Compartir
Publicidad
Nubia Z11 miniS, análisis: las buenas cámaras también existen en la gama media
Análisis

Nubia Z11 miniS, análisis: las buenas cámaras también existen en la gama media

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Android

2016 fue un año plagado de 'flagship killers', como se denomina a esos smartphones que apuestan por prestaciones de gama alta a precios mucho más ajustados. Nubia fue una de las marcas en apostar por esta fórmula con el Nubia Z11, un equipo muy completo con diseño premium que no dejó indiferente. Pero el Nubia Z11 no vino solo, junto a él llegaron otras versiones con prestaciones algo más ajustadas como es el caso del protagonista de este análisis: el Nubia Z11 miniS.

Aunque su nombre pueda hacernos pensar que estamos ante un dispositivo mucho más sencillo, lo cierto es que este Nubia Z11 miniS es un digno contendiente en la lucha por la gama media más completa y toda una declaración de intenciones por parte de la independizada compañía china. El dispositivo hereda ese aire premium que encontramos en su hermano mayor y lo combina un conjunto de prestaciones de lo más interesantes. Ya os adelantamos algo en nuestro vídeo de primeras impresiones y ahora os contamos todo lo que ofrece el Nubia Z11 miniS en un análisis a fondo.

Nubia Z11 miniS, especificaciones técnicas

Nubia Z11 Minis

Como decíamos, eso de 'miniS' no resulta muy esperanzador, pero basta dar un vistazo a la hoja técnica de este equipo para darnos cuenta de que no es tan mini, ni en tamaño ni tampoco en funciones.

Empezamos con una pantalla IPS de 5,2 pulgadas, un tamaño algo más comedido que el de su hermano mayor (5,5 pulgadas), pero lo suficientemente amplio para ofrecer una buena experiencia visual. Lo interesante es que, a pesar de la reducción de diagonal, Nubia mantiene la resolución FullHD.

El Nubia Z11 miniS no es tan 'mini' como nos promete su nombre, ni en tamaño ni en prestaciones.

Si nos fijamos en el apartado fotográfico, nos encontramos un combo de cámaras muy completo. La trasera cuenta con un sensor Sony Exmor RS de 23 megapíxeles con enfoque por detección de fase, lente f/2.0 cubierta de cristal de zafiro, flash LED y opción de grabar en 4K. Bajo la cámara monta un lector de huellas.

La cámara para selfies tampoco ha sido descuidada y cuenta con un sensor de 13 megapíxeles, lente f/2.2 y también enfoque por detección de fase, una función poco habitual en cámaras secundarias. Por supuesto no le podía faltar el modo belleza.

NUBIA Z11 MINIS

DIMENSIONES Y PESO

146.1 x 72.1 x 7.6 mm y 158 gr

PANTALLA

IPS 5,2 pulgadas
Resolución FullHD 1.920 x 1.080 píxeles
424 ppp

PROCESADOR

Snapdragon 625 octa-core a 2 GHz
GPU Adreno 506

RAM

4 GB LPDDR3

MEMORIA

64 GB + MicroSD 200 GB

SOFTWARE

Nubia UI 4.0 basado en Android 6.0.1 Marshmallow

CÁMARAS

Trasera: 23 MP, Sony IMX318 Exmor RS, AF detección de fase, lente f/2.0 con cristal de zafiro, flash LED, vídeos 4K
Frontal: 13 MP, lente f/2.2, AF detección de fase, modo belleza

CONECTIVIDAD

LTE, WIFi ac, Bluetooth 4.1, GPS/Glonass, radio FM, NFC, minijack, USB-C

BATERÍA

3.000 mAh

PRECIO

349 euros

Al levantar el capó de este Nubia Z11 miniS encontramos un chip algo más comedido que el del Nubia Z11. Se trata del Snapdragon 625 de Qualcomm, un ocho núcleos que en este caso va acompañado de 4 GB de memoria RAM. Hablando de memoria, la capacidad interna se queda en unos más que razonables 64 GB y además se pueden ampliar con tarjetas MicroSD.

En el apartado de las conexiones inalámbricas tenemos LTE, WiFi de doble banda, Bluetooth y antena GPS. Los puertos físicos incluyen un minijack de auriculares y un USB-C. Todo está alimentado por una batería de 3.000 mAh y el software corre a cargo de Android 6.0.1 con la interfaz Nubia UI.

Diseño: buenas sensaciones y poca innovación

Nubia Z11 Minis

No hay duda de que los smartphones nos han traído infinidad de ventajas con respecto a los móviles más tradicionales, pero también han traído diseños menos arriesgados, y esta reciente oleada de los llamados materiales premium todavía ha homogeneizado más el escaparate.

El Nubia Z11 miniS es un claro ejemplo de esta tendencia. Chasis de aluminio unibody, líneas de antena en la parte trasera, bordes y esquinas redondeadas, cristal 2,5D en el frontal... Todo esto ya nos suena demasiado, pero aunque se le pueda achacar cierta falta de originalidad (igual que a muchos otros dispositivos, no nos engañemos), Nubia ha conseguido plasmar ese aire premium que buscaba.

Como muchos otros smartphones, este Nubia peca de falta de originalidad, pero nos ofrece un diseño muy cuidado que transmite esa sensación premium tan perseguida hoy en día.

El Nubia Z11 miniS es un terminal con una construcción sólida, no excesivamente ligero para su tamaño pero que se siente muy cómodo en mano y luce unos acabados excelentes. Lo notamos en detalles como los bordes cortados a láser o la junta entre el cristal y el metal, la cual queda muy suavizada y elimina toda arista.

Nubia Z11 Minis

Nubia incluye su toque personal colocando el círculo rojo bajo la pantalla, donde sitúan el botón de inicio capacitivo que va flanqueado por las teclas de menú a la izquierda y retroceso a la derecha. No es la distribución habitual en Android y además en este caso hay más funciones si mantenemos pulsado o pulsamos dos veces, pero eso lo trataremos en el apartado del software. Los botones físicos son los habituales, encendido y volumen, y se encuentran en el lateral derecho.

Si seguimos por el borde del terminal, en la parte superior se encuentra el puerto minijack y en la inferior los altavoces junto con el puerto de carga, que es de tipo USB-C. El lateral izquierdo está despejado salvo por la bandeja SIM/MicroSD.

El círculo rojo de Nubia vuelve a aparecer en la parte trasera, rodeando la lente de la cámara, la cual se ha situado en la esquina superior izquierda y está acompañada de un flash LED. En la parte trasera también se ha colocado el logotipo de Nubia y, sobre él, el lector de huellas.

El lector de huellas se ha colocado en la parte trasera, una posición muy cómoda al tener el móvil en la mano, pero no tanto si está sobre una mesa.

Personalmente los lectores de huellas traseros no me resultan tan cómodos ya que suelo mirar el móvil mientras trabajo y está apoyado en la mesa, por lo que me toca levantarlo cada vez, aunque también es cierto que resulta muy cómodo al sujetar el móvil en la mano.

En general, el diseño del Nubia Z11 miniS deja muy buenas sensaciones, especialmente de cara a la ergonomía. Sin embargo, aunque no defrauda, tampoco llega a sorprender y, puestos a pedir, el tono dorado es quizá uno de los menos agraciados, sobre todo por el frontal blanco.

Apuesta FullHD en un panel más manejable

Nubia Z11 Minis

Al principio comentábamos que una de las principales diferencias con el Nubia Z11 original es el tamaño y aquí Nubia ha apostado por una diagonal equilibrada: ni demasiado amplia ni tampoco compacta.

Hablamos de un panel IPS de 5,2 pulgadas, un tamaño que ofrece una buena experiencia visual sin sacrificar la funcionalidad de un chasis más compacto, permitiendo el manejo a una mano sin ningún problema.

El Nubia Z11 miniS reduce la diagonal, pero no cede en resolución, manteniendo un FullHD que le sienta de maravilla.

Pero aunque el Nubia Z11 miniS reduce el tamaño de su pantalla, no hace lo mismo con la resolución, que se queda en un FullHD que le sienta de maravilla. No hay ninguna queja con respecto a la nitidez del panel, los colores son acertados y aunque los negros no son tan profundos como en un AMOLED, el contraste es bueno. Eso sí, los reflejos resultan algo molestos cuando estamos usando el móvil en exteriores.

Estando a pleno sol he echado de menos un nivel de brillo (450 nits) algo más elevado. Aquí la atracción del panel por las huellas no ayuda mucho, aunque en general la visibilidad es buena en las situaciones habituales. Lo que sí he notado más de lo que me gustaría es que la respuesta táctil en los bordes es algo errática, aunque aquí parte de la culpa podría ser de las funciones de software.

Recortes en rendimiento, pero no en autonomía

Nubia Z11 Minis

Además de la reducción del tamaño de pantalla, el apodo 'mini' tiene otras consecuencias para este Nubia y la principal tiene que ver con el procesador. La compañía apuesta por un chip el Snapdragon 625, un viejo conocido en terminales de gama media.

Si lo ponemos bajo la lupa, hablamos de un octa-core con soporte para 64 bits que funciona a 2 GHz y va acompañado de una GPU Adreno 506. Su principal beneficio con respecto a su predecesor (el Snapdragon 617) es la eficiencia energética, que según Qualcomm mejora hasta un 35%.

En la práctica, el Snapdragon 625 se desenvuelve sin ningún problema en las tareas del día a día, incluso al usar apps que demandan más recursos del sistema no hemos notado lag ni un comportamiento errático. También hay que destacar los 4 GB de memoria RAM que vienen muy bien en multitarea, incluyendo también en el modo de pantalla dividida que ofrece de serie Nubia.

Evidentemente los resultados en pruebas benchmarks lo sitúan muy alejado de los primeros puestos, pero nada extraño teniendo en cuenta que estamos ante un gama media.

¿Y qué hay de la autonomía? Aunque Nubia ha reducido el tamaño de pantalla y montado un procesador más sencillo, la batería conserva los 3.000 mAh que encontramos en el modelo superior, una decisión que se traduce en menos visitas al enchufe.

Durante la prueba he estado hasta dos días completos sin tener que recargar la batería, una cifra que cada vez nos encontramos en más teléfonos, aunque sigue sin ser la tónica habitual. El Nubia Z11 miniS cumple muy bien en este apartado e incluso con un uso más intensivo nos ha devuelto muy buenos resultados. El sistema de carga rápida mediante USB-C no es el más veloz que he probado, pero sí cumple su papel y hace que el proceso se acelere, llegando al 30% de carga en alrededor de 15-20 minutos.

Nubia UI: fuerte personalización y muchas funciones (algunas prescindibles)

Nubia UI

Cuando hablamos de smartphones de compañías chinas, parece que lo del software con fuerte personalización sea tradición y el Nubia Z11 miniS la cumple a pies juntillas. No estamos ante una interfaz tan cargada como por ejemplo MIUI de Xiaomi, pero no hay duda de que Nubia UI tampoco quiere parecerse a Android.

Nubia UI es una capa con una personalización que nos recuerda bastante a iOS, casi una tradición en terminales de marcas chinas.

Si acostumbras a usar un Android más 'stock', lo primero que echarás en falta es el cajón de aplicaciones, una ausencia que suele ser bastante habitual en capas chinas. En su lugar los iconos se organizan en varias pantallas de inicio, muy al estilo iOS.

El menú de Ajustes es otro apartado que nos recuerda al software de la manzana, con ese fondo blanco y los iconos a la izquierda de cada opción. La estructura también se ha alterado y hay algunas funciones que cuestan un poco de encontrar al principio, aunque tras unos días de uso ya es más fácil ubicarlo todo. El panel de notificaciones y ajustes rápidos también tiene un diseño bastante característico con el fondo desenfocado y los iconos redondos.

Pero no todo iba a ser personalización, además de este diseño tan característico, Nubia UI también aporta un buen conjunto de funciones, algunas más prácticas que otras. Entre las más prácticas tenemos el modo de pantalla dividida. Basta con deslizar de abajo a arriba para que se inicie esta función que nos permite abrir dos aplicaciones al mismo tiempo en pantalla partida.

Nubia UI también aporta un buen conjunto de funciones, algunas más prácticas que otras, como el modo de pantalla dividida.

Esta característica ya está incluida en Nougat, pero en este caso estamos todavía en Marshmallow, es Nubia quien la añade de serie en su capa de software. Aunque es una opción interesante, lo cierto es que 5,2 pulgadas dan para lo que dan y tampoco se le puede sacar tanto partido como por ejemplo en un tablet.

Hablando de gestos, si deslizando hacia arriba se abre este modo de pantalla dividida, si deslizamos hacia abajo accedemos al buscador interno del dispositivo con el que podemos localizar apps, contactos y mensajes. Algo así como una especie de Spotlight que vuelve a inspirarse claramente en iOS.

Nubia Z11 Minis

Si seguimos con los gestos, Nubia UI cuenta con un apartado especial en el que podemos activar otros gestos. Si por ejemplo mantenemos pulsado en el borde de la pantalla podemos cambiar entre escritorios rápidamente, deslizando de arriba a abajo cambiamos entre apps abiertas y si repetimos este gesto las cerramos todas.

Nubia también incluye otras apps propias como la instancia dual con la que podemos 'clonar' apps para tener dos cuentas en el mismo móvil. Eso sí, para hacerlo con WhatsApp es necesario usar dos tarjetas SIM.

No podía faltar la opción para optimizar el móvil, que consiste en un icono con el que podemos cerrar todas las apps abiertas, aunque ya sabemos de sobra que poco conseguimos con este tipo de funciones de optimización.

Los botones de navegación están fuera de la pantalla y apuestan por una configuración distinta a Android que resulta algo confusa al principio.

Al principio comentábamos que Nubia apuesta por una configuración distinta en los botones de navegación situados bajo la pantalla. En lugar de tener un botón de recientes, si pulsamos en el de la izquierda obtenemos el botón menú con el que podemos acceder a funciones adicionales en distintas apps.

Si lo que queremos es ver las apps abiertas hay que pulsar en el botón de la derecha y mantener, ya que si pulsamos una sola vez lo que hacemos es volver atrás. Igual que comentábamos con el menú Ajustes, resulta un tanto incómodo al principio pero al final nos acabamos acostumbrando.

Por último destacar que el lector de huellas, que por cierto responde bastante rápido y sin problemas, también cuenta con la opción de activar el modo de capturas de pantalla especiales si mantenemos pulsado. Aquí podemos elegir si capturar sólo un trozo de la pantalla, hacer una captura larga o incluso grabar la pantalla.

Unas cámaras que enganchan

El apartado fotográfico es otro de los puntos en los que el Nubia Z11 miniS se distancia del Z11 original, pero al contrario de lo que esperaba, su cámara me ha sorprendido gratamente. Antes de entrar en materia, recordemos que cuenta con un sensor Sony de 23 megapíxeles, lente f/2.0 y enfoque por detección de fase.

Nubia Z11 Minis Camara 01 Los 23 megapíxeles le dan ventaja a la hora de ampliar sin perder detalle.

La cámara principal del Nubia Z11 rinde bastante bien prácticamente cualquier situación, pero obviamente cuando consigue los mejores resultados es cuando la iluminación es abundante como en la imagen superior.

Aquí el nivel de detalle alcanza su máxima expresión, en parte gracias a esos 23 megapíxeles pero también a un procesado muy acertado. Las zonas del césped y el pelo del gato están muy bien resueltas y mantienen la definición al recortar al 100%.

El rango dinámico también es bastante amplio, aunque no consigue evitar alguna zona quemada, pero nada insalvable.

Nubia Z11 Minis En escenas de alto contraste el modo HDR hace un buen trabajo

Aquí podemos ver otro ejemplo de escena de alto contraste que se ha resuelto bastante bien, pero en este caso hay que dar mérito al modo HDR, que por cierto es automático. Aunque las sombras eran muy duras y estábamos casi en un contraluz, la imagen conserva todo el detalle en las zonas más oscuras y hasta se lee el texto de la parte trasera del banco, un detalle que a simple vista costaba distinguir.

Nubia Z11 Minis Camara Los resultados de noche también son buenos, aunque aquí el detalle se resiente al ampliar.

¿Y qué pasa cuándo la luz no acompaña? La falta de luz es el gran obstáculo al que se enfrenta cualquier cámara en general, y las de los smartphones en particular, pero aquí he de reconocer que el Nubia Z11 miniS se desenvuelve mucho mejor de lo que esperaba.

En el plano general vemos una imagen definida, con las dominantes de color bastante bien controladas y en general muy fiel a la realidad. Eso sí, al hacer un recorte al 100% vemos que no hay apenas ruido, pero a cambio el detalle se resiente.

Nubia Z11 Minis Camara 05 La cámara delantera tampoco defrauda, aunque mejor no pasarse con el modo belleza.

La cámara frontal también destaca, empezando por la integración de enfoque por detección de fase, una característica que, como decía al principio, no suele estar presente en este tipo de cámaras, que apuestan casi siempre por enfoque fijo.

El modo belleza que hoy en día encontramos en prácticamente todas las cámaras móviles también está presente en la del Nubia Z11 miniS y en este caso no se limita a suavizar la piel, si no que también resalta el rostro con respecto al resto de la imagen, pero mejor mantenerlo en un nivel bajo o de lo contrario el resultado es demasiado artificial.

Nubia Z11 Minis Camara

Hablando de modos, la app de la cámara, que una vez más se parece bastante a la de iOS, cuenta con varias modalidades de disparo, incluyendo un modo PRO bastante completo con el que se pueden ajustar los resultados todavía más. También viene con otras opciones como pintura de luz, exposición múltiple, modo RAW (DNG), cámara lenta o cámara macro entre otras.

La opinión y nota de Xataka Android

Nubia Z11 Minis

Empezaba diciendo que este smartphone tiene poco de 'mini' y, tras probarlo, la sensación se mantiene. Nubia ha querido ofrecer una versión más accesible de su actual buque insignia, pero no descafeinada.

El Nubia Z11 miniS es un smartphone muy solvente que apuesta por una pantalla algo más compacta que no escatima en resolución y un procesador de nivel intermedio, pero que hemos visto que se desenvuelve a la perfección en el día a día.

El Nubia Z11 miniS cumple con nota en los apartados de hardware y diseño, es en el software donde deja la sensación de que podría mejorarse.

Las cámaras son su punto fuerte y mantienen el listón alto en el apartado del hardware, mientras que el diseño pone la guinda de un terminal más que completo. Es en el software donde, igual que muchas marcas chinas, flaquea y deja la sensación de deja la sensación de que podría mejorarse, aunque no es nada que no solucione una ROM cocinada.

El obstáculo al que se enfrenta este Nubia Z11 miniS es el habitual en la gama media. Pelea en una liga en la que el escaparate está totalmente saturado y hay otras propuestas muy rompedoras en un rango de precios similar.

Tampoco hay que olvidar que Nubia es una marca poco conocida para el usuario de a pie y eso le puede restar posibilidades a la hora de ser el elegido. Con todo, el Nubia Z11 miniS es una opción a tener muy en cuenta, sobre todo si valoras especialmente el apartado fotográfico.

7.6

Diseño8
Pantalla7.5
Rendimiento7.5
Software6.5
Autonomía8.25
Cámaras8

A favor

  • Diseño con buenos acabados.
  • La cámara sorprende por sus buenos resultados.
  • Llega a los dos días de autonomía sin problema.

En contra

  • Pantalla mejorable en exteriores.
  • Funciones de software prescindibles.
  • Falta de originalidad tanto en el diseño exterior como en el software.

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Nubia. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio