5, comparativa: así ha evolucionado la gama media de Motorola en 2017

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos