Publicidad

Así es Signal, la app de mensajería segura y privada que crece como la espuma a costa de la huída de WhatsApp
Aplicaciones Android

Así es Signal, la app de mensajería segura y privada que crece como la espuma a costa de la huída de WhatsApp

A la hora de hablar de apps de mensajería, Signal es una de las más veteranas que podemos encontrar en el panorama móvil, aunque no la más vetusta. Su creación es curiosa pues aunque data del año 2015, sus orígenes se remontan a cinco años antes, y aunque siempre ha ofrecido ventajas sobre sus competidoras, sobre todo en materia de privacidad y seguridad, nunca ha llegado a convertirse en un servicio masivo al estilo de WhatsApp y compañía.

Pese a todo, la app ha sido pionera en algunos ámbitos como en el ya mencionado de la privacidad y la seguridad. Sin ir más lejos, su sistema de cifrado, diseñado años antes que la app por sus propios creadores, ha sido empleado por la mismísima WhatsApp. Así pues, vamos a tratar de explicar qué es Signal, algo de su historia y qué funcionalidades y ventajas ofrece.

Un poco de historia sobre Signal

Moxie Marlinspike Moxie Marlinspike

Signal fue creado por Matthew Rosenfeld, conocido también por su seudónimo Moxie Marlinspike y especialista en seguridad informática o hacker. Su empresa, Open Whisper Systems, no fue la primera que creó pues su actividad empresarial se remonta al año 2010, cinco años antes de la llegada de la propia Signal, cuando creó Whisper Systems junto a Stuart Anderson, especialista en robótica.

Signal cuenta con uno de los cifrados más potentes del momento y la app es de código abierto

Rosenfeld y Anderson fueron los creadores de TextSecure, una aplicación de mensajería que se lanzó en mayor de 2010 y que ya contenía un algoritmo de cifrado que fue perfeccionándose con el tiempo. TextSecure fue evolucionando con el paso del tiempo, hasta tal punto que la empresa fue comprada por Twitter en 2013 y su creador principal, Marlinspike, fundó entonces la nueva Open Whister Systems para continuar con los desarrollos.

Como decimos, TextSecure evolucionó y llegó a un punto, en el año 2015, que ya no permitía enviar únicamente mensajes de texto sino que también permitió cifrar mensajes de voz así como archivos adjuntos. Fue el momento en que TextSecure cambió de nombre a Signal, la app que conocemos a día de hoy, y su protocolo sigue siendo considerado como el cifrado más potente del momento en el mundo de la mensajería.

Signal

Tanto es así que WhatsApp, por citar el competidor más reconocible, adoptó TextSecure justo un año después de la llegada "oficial" de Signal, en el año 2016 en un proyecto colaborativo entre la propia WhatsApp, Facebook y Open Whisper Systems. Así pues, el cifrado de extremo a extremo de WhatsApp está basado en el TextSecure de los creadores de Signal, y sigue siendo tan seguro como entonces.

Una de las características más llamativas de Signal es que se trata de una app de código abierto cuyo código está disponible en GitHub tanto en sus versiones móviles (iOS y Android) como en su versión de escritorio. Así lo quisieron sus creadores con la fundación de su nueva empresa, cuyo nombre "Open" no fue una casualidad.

Signal, la app de mensajería que hace gala de su seguridad y privacidad

Pin

Como hemos comentado anteriormente, Signal hace de TextSecure y hereda, lógicamente, su algoritmo de cifrado. Un algoritmo que aplica a todos sus procesos sin necesidad de que los usuarios tengan que activarlo, algo que también ocurre con WhatsApp desde la implementación de estos últimos. Todas las transacciones de información a través de Signal están cifradas automáticamente, independientemente de qué tipo de datos circulen entre chats o grupos de la plataforma.

El funcionamiento de Signal es muy parecido al de otras apps de mensajería, con un usuario marcado por el número de teléfono (aquí no hay nombres de usuario sustitutivos, sólo nombres a nivel informativo) y, eso sí, con un PIN que se asocia automáticamente a nuestro usuario y que será usado para cifrar absolutamente todas las transacciones de datos con la app. El pin se puede modificar siempre que queramos, desde los ajustes de nuestro usuario a través de una app que ya tengamos registrada y en uso.

Al igual que otras muchas apps, Signal tiene el número de teléfono en el centro y ése, junto con el PIN de seguridad, es nuestro login

Una vez salvamos este primer paso de registro y creación de nuestro usuario, con el aporte de una fotografía de perfil mediante (a la que podemos difuminar el rostro si lo deseamos), podemos empezar a usar Signal. Aunque el uso de la app no difiere del de otras de su competencia pues tendremos la posibilidad de enviar mensajes de texto, de audio, de vídeo y archivos adjuntos de todo tipo, además de poder enviar contactos de nuestra agenda e incluso nuestra posición en tiempo real. Como vemos, muy parecido al de apps de la competencia como Telegram, WhatsApp y compañía.

Las opciones de seguridad de Signal

Merece la pena destacar las opciones de privacidad que Signal añade a nuestro uso diario, y que pueden encontrarse dentro del apartado 'Privacidad' de las opciones de la barra lateral desplazable de la app. Por ejemplo:

  • Bloqueo de pantalla: Permite activar que Signal esté protegida tras nuestro PIN del teléfono o tras la huella dactilar. Así, la app sólo la abrirá el dueño del teléfono o alguien autorizado.
  • Tiempo de inactividad para el bloqueo de pantalla: Esto establece cuánto tiempo tiene que pasar desde que has dejado de usar Signal para que vuelva a bloquearse tras el PIN o la huella.
  • Seguridad de pantalla: para evitar que podamos hacer capturas de pantalla, ni desde dentro de la propia app ni desde la previsualización de la app que hace la multitarea del teléfono.
  • Teclado incógnito: Impide que el teclado aprenda de lo que escribimos en Signal, es decir, que no sepa qué palabras escribimos ni en qué orden.

Además de todo esto, en Signal encontramos la posibilidad de activar la autodestrucción de los mensajes que enviamos con una cuenta atrás que comenzará desde el momento en que son leídos, y también podemos hacer que los mensajes desaparezcan (todos) una vez pasado determinado tiempo. También disponemos de llamadas de voz y chats grupales de voz.

Tal vez Signal sea la app de mensajería más segura que podamos encontrar en estos momentos

Como vemos, Signal es una app bastante completa que presume, como hemos comentado anteriormente, de ser la más segura. Se basa en que utiliza el protocolo TextSecure y que, al contrario que WhatsApp, incorpora funciones de seguridad y privacidad extra. De ahí que personajes públicos como Edward Snowden la recomendasen en su día, o que otros como Elon Musk hayan provocado, con un único tweet, que su crecimiento se haya disparado en un porcentaje de hasta cuatro cifras.

Signal es una app de mensajería gratuita aunque acepta donaciones voluntarias de sus usuarios para continuar subsistiendo. Podemos encontrarla tanto en la tienda de aplicaciones de Android como en la de iOS, y también dispone de una versión para escritorio que podemos descargar para MacOS, para Windows y para Linux, además de contar con una web-app para ChromeOS.

Signal - Mensajería privada

Signal - Mensajería privada

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio