Publicidad

Nomu S30, análisis: una review que termina con el teléfono cayendo desde un tercer piso
Análisis

Nomu S30, análisis: una review que termina con el teléfono cayendo desde un tercer piso

Publicidad

Publicidad

La resistencia es una cualidad de la que no todos los smartphones pueden presumir. Aunque cada vez se hace más hincapié en materiales supuestamente más robustos como el aluminio, pero a pesar de ello nuestros móviles siguen siendo objetos delicados a los que las caídas no les sientan demasiado bien, a menos que el móvil en cuestión sea el protagonista de este análisis.

La firma china Nomu ha creado un smartphone que hace de la resistencia su principal baza. Hablamos del Nomu S30, toda una fortaleza que soporta caídas, inmersiones en agua, no deja entrar el polvo y hasta temperaturas extremas. Además, combina todo esto con un perfil técnico equilibrado y un precio ajustado. Vemos todo sobre el Nomu S30

Nomu S30, especificaciones técnicas

Nomu S30

Decíamos que la resistencia es el punto clave de este smartphone, pero sin un conjunto de prestaciones que ofrezcan una buena experiencia de uso, de poco sirve esta característica. En este caso estamos ante un smartphone con especificaciones intermedias, como su pantalla OnCell de Sharp con 5,5 pulgadas en diagonal y resolución FullHD -una configuración completa, pero no la más avanzada del mercado.

La misma tónica se mantiene en puntos como las cámaras, donde encontramos un sensor Sony de 13 megapíxeles con enfoque por detección de fase y grabación de vídeos FullHD. Por su parte, la cámara frontal mantiene 5 megapíxeles de resolución.

Si pasamos al interior del Nomu S30 , encontramos un procesador Mediatek Helio P10, acompañado de una GPU Mali T860 y 4 GB de memoria RAM. En el apartado de la memoria ofrece 64 GB ampliables con MicroSD.

El terminal está gobernado por Android 6.0 Marshmallow y cuenta con conectividad 4G, además de doble ranura SIM y WiFi de doble banda, todo alimentado por una batería de nada menos que 5.000 mAh de capacidad.

NOMU S30

DIMENSIONES Y PESO

162 × 83 × 13.35 mm y 260 gr

RESISTENCIA

Estructura de aleación de titanio
Resistente al agua IP68: 2 horas a 5 metros
Resistente a caídas a 1,2 m
Temperatura de -20 a 55 ºC

PANTALLA

OnCell 5,5 pulgadas
FullHD 1.920 x 1.080 píxeles y 400 ppp
Corning Gorilla Glass 4
Modo guantes
Manejo con dedos mojados

PROCESADOR

Mediatek Helio P10 MT6755 octa-core a 2 GHz
GPU Mali T860 MP2

RAM

4 GB

MEMORIA

64 GB + MicroSD 32 GB

SOFTWARE

Android 6.0 Marshmallow

CÁMARAS

Trasera:13 MP Sony IMX214, f/2.0, flash LED, AF detección de fase, vídeos FullHD
Frontal: 5 MP, modo belleza

CONECTIVIDAD

Dual SIM 4G, WiFi ac, GPS, Bluetooth 4.0, NFC, minijack, MicroUSB

BATERÍA

5.000 mAh Li-Po
Carga rápida PumpExpress 3.0

PRECIO

256,99 euros

Diseño: la resistencia requiere sacrificios

Nomu S30

Si una cosa queda clara nada más ver el Nomu S30 es que su diseño no pasa desapercibido. El terminal es bastante grande y tiene una apariencia tosca que evidencia que se trata de un smartphone todoterreno. Pero antes de entrar a valorar el diseño desde el punto de vista estético y funcional, vamos a hacer un repaso de las características que hacen de él un smartphone tan resistente.

Los materiales son un punto clave en un equipo de estas características y Nomu ha elegido una aleación de titanio y aluminio para la estructura interior, mientras que la parte trasera es de plástico resistente con un acabado de fibra de carbono. El marco que rodea el terminal es bastante prominente y sus esquinas están recubiertas de un plástico duro tipo goma para absorber los golpes.

Los materiales son clave en un smartphone resistente y el Nomu S30 apuesta por una estructura de aleación de aluminio y titanio, con ambas caras cubiertas de plástico

La pantalla va cubierta de un cristal resistente para evitar roturas, en concreto se trata de una lámina de Corning Gorilla Glass 4, el mismo que encontramos en muchos otros smartphones. Eso sí, el cristal que cubre la lente no es del mismo material, y lo sé porque tras unos días de uso han aparecido un par de rayas en su superficie, algo decepcionante en un terminal que presume de estar construido para los entornos más duros.

Nomu S30

Nomu asegura que el S30 soporta caídas a una altura máxima 1,2 metros, que tampoco es mucho, pero más o menos es la distancia habitual a la que se nos puede caer el móvil si lo estamos usando mientras estamos de pie o al sacarlo del bolsillo.

Pero además de golpes, el Nomu S30 también aguanta temperaturas extremas que van desde 20 grados bajo cero hasta 50 grados centígrados y es resistente al agua. El terminal viene con el certificado IP68, un estándar que asegura que no entrará nada de agua o polvo en el interior, según Nomu puede estar sumergido durante 2 horas y a un máximo de 5 metros de profundidad.

Sin embargo, aunque el Nomu S30 puede darse un chapuzón sin ningún problema, este punto es delicado ya que el terminal cuenta con varias tapas extraíbles que de no cerrarse correctamente pueden dejar entrar el agua y acabar por dañar los circuitos.

Nomu S30

Tanto el puerto minijack como el MicroUSB van cubiertos por tapas que sellan el interior de la entrada de agua, pero además hay una tapa bastante grande en la parte trasera donde se colocan las tarjetas SIM y la MicroSD. Siempre y cuando estén bien cerradas no habrá problema, pero hay que llevar cuidado con este punto y apretarlas bien antes de entrar en el agua.

La resistencia pasa factura a la estética, pero también la funcionalidad

Pero tanta resistencia pasa factura en otros apartados, el primero y más evidente la estética, pero no es el único. Además de muy tosco, el diseño es excesivamente grueso (13.35 mm) y pesa la friolera de 260 gramos, detalles que no lo hacen precisamente cómodo de transportar ni tampoco manejar.

En definitiva, el diseño del Nomu S30 lo apuesta todo a la resistencia y se deja por el camino la funcionalidad, lo que reduce mucho su atractivo a menos que la resistencia sea nuestra prioridad.

Prueba de resistencia en vídeo

Ya hemos hablado de la resistencia del Nomu S30, pero sobre el papel todo es muy bonito, ¿es tan resistente como dicen en la práctica? Como una imagen vale más que mil palabras, para comprobarlo hemos sometido al Nomu S30 a una sesión de tortura en toda regla. ¿Sobrevivirá?

Pantalla: calidad aceptable y tamaño excesivo

Nomu S30

Antes comentaba que el tamaño del terminal no ayuda a que el manejo sea del todo cómodo y aquí, además de contar con un chasis grueso y unos marcos tan prominentes, hay que echar parte de la culpa a su pantalla.

Nomu ha elegido un panel de 5,5 pulgadas que contribuye a que el dispositivo sea bastante grande, pero además aumenta el peso de forma considerable. Que sí, que las pantallas grandes venden y ofrecen una experiencia visual más agradable, pero en este caso no le vendría nada mal rebajar al menos unas décimas de pulgada para conseguir un diseño más manejable.

Hablando de experiencia visual, el Nomu S30 apuesta por un panel Sharp OnCell con resolución FullHD, dando como resultado una densidad de 400 puntos por pulgada. Como decía, no es la configuración más avanzada del mercado, pero ya hemos visto en más de una ocasión que el FullHD da buena nitidez en paneles de estas dimensiones, y para el Nomu S30 es más que suficiente.

La pantalla ofrece una nitidez correcta y buena reproducción del color, pero no le vendría mal un punto más de brillo

El panel ofrece una buena visión en ángulo y la reproducción del color es acertada, aunque si te gustan los tonos saturados de las AMOLED quizás eches en falta un punto más de intensidad. Pero no pasa nada porque Nomu incluye el sistema Miravision con el que se puede ajustar este apartado y pasar el modo estándar a uno un poco más intenso o incluso elegir la configuración a nuestro gusto.

En el apartado del brillo no destaca especialmente, ofrece una buena visibilidad en exteriores, aunque para mi gusto le falta un punto más de intensidad, pero lo que sí le falta es un sistema de brillo automático más fino. La pantalla suele ajustar relativamente rápido el nivel cuando pasamos de una zona muy iluminada a una más oscura o viceversa, en bastantes ocasiones lo hace en pasos muy bruscos, especialmente cuando se reduce el brillo.

Nomu no se olvida de que su S30 es un móvil resistente en el apartado de la pantalla y también incluye el modo guantes para que podamos usar el terminal sin que nuestras manos sufran las inclemencias del tiempo. Además, como buen móvil resistente, la pantalla responde a toques con los dedos mojados.

Rendimiento correcto con 5.000 mAh de tranquilidad

Nomu S30

Como decía al principio, el procesador encargado de dar vida al Nomu S30 es un Helio P10, un ocho núcleos de Mediatek que funciona a 2 GHz de frecuencia y en este caso va acompañado por 4 GB de memoria RAM.

El Helio P10 ya es un viejo conocido que he podido probar en varias ocasiones con equipos como el Oppo F1 Plus o el Wolder Wiam 65, y lo cierto es que a pesar de no ser un chip de gama alta consigue resolver las tareas del día a día con relativa soltura.

En general, las sensaciones se han mantenido al analizar el Nomu S30, pero en más de una ocasión he detectado algo de lag y fallos en la interfaz al reproducir algunas animaciones que no experimenté al usar otros modelos con este procesador. Con todo, la experiencia de uso en los escenarios habituales es satisfactoria y no presenta fallos insalvables.

Como siempre, si nos fijamos en las pruebas benchmark, el dispositivo queda muy lejos de los modelos más punteros del panorama, pero no juega en esa liga.

BENCHMARKS NOMU S30

Geekbench 4

Single-core: 693
Multi-core: 2.900
RenderScript: 1693

PC Mark

Work 2.0: 3.272
Computer Vision: 2.129

AnTutu

49.165

Vellamo

Chrome Browser: 2.950
Metal: 1.360
Multicore: 1.946

Donde sí sorprende es en la autonomía. Su batería cuenta con una capacidad de nada menos que 5.000 mAh, toda una powerbank integrada que se traduce en una autonomía que en mi caso ha estado entre dos e incluso tres días sin tener que visitar el enchufe.

El Nomu S30 sorprende en la autonomía. 260 gramos y un tamaño tan amplio tenían que tener alguna ventaja
Prueba batería Nomu S30

La prueba realizada con PC Mark arroja resultados muy prometedores, con un tiempo en pantalla de 11 horas y media, mucho más de lo que la mayoría de móviles pueden presumir, claro que a cambio nos llevamos un ladrillo de 260 gramos.

En cuanto a la carga rápida, el sistema PumpExpress de Mediatek consigue acelerar el proceso, pero sigue tardando bastante al tratarse de una batería tan amplia, alrededor de hora y media o dos horas para alcanzar el 100%. Un detalle que he detectado es que el terminal se suele calentar durante la carga, aunque no de forma excesiva.

Software: Android puro con algunas funciones extra

Nomu S30

Si eres de los que le tiene alergia a las capas visuales que integran las marcas (sobre todo algunas chinas), con el Nomu S30 podrás estar tranquilo ya que cuenta con Android puro de serie, con su cajón de aplicaciones, su menú de ajustes rápidos y la interfaz Material Design que diseño Google intacta. Por cierto, la versión es Android 6.0 Marshmallow.

Sin embargo, aunque Nomu no modifica el software, sí que se permite añadir algunas funciones adicionales no tan habituales como el botón de emergencias situado en el borde izquierdo. Desde el menú Ajustes podemos seleccionar hasta cinco contactos de emergencia de forma que al pulsar el botón automáticamente enviará un SMS con la ubicación y llamará al número.

El Nomu S30 también cuenta con otras funciones como el mencionado modo guantes de su pantalla, o los gestos especiales como el doble tap para despertar, voltear para silenciar o hacer una captura de pantalla deslizando tres dedos hacia abajo.

Cámara: resultados justos, sobre todo de noche

Nomu S30

Como ya he adelantado, la cámara principal integra un sensor de 13 megapíxeles Sony IMX214, el mismo sensor de terminales como el OnePlus One, el Nexus 6 o el Huawei Mate 7. No estamos ante el sensor más puntero del panorama, pero un buen procesado puede mejorar los resultados de forma notable. No es el caso del Nomu S30.

Con el Nomu S30 nos encontramos los fallos habituales en cámaras móviles más sencillas. Hablo de ruido en cuanto la luz escasea un poco, un rango dinámico muy limitado y, en este caso, un enfoque excesivamente lento -y todo a pesar de que, según la marca, lleva enfoque por detección de fase. Pero mejor que contarlo, os lo enseño en varios ejemplos.

Prueba cámara Nomu s30

En condiciones óptimas, el Nomu S30 consigue hacer fotos aceptables, aunque el nivel de detalle no es precisamente destacable cuando ampliamos un fragmento al 100%, pero en general salva la escena si la iluminación es buena.

Pruebas Nomus30 01

Los contrastes de iluminación no le sientan demasiado bien y ponen en evidencia las limitaciones del rango dinámico que comentaba más arriba. En una escena no excesivamente contrastada como la de la imagen superior nos toca elegir entre quemar las zonas blancas del pelaje del gato o perder detalle en la sombra. Aquí viene bien que la cámara incluya el modo HDR que suaviza estas diferencias tan marcadas.

Con todo, esto del rango dinámico es una carencia común en la inmensa mayoría de cámaras de móviles de gamas básicas, por lo que en este sentido el Nomu S30 se mueve dentro de lo esperado. Lo que no es tan habitual es que el enfoque se trabe tan a menudo como en este móvil.

En bastantes ocasiones las imágenes salen borrosas y hay que esperar hasta que el foco se ajusta correctamente para disparar. Si tienes tiempo y estás fotografiando algo inmóvil tampoco pasa nada, pero como intentes hacerle una foto a algo en movimiento lo más probable es que la foto salga borrosa.

En el apartado del diseño comentaba que el móvil es todo un tanque muy resistente, pero no todas sus piezas lo son tanto. Aquellos arañazos que aparecieron en la lente, casi imperceptibles, no dan problemas al hacer fotos de día, pero de noche la cosa cambia mucho.

Nomu s30

A la izquierda se puede apreciar una foto sacada antes de que la lente sufriera el percance. Las luces de las farolas generan un ligero reflejo en diagonal que resulta bastante natural, pero en la foto de la derecha es mucho más exagerado y no desaparece al limpiar la lente.

En cuanto a la app de la cámara, Nomu incluye algunas funciones como la posibilidad de interpolar la resolución hasta 16 megapíxeles u 8 megapíxeles para la cámara delantera, activar el modo HDR, el vídeo en cámara lenta o la imagen PiP entre otras opciones. También incluye varios modos de escena pero no lleva modo Pro para ajustar los parámetros.

Nomu S30: la opinión de Xataka Android

Nomu S30

Decía al principio que la resistencia es una propiedad valorada en smartphones, pero el Nomu S30 lleva esta necesidad al extremo con un diseño excesivamente tosco, grande y, sobre todo, pesado.

Si sueles estar en entornos complicados para llevar un móvil y que sobreviva para contarlo, el Nomu S30 es una alternativa interesante ya que resulta mucho más económico que por ejemplo el CAT S60, el smartphone en el que se inspira y que cuesta 699 euros, ahí es nada. Eso sí, en este caso no hay cámara térmica si no una cámara sencilla que ofrece resultados mejorables.

El Nomu S30 es para los que necesitan un smartphone resistente y no quieren gastar demasiado, siempre teniendo en cuenta sus carencias

En lo que sí convence es en la autonomía, y es que más de 13 milímetros de grosor y 5.000 mAh dan para mucho, y el software. Android puro se complementa con algunas funciones propias de un móvil resistente como son el modo guantes o dedos mojados y la tecla de emergencia.

Pese a sus carencias, si para ti la resistencia es lo más importante y buscas un terminal que no acabe con tus ahorros, el Nomu S30 es una opción a tener en cuenta. Eso sí, cuidado con rayar el cristal de la cámara y, sobre todo, no lo tires desde un tercer piso.

6,9

Diseño6
Pantalla6.75
Rendimiento7
Cámara5.5
Software7.5
Autonomía9

A favor

  • Precio ajustado
  • Android sin personalización
  • Diseño a prueba de agua y golpes
  • Batería muy amplia para una autonomía más prolongada

En contra

  • Demasiado pesado y grande
  • Cámara mejorable

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Nomu. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
NOMU S30 4G Smartphone - Outdoor IP68 Impermeable, Android 6.0, MTK6755 64-bit Octa Core, Pantalla 5.5 FHD, 4GB Ram+64GB Rom, 13MP Cámara 5000mAh OTG Smart Gesture E-compass NFC

NOMU S30 4G Smartphone - Outdoor IP68 Impermeable, Android 6.0, MTK6755 64-bit Octa Core, Pantalla 5.5 FHD, 4GB Ram+64GB Rom, 13MP Cámara 5000mAh OTG Smart Gesture E-compass NFC

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir