El historial de Google Maps libra a un conductor de una multa al demostrar que no estaba donde le decían

El historial de Google Maps libra a un conductor de una multa al demostrar que no estaba donde le decían
1 Comentario

Estaremos todos de acuerdo en que eso de que ciertas empresas almacenen historiales con todo lo que vamos haciendo en Internet (y en la vida) no es demasiado agradable, pero en ocasiones nos puede ser de gran utilidad. Como se ha demostrado ahora con el historial de Google Maps, que ha salvado a un usuario de pagar una suculenta multa.

En concreto, hablamos de un conductor que ha podido demostrar, gracias a su historial de localizaciones en Google, que en realidad no había aparcado allí donde le habían dicho que había aparcado. Un lugar que le acarreaba una interesante multa que ahora le ha sido retirada. Como vemos, no todo iba a ser malo. A veces sale el sol.

Google Maps vs Premier Park Ltd: 1-0. Fin del encuentro.

Esta historia de felicidad y de ahorro de una interesante multa la protagoniza Jamie Chalmers, un chico británico de 21 años que recibió una multa de 100 libras (unos 119 euros) por haber estacionado su coche en un parking durante tres horas. Alertado ante el posible error, Chalmers revisó su historial de localizaciones en Google Maps para comprobar que, efectivamente, no estuvo en el lugar en el que decían que estuvo.

La firma Premier Park Ltd, la encargada de gestionar varias zonas de aparcamiento en Inglaterra, fue la que procedió a emitir la multa contra el vehículo de Chalmers. Sin embargo, Jamie procedió a entregar su historial de localizaciones de Google y demostró que (al menos su móvil) no había estado en el lugar que se le reclamaba. Tras la pertinente revisión, Premier Park Ltd. procedió a retirar la sanción de 100 libras contra Chalmers.

"Me sorprendió cuando recibí la multa. Pensé: 'No he aparcado en ningún lugar en tres horas'. La imagen que me enviaron me mostraba conduciendo de regreso a la carretera principal... Otra imagen me mostraba cediendo el paso en un cruce. Dijeron que me había quedado más de tres horas en el parking. Esto no era cierto: no usé el parking. Solo había estado en el autoservicio. Utilicé mi historial de ubicaciones de Google para responder a la acusación. Muestra en qué momentos y lugares has estado y cuánto tiempo has estado conduciendo. Apelé, les mostré la prueba y no tuvieron más remedio que retirarla".

No nos es ajeno que hay alguna que otra laguna en todo este caso, pues el vehículo pudo estar perfectamente aparcado allí habiendo dejado Chalmers el móvil en su domicilio. O bien puede darse el caso de que lo estuviese conduciendo una persona diferente a su conductor habitual. Sin embargo, Premier Park Ltd. se dio por vencida y retiró la multa, pues el usuario logró demostrar que no había estado en el citado parking.

Vía | Mirror

Temas
Inicio