Publicidad

Regreso al Google Nexus 5: una leyenda que mantiene la fluidez casi siete años después
Análisis

Regreso al Google Nexus 5: una leyenda que mantiene la fluidez casi siete años después

Publicidad

Publicidad

En tiempos de Google Pixel, terminales que representan el concepto de Google sobre cómo debe ser un smartphone, hemos querido recordar al Google Nexus 5, uno de los mejores terminales en la historia de Android, a pesar de algunos puntos débiles que le acompañaron desde su lanzamiento.

Este teléfono de 2013 se vendió a un precio de 349 euros, cifra competitiva teniendo en cuenta que contaba con un procesador de gama alta, una buena cantidad de memoria RAM y ROM (para la época) y unos apartados multimedia que, si bien no brillaban, estaban a la altura del precio.

Ficha técnica del Google Neus 5

GOOGLE NEXUS 5

PANTALLA

IPS LCD
Full HD
4.95"

DIMENSIONES

137,9 × 69.2 × 8,6 mm
130 g

PROCESADOR

Qualcomm Snapdragon 800

MEMORIA RAM

2 GB

MEMORIA INTERNA

16 GB no ampliables mediante tarjetas microSD

BATERÍA

2.300mAh

CÁMARA TRASERA

8 MP

CÁMARA FRONTAL

1.3 MP

SOFTWARE

Android 6.0 Marshmallow

PRECIO

Desde 349 euros

Un plástico gomoso que no ha envejecido mal

Img 9050

El Google Nexus 5, al contrario que otras propuestas de gama alta, no tenía materiales premium. Estaba construido en un plástico gomoso del que hay que destacar el genial agarre, pero la facilidad para picarse ante golpes. No obstante, la unidad de un servidor no está mal conservada tras casi siete años. De hecho, en lo personal, me parece un móvil con su peculiar atractivo en la parte trasera, incluso bonito tras tantos años.

El Nexus 5 tenía unas líneas de diseño muy particulares. No contaba con un acabado premium, pero era un dispositivo con bastante personalidad
Img 8662 La botonera del Google Nexus 5 era bastante fina, con muy poco recorrido.

La botonera también era bastante particular, llamativa por lo plana y fina que era, aunque sin apenas recorrido. La parte superior e inferior del dispositivo se ha visto perjudicada con el paso del tiempo, consecuencia de no haber utilizado funda en estos casi siete años. Respecto al frontal, marcos gigantescos para todos. Llamaba la atención el LED de notificaciones que tenía en la parte inferior, algo que se ha ido perdiendo con el paso de los años.

A nivel de pantalla nos encontramos con un panel IPS de 5.0 pulgadas y resolución Full HD. Su latencia era genial para la época, con una cifra calcada a la del iPhone 5s, 75ms, según Les Numeriques. Le falta brillo y no era la mejor de su segmento, sobre todo por sus problemas a nivel de interpretación de color y bleeding, pero el panel ha envejecido bien, con relativamente buenos ángulos de visión, contraste y nitidez.

Una fluidez que a día de hoy no se encuentra en todos los móviles

Img 1415

El punto que más destacaba del Google Nexus era su fluidez. En su momento, muchos lo catalogamos como el móvil más fluido del mercado, e incluso a día de hoy sigue siendo más fluido que algunos móviles de gama media y de entrada, algo que juega bastante a su favor, después del paso del tiempo. El Qualcomm Snapdragon 800 marcó el principio del genial camino que está recorriendo la compañía en la gama alta, diferenciándose más que nunca de la gama media y ofreciendo un rendimiento ganador para la época. La serie 800 ha demostrado lo bien que puede envejecer un Android, siempre y cuando el software acompañe al conjunto.

Incluso tras la degradación a nivel de hardware dada por el paso de los años, el Google Nexus 5 se sigue moviendo de forma ágil y fluida, al nivel de algún que otro gama media actual

El rendimiento sostenido, tras tanto desgaste de componentes internos, supone un problema, por lo que no es un móvil para jugar largas horas o darle cualquier tipo de uso intensivo. No obstante, es un móvil que se mueve bien con aplicaciones básicas, que sigue sin tener lag años después, y que sigue dando esa sensación de fluidez.

Nexus 5

Android 6.0.1 es la versión que da vida a este Neus 5, desactualizado y con parche de seguridad de septiembre de 2016. Por suerte, es un móvil con cantidad de ROMs compatibles, por lo que podemos subir a otras versiones sin menor problema. Respecto a la ROM original, encontrábamos muy pocas funciones, pero precisamente era esto lo que hacía brillar al Nexus 5. Lo que más importaba era la fluidez, y toda función que no incorporase la ROM podía buscarse mediante herramientas de terceros, pero nunca sobre la base del propio sistema operativo.

Lanzado con Android 4.4 KitKat, el Nexus 5 se fue actualizando al ritmo que Google marcaba, con un genial soporte constante, muy por encima del resto de sus rivales, que tardaban meses y meses en actualizar a las últimas versiones de Android. Material Design le sentó especialmente bien, con el cambio de botonera y el nuevo look que embebe a todo el sistema operativo.

GOOGLE NEXUS 5

REALME 6

REDMI NOTE 8T

REDMI NOTE 7

HUAWEI P30 LITE

PROCESADOR

Snapdragon 800

MediaTek G90

Snapdragon 665

Snapdragon 660

Kirin 710

RAM

2 GB

4 GB

4 GB

4 GB

4 GB

ANTUTU

69.760

161.421

170.780

142.445

131.268

A nivel de benchmarks, se ha de tener en cuenta que hablamos de un móvil de 2013. No obstante, es bastante más fluido de lo que puedan indicar los números. La batería se ha resentido mucho con el paso del tiempo. En su día ya le costaba pasar de las 3 o 4 horas de pantalla, y tras siete años el móvil apenas se puede usar más de dos horas. Es necesario llevar siempre una power bank encima, compromiso que siempre acompañó a este móvil.

Una cámara que marcó el comienzo de una era

Img 4657

El Nexus 5, en sus últimas versiones de software, fue el terminal que marcó las líneas del HDR de Google. La cámara mejoró bastante con actualizaciones y, si bien no era la mejor del mercado, cumplía. Actualmente es una cámara que queda por debajo de la mayoría de la gama media, aunque el rango dinámico sigue siendo destacable.

Este terminal contaba con una cámara de tan solo 8 megapíxeles con apertura f/2.4. No es demasiado luminosa, no ofrece resultados espectaculares, pero sigue haciendo un gran trabajo a nivel de procesado sin aplastar texturas. El procesado de Google siempre ha brillado, aunque con los Pixel lo está haciendo más que nunca, años después.

Por el día tenemos fotos aceptables, sin problemas para compartirlas por las redes sociales. El selfie se ve algo más perjudicado con una cámara de tan solo 1.3 megapíxeles, que ofrece resultados bastante malos.

Si cae la noche, sorprende que el Neus 5 mantiene el detalle, no intenta reducir el ruido (algo que permite no aplastar texturas) y, si bien las fotografías no brillan, los resultados no quedan tan lejos de algunos terminales económicos de hoy en día.

Casi 7 años después el Nexus 5 sigue enamorando

Img 8479

El Google Nexus 5 es un móvil que no se disfruta como terminal de diario, básicamente por la escasa batería. No obstante, es la prueba viviente de que los teléfonos Android también pueden funcionar durante varios años, incluso manteniendo unos niveles de fluidez bastante llamativos. El Nexus 5 también es un terminal que nos recuerda lo compactos que eran los gama alta hace unos años, cuando las cinco pulgadas eran el estándar.

A día de hoy no es una opción competitiva teniendo en cuenta cómo ha evolucionado la gama alta, pero sin duda es un móvil para desempolvar de vez en cuando del cajón, para recordar que los móviles Android también pueden funcionar durante varios años, siendo el software la auténtica clave para ello, más allá de las especificaciones brutas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios